jueves, 28 de abril de 2011

Los extranjeros ya no podrán comprar más de mil hectáreas

A ocho años de haber comenzado el proyecto kirchnerista y a seis meses de la muerte de Néstor Kirchner, la presidenta Cristina Fernández decidió realizar un anuncio que se enmarca dentro de las medidas políticas que cuestiona al poder hegemónico de los grandes conglomerados económicos: envió al Parlamento un proyecto de ley para limitar a mil hectáreas la cantidad de tierras que podrá tener un extranjero en el país. La iniciativa prevé, además, la realización de un registro único de tierras rurales, con el fin de preservar este recurso no renovable con que cuenta el país. Vale aclarar que la medida no afectará a los derechos ya adquiridos.

El proyecto de protección al dominio nacional de tierras rurales prevé un limitante de mil hectáreas para la tenencia extranjera, con distinciones según zonas, y en suma un limitante de 20% para la propiedad extranjera de las tierras rurales de todo el país. Asimismo, prevé la confección de un registro único nacional de tierras rurales, con el objetivo de conocer con exactitud la distribución del dominio de las mismas y cuántas están en manos extranjeras y nacionales en la actualidad.

"Estamos dando un paso más en algo muy importante que es el dominio nacional de nuestro recurso no renovable, la tierra, y para seguir consolidando un país que si lo hacemos bien puede ser uno de los grandes protagonistas del siglo XXI", afirmó la Presidenta al tiempo que destacó la importancia que tiene la tierra por el valor que ha cobrado la producción agrícola ganadera que se ha convertido en "uno de los puntales de la actividad económica" del país.
En ese sentido, la mandataria subrayó que para la Argentina la tierra es "un recurso estratégico no renovable", y su importancia radica no solamente por su amplitud "sino por la calidad de nuestras tierras".
"Tenemos un profundo déficit de información los argentinos acerca de cuál es el estado de propiedad de nuestras tierras rurales", señaló la Presidenta, y dijo que por ese motivo "esta ley crea la necesidad de un registro único y nacional de las tierras rurales". En ese sentido, aclaró que esta medida "no afectará los derechos ya adquiridos, sino significaría cambiar las reglas del juego y afectar a aquellos que adquirieron tierras legítimamente, con reglas que estaban vigentes en ese momento; eso sería de un país poco serio, queremos ser un país normal y serio, y un país normal y serio defiende y protege su patrimonio nacional", enfatizó.

La presidenta confió en que esta ley "sea tratada con mucha celeridad, y fijándonos un plazo de 180 días para hacer ese catastro nacional". Según explicó la jefa de Estado la decisión se realizó en base a iniciativas que ya se realizaron en Brasil, Canadá, estado Unidos, Francia e Italia "que tienen fuertes restricciones a la adquisición de tierras por parte de extranjeros de sus propias tierras".

Fuente: El Argentino.com

Agregado: Qué dice el proyecto

- Los extranjeros no podrán tener más del 20 por ciento del total de las tierras rurales del país.
- Se entiende por extranjero a personas de otra nacionalidad o empresas con más del 51% del capital extranjero.
- Los extranjeros no podrán tener más de 1.000 hectáreas de tierras rurales cada uno. Sólo como ejemplo, los Benetton compraron más de 900.000.
- Hay otra restricción por país: los ciudadanos de una misma nacionalidad no podrán tener más del 6% del total de la tierra rural del país.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...