martes, 20 de diciembre de 2016

Las pérdidas de Aerolíneas ya bajan de US$ 1 millón por día

Por Luis Ceriotto - Clarin.com - US$ 300 millones en 2016
Entre 2008 y 2015 el rojo superó los US$ 5.000 millones, casi US$ 2 millones diarios.
Aerolíneas Argentina comprará 20 aviones Boeing (Prensa Aerolíneas)
 Aerolíneas Argentina comprará 20 aviones Boeing (Prensa Aerolíneas)

Aerolíneas Argentinas cerrará el año con un déficit de casi 300 millones de dólares, una pérdida que sería poco menos que la bancarrota para otra línea aérea, pero que en el caso de la empresa que encabeza Isela Costatini es casi una buena noticia: representa la mitad de las pérdidas operativas que, en promedio, acumula Aerolíneas desde su estatización en 2008.

"Los subsidios que nos gira el Estado cerrarán estarán por debajo de los 300 millones de dólares, con sueldos, aguinaldos y deuda vieja al día", dijo a Clarín Pablo Miedziak, director financiero de la empresa. "De modo que tras haber perdido un promedio de dos millones de dólares diarios durante varios años, esa pérdida ya está en menos de un millón por día".

Miedziak recibió a la prensa en la oficina de Aerolíneas en Aeroparque, para difundir un acuerdo con la fabricante de aviones Boeing, que modifica la orden de compra que había firmado dos años atrás Mariano Recalde, por veinte Boeing 737-800: con el nuevo acuerdo, Aerolíneas mantendrá la orden por 20 aeronaves, todas para vuelo de cabotaje, pero con otro mix: serán 9 unidades 737-800 y 11 del nuevo modelo 737 Max, que Boeing estrenará a partir del año próximo. El primer B-737Max de Aerolíneas aterrizará en enero, agregó el funcionario. Y dijo que, de los nueve "B-800", hay una opción de compra para cambiarlos por la versión Max.

"Los nuevos aviones generan un ahorro de combustible de 14% en comparación al 737-800 más moderno. Estimamos que, sin contar los aumentos de combustible previstos para el año que viene, nos permitirían ahorrar 800.000 dólares anuales por cada avión", dijo Miezdiak. Los nuevos modelos tienen más asientos: en vez de los 128 de los B-800, los Max vienen con 170 butacas, un 33% más de capacidad. "Nos van a servir para cubrir las rutas de más densidad, como Córdoba, Mendoza y Salta, además de algunas rutas regionales y patagónicas", agregó.

El ejecutivo estaba acompañado por Van Rex Gallard, directivo de Boeing, y también por Douglas Izarra, directivo de General Electric Aviation, la fabricante de prácticamente todos los motores de la flota de Aerolíneas.

Según Miezdiak, eran precisamente los compromisos impagos con Boeing heredados de la gestión de Recalde, sumados al déficit operativo crónico de Aerolíneas y Austral, los que sumaban aquellos 15.000 millones de pesos que, en enero, Isela Costantini le reclamó al gobierno de Macri para poder sanear a Aerolíneas. "Cuando llegamos a julio, ya habíamos gastado subsidios por 248 millones de dólares, que representaban 83% de la partida presupuestaria aprobada el año anterior. Todo el mundo pensaba que íbamos a hacer lo mismo que la gestión anterior, duplicar el monto de los subsidios. Pero, en vez de eso, durante los tres meses de invierno no pedimos un centavo en subsidios", agregó Miezdiak. Fue precisamente en ese período que Aerolíneas acordó con GECAS (propiedad también de General Electric) una operación de "sale and lease back" de tres de los veinte aviones comprometidos con Boeing (cedió la propiedad de esos tres aviones a GECAS), a la vez que renegoció la tasa de interés por las cuotas pendientes.

Con ese oxígeno financiero, Costantini reclamó al Estado el 17% restante de los subsidios comprometidos, por otros 52 millones de dólares, que según Miezdiak no fueron completamente gastados aun. "Ya tenemos cerrado el año y no llegamos a US$ 300 millones de pérdidas, con una facturación que rondará los 1.900 millones de dólares para el grupo Aerolíneas Austral", dijo.

-¿Y para el año próximo?
-Las pérdidas estimadas son de 3.000 millones de pesos, equivalentes a 167 millones de dólares. Nuestro objetivo es llegar al punto de equilibrio, ser sustentables, para 2019. Pero es probable que antes de ser autosustentables seamos autofinanciables.

A lo largo de la gestión K, Aerolíneas generó déficit operativos por más de 600 millones de dólares por año, con picos que rozaron los US$ 900 millones en subsidios del Estado durante la gestión de Recalde.

Según sus números, hoy el grupo Aerolíneas (junto con Austral y las demás empresas controladas) suma 12.136 empleados, contra 12.400 a comienzos de año. La cifra es casi idéntica en cuanto al peso de la masa salarial dentro de la empresa (US$ 650 millones por año), pero Miezdiak resaltó que es la primera vez en casi una década que la plantilla de personal bajó en vez de subir. "Estamos muy atentos a la suba del combustible, que estimamos será del 22% el año que viene. Entre ese ítem y los salarios, se explica casi el 50% de los 2.300 millones de dólares que gasta Aerolíneas", agregó.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...