sábado, 24 de diciembre de 2016

Ponen a la venta el último terreno libre para construir torres en Puerto Madero

Zona cotizada. Las torres en los alrededores del terreno en venta. En Puerto Madero ya hay 24 y dos en obra con un perfil moderno de acuerdo al master plan del barrio. (Foto: Luciano Thieberger)Por Pablo Novillo - Clarin.com
Tiene 17.000 m2 y está en una zona clave del Dique 4. Estiman que vale unos U$S 60 millones. El dinero se usará para hacer el Paseo del Bajo, un parque sobre la futura autopista ribereña.
Zona cotizada. Las torres en los alrededores del terreno en venta. En Puerto Madero ya hay 24 y dos en obra con un perfil moderno de acuerdo al master plan del barrio. (Foto: Luciano Thieberger)

La última manzana vacía de Puerto Madero será liberada para la construcción de torres. La Legislatura porteña aprobó la semana pasada una ley que permite la licitación del terreno a cambio de que el dinero se use para la construcción del Paseo del Bajo, el parque lineal que quedará sobre la autopista ribereña.

La ley fue sancionada el jueves pasado, en la última sesión ordinaria del año. Contó con los votos del PRO, parte del peronismo y otros bloques opositores. Como implica una modificación del Código de Planeamiento, el año que viene deberá pasar por una audiencia pública y luego por una aprobación definitiva. Se trata de dos parcelas, que suman 17.075,74 m2. El terreno, de forma irregular y conocido como "manzana 1Q", queda a la altura de Juana Manso al 400, entre Emma de la Barra, Avenida de los Italianos y lo que sería la continuación de Trinidad Guevara, en el Dique 4. Está pegado a una de las canchas de fútbol del campo de deportes del colegio Nacional de Buenos Aires. De hecho, hasta 2012 hubo un juicio entre la UBA y la Corporación Puerto Madero por la titularidad de ese otro predio, que finalmente quedó para el colegio.

De acuerdo a la ley, en la manzana 1Q se podrán construir edificios en altura, tal como en las manzanas que lo rodean, y siempre de acuerdo al Master Plan que definió el diseño de Puerto Madero. En la Corporación Puerto Madero informaron que una vez promulgada la ley llamarán a licitación. Se estima que podrían conseguir no menos de 60 millones de dólares. La zona, está claro, es una de las más cotizadas de la Ciudad: según la consultora Reporte Inmobiliario, el m2 a estrenar en los edificios de los alrededores supera los 5.500 dólares.
Unico. El terreno, en el Dique 4, que pronto será vendido. (L. Thieberger)
"La venta de estas tierras permitirá darle a la ciudad 10 hectáreas de espacios verdes”, aseguró Agustina Olivero, presidenta de la Corporación Puerto Madero. Es que el dinero irá directo a financiar el Paseo del Bajo. De hecho, la institución acaba de llamar a un Concurso Nacional de Ideas, organizado por la Sociedad Central de Arquitectos, para estudiar diferentes diseños para el parque lineal, que quedará encima de la Autopista Ribereña, la vía subterránea que unirá la Buenos Aires-La Plata con la Illia.

El Paseo del Bajo, cuya construcción comenzará a principios del año que viene, permitirá también vincular el barrio con el resto de la ciudad, porque además de sacar a los camiones y micros permitirá abrir las calles que hoy están bloqueadas por el playón ferroviario que queda entre Huergo/Madero y Alicia Moreau de Justo.

Además, la construcción de torres completará el perfil del barrio y la zona costera. Hoy en Puerto Madero hay 26 torres (algunas en obra) de más de 20 pisos, y los nuevos edificios en altura implicarán inversiones y puestos de trabajo.

Renovación. Para hacer la autopista, quitarán los estacionamientos y otros predios de la zona. (L. Thieberger)El Paseo del Bajo además se financiará en parte con otra cesión de terrenos que también aprobó la Legislatura el jueves: la venta de las tierras del playón ferroviario que está detrás de Catalinas Norte. La Ciudad autorizará la construcción de torres de oficinas, tal como las que dan a Leandro N. Alem, y la Nación (dueña del predio) las venderá pero transferirá el dinero para la obra de la autopista.


Renovación. Para hacer la autopista, quitarán los estacionamientos y otros predios de la zona. (L. Thieberger)
No sería los únicos cambios en la zona más cercana al Río de la Plata. El Gobierno ya inició su plan para urbanizar la villa 31, que incluye la construcción de un parque en lo que hoy es la traza de la autopista Illia. Además hay desarrollos privados que potenciarán la zona, como el complejo Quartier, dos edificios en Antártida Argentina y Ramón Castillo, en lo que era el Hospital Ferroviario. Podría ser un primer paso del viejo proyecto de convertir los alrededores del Puerto en una prolongación de Puerto Madero.

Hacia el sur también hay iniciativas, pero están trabadas. Uno es el barrio Solares de Santa María, el proyecto de IRSA para la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors. El problema es que la Legislatura sigue sin autorizarle la construcción. El otro proyecto no pasó de ser un anuncio político: el desarrollo de la isla Demarchi. La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner había prometido en agosto de 2012 la creación de un Polo Audiovisual con una torre de 335 metros, la más alta de Latinoamérica. Pero el paisaje en esa zona de Costanera Sur sigue tal cual como siempre, y de las construcciones no se vio ni un ladrillo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...