lunes, 17 de abril de 2017

Fadea, con planes para seguir y bajar cada vez más su déficit (III)

Por Gabriela Origlia - LA NACION - La fábrica de aviones busca reducir su rojo a $ 260 millones este año; perdió 6 veces más en 2015 cuando la operaba La Cámpora
La empresa es una de las 53 estatales que generan pérdidas por 50.000 millones de pesos al año
CÓRDOBA.- La Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (Fadea) espera reducir este año su déficit a 260 millones de pesos, la mitad del de 2016 y menos del 20% de los casi 1500 millones de pesos que registró cuando fue administrada por La Cámpora, en 2015. El objetivo es tratar de llegar al equilibrio presupuestario en 2019.

La empresa es una de las 53 estatales que generan pérdidas por 50.000 millones de pesos al año. Foto: Archivo 

Su presidente, Ércole Felipa, confirmó a LA NACION que el objetivo es "alcanzable" e implica una reducción de la asistencia que viene recibiendo del Tesoro. El año pasado -aunque en los papeles figura una pérdida de 120 millones de pesos- el déficit operativo rondó los 600 millones de pesos. "Hubo acuerdos por multas y deudas, por eso la diferencia", aclara.

La empresa tiene un presupuesto de 2500 millones de pesos para funcionar este año: 1100 millones provendrán de los trabajos de mantenimiento que realiza habitualmente para la Fuerza Aérea y otro tanto por la fabricación de aviones. Por fuera de esos contratos, Fadea espera cerrar otros negocios que le generen ingresos por 153 millones de pesos.

Felipa explicó que el año pasado se dieron de baja todos los contratos existentes con la Fuerza Aérea y se ordenó el esquema. "Era una maraña de acuerdos y quedaron dos, uno para la fabricación del Pampa y otro para mantenimiento".

Este año la fábrica debe entregar ocho Pampas (cinco remotorizados y tres construidos desde cero), mientras que el mantenimiento alcanza a cuatro C130, de los que ya hay uno listo. A esos trabajos se agrega todo el sistema de armas de la fuerza.

Los negocios que no tienen al Estado como cliente son, este año, la venta de aeropartes a la brasileña Embraer, de aviones Puelches como fumigadores (estaban en los hangares, sin destino) y de fundas de chalecos antibala para Fabricaciones

Militares (ya comenzó la entrega)

La Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (Fadea) espera reducir este año su déficit a 260 millones de pesos. Foto: Archivo 

"Hay un plan de negocios para cumplir y trabajamos para eso", insiste Felipa, quien entiende que a fin de este mes o comienzos de abril se firmará el acuerdo con Airbus para proveer aeroestructuras.

Ese entendimiento prevé un proceso de transferencia de tecnología en materia comercial y que la planta funcione como centro de mantenimiento regional.

Además, junto con Cancillería, hay contactos en marcha para operaciones con otras fuerzas aéreas.

Una auditoría de Deloitte -publicada oportunamente por LA NACION- indicó que en 2015 la empresa, virtualmente parada, pagó 33 millones de pesos por horas extras y 14 millones por "servicios en comisión".

Investigaciones

A mediados de 2016 se puso en marcha un sistema de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas (que sigue vigente), por lo que la planta de personal se achicó en 400 personas. Hoy emplea a 1100 y el pago de salarios representa el 35% del presupuesto. Este año está prevista una reducción de 60 millones de pesos nominales en gasto de estructura (30% en cada gerencia).

La deuda con los proveedores -la mayoría contraída con el exterior- sigue sin resolverse. Aunque "se achicó", todavía quedan cuentas pendientes porque la compra de material continúa.

También se negocia con otros con los que había acuerdos para 40 aviones. "Vamos a comprar lo que necesitamos; como vamos a hacer menos aviones no podemos sostener esos compromisos", señala Felipa.

Hay varias investigaciones judiciales abiertas por presuntos ilícitos en Fadea. Una es de la fiscal federal de Córdoba, Graciela López de Filoñuk, quien inició las actuaciones de oficio después de que trascendieran los resultados de la auditoría.

Otra está a cargo del juez federal de la Capital Federal, Julián Ercolini. Investiga la denuncia de un administrador de la fábrica durante el kirchnerismo, Raúl Argañaraz, contra sus sucesores encabezados por el camporista Matías Zavoca.

En este caso sí hubo requerimientos a las actuales autoridades.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...