miércoles, 26 de julio de 2017

Chaika, el gran retorno de los ekranoplanos rusos al primer plano logístico mundial

Sputnik/ Filipp Churilov - Durante el salón aeroespacial MAKS 2017, la empresa rusa Radar MMS ha vuelto a mostrar su brillante proyecto Chaika, el ekranoplano polivalente destinado a retomar la gloria de estas ambiciosas naves híbridas.
El proyecto, que está siendo desarrollado por la compañía en los últimos años, toma forma gradualmente.

Rusia prevé fabricar el ekranoplano polivalente Chaika en 2019. Así, ya han sido reveladas sus características técnicas: Chaika ('Gaviota', en ruso), también conocida como A-050, será capaz de trasladar hasta 100 pasajeros o entre nueve y 15 toneladas de carga a una distancia máxima de 3.000 kilómetros.

La nave tendrá un desplazamiento de 54 toneladas, unas cinco veces mayor que otro prometedor proyecto ruso, el ekranoplano Orion-20. Además, pertenece al llamado tipo C de los ekranoplanos, capaces de volar sin el 'efecto suelo'.

Está establecido su uso polivalente, es decir, el mismo modelo básico tendrá la opción de desempeñar el papel de una nave de pasajeros o de carga, así como el de un vehículo especializado —de rescate o médico—.

Finalmente, no está excluido su uso militar: el propio director general de la empresa, Iván Antsev, mencionó en una reciente entrevista con Sputnik el posible empleo de los Chaika como portadores de misiles de crucero, en particular de los proyectiles ruso-indios BrahMos.
Un modelo a escala del ekranoplano ruso Chaika
Un modelo a escala del ekranoplano ruso Chaika. Se prevé que el primer prototipo esté disponible para 2019, ya que la mayoría de las obras de diseño y los modelajes matemático e hidrodinámico ya han concluido.

Paralelamente, las novedosas naves, como cualquier tipo de transporte innovador, plantean una serie de desafíos concretos. Según comentaron los representantes de Radar MMS, uno de los mayores obstáculos para la propagación de estos vehículos es la falta de infraestructura necesaria.

"El problema radica no tanto en desarrollar el aparato, sino en la infraestructura para su uso. En los aviones viajamos desde aeropuertos, en los barcos entramos en los puertos. Para los ekranoplanos no existe todavía una infraestructura tal en ninguna parte", recalcaron en el estand de la empresa en MAKS 2017.

Este es el factor más importante para los posibles inversores, destacaron. "Al comprar una nave, quien la adquiere debe entender también dónde y cómo explotarla. Y eso es todo un negocio aparte, semejante a los nudos logísticos existentes", agregaron.

"Si no se habla de la necesidad de la infraestructura, pues no aparecerá nunca", opinó un representante de la empresa, que destacó que "los inversores civiles tienen que comprender qué se necesita y cómo los ekranoplanos superan a los demás medios de transporte".

Para Rusia, el proyecto, además de sus usos militares y como nave de rescate, presenta interés como un medio de transporte para las costas marítimas y en la región del Ártico, debido a su capacidad para volar sobre vastas extensiones de terreno. En cuanto a los ríos y lagos rusos, las velocidades y el tamaño de Chaika serán excesivos.

Pero para los países extranjeros, sobre todo las naciones isleñas, los ekranoplanos representan una posible solución al problema del rápido traslado de mercancías y pasajeros. En este sentido, se destaca la región de Asia-Pacífico, donde hay una enorme cantidad de islas que carecen de los más básicos aeropuertos.

Actualmente, otros países —como Corea del Sur o EEUU— solo producen ekranoplanos más pequeños, destinados al uso recreativo. Los ekranoplanos realmente polivalentes solo los diseña y produce Rusia.

En este sentido, Chaika, siendo la nave más grande de este tipo que está en desarrollo, representa un paso adelante hacia el regreso de estos vehículos híbridos a las aguas y cielos no solo de Rusia, sino de todo el mundo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...