jueves, 29 de marzo de 2018

El rompehielos británico HMS Protector llegará a Buenos Aires en abril

Por Edgardo Aguilera - Ambito.com
Histórico. El HSM Protector llegará a Buenos Aires tras una misión en la Antártida y haber participado en la búsqueda del ARA San Juan.
Histórico. El HSM Protector llegará a Buenos Aires tras una misión en la Antártida y haber participado en la búsqueda del ARA San Juan.
El comandante del rompehielos británico HMS Protector, capitán de navío Angus Essenhigh, puso proa al puerto de Buenos Aires. El navío finalizó su misión científica en la Antártida y recalará a mediados de abril en el puerto metropolitano en ruta hacia Gran Bretaña. 

La llegada de este rompehielos que participó por más de 30 días en el operativo de búsqueda del ARA San Juan, será un hito más en la recomposición del vínculo entre Argentina y el Reino Unido. El naufragio del submarino en las profundidades del Atlántico sur, una zona sensible por la disputa de soberanía del archipiélago malvinense, generó reacciones de solidaridad naval internacional ante el pedido de cooperación que lanzó la administración Macri. Ambos gobiernos venían postergando el encuentro bilateral entre funcionarios de defensa. José Vila, subsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa nunca imaginó que aquel primer meeting tras 14 años de impasse, celebrado en Londres el 25 de febrero pasado, progresaría a pasos gigantescos.

La primera respuesta al llamado del Gobierno fue el despliegue del rompehielos de la Royal Navy que por esos días estaba afectado a las actividades de logística e investigaciones científicas del British Antartic Survey (traducido Investigación Antártica Británica) en el continente blanco. El buque polar británico barrio con una sonda multihaz todo el trayecto que pudo haber recorrido el submarino desde que se perdió el contacto, más tarde se le asignó una zona de rastreo con centro en el punto dato que brindó la U.S. Navy (Armada estadounidense) el 22 de noviembre, la posición geográfica de la explosión/implosión sucedida a las 10.58 del 15 de ése mes. La ayuda de Londres contó también con un avión de transporte KC-2 Voyager de la Fuerza Aérea británica (RAF) que operó desde Comodoro Rivadavia.

La tragedia del San Juan aceleró lo que antes se había escrito como intención en un papel. El comunicado conjunto de setiembre de 2016 que había alumbrado el entonces vicecanciller Carlos Foradori junto a su par británico Alan Duncan señalaba medidas de acercamiento entre ellas, fortalecer la relación entre las Fuerzas Armadas, programas de intercambios de personal militar, el establecimiento de un vuelo comercial semanal a las Islas (en negociación), la identificación de los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin; el 26 de marzo pasado se hizo el vuelo a Malvinas y los familiares de los caídos pudieron visitar las tumbas ya identificadas. 

La Armada Argentina, anfitrión de la visita del Protector planea un discreto reconocimiento a la tripulación del navío inglés por la cooperación en la búsqueda del submarino. Durante las operaciones hubo un oficial británico, además de un estadounidense que trabajaron codo a codo en la central de operaciones de la Base Naval de Puerto Belgrano junto al ex comandante de Adiestramiento y Alistamiento, contralmirante Luis López Mazzeo, luego con el arribo del Yantar se incorporó un miembro de la Federación Rusa. En ese clima de renovados contactos entre uniformados, a mediados de marzo, el agregado de Defensa británico, comodoro Robin Smih, acompañó a 5 miembros del servicio médico del Ejército Argentino que recibieron entrenamiento de evacuación aerotransportada en el Centro de Aeroevacuación que tiene la Fuerza Aérea británica en la base de Brize Norton y también asistieron a un cursillo de capacitación en stress post combate en el Centro Médico y Logístico de Shropshire.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...