sábado, 31 de marzo de 2018

Habrá 33 aviones más antes de fin de año

Norwegian tiene un Boeing B737-800 para sus operaciones argentinas.Por Luis Ceriotto - Clarin.com
Entre todas las aerolíneas locales hoy suman 120. La flota se incrementará 25%, con 500.000 plazas.

Foto: Norwegian tiene un Boeing B737-800 para sus operaciones argentinas.

La cantidad de aviones de las aerolíneas locales tendrá un sustancial incremento a lo largo de este año: a las 120 aeronaves que hoy ya están operativas se sumarán otras 33, hasta rozar los 160 aviones hacia fin de año.

Se trata de aeronaves que cubrirán las nuevas rutas, que el Gobierno otorgó el año pasado a una decena de aerolíneas para hacer tanto vuelos de cabotaje como internacionales. En los últimos dos años, luego de dos audiencias públicas, el Gobierno otorgó más de 600 nuevas rutas a aerolíneas tradicionales y a las nuevas "low cost". Los aviones que están llegando en estos meses corresponden, en gran parte, al primer lote de rutas que fueron autorizadas en febrero del año pasado. 

Según datos de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), al 31 de diciembre habrá un 25% más de aviones con matrícula nacional (LV) destinados a cubrir vuelos regulares.

Las aeronaves nuevas o usadas que están llegando son los nuevos Boeing B737 8 Max de Aerolíneas Argentinas (ya incorporaron cuatro y está por llegar el quinto y último programado) y otros 13 Boeing B737-800 que traerán dos de las "low cost", Flybondi y Norwegian. La local Andes también sumará sus propios B737-800 (3), mientras que Avianca tiene previsto incorporar a su flota otros siete turbohélice ATR 72, nuevos, de 70 pasajeros.
Cuántos aviones sumará cada aerolínea.

Otras dos líneas tradicionales de vuelos ejecutivos se estarán sumando a los vuelos regulares: LASA, hasta ahora especializada en cubrir rutas "petroleras", está en proceso de incorporar cuatro Embraer ERJ 145, (50 asientos) para operar desde el aeropuerto de Neuquén. La otra es Royal Class, una empresa especializada en vuelos ejecutivos que desde abril comenzará a afectar sus aeronaves Metro Fairchild, de 19 asientos, para volar regularmente desde Aeroparque a Rafaela y Sunchales (Santa Fe).

"Los nuevos aviones, con las rutas que tienen previsto cubrir, representarán más de 500.000 plazas disponibles cada mes para pasajeros", dijo Tomás Insausti, titular de la ANAC. El año pasado, hubo un total de 27 millones de pasajeros transportados (12,5 millones fueron en vuelos de cabotaje, que es donde focalizarán su operación la mayor parte de los nuevos aviones).

Al momento, en la Argentina hay operativos 120 aviones con la matrícula LV que hacen vuelos regulares: 55 aviones de Aerolíneas y otros 26 de Austral, además de 18 de LATAM Argentina y 9 de Andes, cinco de American Jet, dos de Flyest y dos de Avianca. En diciembre se sumó el primero de Flybondi, que ya está volando, y ya tiene otro en trámite para comenzar a operar. También aterrizó el primer Boeing B737-800, cero kilómetro, de Norwegian.

Un tema aparte es la cantidad de pilotos necesarios para volar todos esos aviones: según la ANAC, harán falta al menos 285 pilotos comerciales afectados a líneas aéreas regulares. En 2017, la plantilla de pilotos ya había crecido un 11,9%: hay 4.218 licencias emitidas en todas las categorías (piloto privado, piloto comercial y comercial de primera, entre otras).

El tema de los pilotos es uno de los frentes que el Gobierno mantiene abierto con los dos gremios que los agrupan, la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA). Los gremios argumentan que la inusual demanda de nuevos pilotos está generando una precarización de ese mercado laboral. "Están saliendo a buscar pilotos comerciales en los aeroclubes", planteó el titular de APLA, Pablo Biró, titular de APLA, uno de los gremios aeronáuticos más enfrentados contra la política aerocomercial que encabeza el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...