sábado, 12 de mayo de 2018

Techint se queda afuera de la mega obra del Río Colorado

Resultado de imagen para mega obra del Río ColoradoLPO (La Plata) - La empresa mendocina Ceosa hizo la mejor oferta. Sorpresa en el gobierno de Vidal. El grupo Techint quedó sin chances de ganar la licitación para construir el acueducto Bahía Blanca-Río Colorado, una obra presupuestada en 5.627 millones de pesos.

LPO pudo acceder a las ofertas y fue Techint quien presentó el presupuesto más costoso. El holding de Paolo Rocca quedó último en 12 ofertas presentadas en la licitación que llevó adelante el gobierno de María Eugenia Vidal. Pero además, lo que llamó la atención en el gobierno es que la oferta, de $6.573.660.716 estaba un 20% arriba del tope que había puesto el gobierno.

La mejor oferta es de Construcciones Electromecánicas del Oeste S.A. (Ceosa), la empresa mendocina de Juan José Porretta que tuvo un ascenso meteórico en los últimos años en medio de sospechas por los privilegios en los procesos licitatorios del ex gobernador Francisco ‘Paco' Pérez. La Oficina Anticorrupción detectó posibles vínculos entre CEOSA y funcionarios que estuvieron a cargo del del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) entre los años 2010 y 2015.

Ceosa ofreció $3.368.812.000 para la obra, una cifra que incluso sorprendió al gobierno. Es que se sabe que la constructora mendocina no está pasando por su mejor momento.

Pero también sorprendió que la empresa se haya presentado sola toda vez que es considerada una constructora de tamaño medio, lejos del gigante que significa Techint.

Por eso, trascendió que habrá un control muy fuerte por parte del gobierno. Incluso afirman que van a tener que acreditar la construcción previa de al menos 60 kilómetros de acueductos presentando los respectivos partes de obra.

Otra oferta baja es la que presentó la empresa china State Construction Engineering, en sociedad con la bonaerense Martínez De la Fuente. Ellos ofrecieron $4.471.002.277. Hace algunos meses había cierta reticencia del gobierno respecto de la posible participación de los chinos en la obra. Según pudo saber LPO, lo que hacía ruido en el gobierno era el financiamiento de las empresas asiáticas debido a los condicionamientos que ponen. Sin embargo, como el dinero está vía la Corporación Andina de Fomento (CAF) su participación no supone ningún tipo de problemas.

Otras ofertas fueron la presentada por la UTE encabezada por Rovella Carranza que fijó la cifra de $4.129.728.613. El Consorcio C&E-Fontana Nicastro-Tecma-Proba que ofreció $5.614.045.896 y la española Acciona, con la local Riva que fijó el número de $5.584.950.012. También hubo interesados de Brasil.

Por estas horas, el ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, está abocado al estudio de las propuestas y el ganador se anunciará formalmente en los próximos días.

"Hemos tenido ofertas significativamente por debajo del presupuesto, como resultado de la estrategia de política de abrir la competitividad fuertemente", sostuvo el director provincial de Agua y Cloacas, Martín Heinrich, en declaraciones a una radio de Bahía Blanca. En el sudoeste de la provincia siguen con ansiedad el devenir de una obra que es clave para abastecer de agua potable a la región. Es que los problemas de agua en Bahía Blanca y los distritos aledaños son históricos.

El funcionario aclaró que, más allá de las contingencias económicas, no habrá posibilidades de que se afecte el proceso de construcción del acueducto, porque "esto se asume con recursos internacionales". Y agregó que "la idea es evaluar las ofertas lo antes posible, porque el dinero está".

Como contó LPO, el acueducto es una obra clave para el ambicioso plan de Vidal y Mauricio Macri de impulsar el desarrollo de Bahía Blanca y convertirla en la "Seattle" del sur bonaerense, de la mano de una fuerte inversión pública en infraestructura.

El talón de Aquiles del plan de la Provincia sigue siendo el déficit en los servicios básicos que sufre la ciudad y el caso paradigmático es el del agua potable.

Desde hace unos meses, en la CAF arrancó un malestar con el gobierno bonaerense, en especial con el ministro de Infraestructura porque desde esa cartera también demoraron la millonaria licitación del acueducto.

La obra -que beneficiará a 450 mil bonaerenses- supone bombear agua del río Colorado, a la altura de la localidad de Pedro Luro, a través de una tubería de impulsión y llevarla hasta la nueva planta potabilizadora.

De acuerdo con el proyecto técnico, las obras empezarán en Pedro Luro, donde además habrá una planta potabilizadora de importantes dimensiones y terminarán en el parque Independencia de Bahía Blanca. Allí se construirá una gigantesca cisterna que servirá para almacenar y mezclar el agua con la que llega desde el dique Paso de las Piedras, y así distribuir una calidad homogénea en toda esa ciudad que atraviesa desde hace años serios problemas en cuanto a la distribución de agua potable.

El conducto que transportará el agua (con estaciones de bombeo en Pedro Luro y Médanos) correrá a una profundidad de entre 1,5 y 5 metros. Si bien inicialmente se pensó en un plazo de ejecución de cinco años, finalmente quedó reducido a tres.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...