Mostrando entradas con la etiqueta Agua. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Agua. Mostrar todas las entradas

sábado, 7 de octubre de 2017

La máquina israelí que convierte el aire en agua potable: ¿puede solucionar un drama mundial?

Por Marcelo Raimon - Infobae.com
Era un desarrollo militar, pero ahora una empresa las comenzó a fabricar para uso civil. Ya las está distribuyendo para asistencia en catástrofes en todo el mundo y aspira a extender su uso a partir del año próximo.
Resultado de imagen para Water-Gen
De saciar la sed de soldados en el frente o en zonas inhóspitas, a proveer de agua potable a todo el mundo. Ese es el camino que asegura querer recorrer una empresa israelí que fabrica máquinas que pueden extraer el preciado líquido de, literalmente, el aire.

Según las Naciones Unidas, más de 783 millones de personas en todo el mundo no cuentan con acceso al agua potable. Varios métodos e inventos vienen intentando desde hace décadas encontrar una solución a ese problema, básicamente tratando de purificar cuerpos de agua con aplicaciones químicas o solares, por ejemplo.
Pero los directivos de Water-Gen, una empresa con base en Rishon LeZion, en los alrededores de Tel Aviv, aseguran tener la solución más rápida y barata: generar agua de la condensación del aire.

Parece ciencia ficción, pero decenas de máquinas de Water-Gen ya están en funcionamiento en diversos puntos del mundo, muchas de ellas en manos de fuerzas militares, pero también en funciones civiles en zonas afectadas por catástrofes naturales y en países en desarrollo con altos niveles de pobreza y escasez de agua potable.

De hecho, los nuevos accionistas mayoritarios de la empresa juran que el cambio de foco desde la provisión militar a los contratos civiles es su nueva razón de ser.

El agua es un negocio capaz de generar infinitos negocios multimillonarios, más aún a futuro si el planeta sigue soportando el veloz crecimiento de las poblaciones humanas y las duras consecuencias del cambio climático. Sin embargo, Maxim Pasik, director ejecutivo de la compañía, afirma que el "objetivo" y el "sueño" de Water-Gen "es llevar nuestra tecnología a todo el mundo y resolver la escasez de agua potable".

"Antes de que (los nuevos accionistas) llegáramos, la compañía se concentraba en asuntos militares", dijo Pasik a Infobae. Después de tomar el control de Water-Gen, "entendimos que la empresa tenía que dar un giro de 180 grados y decidimos desarrollar productos que atiendan las necesidades de todos, no solamente de los ejércitos", añadió.
Resultado de imagen para Water-Gen
A Pasik no le gusta hablar de aquellos contratos militares, pero en reseñas anteriores de los negocios de la empresa se señala que equipos de Water-Gen fueron encargados por el ejército de Israel, también de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia y hasta de algunos países árabes, de esos que hacen tratos con empresas israelíes en absoluto silencio. Ahora Water-Gen se está concentrando en máquinas para uso civil, en tres variantes. La más grande, explicó Pasik, puede producir hasta 6.000 litros de agua por día, la mediana 650 litros y la más pequeña 25 litros por día.

Equipos de los modelos más grandes están actualmente funcionando en el marco de programas piloto en India, Vietnam, Tailandia y Filipinas. Las máquinas más chicas son similares en apariencia y apenas de mayor tamaño que los clásicos bebedores de bidón de las oficinas.

Dos máquinas del modelo más grande y dos de las medianas salieron para el estado norteamericano de Texas en setiembre último para asistir a los damnificados por el paso del huracán Harvey y luego se trasladaron a Florida para ayudar a la población golpeada por Irma y Maria.

Pasik explicó que los equipos fueron donados por la compañía y montados a través de la Cruz Roja norteamericana y el FEMA, el organismo federal que gestiona las respuestas a los desastres naturales y emergencias.
Resultado de imagen para Water-Gen
Generador de agua portatil
Ahora, indicó el ejecutivo, la idea es llevar las máquinas a Puerto Rico, en colaboración con el gobierno israelí. Y aseguró también que hay conversaciones para despachar equipos a México, donde cientos de personas quedaron damnificadas por el terremoto el 19 de setiembre. "El primer gran problema que surge tras un desastre natural o una emergencia es el agua potable", señaló Pasik. "Nuestra solución es inmediata y muy fácil para que la gente lo use", destacó en un tono combinado de interés humanitario y empresario.

De todas maneras, precisó, "el mercado de las emergencias es un mercado muy pequeño. Emergencias son emergencias, pero la gente tiene problemas de agua potable limpia todos los días", no solamente después de una catástrofe.
Resultado de imagen para Water-Gen
El mecanismo patentado por la empresa trabaja con una tecnología que bautizaron GENius y que, según explican en su página de internet, "está diseñado a partir de delgadas láminas de plástico (un material bajo conductor de la temperatura y un evaporador integral), apiladas para formar una doble corriente de aire alterna que fluye una en contra otra para generar un intercambiador de calor gradual". Según la descripción, "el uso de plástico es único, permitiendo la refrigeración y el calentamiento gradual de las corrientes de aire, mientras que la condensación de agua se limita a un área pequeña predeterminada".

El equipo además -explican en Water-Gen- filtra el aire de una manera "única y robusta" y practica además un tratamiento de purificación con ozono. El resultado es, aseguran, "un agua casi pura".

En el combo, la empresa distribuye también purificadores de agua que, según las características patentadas, eliminan desde parásitos a cianuro.

Infobae tuvo la oportunidad de probar el agua, junto a Pasik, y el líquido efectivamente no sabe a lo que sale de una canilla ni lo que viene envasado en una botella. Es quizás un poco más "denso" que lo que habitualmente pasa por agua potable y la falta de sabor impacta en la boca.

No resalta en el paladar como un agua francesa o italiana envasada, pero tampoco se pueden comparar los costos: las máquinas de Water-Gen pueden producir 4,5 litros de agua por kilowatt de electricidad.
Resultado de imagen para Water-Gen
En esta transformación de la empresa hacia la esfera civil, sus directivos esperan tener listas las fábricas de producción masiva para el año que viene. "Hay muchos usos para estas máquinas, para distintas situaciones, para emergencias, para uso diario", se esperanza Pasik. Se pueden montar "en los techos de los edificios, en las calles, dependiendo de las necesidades" de la población.

En ese sentido, el directivo contó que hay municipalidades en India interesadas en instalar máquinas que funciones como "ATM" o "cajeros automáticos" de agua, adonde los habitantes puedan acceder al líquido potable a cambio de algunas monedas, de manera automática.

Los equipos, resaltó, no necesitan de cañerías y solamente necesitan conectarse a una fuente de electricidad, que puede estar alimentada desde la pared, paneles solares o un generador.
Maxim Pasik, director ejecutivo de Water-Gen, espera comenzar con la producción masiva de la máquina el año próximo.
Maxim Pasik, director ejecutivo de Water-Gen, espera comenzar con la producción masiva de la máquina el año próximo. "Esa es la belleza de nuestra tecnología, porque incluso si se produce agua de desalinización y hay problemas de cañerías que no se puedan resolver, entonces no hay solución" para la escasez de agua, remarcó.

Las oficinas de Water-Gen parecen estar llenas de optimismo sobre las posibilidades de hacer buenos negocios y de ayudar a millones de personas a solucionar el creciente problema de escasez. ¿Podrán abrirse camino en un terreno como el del agua potable marcado por tantas guerras y conflictos en todo el mundo?

Pasik afirma que en su empresa apuestan sobre la posibilidad de producir masivamente y crear mercados en todo el mundo y recuerda que, por ejemplo, "la desalinización existía hace treinta años pero nadie lo usaba porque era demasiado caro, lo mismo con los paneles solares". "Nosotros tenemos una solución que es inmediata, barata y efectiva", una tecnología que, se entusiasma, "podrá evitar futuras guerras" sobre las fuentes de agua potable.

lunes, 25 de septiembre de 2017

El Gobierno invierte $8 mil millones para duplicar la cobertura de agua potable en el Conurbano

Resultado de imagen para obra "Sistema de Agua Sur"
LPO - Lanzó Sistema de Agua Sur que promete sumar a través de AySA a 4 millones de personas al sistema.



El Gobierno nacional, a través de AySA, llevará a cabo la obra "Sistema de Agua Sur", que describe como el mayor emprendimiento de los últimos 40 años en materia de agua potable y se enfocará en el sur del Conurbano. 

El miércoles se firmaron los contratos del proyecto que comprende la ampliación de la capacidad de potabilización de la Planta General Belgrano y la construcción de un río subterráneo a Lomas de Zamora. Tiene una inversión de más $8 mil millones con financiación del Gobierno nacional y CAF - Banco de Desarrollo de América Latina.

El acto de firma de los contratos realizado lo presidió el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua, y el presidente de AySA, José Luis Inglese. 

"Esta es una de las obras más importantes de las últimas décadas en el país y permitirá incorporar a 4 millones de habitantes al sistema de agua potable. Es un paso enorme para que se cumpla el mandato del presidente Mauricio Macri de que el 100% de los argentinos cuente con agua potable y el 75% con servicio de cloacas y es una muestra más de que hacemos las obras que se necesitan en la provincia de Buenos Aires", recalcó el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio.

En tanto, Bereciartua subrayó que a partir de estas obras la zona metropolitana tendrá "estándares aceptables en materia de agua y saneamiento en la Argentina", mientras que José Luis Inglese destacó el proceso de contratación por "su trasparencia, eficacia y la posibilidad de poder ampliar el universo de contratistas que trabajan con AySA".

Durante la firma estuvo el representante de CAF en Argentina, Andrés Rugeles, que aseguró: "AySA es un socio estratégico y tenemos el interés de continuar invirtiendo en el país. Nuestro compromiso es de invertir 2 mil millones de dólares en estos cuatro años y hoy lo estamos cumpliendo".

En primer lugar, se firmó el contrato para la ampliación de la Planta General Belgrano, ubicada en Bernal, con la UTE "Constructora San José S.A. - TEDAGUA S.A." por un monto de $2.257.565.242 + IVA.

Este proyecto, surgido para dar respuesta al creciente aumento de la demanda del servicio en el sur de la concesión, busca ampliar la capacidad de potabilización de la planta para duplicar la provisión de agua. Finalizadas las obras de ampliación, la planta pasará a abastecer de agua potable a 8.875.000 millones de habitantes, frente a los 4.875.000 de la actualidad.

El emprendimiento contempla la ejecución de tres módulos en la planta potabilizadora Gral. Belgrano y la repotenciación de la estación elevadora de agua.

El Sistema de Agua Sur se completa con la construcción de un río subterráneo de 23 kilómetros de longitud que transportará el agua potable desde la planta General Belgrano hacia algunas zonas de Quilmes, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza y Lomas de Zamora.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Israel y el agua

Por Mario Montoto - Infobae.com
El problema hídrico, en todas sus formas, es uno de los grandes temas de la actualidad. No escapan a él los países en vías de desarrollo, pero tampoco las potencias más avanzadas. Para mal, la cuestión del agua es un gran igualador mundial.
Resultado de imagen para problema hídrico
Nuestro país, a pesar de su gran riqueza natural, sufre también esta problemática. Hay zonas donde el agua es escasa todo el año; otras regiones, en cambio, tienen una variabilidad de precipitaciones que determinan estaciones húmedas y secas muy marcadas, que hacen difícil el acceso al recurso hídrico de manera constante.

También vivenciamos el otro extremo, el exceso de agua. Lamentablemente, en los últimos años, nos acostumbramos a sufrir grandes inundaciones y terribles aludes con mucha frecuencia. Enormes superficies cultivables totalmente anegadas generan la escasez de alimentos y el aumento en sus precios.

Sudamérica tiene, en valores medios, más cantidad de agua por habitante que la que se registra en otros continentes, pero aun así hay regiones donde escasea y donde se presentan dificultades geográficas para hacer llegar el recurso hídrico con facilidad y de manera segura a la población.
Si tenemos en cuenta que un kilo de bife requiere de 15.400 litros de agua, que construir un auto demanda 400.000 litros, o que una taza de café conlleva 130 litros en todo su proceso de manufactura, nos daremos cuenta de que el sistema está lejos de ser sustentable. Es posible que la escasez de agua no se dé en todos lados, pero en el corto plazo no quedará nadie sin padecerla, tanto por sus consecuencias directas como por las indirectas.

Resultado de imagen para problema hídrico
Una de esas consecuencias que acarrea la falta de agua está relacionada a la energía que alimenta el desarrollo de nuestras sociedades. Vivimos en tiempos de crisis energética, lo sabemos. Pero ¿somos conscientes de la cantidad de agua que demanda la creación de energía en sus formas tradicionales? Ni qué decir la tecnología del fracking, hoy tan en boga por la explotación del yacimiento de Vaca Muerta. Esta técnica necesita miles de litros de agua para quebrar las grandes rocas subterráneas que acumulan el gas y el petróleo. Agua que, además, queda contaminada.

De esta forma, un panorama de mayor sequía equivale a menor energía (o más costosa) y, por ende, a menor crecimiento económico.

***
Si de alto consumo de agua hablamos, a nivel mundial, el mayor se hace a través del riego; en términos globales, se calcula que un 70% del agua se utiliza para regar. De hecho, en Argentina, la actividad agroindustrial, una de las principales fuentes de riqueza para el país, está poniendo en riesgo ciertos aspectos que hacen al recurso del agua. El avance de la frontera agrícola está generando una sobreexplotación de los acuíferos naturales en aquellas regiones que, paradójicamente, más lo necesitan. Tal es el caso de las economías regionales de Cuyo o del Noroeste argentino.

En ese sentido, cabe destacar el concurso organizado por la Cámara de Comercio Argentino Israelí, la Embajada de Israel en la República Argentina y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, los Israel Innovation Awards. Esta iniciativa que se viene realizando desde algunos años busca identificar proyectos argentinos innovadores en diferentes materias. En 2017, los Israel Innovation Awards ponen foco en desarrollos relacionados a la agroindustria, con especial énfasis en la tecnología del agua. Los ganadores son vinculados con las empresas israelíes que trabajan en temáticas afines para potenciar los procesos de innovación y desarrollo de forma bilateral.

***
Un capítulo aparte constituye la calidad del recurso hídrico. Numerosas localidades necesitan tratar el agua, ya que por sus componentes no se presenta apta para el consumo humano. Ni qué decir de la problemática de la contaminación de las napas que afecta a grandes centros urbanos y a las localidades rurales expuestas a los agrotóxicos.

No es en vano recordar, una vez más, la contaminación que sufrió la cuenca Matanza-Riachuelo, o la de los ríos Luján y Reconquista, y que afectó en forma directa a la población con menos recursos.

Siguiendo el caso particular de Argentina, nuestro país está ubicado entre los que tienen mayor déficit en la provisión de agua potable. La cifra aumenta en todo lo referido al saneamiento. Otra característica es la disparidad manifiesta dentro de nuestro mismo territorio, donde hay un elevado porcentaje de personas que no tiene agua por red ni desagües cloacales.

***
En ese marco, no podemos dejar de recordar que el Cono Sur cuenta con la tercera reserva de agua subterránea del planeta, el Acuífero Guaraní, compartido por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, que ocupa una superficie total de 1,2 millones de Km2, a una profundidad de entre 50 y 1800 m. El volumen de agua acumulada se calcula en alrededor de 37.000 Km3.

En un mundo de 7000 millones de habitantes y desplazamientos masivos de personas, no es errado pensar en que contar con este recurso tan básico como fundamental se hace estratégicamente indispensable. Por ello reservas como las del Iberá en Argentina, con aproximadamente 1.300.000 hectáreas de humedales y hogar de 125 especies de peces, 40 de anfibios y 60 de reptiles, se convierten ejes para la construcción de nuevas hipótesis de conflicto entre estados para un futuro próximo.
Resultado de imagen para Israel y el agua
Ni qué hablar de los glaciares, principales reservorios de agua dulce del planeta. Algunos de los más importantes del mundo se encuentran en nuestro país. Cabe señalar que el progresivo aumento de la temperatura media del planeta por el fenómeno del cambio climático afecta directamente a estas formaciones: la mayoría de los glaciares se encuentran en franco retroceso.

***
En fin, el desafío es amplio. Hay formas diversas de encarar estos problemas, ninguna de ellas es sencilla y todas involucran cuestiones de índole económica, social y de impacto ambiental. Todo este contexto no hace sino aumentar el carácter estratégico que el agua siempre tuvo. Históricamente, fue base fundamental de civilizaciones y no pocas guerras se libraron por territorios fértiles y bien irrigados.

Desde la editorial Taeda y la revista DEF venimos trabajando estos temas desde hace 12 años. Publicamos en numerosas ocasiones completos informes de tapa con la voz de diversos especialistas en la materia. Buscamos acercar al gran público los debates más importantes en torno al agua: desertificación, contaminación, defensa de los recursos naturales, por nombrar solo algunos de ellos.

Cabe destacar el concurso de tesis originales e inéditas organizado por la Fundación Taeda, mediante el que se premió a trabajos académicos que estudiasen diferentes aspectos del cuidado de los recursos naturales; entre ellos, el agua. Los trabajos ganadores fueron publicados y presentados ante la prensa, despertando un gran interés.

En esa misma línea, estamos presentando en estos días el libro El Agua, de Seth Siegel, abogado, activista, escritor y emprendedor norteamericano. La obra es la traducción al español del best seller del New York Times, Let there be water, donde se narran las soluciones que encontró Israel para sus problemas en temas hídricos. Esta edición en español lleva el prólogo del embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman.

No se trata solo de un planteo intelectual para conocer cómo hizo esta pequeña nación para convertirse en una de las potencias más desarrolladas del mundo entero a pesar de sus suelos áridos, sino que El Agua se convierte en una herramienta práctica para cambiar el panorama hídrico actual del mundo y de la región.
Resultado de imagen para Israel y el agua
No en vano Israel recibió en estos días la visita del primer ministro de la India, Narendra Modi, interesado por tecnologías de desalinización y potabilización de aguas. En una imagen más que elocuente, se pudo ver al premier israelí Benjamin Netanyahu junto a Modi visitando una playa, mojando sus pies en el Mediterráneo y compartiendo una copa de agua fresca recién desalinizada del mismo mar en que acababan de bañarse.

Argentina conoce bien la tecnología israelí aplicada a riego. Existen varios proyectos en el país que utilizan procedimientos de ese origen. Aún así, no se está aprovechando todo lo que Israel tiene para brindar. Una buena oportunidad puede ser la próxima Water Technology & Environment Control (WATEC Israel 2017), que se llevará a cabo en Tel Aviv en el 12 y el 14 de septiembre próximo. En esta importante exhibición se puede tomar contacto con las más avanzadas tecnologías de manejo y solución hídrica.

¿Qué mejor para nuestras economías regionales que inspirarse y aprender a manejar el escaso recurso acuífero para potenciar sus productos? ¿Quién no querría en aquellos pueblos azotados por la progresiva desertificación conocer más sobre el proceso de la desalinización? ¿Cómo pueden hacer los grandes centros urbanos para tratar sus aguas y no contaminar las napas que posibilitan su crecimiento? ¿De qué manera pueden cuidar los reservorios aquellas regiones donde abunda el recurso?

Es tiempo de pensar de manera seria todos estos temas. Fuimos bendecidos con una tierra rica en recursos y posibilidades. Es nuestra responsabilidad no derrocharlos, sino más bien, potenciarlos para un desarrollo que sustente el porvenir de las generaciones venideras. Veamos el ejemplo de la querida tierra de Israel. Nunca es tarde para mejorar en esta cuestión esencial para la humanidad de cara a un futuro más que cercano.

Por Mario Montoto - Presidente de Taeda Editora

jueves, 6 de julio de 2017

"La obra del siglo": el ambicioso proyecto que podría transformar a todo el campo de Formosa

Por Justo L. Urbieta - LA NACION
Se trata de la construcción de un acueducto de 500 kilómetros que tiene un costo de US$ 1300 millones; esperan que el Gobierno licite las obras

FORMOSA.- Esta provincia reiteró la necesidad de que el gobierno nacional llame a licitación pública internacional para la construcción del acueducto de 500 kilómetros "Río Paraguay- Ingeniero Juárez" para transportar agua dulce a todos los pueblos ubicados desde esta ciudad hasta cerca del límite con Salta y encarar un ambicioso proyecto agroindustrial.

El proyecto, calificado aquí como "la obra del siglo", demandará una inversión de 1300 millones de dólares y el proyecto ejecutivo se encuentra a la espera de ser licitado -porque fue incluido en el presupuesto nacional 2017- por la subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación.
Traza del Río Paraguay donde comenzaría el acueducto. Foto: Gentileza Justo Urbieta
Traza del Río Paraguay donde comenzaría el acueducto. Foto: Gentileza Justo Urbieta
Hace pocos días estuvo aquí el embajador de China, que conversó sobre la obra con las autoridades locales a las que les confirmaron que existen empresas del gigante asiático interesadas en financiar este proyecto considerado estratégico para el gobierno formoseño por sus implicancias económicas y sociales.

Además del abastecimiento de agua dulce a numerosos pueblos del interior, como componente importante del proyecto de construcción del Acueducto del Desarrollo Formoseño, se destacó el impulso que se prevé para la recreación de polos productivos, entre los que figura la instalación de una planta de bioetanol a partir de la siembra de caña de azúcar.

Se destacó el crecimiento que viene registrando dicha actividad productiva en el país puesto que ya alcanza el 12 por ciento de corte, es decir el porcentaje de bioetanol posible de ser mezclado con los combustibles convencionales.
Resultado de imagen para acueducto de 500 kilómetros "Río Paraguay- Ingeniero Juárez"
Se está en un escenario prometedor para la producción de caña de azúcar, señalando que los estudios realizados oportunamente prevén el cultivo de unas 20 mil hectáreas de producción bajo riego gracias al acueducto, con 2 millones de toneladas de caña de azúcar y 170 millones de litros de etanol por año, lo que significaría el 40% de la producción total del país

El proyecto se basa en un acueducto troncal con toma en el río Paraguay, que transportará agua cruda a lo largo de casi 500 kilómetros hasta Ingeniero Juárez , siguiendo la traza de la ruta nacional 81 para derivar el agua a las localidades ubicadas en el área de influencia, entre ellas Pirané, Palo Santo, Colonia Aborigen Bartolomé de las Casas, Estanislao del Campo, Pozo del Tigre y Las Lomitas, así como Comandante Fontana, Ibarreta, General Belgrano, San Martín Dos y Mayor Vicente Edmundo Villafañe.
Resultado de imagen para acueducto de 500 kilómetros "Río Paraguay- Ingeniero Juárez"
Beneficios

Son tres los módulos aprobados para el aprovechamiento productivo del proyecto. Cada uno de ellos comprende 38.000 hectáreas de caña de azúcar, pasto elefante, algodón/trigo/maíz y ganadería. Estos proyectos se concentrarán, principalmente, en las cercanías de Palo Santo con un área mínima para riego de 65.700 hectáreas; Laguna Yema con 39.420 e Ingeniero Juárez con 31.536 hectáreas.

Pero el proyecto del acueducto Río Paraguay-Juárez tiene previsto la construcción de dos futuros ramales y un subramal que cumplen la función de extender sus beneficios a toda la región este de la provincia. Uno de ellos se denomina Ramal Sur y vinculará el acueducto central a la altura de Pirané, finalizando su desarrollo en Mayor Vicente Edmundo Villafañe. El segundo se denominará Ramal Norte, que se desprende del acueducto central a la altura de Comandante Fontana situándose su punto de aporte final en San Martín Dos.

De acuerdo a lo revelado por el gobernador Gildo Insfrán en Palo Santo son 150.000 las hectáreas a cultivar bajo riego y aproximadamente 200.000 las cabezas de ganado a criar.

viernes, 22 de julio de 2016

Inauguran planta clave para duplicar acceso al agua en Puerto Deseado

(Ambito.com) - SE TRATA DE LA PRIMERA DESALINIZADORA DE MAR A TRAVÉS DE ÓSMOSIS INVERSA


Tras la reciente entrada en funciones del emprendimiento, la próxima planta por activarse -en marzo de 2017- estará en la ciudad santacruceña de Caleta Olivia. Tendrá una generación de agua potable cuatro veces mayor que la de Puerto Deseado.

Inédito. Parte de la desalinización en la planta se produce mediante tubos donde se inyecta agua de mar a alta presión, que pasa a través de una membrana (permeado).

En un hecho inédito en el país, entró en funciones la primera planta desalinizadora de agua de mar a través del proceso de ósmosis inversa en Puerto Deseado (Santa Cruz), que ahora ve duplicada la llegada de agua potable, un insumo básico de cualquier población para su desarrollo.

Ya en 1992, la Conferencia Internacional sobre el Agua y Medio Ambiente realizada en Dublín (Irlanda) dejó cuatro principios. Uno de ellos señala que "el agua dulce es un recurso finito y vulnerable, esencial para sostener la vida, el desarrollo y el medio ambiente". El proyecto que impulsó el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), que depende del Ministerio del Interior, cumplió esa premisa.

La novedosa tecnología podría explicarse, a grandes rasgos, en cinco pasos. El primero trata sobre la captación del insumo, y consiste en tuberías de aducción que conducen el agua de mar hasta un pozo de bombeo construido a resguardo del oleaje y de las pleamares existentes en la zona. Una vez allí, tres bombas elevadoras llenan un tanque de acero de un millón de litros de capacidad, es decir, la "reserva de agua cruda".
El segundo paso en el sendero de desalinización está relacionado con la inyección de agua de mar en las instalaciones de la ósmosis inversa (que se encuentran dentro de una nave industrial de 500 metros cuadrados), donde se activa la separación de los sólidos disueltos presentes en el agua cruda de mar, con el uso de membranas semipermeables.

Tras la división de estos componentes, el agua que no atraviesa la membrana sale del sistema junto con las sales presentes en el agua de alimentación, lo que se denomina "salmuera", que a su vez es devuelta al mar para su dilución mediante una tubería de desagüe de 0,6 metro de diámetro que aleja la descarga de la zona de captación de agua unos 500 metros. De esta manera, se evita todo riesgo de recirculación del insumo.

Con el agua permeada, se la somete -ya en la próxima etapa del proceso- a la "remineralización" para mejorar el pH (coeficiente que indica el grado de acidez o basicidad de una solución), y luego es bombeada a una cisterna de 2,5 millones de litros, ubicada a 6,5 km de distancia de la planta desalinizadora y elevada unos 60 metros del nivel de ubicación de la planta de ósmosis inversa. Una parte importante de toda esta metodología involucra a la subestación eléctrica necesaria para el correcto funcionamiento de las instalaciones.

La decisión del ENOHSA -su anterior gestión y también la actual- de destinar 94 millones de pesos a esta iniciativa dio como fruto una planta desalinizadora por ósmosis inversa destinada a una ciudad que ahora ve duplicada la llegada de agua potable en Puerto Deseado (la localidad chubutense de Pirámides también cuenta con una instalación, aunque muy pequeña), ciudad que tenía esa vía de producción como alternativa exclusiva, lo que le da mayor jerarquía al proyecto. La próxima instalación estará en Caleta Olivia -se estima su entrada en vigencia en marzo de 2017-, lo que disparará una generación cuatro veces mayor.

Pese a que detractores de las nuevas tecnologías -necesarias en este nuevo siglo- ponen la lupa en los desechos tras el proceso de ósmosis inversa, lo cierto es que la denominada "salmuera" se diluye automáticamente una vez que vuelve al mar, sin generar perjuicio alguno. No obstante, cada parte del proyecto de Puerto Deseado como el de Caleta Olivia cuentan con todos los estudios de impacto ambiental aprobados por las respectivas autoridades competentes.

En la conferencia de 1992 de Dublín, otros de los principios acordados expresan que "el aprovechamiento y la gestión del agua debe inspirarse en un planteamiento basado en la participación de los usuarios, los planificadores y los responsables las decisiones de todos los niveles"; y que "el agua tiene un valor económico en todos sus diversos usos en competencia a los que se destina y debería reconocérsele como bien económico". Desde la Patagonia, y en voz baja, asoma una nueva forma de utilizar de manera óptima los recursos naturales.

domingo, 17 de julio de 2016

Casi la mitad del Conurbano todavía no tiene agua corriente ni cloacas

Por Pablo Novillo - Clarin.com
Daños en la salud y problemas ambientales. Según cifras oficiales, el 47% de los vecinos del GBA no accede a agua de red y el 77%, al servicio de cloacas. Para revertir la falta de saneamiento lanzaron un millonario plan de obras con una licitación por día,


Argentina puede producir biocombustibles y energía nuclear. Puede ensamblar satélites. Puede tener premios Nobel de medicina y de química. Puede exportar videojuegos y crear empresas digitales que valen fortunas. Puede clonar caballos de polo y hasta puede tener un Papa y una reina en Europa. Pero, por algún motivo, no puede lograr que su gente tenga agua y cloacas: más de la mitad de los habitantes del Gran Buenos Aires sigue careciendo de los servicios sanitarios básicos.

Es así de triste, el área más poblada del país sigue al descubierto. El presidente de AySA, José Luis Inglese, informó días atrás que en el área de cobertura de la empresa, más la de los 11 partidos que pronto se sumarán, sólo el 43% de la gente tiene agua corriente y apenas el 23% cuenta con cloacas. Esos datos, en realidad, son peores si sólo se observa el Conurbano, porque dentro de la población con cobertura está la Capital Federal, que desde hace décadas tiene agua y cloacas para sus 2,8 millones de habitantes (salvo en las villas y asentamientos).

Tampoco es que la falta de cobertura se deba a que los servicios sanitarios sean algo demasiado novedoso...Las cloacas se empezaron a usar en Londres en 1815, con un sistema bastante similar al actual. En la ciudad de Buenos Aires, el tendido de cloacas se empezó a construir en 1873 y el de agua corriente en 1874, poco después de la epidemia de fiebre amarilla que en 1871 diezmó la población.

La falta de saneamiento produce múltiples problemas, algunos muy graves. El primero es el daño a la salud, ya que el mal procesamiento de las aguas servidas aumenta el riesgo de infecciones e intoxicaciones. Otro daño muy grave es el ambiental, del cual el Riachuelo es ejemplo y símbolo. Los vuelcos descontrolados de aguas servidas al subsuelo terrestre producen también la contaminación y suba de la napa freática. Y también es un problema para el bolsillo de la gente, que tiene que proveerse de agua potable con bombas de extracción y contratar periódicamente a un camión atmosférico para vaciar los pozos ciegos.

Pero lo cierto es que, entre fondos insuficientes e ineptitud de los gobernantes, el área metropolitana sigue sin saneamiento. Los pocos avances de los últimos años se lograron en muchos casos por el empuje de los propios vecinos, como pasó por en Boulogne, Villa Adelina y el resto de la zona oeste del partido de San Isidro. La falta de soluciones es tal que 11 partidos del Conurbano se irán de Aguas Bonaerenses S.A. y pasarán a AySA.

Es que la empresa nacional está encarando un amplio plan de obras. Según informaron en la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, entre este año y el que viene invertirán $ 75.777.197.552, que serán la primera etapa de un plan plurianual para llegar en cuatro años al 63% de cobertura de cloacas y al 100% de agua corriente para 2023.

En este primera parte del plan se podrán sumar 1.179.960 personas a la red de cloacas y 257.258 a la de agua. Serán 403 obras, de las cuales 140 están en ejecución y en otras 75 ya llamaron a licitación. Se financiarán tanto con fondos del Tesoro Nacional como con créditos internacionales. Desde mediados de abril, AySA viene publicando una licitación por día. En el Gobierno estiman que a partir del mes que viene se empezarán a ver las cuadrillas en las calles, y que en dos años habrá un pico de actividad.

Hay obras de todo tipo, desde pequeñas conexiones y tendidos de cañerías hasta grandes proyectos. El proyecto más importante hasta ahora es el llamado "río subterráneo", un conducto de 20 kilómetros y 4 metros de diámetro que abastecerá de agua potable a Lomas de Zamora y Quilmes. Costará casi $ 4.000 millones, que se financiarán con un préstamo de la Corporación Andina de Fomento.

El secretario de Obras Públicas, Daniel Chain, aseguró: "Estamos cumpliendo con la orden del Presidente de llevarle al 100% de los argentinos el agua corriente y las cloacas en el menor plazo posible. Es la resolución de un tema esencial, porque el acceso al agua potable es un derecho humano". Es que tanto para Mauricio Macri como para la gobernadora María Eugenia Vidal, el saneamiento se convirtió en una prioridad. Más allá de las ventajas propias del servicio, la millonaria inversión debería servir para reactivar la economía y generar empleo para miles de personas, en una de las zonas más pobres del país y la que más peso electoral tiene, teniendo en el horizonte cercano las elecciones legislativas del año que viene, donde Cambiemos necesita revalidar su legitimidad política.

miércoles, 6 de julio de 2016

La Planta: el pueblo de San Juan que mendiga agua potable

La Planta es un pequeño pueblito de San Juan que padece la falta de agua. Foto: LA NACION / Diego LimaPor Gabriela Origlia - LA NACION
Hace ocho años que esta comuna, de 350 habitantes, sufre por la falta de caudal de una vertiente que es clave para su vida.


La Planta es un pequeño pueblito de San Juan que padece la falta de agua. Foto: LA NACION.

LA PLANTA, San Juan.- A unos 135 kilómetros de esta capital, sobre la ruta nacional 141, hay un par de chicos que agitan bidones vacíos. Ansiosos, están ahí para "mendigar" lo que les falta: agua potable. Ellos forman parte de los 350 habitantes de esta comunidad que hace ocho años se quedó sin agua, cuando mermó el caudal de una vertiente del río Papagayos que cruza el pueblo. En esta localidad de ranchos de adobe y paja, cruzada por el viento helado que suele soplar en la siesta, proliferan los tachos y los bidones para acumular agua en la puerta de cada casa.

Aquí, el agua -o mejor dicho, su falta- determina la rutina de los vecinos: esperar dos veces por semana que llegue el camión que los abastece desde Caucete -a unos 100 km de distancia- o desde la localidad riojana de Chepes -a unos 140 km-; estar atentos al nivel que tiene un pozo que contiene 10.000 litros de agua más bien sucia y que sirve para llenar los tachos que están en cada casa, y tener los 350 pesos para comprar esos recipientes.

Durante alrededor de un año, entre fines de 2014 y principios de 2015, tuvieron suministro de agua: un acueducto, cañerías y mangueras, a cargo de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (Osse). "Un día no hubo más, dicen que se robaron las llaves de paso, que los de Marayes [la población aledaña] las cerraron y que se secó una de las vertientes [del río Papagayos] en Nikizanga", explica Nicolasa, una de las habitantes de La Planta.
Los tachos para acumular agua en las puertas de las casas, la postal
Los tachos para acumular agua en las puertas de las casas, la postal. Foto: Diego Lima

Los pobladores dicen que durante años los funcionarios municipales que llegan aquí -la comuna depende del municipio de Caucete- les repiten que los chicos que piden agua en la ruta "hacen pasar vergüenza", pero no les explican por qué falta el agua.

Según los vecinos, el intendente Julián Gil no regresó a la zona después de las últimas elecciones. Su nombre trascendió cuando asumió y designó a seis familiares en el municipio, entre ellos su hijo de 18 años como secretario de Deportes. Era justicialista, quedó fuera de la interna y entonces se enroló en las filas de Sergio Massa.

El mandatario, en diálogo con LA NACION, desmiente que no se ocupe del pueblo y sostiene que su equipo "asiste" a los vecinos. Insiste en que no se hará cargo de lo que hicieron las gestiones anteriores. Explica que las vertientes que sirven a las localidades de Bermejo y Marayes no tienen presión suficiente para llegar a La Planta y, que por lo tanto, hay que buscar otras fuentes. Asegura que en unos días enviará al gobierno nacional el proyecto para solucionar el problema del agua: "El objetivo es traerla desde las vertientes de Los Hornillos, a unos 24 kilómetros, y hacer de nuevo las cañerías. Es una obra costosa y no tenemos fondos".

La rutina

Silvia está con sus tres hijos y su hermano sobre la ruta, llevan unas cuatro horas esperando, mientras agitan bidones vacíos. "Venimos porque no queda otra. Somos personas con derecho a vivir dignamente -cuenta-. Ya estamos cansados." Una camioneta de la iglesia evangélica Caminos de Vida trae tachos con agua y la merienda para los chicos. "Nos enteramos de lo que pasaba y ahora venimos a colaborar", apunta uno de los miembros del grupo. "Tener agua es lo mínimo que necesitan, pero también las casas se están cayendo", aporta otro. De hecho, por el viento y las escasas lluvias, las paredes y los techos de adobe y paja están cediendo.
La falta de agua determina el ritmo de la vida en esta localidad
La falta de agua determina el ritmo de la vida en esta localidad. Foto: Diego Lima

María Isabel llevó su reclamo al intendente Gil en Caucete: un poco de portland para levantar una pared que se cayó de su casa. "Y le dije lo del agua también. Me da vergüenza cómo vivo", señala.

Sin embargo, durante el verano la situación empeora: las temperaturas superan los 40 grados con facilidad y, a veces, el camión que les trae el agua llega sólo una vez por semana.

Este año, Noelia decidió comprar una pileta de plástico para juntar agua y así poder lavar los platos y usar lo que necesite para el baño: "La estoy pagando en cuotas, pero en verano no me la llenan. Los chicos estaban contentos hasta que les dije que no era para bañarse". Para el consumo, usan el agua que acumulan en los tachos.

Micaela está con su hermana y sus sobrinos en la ruta. Después de unas seis horas, llegará una carreta sobre la que cargarán los bidones con agua y la empujarán a lo largo de un kilómetro, la distancia que hay desde la ruta hasta La Planta. "Hace unos meses el agua vino sucia, con unos bichos, y los chicos se enfermaron. Les dolía la panza y tuvieron diarrea", describe Esther.

Silvia y Raúl van con frecuencia al santuario de San Expedito, a sólo 20 minutos de La Planta. Y llevan bidones con agua para la comuna. "Es una vergüenza. Da angustia", señala él. Si en la ruta no hay nadie que pida agua, dejan los bidones igual a la sombra de un árbol. Es un código no escrito entre los que ayudan y los que reciben.

Los camioneros se detienen siempre y avisan por las redes sociales para que otros colegas se sumen. Aunque los pobladores de La Planta sólo piden agua, a veces también los ayudan con ropa o productos no perecederos.

El río Papagayos cruza el pueblo. Cuando crece -ahora es una calle de arena- trae agua salada. Una de sus vertientes provee a Bermejo y a Marayes. Sin embargo, hoy, con muy poco caudal, esas localidades sufren cortes. A pesar de eso, los pobladores de La Planta dicen que sus vecinos son unos afortunados.

Aquí hace años que todos esperan que se hagan perforaciones para buscar agua. Sin embargo, Gil explica que ésa no es la solución: "Habría que ir a unos 300 metros o más. Es imposible".

Sin agua no hay cultivos y algunas pocas cabras pelean contra el suelo arenoso para andar. Los hombres de este paraje trabajan como hacheros en La Rioja, donde cobran unos 300 pesos por tonelada de leña. En cambio, las mujeres reciben planes sociales y se encargan de buscar el agua y mandar a los chicos a la escuela del pueblo. Cuando hay clases, los niños salen a la ruta alrededor de las 16.

En la 141 ya hay carteles del Plan Belgrano, el programa de desarrollo social y de infraestructura que lanzó Mauricio Macri. A pocos metros del asfalto corren las vías del ferrocarril que hace años dejó de pasar y están los galpones abandonados de una explotación de oro que tuvo su apogeo en la década del treinta.

jueves, 11 de febrero de 2016

Se inauguró el dique Las Tunas en Catamarca

(El Constructor) - En el acto de inauguración La Gobernadora Lucía Corpacci recordó que la obra “se contrató en el 2008” momento desde el cual “hubo idas y vueltas porque no había como financiarla, intentamos financiarla con fondos de la Provincia –que era muy difícil- y luego recurrimos a un préstamo del Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional, porque creo que es una obra por la que valía la pena asumir una deuda, para poder lograr el desarrollo de esta región”.


La gigantesca obra todavía no cuenta con su reserva de agua, lo cual demandará un año si se mantiene el ritmo actual de lluvias, aunque la propia jefa de Estado señaló que prefiere que tarde “un poco más en llenarse” para que no se repitan los problemas que ocasionaron (en Catamarca y otros puntos del país), los inusuales niveles de precipitaciones.

El dique, que están enclavado en El Alto, tiene un enorme impacto en toda la región, sobre la producción al poder regular el cauce del río desarrollando la ganadería y la agricultura cambiando así las posibilidades productivas de esta región y mejorarla; y por otro lado también sobre el “consumo humano”, que “es otra realidad que tenemos que ir acomodando y modificando para que cada vez menos hermanos catamarqueños sufran la falta de agua potable” manifestó la gobernadora Lucía.

Además esta obra morigerará el tema de las inundaciones en Bañado de Ovanta, encauzando el agua que se direccionaba hacia al pueblo.

Anticipó también que en los próximos días se firmará un nuevo compromiso con Fondo Fiduciario “para hacer muchas más obras, como pasarelas y defensas de ríos” en distintos puntos de la Provincia, “para dejar todo en las mejores condiciones, después de tamaña tragedia que nos ha pasado en los años anteriores”.

Detalles de la obra

El Dique Las Tunas es un imponente embalse -tres veces más grande que El Jumeal-, que cambiará completamente el perfil turístico y agropecuario del Este catamarqueño.

Esta gran obra se localiza en Las Tunas, localidad ubicada sobre el río del mismo nombre en el Departamento El Alto, al sur de Bañado de Ovanta, a unos 15 km de la Villa de El Alto y distante 150 km de la capital catamarqueña, y está destinada a regular el recurso hídrico en una amplia zona, afectada en cada sequía para la producción agrícola y ganadera.

Con una altura de 30 metros, el embalse cubre una superficie de 50 hectáreas, y mide 205 metros de largo en su coronamiento, más un cierre lateral de menores dimensiones, que permitirá embalsar 4,85 hectómetros cúbicos.

Los técnicos detallaron que, al margen de su magnitud, la importancia estratégica del dique no reside en sus dimensiones, sino en su utilidad, ya que permitirá dotar de agua potable a las poblaciones cercanas y regará más de 100.000 hectáreas aprovechables para la agricultura y 20.000 hectáreas dedicadas a la ganadería. A su vez se hará aprovechamiento de agua para el consumo de las poblaciones cercanas.

El dique contribuirá además a disminuir y evitar las inundaciones que periódicamente afectan al departamento Santa Rosa.

El Dique Las Tunas llevaba tres años de ejecución cuando asumió Lucía Corpacci, pero en esa etapa apenas se avanzó un 25 por ciento. De haberse mantenido ese ritmo, recién se hubiera culminado el dique después de 2020.

La mencionada obra tuvo sus inicios en el mes de noviembre de 2008, siendo el proyecto original, una presa de materiales sueltos cuyo principal objetivo fue la contención de crecidas sobre el Río Las Tunas. Este proyecto original fue modificado a fines del 2011 realizándose la ejecución del Cierre Principal de la Presa con Hormigón Compactado a Rodillo, todo esto debido al coeficiente sísmico en la zona de la obra. Así también, se realizaron obras adicionales como reubicación de viviendas, ampliación de la galería y solución a fallas en la roca de fundación.

Se encuentran culminadas las obras de Cierre Lateral, el vertedero, la Obra de Toma, el Cierre Principal de HCR, la Galería de Inspección dentro de la presa y el túnel de desvío que regula el caudal ecológico en épocas de estiaje. Además esta presa contiene todos los elementos de medición de última generación que permiten obtener valores del comportamiento estático en la vida útil de la misma, importantísimo para la seguridad de la presa, cuidando además durante todo el proceso de desarrollo constructivo el impacto ambiental que puede producir dicha construcción.

El principal beneficio de la obra es la contención de crecientes sobre el Río Las Tunas que producen serias inundaciones en esa localidad, como así también en otras localidades de los Departamentos El Alto y Santa Rosa. La previsión de la colocación del caño dentro de la presa para las obras complementarias genera a futuro beneficios que se multiplicarían de forma exponencial con un alto impacto en la economía de la zona y por supuesto a la economía provincial, beneficiando a toda la población, al sector agropecuario y ganadero, la provisión de agua potable la cual es de suma importancia y una futura central hidroeléctrica para proveer de energía a toda la zona, todo esto, además del impacto turístico que genera.

El monto de la Obra a valores básicos de Contrato asciende a la suma de 74.356.699,38 pesos, mientras que el monto a valores Redeterminados al día de la fecha, es de 153.766.505.57 de pesos.

La empresa contratista encargada de la ejecución de la obra fue Horacio Catalán SRL, mientras que la empresa encargada de los Servicios de Ingeniería para la Inspección de la Obra es Ingeniería y Asistencia Técnica Argentina SA (IATASA).

Fuente: http://www.elconstructor.com/infraestructura/se-inauguro-el-dique-las-tunas-una-obra-de-enorme-impacto-para-la-provincia-de-catamarca_2818.html

sábado, 25 de julio de 2015

Los 10 países con las mayores reservas de agua dulce

agua
(RT.com) - Hace relativamente poco el agua, como el aire, se consideraba uno de los regalos gratuitos de la naturaleza, con la excepción de zonas de riego artificial, donde siempre valía mucho. Últimamente la actitud hacia los recursos hídricos del planeta ha cambiado.



En los últimos 100 años el consumo mundial de agua dulce se ha duplicado, pero no todos los países son capaces de satisfacer una demanda tan alta. Más del 40% de la población global, casi 2.500 millones de personas, viven en regiones que sufren media o aguda carencia de agua, y se augura que su proporción crecerá a dos tercios.

Otras regiones, por el contrario, tienen abundantes recursos, y el portal VestiFinance se ha centrado en estos países, que les detallamos a continuación.

Birmania

Esta nación del sudeste asiático cuenta con 1.080 kilómetros cúbicos de agua, o 23.300 metros cúbicos por persona. Los ríos del país se originan en las montañas, pero más del 80% del agua se recibe por la lluvia.  
Pese a las altas estadísticas absolutas, los residentes de ciertas regiones del país sufren escasez de agua dulce.

Venezuela

1.320 km3, o 60.300 m3 per cápita. Casi la mitad de los mil ríos venezolanos acaban en el Orinoco, el tercer mayor río de América Latina. Su estanque de acumulación ocupa aproximadamente cuatro quintos del territorio del país.

La India

2.085 km3, o 2.200 m3 per cápita. El país cuenta con una gran cantidad de ríos, muchos de los cuales son una importante fuente de irrigación. Glaciares y nieves perpetuas ocupan unos 40.000 km2. Pero considerando la enorme población del país, los niveles de agua por persona son bastante bajos.  

Bangladés

2.360 km3, o 19.600 m3 por persona. Es uno de los países que más densa población tiene, en mucho debido a la fertilidad del delta del río Ganges, así como inundaciones regulares causadas por lluvias monzónicas. Pese a la relativamente alta dotación de recursos acuáticos, los ríos a menudo se contaminan con arsénico, que abunda en el suelo del país.  

Estados Unidos

2.480 km3, o 2.400 m3 per cápita. El país se extiende por un amplio territorio caracterizado por una plenitud de ríos y lagos. Sin embargo, algunas regiones estadounidenses, como California, sufren sequías agudas. Además, debido a la gran población del país, la dotación por persona no es alta.   

Indonesia

2.530 km3, o 12.200 m3 por persona. El territorio indonesio cuenta con gran cantidad de precipitaciones todo el año, por lo que los ríos siempre están a pleno rendimiento, algo que tiene un papel significante para el sistema de irrigación. 

China

2.800 km3, o 2.300 m3 por persona. China cuenta con el 5-6% de las reservas de agua mundiales. Al mismo tiempo tiene la mayor densidad de población del planeta, mientras la distribución del agua en su territorio es extremadamente desigual. El sur del país siempre ha luchado con las inundaciones, mientras el norte y el centro carecen de agua.

Canadá

2.900 km3, o 98.500 m3 por persona. El país norteamericano cuenta con el 7% de los recursos globales renovables de agua dulce y menos del 1% de la población mundial. Es uno de los países que más lagos tienen, entre ellos los Grandes Lagos, cuya cuenca excede los 240.000 km2.

Rusia

4.500 km3, o 30.500 m3 por persona. Rusia tiene más del 20% de los recursos mundiales de agua dulce (sin glaciares y aguas subterráneas).  El país es bañado por 12 mares de tres océanos, además de tener un mar interno, el Caspio. Cuenta con más de 2,5 millones de ríos y más de 2 millones de lagos.

Brasil

6.950 km3, o 43.000 m3 per persona. La riqueza acuática de ese país latinoamericano se debe a una enorme cantidad de ríos, el principal de los cuales es el Amazonas, el más largo y más caudaloso del mundo.
Este río con sus más de 200 afluentes contiene la quinta parte del agua fluvial del mundo. En la temporada de lluvias, los ríos con frecuencia se desbordan, inundando vastas áreas de selva. La meseta brasileña cuenta con un considerable potencial hidroeléctrico.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...