Mostrando entradas con la etiqueta Conflicto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Conflicto. Mostrar todas las entradas

viernes, 20 de enero de 2017

Revelaron un antiguo plan secreto de la CIA para devolverle las Malvinas a la Argentina

La CIA publicó en Internet una serie de documentos clasificados (iStock)
(Infobae.com) - Lo reveló el diario británico Daily Mail, en base a un documento publicado esta semana en el sitio web de la central de inteligencia.



En las Islas Malvinas esperaban una victoria del Bremain.

Estados Unidos planificó entregar las Islas Malvinas a la Argentina tras la guerra de 1982 y enviar a los isleños a Escocia o convertirlos en ciudadanos argentinos, según un plan secreto de la CIA que publica hoy el diario británico Daily Mail. El documento, titulado "Solución a la crisis Islas Malvinas", es uno de los 12 millones publicados esta semana en el sitio web de la CIA (Central Intelligence Agency).

El plan secreto, elaborado por el entonces presidente de la CIA Henry Rowen, revela la decisión de los Estados Unidos de intervenir en 1982 para cerrar el conflicto tras la recuperación de las Islas Malvinas por parte de la Argentina.

"Durante un período de tres años se les dará a los habitantes de las Islas Malvinas la oportunidad de considerar si desean permanecer en las Islas Malvinas o si desean trasladarse a un área de jurisdicción británica, ya sea en el Reino Unido o en otros lugares bajo soberanía británica, con un subsidio de reubicación de 100.000 dólares por persona", escribió Rowen.

Es "probable que muchos residentes encontrarán este incentivo suficiente para trasladarse a algún otro lugar, tal vez en Escocia o en otros lugares donde las condiciones pueden ser similares a las Islas Malvinas", sostuvo el ex jefe de la CIA.

"Cualquiera de los residentes que no deseen trasladarse estarán libres de permanecer y convertirse en ciudadanos argentinos al final de tres años", agregó.

Rowen puntualizó en el plan que el costo de las subvenciones de reubicación que "se pagará a los residentes de las Islas Malvinas que deseen trasladarse a otro lugar" serán asumidos cincuenta y cincuenta por los gobiernos argentinos y británicos". El plan preveía, además, que la Argentina debía pagar a Gran Bretaña "por los daños causados durante la invasión" a las islas.

Asimismo, afirmaba que la información preliminar de la CIA advertía que Gran Bretaña "subestimó" a los militares argentinos durante la guerra que se libró a 8.000 millas de distancia de Londres.

El Daily News destacó en su informe que la Argentina y Gran Bretaña acordaron el mes pasado identificar los cuerpos de 123 soldados argentinos enterrados en las Islas Malvinas. El diario británico indicó que ambos países, que han mantenido relaciones tensas desde el conflicto de 1982, también acordaron aumentar el número de vuelos a las islas del Atlántico Sur.

"Gran Bretaña ha tenido mucho interés en mejorar las relaciones con Argentina desde que el presidente pro-empresarial Mauricio Macri se hizo cargo (del gobierno que dejó) Cristina Fernández en diciembre, aunque Argentina sigue reclamando la soberanía sobre las islas", escribió
(Con información de DyN)

domingo, 15 de enero de 2017

Malcorra quiere avanzar en el diálogo con el Reino Unido por la pesca en Malvinas

Susana Malcorra, el jueves, en la isla antártica 25 de Mayo
Por Marcelo Veneranda - LA NACION.
Planteará la cooperación científica, como se practica en la Antártida, para estudiar la depredación de peces y su protección.


Susana Malcorra, el jueves, en la isla antártica 25 de Mayo. Foto: LA NACION / Prensa Cancillería

Los planteos de soberanía de la Argentina para la Antártida y las islas Malvinas no son comparables: tienen fundamentos diferentes, tanto de forma como de fondo, y una historia que los distancia aún más. Pero la canciller Susana Malcorra pretende transitar un camino común para acercarlos: trasladar el modelo de cooperación científica internacional que existe en la Antártida hacia el Reino Unido, en este caso, para estudiar el estado de los recursos pesqueros en torno a las islas y protegerlos de la depredación.

Así lo dio a entender la funcionaria durante el viaje que encabezó este jueves a la base científica Carlini, que depende del Instituto Antártico de la Cancillería y está ubicada en la isla 25 de Mayo del archipiélago antártico de las Shetland del Sur.

Allí, la canciller volvió a defender el comunicado conjunto firmado con el Reino Unido en septiembre pasado, duramente criticado por la oposición y por la diputada de Cambiemos Elisa Carrió, que preside la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, y que amenazó con iniciarle juicio político a Malcorra.

La canciller enfatizó que a partir de ese comunicado y de diálogos posteriores se concretó un primer acuerdo con el Reino Unido para que se identifiquen los restos de los soldados argentinos enterrados en las Malvinas. Y que el paso siguiente será discutir la reanudación de los vuelos de las islas al continente.

Son temas que escalan en la sensibilidad nacional, pero que ni se comparan con la desconfianza que genera cualquier tipo de acuerdo que la Casa Rosada pueda entablar con el Reino Unido sobre la pesca en las islas y que pudiera ser tomada como un aval de la Argentina a la explotación de ese recurso.

De todos modos, Malcorra abonó ese camino. Luego de descartar de plano que la conversación implique un aval a la "cuestión de fondo" (los permisos que expiden los isleños a las pesqueras), señaló que la cooperación científica podría abrir una vía de acercamiento. "Nos parece que hay una oportunidad de hacer un trabajo de investigación cooperativa [con el Reino Unido]", señaló. ¿Con qué fin? "Para que tomemos medidas que protejan los recursos ictícolas", dijo, y aclaró de inmediato: "Que para nosotros son nuestros".

El camino elegido buscaría reflotar, en parte, los acuerdos entablados con el Reino Unido durante el menemismo, hoy suspendidos, a partir de los cuales los Estados empezaron a compartir información científica y técnica sobre la evolución de las especies de peces de altura, con el fin declarado, en ese momento, de evitar la sobrepesca.

El punto desata alertas, especialmente entre quienes observan que el interés de los isleños es contar con estudios sobre la disminución de las poblaciones de calamares y peces en las zonas que arriendan a buques extranjeros, lo que perjudica sus ingresos. Con nuevos estudios podrían revalorizar esos cotos de pesca.

Aunque existen esas prevenciones, Malcorra ve también la oportunidad, mediante la investigación científica, de marcar el "enorme impacto por la predación en el Atlántico Sur en general". Tanto para proteger esos recursos como para poner de relevancia el valor de los trabajos de los científicos argentinos.

Es la tesis que se sigue en la Antártida, donde el Tratado Antártico firmado en 1959 congeló los reclamos de soberanía de los países firmantes, permitió desmilitarizar la región y poner a la ciencia como eje central de la presencia de los Estados. "En la Antártida la soberanía no se ejerce con armas, sino con resultados científicos", dijo Malcorra a LA NACION.

En diálogo con Perfil, Malcorra ratificó esta línea de acercamiento con el Reino Unido en Malvinas. "No es exactamente trasladable el modelo de la Antártida, pero creo que hay algunas cuestiones, en particular la pesca, que nos interesan a nosotros así como le interesan al Reino Unido y le interesan al mundo, donde se podría llegar, en el paraguas que tenemos de soberanía que preserva nuestros derechos, a profundizar investigaciones conjuntas que se iniciaron en otro momento y que se congelaron", indicó, en alusión a los acuerdos de los 90.

El siguiente paso en las conversaciones con el Reino Unido, según el comunicado conjunto de septiembre, sería la explotación de hidrocarburos, tema vetado por una ley argentina. Una norma que, para Malcorra, también deberá cambiarse "en caso de que haya acuerdo".

domingo, 8 de enero de 2017

Lo que busca Inglaterra en Malvinas son los recursos

(Sputnik) - A 184 años de la ocupación de las Islas Malvinas por el Reino Unido, un 3 de enero de 1833, Sputnik entrevistó al presidente de la Comisión Nacional de Ex Combatientes de Malvinas, Ernesto Alonso, quien consideró que la presencia militar británica en las islas es una amenaza para la paz en América del Sur. 

En las frías aguas del Atlántico Sur, los generales argentinos intentaron en 1982 dar un último manotazo de ahogado. Su régimen dictatorial se caía ante la presión popular, por lo que apostaron al extendido sentimiento de patriotismo para salvarse. Las acciones militares que emprendieron contra el Reino Unido para recuperar las Malvinas resultaron ser una pésima estrategia: los militares argentinos no sólo no lograron su objetivo, sino que la posición británica en las islas salió fortalecida.

150.000 millones de dólares gracias a la pesca en la zona ha sido el beneficio para el Reino Unido desde aquella fracasada aventura militar, según dijo a Sputnik Ernesto Alonso. Veterano de aquella guerra,  y denunciante de las violaciones a los derechos humanos dentro del Ejército Argentino, 

Alonso recordó que con los acuerdos firmados con posterioridad al conflicto, en los años 89 y 90, el presidente Carlos Menem le permitió a los británicos avanzar en la explotación de enormes recursos ictícolas. "Ahora está latente la explotación de recursos hidrocarburíferos", sostuvo. Dados los altos costos de la explotación de petróleo offshore, los ingleses necesitarían apoyo logístico desde el área continental argentina para utilizar esos recursos. 

Por eso Londres sintoniza con los gobiernos locales que considera no hostiles a su estrategia. 
"Hoy Malvinas es una unidad de negocios de la economía británica", ahondó Alonso, quien afirmó que no se trata de un territorio de libre circulación, sino que cuenta una política migratoria controlada por Gran Bretaña. "Toda persona que va ahí, lo hace para trabajar dentro de esa esa gran estructura que es la Falklands Islands Company", el grupo económico que detenta licencias de pesca que Alonso considera ilegítimas. 

"El objetivo final de Gran Bretaña no son las Malvinas. Son los mares circundantes, las Islas Georgias, Sandwich y Orcadas del Sur y la proyección hacia la Antártida", estimó Alonso. El ex combatiente opinó que la presencia de una base militar británica en Mount Pleasant, es una "situación gravísima para la paz de la región". "Se trata de la base militar de fuerzas extranjeras más importante de la región. Mantienen coordinación en con otras bases militares que ocupan territorios latinoamericanos, como las de Estados Unidos", agregó. 

Daniel Filmus: "Las acciones británicas en Malvinas echan por tierra la estrategia de acercamiento" Se estima que en la base de Mount Pleasant operan actualmente unos 1.500 militares y unos 500 civiles británicos. Ante una denuncia de la cancillería argentina en 2012 sobre el despliegue de armas nucleares en las islas, Londres prefirió mantener su silencio. 

Desde la asunción de Mauricio Macri en diciembre de 2015, las relaciones británico-argentinas experimentaron una distensión considerable. Los veteranos del conflicto critican al presidente su poco compromiso con la recuperación de las islas. Algo que el mandatario niega. "Argentina ha obtenido el apoyo global en esta causa. El mundo no acepta más una situación de colonialismo" sentenció Alonso al respecto. Por eso consideró que el primer punto a tratar en cualquier discusión sobre las Malvinas "es la soberanía argentina".

viernes, 6 de enero de 2017

Confirman que empresa brasileña o chilena realizará vuelo adicional a Malvinas

Las ofertas se realizarán este mes y el servicio comenzaría a funcionar en octubre
(Ambito.com) - Las ofertas se realizarán este mes y el servicio comenzaría a funcionar en octubre.


Representantes del gobierno británico de Malvinas confirmaron que sólo compañías aéreas brasileñas o chilenas podrán competir por el vuelo extra que el Gobierno argentino y Londres acordaron que unirá las islas y el continente.

Así lo indicaron los representantes isleños Mike Summers y Phyl Rendell en una rueda de prensa realizada en las islas la semana pasada y que se difundió en las últimas horas. Según precisaron, las ofertas por el nuevo vuelo se realizarán este mes y el servicio comenzaría a funcionar en octubre próximo, sin que empresas argentinas puedan participar del proceso.

El vuelo tendría lugar los días miércoles con una escala en territorio continental argentino, en una ciudad que aún no fue definida. El funcionamiento sería similar al del vuelo que ahora hace escala en Río Gallegos y no se necesitarían trámites de inmigración en la escala.

Que un vuelo extra una las Malvinas con el continente fue acordado por el Gobierno argentino y el británico durante un encuentro realizado en Londres el mes pasado, del que representantes isleños participaron como parte de la delegación del Reino Unido.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Malvinas: la primera ministra británica instó a los isleños tener una buena relación con la Argentina

Por Martín Dinatale - LA NACION
Si bien May destacó que Gran Bretaña está "absolutamente comprometida" con el derecho a la autodeterminación de los isleños, también instó a los habitantes de Malvinas a avanzar en los acuerdos con Buenos Aires

En su tradicional mensaje navideño y de fin de año, la primer ministra británica Theresa May envió un mensaje directo a los isleños de Malvinas al sostener que "una mejor relación con la Argentina será beneficioso para todos" y aventuró que con ello "se cosecharán recompensas" para la economía de las islas.

Si bien May destacó que Gran Bretaña está "absolutamente comprometida" con el derecho a la autodeterminación de los isleños, también instó a los habitantes de Malvinas a avanzar en los acuerdos con Buenos Aires."La mejor relación con Argentina es de interés de todos" , dijo. De esta manera, la primer ministra del Reino Unido adelantó que el acuerdo que se espera cerrar con el gobierno de Mauricio Macri en torno a las Malvinas "cosechará las recompensas con beneficios para vuestra economía, mejorando el comercio y el turismo, a la vez que desarrollando vuestras industrias de hidrocarburos y de pesca".

Por otra parte, May recordó a los militares británicos que lucharon "con tanta valentía" en el conflicto bélico con la Argentina. Aunque también agradeció al gobierno de las Islas Malvinas por su apoyo en los trabajos de identificación de 123 soldados argentinos desconocidos, sepultados en Darwin. En este sentido, May dijo que el gobierno de Malvinas ha estado involucrado "muy de cerca" en la discusión de "los siguientes pasos de este asunto de tanta sensibilidad humanitaria que será liderado por el Comité Internacional de la Cruz Roja". Estas tareas de identificación de los soldados NN comenzará en enero y se desplegará en julio del año que viene en las islas Malvinas.

Theresa Maydijo que está comprometida con la autodeterminación de los isleños. Foto: Reuters Theresa Maydijo que está comprometida con la autodeterminación de los isleños. Foto: Reuters
De esta manera, la primer ministra británica dijo que tanto este como otros acuerdos "permitirá abrir áreas previamente clausuradas para beneficio de vuestra economía", en relación a la situación de los isleños. También la primer ministra May dijo que las Malvinas es "un lugar que representa mucho para el Reino Unido". 
En el mensaje navideño May destacó que el comunicado conjunto acordado en setiembre con la Argentina, que la semana pasada se avanzó en Londres en torno a ese documento, "fue un paso en la dirección correcta". Para Londres, resulta necesario "continuar el trabajo con el gobierno de Argentina y vuestro gobierno [por las islas Malvinas] para hacer de los cometidos del comunicado conjunto una realidad".

sábado, 24 de diciembre de 2016

En Malvinas afirman que necesitan un segundo vuelo "desesperadamente"

El momento de la firma del acuerdo para identificar a los soldados NN enterrados en Malvinas. Londres, el lunes pasado.
Por Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com

La Cámara de Comercio de las islas asegura que se dificulta el ingreso de productos con el actual vuelo semanal.

El momento de la firma del acuerdo para identificar a los soldados NN enterrados en Malvinas. Londres, el lunes pasado.

La Cámara de Comercio de las Malvinas afirmó que las islas necesitan “desesperadamente” un segundo vuelo semanal con Sudamérica. Fue a través de un comunicado que publicó esta mañana la agencia Mercopress. Así, sin mencionarlo expresamente, la Cámara apoyó las negociaciones entre Argentina y Gran Bretaña para se aumente la frecuencia de escalas en el territorio nacional respecto a la que ya existe a través de la aerolínea Latam en su ruta entre Punta Arenas y Mount Pleasant y que sólo un sábado por mes para en Río Gallegos, de ida, y el sábado siguiente, de regreso. 


Mike Summers, durante la reunión del C24, de las Naciones Unidas, en Nueva York. (Adriana Groisman)
Mike Summers, durante la reunión del C24, de las Naciones Unidas, en Nueva York. (Adriana Groisman).


“La capacidad para el desarrollo (de las islas) está siendo limitada y un nuevo vuelo traerá nuevas oportunidades de crecimiento en todos los sectores de la economía. Más capacidad es desesperadamente requerida”, señala la declaración de la Cámara. Esta ejemplifica los problemas con "la falta total" de disponibilidad de asientos que hay ya hasta fines de enero en el vuelo de Latam que cada sábado hace la ruta Santiago-Punta Arenas (ambas Chile) - Mount Pleasant, con la escala mensual en la capital santacruceña. “Esto no es sólo una restricción a las oportunidades de turismo y a los negocios sino que significa que ninguna carga comercial podrá ser importada en las islas hasta febrero”.

Esta semana, al firmarse el acuerdo en Londres para hacer el ADN a los restos de los argentinos caídos en la guerra que están sepultados sin identidad en Darwin, la Asamblea Legislativa de las islas también consideró el avance de las conversaciones sobre vuelos como “positivo” y puso octubre de 2017 como posible fecha de lanzamiento. Dos consejeros de las islas, Mike Summers y Phyl Rendell, fueron parte de la delegación británica. Y el acuerdo por el ADN fue el primer paso en una amplia política de deshielo de todas las partes, en un tema de alta sensibilidad.

El vicecanciller Pedro Villagra Delgado irá está semana al Congreso para explicar al llamado Observatorio Malvinas, los alcances del proceso de identificación de los caídos pero también qué se está hablando de vuelos con el Reino Unido y qué se hablará en el futuro sobre pesca y petróleo en el marco del conflicto de soberanía. Cuando Londres y Buenos Aires firmaron el comunicado conjunto del 13 de septiembre pasado hubo fuertes críticas de legisladores de la oposición como de Cambiemos. Por otra parte, los acuerdos de 1999 amarraron los vuelos con la empresa Lan. En las islas no quieren a Aerolíneas Argentinas. Algunos acuerdos tendrán que pasar por el parlamento, donde coincidentemente se acaba de conformar el Grupo de Amistad Argentina-Gran Bretaña, que ya preside la diputada Margarita Stolbizer. 

En el tema vuelos, como ya publicó Clarín son británicos e isleños los que se muestran más apurados en cerrarlo por necesidades económicas. El vuelo de la Royal Airforce que llega una vez por semana a Mount Pleasant desde la base Brize Norton, con algunas plazas para civiles es insuficiente, y tiene una escala incómoda en isla Ascensión. El de Latam está saturado y viene siendo incómodo para una ruta a Europa o al resto de América. Todos los países vecinos de Argentina apoyan el reclamo de soberanía y harán lo que pida Buenos Aries. Pero el deshielo generó otro clima, y el gobierno de Macri puso fin hacia la política de aislamiento a las islas que mantuvo el kirchnerismo con resultados negativos.

La premier británica, Theresa May. (AP)La premier británica, Theresa May. (AP)
En las islas el tema tampoco es fácil porque hay sectores que no quieren absolutamente ningún contacto con Argentina, aún a costa de las comunicaciones. Convencerlos de lo contrario es una ardua tarea de Londres y de sus propios legisladores.

Anoche, en su primer mensaje navideño a los territorios de ultramar de la Corona británica, la primer ministro británica Theresa May se refirió al acercamiento con la Argentina entre el ex primer ministro David Cameron y Mauricio Macri aunque de manera más general y sí manifestando su satisfacción por el acuerdo por la identificación de los caídos en Darwin que estará bajo el mandato del Comité Internacional de la Cruz Roja. "El año próximo es el 35o. aniversario del conflicto de las Islas Falkland. A medida que nos acercamos a ese momento importante, seguimos recordando aquellos que lucharon con tanta valentía y los 255 militares británicos y tres Isleños que ofrendaron sus vidas en defensa de la libertad. Quisiera expresar mi agradecimiento al gobierno de las Islas Falkland por su apoyo a los trabajos de identificación de soldados argentinos desconocidos, sepultados en Darwin. Vuestro gobierno ha estado involucrado muy de cerca en la discusión de los siguientes pasos de este asunto de tanta sensibilidad humanitaria que será liderado por el Comité Internacional de la Cruz Roja.", dijo.

“Como ustedes saben, a lo largo del año hemos estado trabajando con el gobierno de Argentina para edificar una relación más constructiva, con cooperación más estrecha en áreas de mutuo interés, incluyendo avances para asegurar importantes beneficios para Ustedes en las Islas Falkland”, señaló May. “El Comunicado Conjunto acordado en setiembre fue un paso en la dirección correcta. Hemos de continuar a trabajar con el gobierno de Argentina y vuestro gobierno para hacer de los cometidos del comunicado conjunto una realidad”, dijo May, que obviamente al sumirse en el conflicto de soberanía por el histórico reclamo argentino remarcó como todos sus antecesores: “Permanecemos absolutamente comprometidos con vuestro derecho a la auto determinación, sobre el cual Ustedes, con absoluta claridad reafirmaron en el referendo de tres año atrás. Una mejor relación con Argentina es de interés de todos, y con tiempo, espero cosecharán las recompensas con beneficios para vuestra economía, mejorando el comercio y el turismo, a la vez que desarrollando vuestras industrias de hidrocarburos y de pesca”.

jueves, 22 de diciembre de 2016

Malvinas: británicos tiene más apuro que argentinos en llegar a un acuerdo por vuelos (II)

Resultado de imagen para incrementar los lazos aéreos de las IslasPor Natasha Niebieskikwiat - Clarin.com
Negociaciones para una escala en el continente.
Quieren incrementar los lazos aéreos de las Islas con el continente. Pero también porque se vincula con las negociaciones sobre explotación de recursos naturales.


Un comunicado emitido en las últimas horas por el senador de Chubut Alfredo Luenzo, informó que la semana pasada la canciller Susana Malcorra le confirmó que se llevarán adelante “gestiones para restablecer los vuelos a Malvinas con escala en Comodoro Rivadavia”. Luenzo manifestó que Londres estaba de acuerdo para que estos vuelos comenzaran a hacer la ruta entre Comodoro Rivadavia y las Islas Malvinas, en un “compromiso respaldado por Aerolíneas Argentinas”, y que se negociaba para que comenzaran a operar entre fines de 2017 y principios de 2018.

El senador le puso a su información carga afectiva por el hecho de que Comodoro fuera la ciudad a la que los isleños llegaban con el vuelo de LADE hasta la guerra de 1982 y aseguró que la Cámara de Comercio, Industria y Producción provincial ya estaba al tanto para activar su trabajo de “revinculación” con las islas, donde sin embargo no confirman esta información.

Entre lunes y martes últimos los vicecancilleres Pedro Villagra y Alan Duncan estuvieron reunidos con sus respectivas delegaciones, y al encuentro asistieron los consejeros Mike Summers y Phyl Rendell ¿Por qué los gobiernos de Argentina y Gran Bretaña no pudieron cerrar aún un acuerdo de vuelos a las Malvinas que haga escala con más frecuencia en el territorio continental que el vuelo mensual de LATAM que aterriza en Río Gallegos y que va de Punta Arenas (Chile) a Mount Pleaseant (islas)?

En primer lugar, porque la última reunión que delegaciones de ambos países mantuvieron en Londres, tuvo como objetivo cerrar el primer punto (rubricar el documento sobre la identificación de los soldados caídos en la guerra y enterrados en Darwin) de esta hoja de ruta a la que se comprometieron en septiembre pasado las dos capitales.

Y en segundo lugar,  porque la cuestión de vuelos es parte del capítulo más sensible entre todas las partes ya que aborda todos los aspectos del conflicto de soberanía en el Atlántico Sur: comunicaciones, pesca y petróleo, es decir recursos naturales de las islas en disputa. Bien lo sabe la canciller Susana Malcorra después del revuelo que armó la oposición y el propio radicalismo de Cambiemos en el Congreso, cuando conocieron el comunicado conjunto el pasado 13 de septiembre.

Sin embargo, como ha podido saber este diario, hoy son los británicos los más apurados por un acuerdo de vuelos que incremente los lazos aéreos de las islas con Sudamérica. Pero los argentinos se toman su tiempo. Tanto los gobiernos de Brasil como de Chile han manifestado que será una decisión de este país que ellos abran más frecuencias de vuelos en alguna ciudad. Argentina quería a Buenos Aires como escala, y San Pablo en dicha ruta. Los británicos no tienen problema con ello, pero los isleños se muestran siempre en alerta a cualquier ampliación de un vínculo con Argentina, aunque hace tiempo que necesitan más y mejores conexiones a Europa y Estados Unidos que las que tienen:  el vuelo semanal de Lan por Punta Arenas y Santiago, en el que muchas veces tienen que ir hacia la capital argentina. O el de la Royal Air Force, un avión militar, que en parte está subsiado y que tiene plazas limitadas para civiles. Tiene escala en isla Ascensión y los lleva hasta la base de Brize Norton. El Gobierno argentino estaría dispuesto a que por ahora no sea Aerolíneas Argentinas la que vuele a Malvinas como se pidió históricamente, pero lo sigue pidiendo y recuerda que el problema de la soberanía sigue latente más allá de todos estos acercamientos.

Sin embargo a la hora de hablar de vuelos cada parte habló según sus propios intereses. El comunicado de la Cancillería argentina señaló. “En la reunión de Londres también se llegó a un principio de entendimiento para incrementar la frecuencia de vuelos a las islas desde el territorio continental argentino. Los dos países harán gestiones con las autoridades aeroportuarias de Brasil y Chile para determinar cómo serán las escalas y los vuelos de estos respectivos lazos aéreos.”

Aerolíneas quedó fuera del acuerdo por los vuelos a las Malvinas

Resultado de imagen para las MalvinasPor Martín Dinatale - LA NACION
La empresa de bandera argentina no podrá operar los tramos adicionales que fueron consensuados con los británicos.

Quizá fue por complicaciones de las normas del derecho aéreo internacional o por la vigencia de una puja política entre Buenos Aires y Londres. Pero lo concreto es que la ampliación de los vuelos de las islas Malvinas al continente que se acordó anteayer en Gran Bretaña no será operada por la empresa Aerolíneas Argentinas, sino por una compañía aérea de otro país que podría ser de Chile o Brasil.

Así se estableció anteayer en Londres en la reunión reservada que mantuvieron los vicecancilleres Alan Duncan, del Reino Unido, y Pedro Villagra Delgado, de la Argentina, con una reducida comitiva de ambas partes, que en el caso inglés incluyó a dos legisladores de las islas. En medio de una amplia lista de acuerdos destinados a relanzar las relaciones bilaterales entre la Argentina y Gran Bretaña se acordó ampliar la frecuencia aérea a las Malvinas, aunque esos nuevos vuelos a Puerto Argentino sólo se harán por compañías registradas de Brasil o Chile, de las que dependerá el proceso de ofertas que tomará su tiempo.

"No hay posibilidades legales y políticas hoy para que opere Aerolíneas Argentinas u otra empresa argentina en la ruta a las islas Malvinas", expresó ayer a LA NACION una fuente calificada de la Casa Rosada que manejó de cerca las negociaciones con la diplomacia británica en Londres. El impedimento legal y político es que si la Argentina quiere volar sobre su propio territorio (como es el caso de las Malvinas) no necesita intervención de un tercer país. A la vez, por el código aeronáutico internacional están prohibidos los vuelos de cabotaje dentro de un propio país concedidos a una empresa extranjera. Pero la idea de que sea una empresa de bandera argentina la que opere en la ruta a Puerto Argentino no lo permitirán ni Londres ni los isleños, que consideran las Malvinas parte de su territorio. Se necesitará entonces un convenio especial con un tercer país en este caso. No será la primera vez que ocurra esto.

El mismo entuerto legal se dio cuando se habilitaron los vuelos de Punta Arenas a las Malvinas con la empresa LAN Chile. Actualmente hay un vuelo semanal de Chile a Puerto Argentino que una vez al mes hace escala en Río Gallegos.

Para poner en marcha este esquema, el gobierno del entonces presidente Eduardo Duhalde emitió el decreto 1179/2002, que autorizó a una línea extranjera a realizar operaciones de cabotaje en jurisdicción argentina. Ese decreto, de julio de 2002, autorizó a LAN Chile a operar en las Malvinas con una escala mensual en Río Gallegos. Esa norma se ajustó a un acta suscripta entre las autoridades aeronáuticas de la Argentina y de Chile del 14 de agosto de 1996, que regía para las relaciones aerocomerciales entre ambos países.

Según ese decreto, "no existen en materia de derechos de tráfico de tercera y cuarta libertades limitaciones en cuanto a rutas, frecuencias y material de vuelo a utilizar, previéndose incluso la posibilidad de extender las operaciones a más de un punto en un mismo territorio".

En el caso de que se lleve adelante el acuerdo sellado en Londres anteayer, se evalúa repetir esta misma fórmula legal. Pero quedó en claro para ambas cancillerías que no será Aerolíneas Argentinas ni una empresa británica la que se ponga al frente de esta ruta.

Los consejeros de las islas Malvinas Mike Summers y Phyl Rendell, que estuvieron presentes en la delegación británica durante los dos días de negociaciones de los vicecancilleres Duncan y Villagra Delgado, dejaron bien en claro que Aerolíneas Argentinas no podrá operar en la ruta a las Malvinas. Fuentes británicas confirmaron a LA NACION que esta postura fue sostenida por Londres. Así, los detalles definitivos de la ampliación de los vuelos a Puerto Argentino no están cerrados aún. Se mencionó la posibilidad de hacer un vuelo San Pablo-Malvinas con escala en Buenos Aires o Santiago de Chile-Malvinas con escala en Río Gallegos. Pero nada de ello quedó acordado.

Incluso hay un tema de carácter económico que estuvo planteado. "La rentabilidad de estos vuelos no es fácil de cumplir", admitió a LA NACION un funcionario de la Cancillería consultado. Ayer se supo también que la delegación argentina en ningún momento hizo el planteo de que sea Aerolíneas Argentinas la que opere en la ruta a las Malvinas porque saben de los problemas político-legales que ello implicará.

Escasa repercusión en las islas

El acuerdo firmado anteayer entre Argentina y Gran Bretaña sobre Malvinas, que concretó un paso en el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los países, tuvo escasa repercusión en la prensa isleña. El Penguin News, único periódico editado en las islas, ignoró los puntos del acuerdo que permitirá reestablecer los vuelos del continente a las islas Malvinas. Luego de dos jornadas de intensas negociaciones en Londres, el vicecanciller británico, Alan Duncan, y su par argentino, Pedro Villagra Delgado, avanzaron también en la identificación de los soldados argentinos sepultados en el cementerio de Darwin. Además, las cancillerías celebraron la firma de convenios bilaterales, para trabajar en los próximos años, en materia de comercio, inversión, ciencia y turismo.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Malvinas: "La discusión por la soberanía es un tema para el largo plazo", afirmó Malcorra

La canciller participó de un foro en EspañaPor Martín Rodríguez Yebra - LA NACION
La canciller dijo a LA NACION que el diálogo con Londres "es un paso para la construcción de la confianza mutua".

La canciller participó de un foro en España. Foto: EFE 

MADRID.- "Pasos de bebe." Así describe la canciller Susana Malcorra la estrategia del gobierno argentino para reconstruir la relación con Gran Bretaña y explorar vías de cooperación concreta en las islas Malvinas.

Es, ante todo, un llamado a la paciencia. "La verdad es que creemos que la discusión sobre la soberanía es un tema para el largo plazo, porque en estas cuestiones en las que hay heridas aún abiertas es difícil tener conversaciones objetivas", dijo la ministra en una entrevista con LA NACION en España, adonde llegó esta semana en viaje privado (aquí residen su esposo y su hijo).

La ronda de diálogo bilateral celebrada esta semana en Londres es, a juicio de la ministra, uno de esos pasos para "la construcción de confianza mutua" después de una década larga de roces diplomáticos permanentes, gestos hostiles y discursos cargados de nacionalismo. Lo destaca como un "camino alentador", pero llama a no vender falsas esperanzas: "No espero grandes soluciones milagrosas de corto plazo".

Acuerdo para reanudar los vuelos a las Malvinas

Malcorra consideró viable que la Argentina aceptara un reclamo histórico de los británicos -y en especial de los habitantes de las Malvinas- como el incremento de la frecuencia de vuelos entre las islas y el continente. Hoy sólo opera uno a la semana -de Latam-, que sale desde Chile y una vez al mes hace escala en Río Gallegos.

Para los isleños, la negativa argentina a autorizar el paso de más aviones por sus cielos -algo que el kirchnerismo jamás aceptó revisar- ha sido una traba para el desarrollo de su sector turístico y el abastecimiento de su población. El punto central de discusión pasó por cuál será la ruta y qué compañías la operarían. ¿Aceptarían los británicos un vuelo directo desde Buenos Aires, que el Gobierno pudiera mostrar como algo positivo para el país?

"Estamos discutiendo todo eso -señaló Malcorra, antes de que se cerrara la negociación en Londres-. Buscamos soluciones mutuamente satisfactorias. En la medida en que podamos producir conexiones que sean razonables y que estén en el marco de lo que nosotros creemos es el vínculo con las Malvinas, estamos dispuestos."

Tampoco descarta que se puedan revisar las sanciones impuestas por el anterior gobierno a las empresas petroleras que participan en licitaciones del gobierno malvinense para explorar en la zona del Atlántico Sur que el Reino Unido reivindica como propia. Pero enfatiza que es un tema "técnico y complejo", que está en manos de la Justicia.

Malcorra esboza una vuelta a la fórmula del "paraguas de la soberanía", pactada al inicio del menemismo para reanudar las relaciones bilaterales interrumpidas por la guerra de 1982. Es decir que los dos países puedan cooperar sin que eso signifique una renuncia a su posición en el diferendo.

Atrás parece haber quedado el traspié que protagonizó el presidente Mauricio Macri en septiembre, cuando anunció que había hablado con la primera ministra británica, Theresa May, sobre la posibilidad de reabrir el diálogo por la soberanía de las Malvinas, algo que el Reino Unido desmintió de inmediato y la Casa Rosada terminó por minimizar.

Un tema incuestionable

"El tema de la soberanía para nosotros es incuestionable -señaló Malcorra ayer a LA NACION-. Creemos que en algún momento se puede llegar a hablar. Pero nos parece que el paraguas de la soberanía, como fue acordado en su momento acá en Madrid, nos da a ambos la posibilidad de preservar nuestros derechos mientras se habla de otras cuestiones. Por supuesto, aspiramos a resolver el tema de fondo cuando sea posible."

Otra cuestión que despertó polémicas entre quienes rechazan la visión del Gobierno es que se haya aceptado la participación de los representantes políticos de las islas en la mesa de diálogo. El consejero Mike Summers participó esta semana de las reuniones en Londres, convertido en vocero de los reclamos de los malvinenses. Malcorra niega que se trate de un giro: "Los isleños han participado como parte de la misión del Reino Unido. Cómo ellos se presentan a la mesa es un tema del Reino Unido".

Pero ¿no es una forma de reconocerles la posibilidad de plantear sus deseos y ser parte de la negociación? Responde la ministra: "Nosotros estamos sentados con el Reino Unido. No podemos imponerle quién va a integrar su delegación. Es prerrogativa de ellos".

Según Malcorra, un elemento que marcará el signo de los nuevos tiempos en la relación es el protocolo que se pactó para trabajar con la Cruz Roja en la identificación de los soldados argentinos enterrados como NN en el cementerio de Puerto Darwin, en la isla Soledad. Es el logro más concreto de las gestiones en marcha desde que, este año, los dos gobiernos firmaron en Buenos Aires una declaración conjunta con una hoja de ruta para descongelar el vínculo.

"La intención es trabajar en una agenda que tiene un 80% de cuestiones propositivas en múltiples sectores económicos y culturales y un 20% que gira en torno de un tema complejo, como es Malvinas. Vamos avanzando. Veremos cómo termina", dijo la canciller.

En esa línea, celebró la participación de empresas británicas en licitaciones de infraestructura en la Argentina y auguró que, si se produce la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el Mercosur "va a trabajar decididamente" con Londres para alcanzar un acuerdo comercial como el que ya se negocia con Bruselas.

Presencia de los isleños

El vicecanciller Pedro Villagra Delgado aclaró que en las reuniones de Londres los isleños que estuvieron lo hicieron como parte de la delegación británica y "nunca estuvieron como representantes de las islas". Aunque remarcó que hubo buena sintonía con los isleños.

Malvinas: la Argentina y Gran Bretaña acordaron reanudar los vuelos de las islas al continente

Por Martín Dinatale - LA NACION
Los vuelos de las Malvinas al continente se harían a Río Gallegos o a Buenos Aires una vez al mes.
Los vicecancilleres Alan Duncan (Gran Bretaña) y Pedro Villagra Delgado (Argentina), ayer, en la reunión de Londres
Los vicecancilleres Alan Duncan (Gran Bretaña) y Pedro Villagra Delgado (Argentina), ayer, en la reunión de Londres. 
Luego de dos días de reuniones intensas en Londres los gobiernos de la Argentina y Gran Bretaña acordaron hoy restituir los vuelos de las islas Malvinas al continente así como también se estableció el protocolo final para avanzar en la identificación de los soldados NN que yacen en el cementerio de Darwin y se avanzó en la idea de reencauzar las relaciones bilaterales con el Reino Unido.

Según expresaron a LA NACION fuentes calificadas de la Cancillería y de Londres los vuelos de las Malvinas al continente se harían a Río Gallegos o a Buenos Aires una vez al mes aunque no están definidos aun los detalles técnicos. Tampoco está definido que aerolínea hará los vuelos. Hasta ahora sólo había una escala del vuelo de LAN Chile que va de Punta Arenas para Malvinas. Pero se sumará el vuelo consensuado tras el encuentro de Londres.

"Hubo muy buena sintonía con Gran Bretaña y también un muy buen clima con los isleños que estaban presentes en el encuentro", dijo un funcionario consultado. Los detalles técnicos del restablecimiento de los vuelos se darán a conocer en un comunicado conjunto de las cancillerías.

En la reunión de Londres participaron los vicecancilleres Alan Duncan de Gran Bretaña y Pedro Villagra Delgado de Argentina, más una comitiva de ambas partes. Dos legisladores isleños estaban presentes por el lado del Reino Unido pero la reunión se hizo a nivel bilateral.

Por otra parte, se firmó un acuerdo para avanzar con los detalles técnicos para el proceso de identificación de los 123 soldados argentinos sin nombre que murieron en la guerra de 1982 y que están enterrados en Malvinas. Así, se acordó que el equipo de forenses de la Cruz Roja comenzará a trabajar en lo inmediato en el proceso de identificación de los soldados con las muestras de ADN que aportaron los familiares de esos soldados NN.

Fuentes de la comitiva argentina que está en Londres remarcaron a LA NACION que el Gobierno dejó en claro en todo momento el reclamo de soberanía argentina que existe sobre las islas Malvinas más alla de los acuerdos firmados.

A su vez, Gran Bretaña y la Argentina avanzaron en buena parte del comunicado conjunto firmado en septiembre pasado en todo lo que tiene que ver con los acuerdos comerciales, cooperación científica y tecnológica, aumento de inversiones y relaciones culturales.

En lineas generales se trabajó sobre lo que la canciller Susana Malcorra denomina la "agenda positiva " con Londres que implica el restablecimiento de las relaciones luego de la confrontación que hubo durante el periodo kirchnerista.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Malvinas: reunión crucial para reanudar los vuelos

Resultado de imagen para Malvinas: reunión crucial para reanudar los vuelosPor Martín Dinatale - LA NACION
Funcionarios de la Argentina y de Gran Bretaña se encontrarán hoy en Londres para avanzar en el acuerdo alcanzado en septiembre; participarán representantes de las islas.

La Argentina y Gran Bretaña buscarán hoy en Londres avanzar hacia el relanzamiento de las relaciones bilaterales y cerrar algunos temas vinculados a las islas Malvinas. Así, se espera que el eje predominante del encuentro sea el eventual anuncio de un plan para reanudar los vuelos entre el continente y el archipiélago.

Fuentes calificadas de la Cancillería y de Londres dijeron a LA NACION que en la reunión estarán el vicecanciller británico, Alan Duncan; el flamante vicecanciller argentino, Pedro Villagra Delgado, y dos legisladores de las Malvinas que se sumarán al diálogo.

Las negociaciones empezarán hoy y seguirán mañana. El gobierno de Mauricio Macri confía en poder impulsar "una agenda positiva" con Gran Bretaña en lo que se refiere al intercambio comercial y a una larga lista de acuerdos de cooperación bilateral. Pero el dato más relevante y esperado del encuentro es sin duda el capítulo referido a las Malvinas.

Mike Summers, uno de los delegados de las islas que estarán en Londres, confirmó ayer a LA NACION que el propósito del encuentro es lograr un acuerdo para reanudar los vuelos a las Malvinas. "Queremos que se cumpla con los compromisos de la declaración conjunta de septiembre, donde se acordó que la Argentina no tenía ninguna objeción al plan de reanudación de vuelos", señaló Summers.

No está claro aún si la reanudación de los vuelos se hará de Buenos Aires a las Malvinas o de las islas a Brasil o a Chile. Actualmente, las islas tienen una única conexión aérea comercial semanal con Punta Arenas, a cargo de LAN Chile. Una vez por mes, uno de esos vuelo semanales hace escala en Río Gallegos. La intención de Londres es ampliar la oferta de vuelos al continente para lograr una mayor y más rápida conectividad de los isleños. Durante los años 90 había dos vuelos semanales del continente a las islas.

En la reunión que se hará hoy en Londres, por la Argentina, además de Villagra Delgado, estarán el vicecanciller Duncan; la subsecretaria de Malvinas de la Cancillería, María Teresa Kralikas, y el embajador ante organismos internacionales en Ginebra, Marcelo Sima.

Sima formó parte de las negociaciones con Londres y la Cruz Roja en las que se discutió el proceso de reconocimiento de los soldados NN que están enterrados en las Malvinas. Se espera que mañana también haya un anuncio relevante sobre este tema.

En lo que atañe a las relaciones bilaterales, el comunicado conjunto que se suscribió en septiembre pasado es muy amplio y ambicioso. Ese principio de acuerdo provocó una fuerte polémica en el Congreso argentino, ya que sus condiciones no habían sido consultadas previamente por el Gobierno con los legisladores.

El comunicado contempla, entre otras cosas, la lucha conjunta contra la corrupción y el crimen organizado; eventuales acuerdos de cooperación en ciencia y tecnología, derechos humanos y cuestiones de género; convenios sobre arte, cultura, educación y deportes, y la crisis de los refugiados. Pero sin dudas el punto más controvertido es el relacionado con el capítulo sobre el Atlántico Sur. Tanto en Londres como en Buenos Aires hay grandes expectativas en alcanzar resultados concretos que dejen atrás la etapa de confrontación que llevó adelante el gobierno de Cristina Kirchner.

"Se precisa avanzar en la solicitud de expresiones de interés de aerolíneas calificadas para operar el servicio de vuelos a las Falklands (Malvinas)", afirmó anoche en un comunicado el gobierno de las islas, que también mostró interés en que prosperen las negociaciones con la Argentina sobre cooperación científica, exploración de recursos petroleros y explotación conjunta de la pesca.

El comunicado conjunto de septiembre pasado fue un intento de mejorar relaciones que estaban particularmente deterioradas. En ese sentido, la canciller Susana Malcorra expresó la semana pasada a LA NACION que "hay una gran cantidad de temas que definimos trabajar con Gran Bretaña en una agenda que en un 80% sea propositiva y que en un 20% gire en torno de una cuestión compleja como lo son las Malvinas".

La canciller también dejó sentada su posición acerca de la reanudación de los vuelos: "Es evidente -señaló- que una de las áreas donde hay mucho interés del Reino Unido es la cuestión de los vuelos. Miraremos cuáles son las propuestas. En la cuestión de aerotransportes estamos abriéndonos de una manera muy significativa. Eso puede ser una forma de simplificar una posible solución del tema vuelos".

De todas maneras, en el Gobierno aseguraron ayer que antes de suscribir un acuerdo con Londres por la reanudación de los vuelos a se remitirá todo lo conversado al Congreso para su debate y eventual aprobación. En la Casa Rosada y en la Cancillería creen que no se debe volver a cometer el error de septiembre pasado, cuando el comunicado conjunto no fue previamente discutido y esa falta de búsqueda de consensos cayó muy mal tanto en el oficialismo como en la oposición.

Otro de los ejes polémicos de aquel comunicado fue que dejaba a un lado el debate por el reclamo de la soberanía argentina sobre las Malvinas en un paraguas diplomático similar al que utilizó Carlos Menem durante los años 90 al establecer su vínculo con Londres y con los isleños.

El vicecanciller británico Alan Duncan y la canciller Susana Malcorra se reunieron en septiembre pasado en Buenos Aires, donde redactaron el comunicadoAcercamiento diplomático

El vicecanciller británico Alan Duncan y la canciller Susana Malcorra se reunieron en septiembre pasado en Buenos Aires, donde redactaron el comunicado. Foto: Archivo
Malvinas

En el comunicado, ambos se comprometieron a establecer "un diálogo para mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco". Se deja a un lado el debate por la soberanía

Soldados NN - Si bien no se habló del diferendo , sí se acordó avanzar en la identificación de 123 soldados sepultados en el cementerio de Darwin

Ingreso a la OCDE - Gran Bretaña también apoyó la aspiración de la Argentina de ingresar a la organización internacional económica.

Plan anticorrupción - Ambos países se comprometieron a alinearse en la agenda global anticorrupción.

Comercio en común - Se acordó trabajar para incrementar el comercio bilateral y los vínculos de cooperación.

Refugiados - Londres avaló el plan de Macri para recibir 3000 refugiados sirios.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Se frustra un homenaje por las misiones secretas en Malvinas

El proyecto quedó demorado en DiputadosPor Mariano De Vedia - LA NACION
El proyecto, aprobado por el Senado, quedó demorado en Diputados; otorgaba la medalla al valor a 23 ex combatientes.

Si no fuera por la sensibilidad que rodea al tema Malvinas, se podría asimilar la noticia con aquella escena del Superagente 86 en la que Maxwell Smart recibe un diploma por el éxito de una misión secreta y sueña con enmarcarlo, pero el Jefe le ordena memorizarlo y destruirlo.

Desde hace 34 años se viene postergando el reconocimiento de 23 combatientes de Malvinas que realizaron misiones secretas durante la guerra. El carácter reservado de sus operaciones se mantuvo durante 30 años y la imposibilidad de que se hicieran públicas conspiró contra el reconocimiento.

Finalmente, un proyecto aprobado por unanimidad en el Senado en agosto de 2015 reconoció la actuación y el valor de los brigadieres, comodoros y suboficiales que participaron de las misiones. Pero la iniciativa perdió estado parlamentario el 30 de noviembre pasado, al no tratarse en la Cámara de Diputados.

Las condecoraciones eran para los integrantes de tres tripulaciones del Escuadrón 1 C 130, a bordo de un Hércules, encabezadas por los brigadieres (hoy retirados) Alberto Vianna y Horacio Armando Orefice, que cumplieron las misiones de demarcar blancos navales británicos e interferir el tránsito de la flota enemiga.

Intervinieron también los comodoros Jorge Alberto Valdecantos, Ronaldo Ernesto Ferri, Rubén Oscar Moro, Eduardo Senn, Roberto Mario Cerruti, Walter Hugo Véliz y Cristóbal Armando Villegas, y los vicecomodoros Andrés Francisco Valle y Hugo Alberto Maldonado.

Iniciada la guerra, Gran Bretaña colocó buques en sitios estratégicos para avisar al resto de la flota las acciones de aviones argentinos y alistar patrullas de intercepción.

Para contrarrestar esta estrategia, las tropas argentinas idearon la misión de enviar un C-130H para demarcar esos blancos navales británicos. Los aviones debían volar a muy baja altura (no más de 15 metros sobre el nivel del mar) para eludir los radares británicos. Se requerían precisión y arrojo, por eso la misión fue bautizada "el loco". "Teníamos entre un minuto y medio y dos minutos para volver a descender y escapar de algún misil lanzado desde un buque británico", recordó a LA NACION el comodoro Cerruti.

En el ascenso se activaba el IFF (identificador amigo/enemigo) para alertar sobre la proximidad de un buque o un radar británicos y así se determinaban las coordenadas en que estaba ubicado el navío.

La otra misión secreta fue la de "interdicción aérea lejana". Estaba destinada a identificar buques británicos en el océano Atlántico y si se confirmaba que cumplían la función de abastecimiento naval y pertenecían a la flota enemiga se informaba al Comando Aéreo Estratégico para preparar un ataque.

También participaron de las misiones secretas los suboficiales mayores Julio Miguel Daverio, Juan Carlos Luján, Nicolás Carlos Segovia, Jorge Luis Contigiani y Roberto Guillermo Puig; los principales Pedro Esteban Razzini, Carlos Alberto Bill, Delfino Fretes, Sergio Alberto Tulián y Oscar Alberto Gatto; el ayudante Carlos Domingo Nazzari, y el auxiliar Carlos Alberto Ortiz.

Desclasificadas las operaciones, el senador Roberto Basualdo (PJ-San Juan) presentó un proyecto para otorgar la medalla nacional "al valor en combate" a los oficiales y suboficiales "por sus relevantes méritos, valor y heroísmo en defensa de la patria". Aprobada en el Senado, la iniciativa tuvo dictamen en Diputados, pero no llegó al recinto. Ahora, depende de que Macri la incluya en extraordinarias.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Argentina y Reino Unido acordaron conformar un grupo forense para identificar ADN de caídos en Malvinas

Clarin.com - Acuerdos con el Reino Unido. Fue en una reunión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Los detalles.
El cementario argentino de Darwin donde estan los cuerpos de los soldados no identificados de la guerra de Malvinas. EFE
El cementario argentino de Darwin donde estan los cuerpos de los soldados no identificados de la guerra de Malvinas. EFE

Después de una ardua negociación entre ambos países, Argentina y el Reino Unido llegaron hoy a un acuerdo en Ginebra para  conformar un equipo forense destinado a identificar el ADN de los soldados caídos enterrados en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas.

Ambas naciones definieron los detalles del mandato conjunto a otorgar al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).  Según explicó Cancillería en un comunicado, se trata de una "iniciativa argentina destinada a identificar a estos héroes que lucharon por la Patria y traer tranquilidad a sus familias".

"El objeto de la iniciativa -sigue el texto difundido- es netamente humanitario y busca saldar una deuda histórica para con los familiares de combatientes caídos en el Conflicto del Atlántico Sur que yacen en el Cementerio de Darwin bajo la leyenda 'Soldado argentino solo conocido por Dios'".

Esta iniciativa conjunta permitirá identificarlos con nombre y apellido a cada uno en su lugar de descanso en el cementerio malvinense.

Así, la Cruz Roja constituirá un grupo de forenses que contará con la participación de dos expertos argentinos, a efectos de recoger muestras de ADN de los soldados no identificados, que luego serán comparadas con las muestras recabadas de las familias que voluntariamente hayan prestado su consentimiento para la identificación.

Los representantes de ambos países se pusieron de acuerdo en el posible cronograma y el alcance del proyecto, así como los procedimientos de identificación y otros detalles como cuestiones logísticas y sobre la selección de laboratorios para analizar las muestras de ADN.

La delegación argentina estuvo encabezada por la embajadora Martía Teresa Kralikas; Osvaldo Marsico, Director General de Malvinas y Atlántico Sur; y Tomás Giudici, jefe de la Secretaría Privada de la Canciller.

La reunión estuvo presidida por el director de Actividades Operacionales del CICR, Dominik Stillhart, y participó por el lado británico el embajador Julian Braithwaite, representante permanente del Reino Unido ante las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales en Ginebra.

El Comité Internacional de la Cruz Roja aseguró tener plena confianza en que el acuerdo será formalizado por ambos Gobierno a la brevedad. "Este es un paso crucial para avanzar en el esfuerzo por dar nombres a los soldados no identificados y llevar consuelo a sus familiares", señaló Stillhart.

De prestar conformidad ambos gobiernos a los instrumentos negociados en Ginebra, esta iniciativa humanitaria podría tener lugar en el transcurso de 2017.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Firmarían en diciembre el acuerdo para identificar soldados NN en Malvinas

Imagen relacionadaPor Adrián Ventura - LA NACION
La Cancillería y el Foreign Office le darán la misión a la Cruz Roja; intervendrán forenses argentinos.


La Cancillería argentina y el Foreing Office estarían cerca de firmar un acuerdo -posiblemente el 10 del mes próximo- para encomendarle al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que un grupo de expertos forenses identifiquen a 123 soldados argentinos sin nombre (NN) que están sepultados en el cementerio de Darwin, en las islas Malvinas .

El acuerdo, de concretarse, permitiría que un equipo de seis u ocho antropólogos forenses de la Cruz Roja -del que participarían dos expertos del Equipo de Antropología Forense de nuestro país- exhumen los restos que están en esas 123 tumbas, para cotejarlos con los perfiles genéticos de ADN de 80 familias que ya prestaron su consentimiento para saber si sus seres queridos caídos en combate descansan en el cementerio.

Una vez recogidas las muestras, el cotejo se haría en el laboratorio que el Equipo Argentino de Antropología Forense posee en Córdoba, mientras que los restos recibirían digna sepultura en el cementerio de Darwin.

Está claro que todo el procedimiento se hará bajo la fórmula del paraguas de la soberanía y, además, siguiendo el protocolo de la Cruz Roja, que en este tema humanitario -según subrayan en la Cancillería- actúa como un medidador.

En el Palacio San Martín deslizan que todavía faltan cerrar algunos detalles de la negociación, lo que podría demorar la firma de ese convenio. Pero en la cartera que dirige Susana Malcorra tienen este asunto como una prioridad de la gestión y avanzan con la intención de llegar antes de fin de año a darle un principio de solución. "Tenemos que saldar una deuda histórica", afirmó la embajadora María Teresa Kralikas, a cargo de la Subsecretaría Malvinas en la Cancillería.

El cementerio de Darwin -situado a casi 90 kilómetros de Puerto Argentino, en medio de la desolada geografía patagónica- tiene 230 cruces de madera custodiadas, de las cuales 123 tumbas guardan restos de soldados que nunca fueron identificados.

El reclamo

La historia se remonta a 2012, cuando las organizaciones de familiares se acercaron al entonces gobierno de Cristina Kirchner para pedir la identificación.

En junio de 2014, el gobierno británico aceptó la propuesta, si la Argentina se lo solicitaba a Londres y a la administración de los isleños de manera formal. En la Cancillería aseguran que la negociación se viene llevando adelante en forma bilateral, sólo con el Gobierno británico y sin intervención de los isleños. Y lo cierto es que avanzó.

Hace cuatro meses, con la autorización de Buenos Aires y de Londres, el Comité Internacional de la Cruz Roja decidió enviar una misión para evaluar cómo se harán los trabajos a realizar en el terreno. Y, entre otras cosas, se decidió que si el acuerdo se firma en diciembre, los trabajos de campo serán realizados durante el invierno del año próximo.

Mientras tanto, un equipo de trabajo argentino, integrado por funcionarios diplomáticos; de las carteras de Desarrollo Social y de Justicia y Derechos Humanos e, incluso, por la Escribanía General de Gobierno, vienen contactando a las familias de aquellos 123 soldados, para obtener sus autorizaciones y sus perfiles genéticos.

Hasta este momento, fueron localizadas 83 familias, 80 de las cuales prestaron su consentimiento, mientras que las tres restantes, por motivos personales, prefirieron no avanzar por esa vía.

Ahora, si se concreta la firma del convenio con el Reino Unidos, el Gobierno volvería a contactar a esas familias para asegurarse de que mantienen su consentimiento y, entonces sí, comenzarían los trabajos de campo para exhumación de los restos que se puedan encontrar en esas tumbas, una tarea que podría llevar entre dos y cuatro meses.

El acuerdo llegaría luego del traspié del presidente Macri, quien reveló que en su breve diálogo con la primera ministra Theresa May se había aceptado dialogar sobre la soberanía de las islas Malvinas, lo que luego fue negado por Londres.

Sepultura de los caídos

En el cementerio de Darwin, en Malvinas, hay 123 tumbas que guardan restos de soldados argentinos que nunca fueron identificados

El pedido de identificación partió de familiares de los caídos. Londres aceptó en 2014 si el gobierno argentino lo pedía formalmente

El trabajo de identificación estará a cargo de la Cruz Roja, con la participación de forenses del Equipo Argentino de Antropología Forense

martes, 8 de noviembre de 2016

Malvinas: la Cancillería se negó a que avance un juicio por crímenes de guerra

Por Martín Dinatale - LA NACION
En un escrito de 110 páginas que constituirá una pieza histórica para la jurisprudencia argentina, la Cancillería rechazó la posibilidad de avanzar en un juicio contra Gran Bretaña que inició en 1987 la Comisión de Familiares de Caídos en las islas Malvinas por crímenes de guerra y por el hundimiento del Crucero General Belgrano.

Según la respuesta que ofreció el 24 de agosto pasado el Ministerio de Relaciones Exteriores a los abogados de las víctimas de torturas de la guerra de Malvinas y a los familiares de los muertos en el buque General Belgrano, el Gobierno descartó de plano la posibilidad de avanzar en un juicio contra el gobierno británico que causó esas lesiones y muertes. 

El escrito de la Cancillería, al que tuvo acceso LA NACION, justificó el rechazo jurídico bajo un argumento político: se amparó en que no puede declararse la inconstitucionalidad de la declaración de Londres y Buenos Aires firmada en 1989 (conocido como acuerdo de Madrid) que fijó un paraguas para el tema de la soberanía con el fin de que ambos países avancen en los acuerdos económicos, humanitarios y comerciales en las islas. Es que allí se acordó que ninguna de las partes impondría una demanda contra la otra.

En el caso del juicio por el hundimiento del crucero General Belgrano la abogada Ximena Bruzzone de la Cancillería sostuvo en el escrito que "esa es competencia del Ministerio de Defensa" por lo que delegó cualquier reclamo judicial ante esa cartera.

A la vez, en cuanto al caso del prisionero de guerra Raúl Vallejos que fue detenido y maltratado bajo el mando británico y perdió una pierna, la Cancillería no dio lugar al reclamo de "Acción Declarativa de Certeza" al entender que una declaración de "inconstitucional" del acuerdo de 1989 sería "perjudicial" en el restablecimiento de las relaciones políticas, diplomáticas, consulares, tecnológicas y de cooperación con el Reino Unido". Por ello, la Cancillería entendió que "menoscabar la integridad jurídica de la Declaración de 1989 ..tendría una connotación negativa para la política exterior de la Argentina no solo en su relación con el Reino Unido sino en cuanto a la posición que se desarrolla en en el marco de la Cuestión Malvinas".

De este modo, la Cancillería evaluó que interponer un recurso judicial por las víctimas de la guerra y declarar la inconstitucionalidad del acuerdo de 1989 para avanzar en un juicio contra Londres "sería muy negativo el impacto" para ese acuerdo sellado entre la Argentina y Gran Bretaña durante el gobierno de Carlos Menem ya que "pondría en riesgo la continuidad de la totalidad del instrumento y por ende el de la cláusula de soberanía". Se entiende: este mismo acuerdo volvió a aparecer en el comunicado conjunto que en septiembre pasado firmaron la canciller Susana Malcorra y el vicecanciller inglés Alan Duncan para relanzar las relaciones de la Argentina y el Reino Unido.

Para los abogados Graciela Borro y Oscar Gil, el Acuerdo de 1989 "vulnera tanto nuestra Constitución como el Derecho Internacional Humanitario ambas partes contratantes se comprometen a que no habrá reclamaciones ni contra el otro Estado ni contra los ciudadanos del otro Estado".

Para los abogados de Vallejo y de otras diez víctimas más de tortura en la guerra de Malvinas, la Convención de Viena está por encima del acuerdo de Madrid, lo que permite a los particulares afectados por crímenes de lesa humanidad enjuiciar al Estado productor del daño para lograr una reparación.

Para la defensa de los damnificados por el hundimiento del crucero Belgrano y aquellos soldados torturados siendo prisioneros, la demanda no contiene reclamo económico alguno contra el Estado nacional sino que se exige una declaración de certeza que permita ocurrir por ante la Nación que ocasionó el daño, para solicitar las reparaciones .

En el escrito de la Cancillería se alerta sobre un "riesgo en cuanto al mantenimiento de relaciones comerciales de declarar la inaplicabilidad de dicha cláusula a los actores" y que podría ser entendido como una denuncia general del tratado, lo que los abogados Borro y Gil consideraron "desproporcionado y falso".

Desde la Cancillería, fuentes calificadas explicaron a LA NACION que el Ministerio de Relaciones Exteriores no se niega a que los demandantes avancen con un juicio por su cuenta contra Londres. Pero detallaron que no se puede ir en contra de un acuerdo internacional de dos Estados comprometidos en no agredirse mutuamente. A la vez, en la Cancillería avalaron todo tipo de demandas contra Londres desde un punto de vista particular. ¿Pero cómo puede avanzar un juicio si el Estado argentino no torga una declaración de certeza de los hechos?

Vallejos fue prisionero de guerra y al ser torturado perdió una pierna. Hoy vive en La Plata y espera un juicio contra sus captores. Junto con él demandaron a Gran Bretaña ex tripulantes del Crucero General Belgrano como el Coronel Juan Manuel, José María Gomez, Juan Roberto Vera, Domingo José Leal y los familiares de las víctimas de ese hecho ocurrido afuera del área de exclusión de la guerra.

"Aspiramos a que esta causa sea un modelo para la búsqueda de Verdad y Justicia en favor de aquellos que como nuestros combatientes dieron por sus compatriotas todo lo que en el momento del conflicto el Estado les podía reclamar; y que más allá del conflicto mismo fueron sorprendidos por el comportamiento inhumano de las tropas y/o del propio Estado contendiente sin que pudiesen obtener un reconocimiento y reparación por el crimen durante todos estos años" , coincidieron ante LA NACION los abogados Borro y Gil que llevan adelante el caso.

Por otra parte, aclararon que esta causa "es también un intento de recorrer el camino del reconocimiento del ser humano como razón de ser de toda representación política nacional o internacional y para que cuando quienes, pudiendo decidir, se atrevan a una aventura bélica comprendan que el límite de todos los intereses se encuentra en el hombre, y que éste podrá reclamar justicia y verdad cuando la acción de los estados o de sus representantes se aparte de los valores esenciales que hacen a la convivencia entre los pueblos."

Larga espera en los tribunales
Larga espera en los tribunales
Foto: Chacodiapordia.com

Los hechos: El soldado Raúl Vallejo, junto con otros compañeros, fue detenido en la guerra por los británicos: recibió maltratos y perdió una pierna en Malvinas en 1982

El juicio: Familiares de caídos en la guerra, de soldados torturados y de víctimas del hundimiento del crucero General Belgrano iniciaron una demanda al Estado británico

La respuesta: El juicio no pudo prosperar aún porque los abogados necesitan una acción declarativa de certeza. La Cancillería se negó a dar esto, en un polémico escrito

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Malvinas: avances para reconocer a soldados NN

Resultado de imagen para caídos enterrados en DarwinPor Martín Dinatale - LA NACION
Se definirá con la Cruz Roja el plan para identificar a los caídos enterrados en Darwin.
Luego de los cortocircuitos con Londres por el exabrupto de Mauricio Macri, al plantear que en su breve diálogo con la primera ministra Theresa May se había aceptado dialogar sobre la soberanía de las islas Malvinas, las cancillerías de la Argentina y Gran Bretaña acordaron reunirse el 10 de diciembre en Ginebra con la Cruz Roja, para poner en marcha uno de los temas más delicados desde la guerra de 1982: el proceso de reconocimiento de los 123 soldados argentinos sin nombre que están enterrados en el cementerio de Darwin.

Según adelantaron ayer fuentes calificadas de la Cancillería a LA NACION, Londres remitió a Buenos Aires una carta para coordinar las tareas científicas con la Cruz Roja y avanzar con el reconocimiento de los restos de los soldados caídos.

Los diplomáticos argentinos y británicos, con expertos de la Cruz Roja, buscarán acordar en un documento los detalles del proceso de reconocimiento, que se realizará con peritos forenses especializados.

También se abordará la posible realización de un censo de las familias de los uniformados argentinos enterrados sin nombre en Darwin. Hasta ahora se censaron 81 familias sobre los 123 soldados NN que yacen en el suelo de las islas Malvinas. Se estima que hay unos 20 soldados que carecen de familias o cuyos cuerpos nunca fueron reclamados.

La reunión de Ginebra será coordinada por la Cruz Roja. Se redactará un manual de procedimiento para realizar el trabajo de reconocimiento de los cuerpos con el ADN de las familias. También se pondrán las condiciones de la labor de los peritos, el plazo y los tiempos para efectuar las tareas de campo.

En verano

En las islas Malvinas como en Buenos Aires y en Londres coinciden en sostener que el verano argentino es el mejor momento para realizar el trabajo de los forenses, ya que no hay nieve o condiciones climáticas adversas que dificulten los trabajos.

Por la Argentina trabajan en este proyecto los diplomáticos de la Cancillería y funcionarios de las secretarías de Derechos Humanos y de Desarrollo Social.

La decisión de avanzar con este proceso de la Cruz Roja es una muestra de que las relaciones entre la Argentina y Gran Bretaña marchan por buen camino a pesar del traspié de Macri. Esto va en línea con el comunicado conjunto firmado por ambas cancillerías hace dos meses, en el que se establecen acuerdos comerciales y la posibilidad de avanzar en convenios de cooperación de pesca e hidrocarburos entre el gobierno argentino y los isleños.

domingo, 30 de octubre de 2016

Iberoamérica llama al Reino Unido a negociar con Argentina por Malvinas

Iberoamérica llama al Reino Unido a negociar con Argentina por Malvinas(Cronista.com) - En el marco de la cumbre iberoamericana, los mandatarios de la región pidieron al Reino Unido reanudar las negociaciones con Argentina.


En el marco de la XXV cumbre iberoamericana celebrada hoy en Cartagena, los presidentes y  jefes de Estado de esta región pidieron al Reino Unido reanudar las negociaciones con Argentina para encontrar una pronta solución a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas.              

A través de las Naciones Unidas, Argentina busca que Gran Bretaña acceda a retomar las negociaciones sobre el territorio en disputa, un pedido que Londres ha rechazado.              

En un comunicado, los mandatarios iberoamericanos reafirmaron "la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden, a la mayor brevedad posible, las negociaciones tendientes a encontrar una pronta solución a la disputa de  soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich  del Sur y los espacios marítimos circundantes".              

Los mandatarios de Iberoamérica pidieron al secretario  general de la ONU realizar gestiones para que se reanuden las  negociaciones tendientes a encontrar una solución a la disputa.              

Las islas Malvinas, conocidas como Falkland Islands en inglés, actualmente forman parte de los denominados territorios autónomos de ultramar de Gran Bretaña.              

Los 22 presidentes y jefes de Estado de Iberoamérica  participaron en una cumbre en esta ciudad del Caribe colombiano.

sábado, 15 de octubre de 2016

Entusiasmo en el gobierno kelper por el acuerdo entre Argentina y Reino Unido

(Ambito.com) - El gobierno británico de Malvinas defendió la declaración firmada entre Londres y la Cancillería argentina para "remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico" de las islas y consideró que "mientras haya una oportunidad para hacer más, debemos impulsarla".

Así lo planteó el legislador kelper Mike Summers, quien consideró que la posibilidad de un vuelo extra que conecte las islas con el continente "no presenta un riesgo a la seguridad" de los isleños, en tanto que se pronunció a favor del levantamiento de las sanciones que rigen en la Argentina para la exploración y explotación de hidrocarburos.

En una nota publicada en el diario Penguin News, Summers confirmó que el gobierno británico de Malvinas analiza avanzar en un acuerdo para que haya vuelos de Malvinas a San Pablo, incluyendo una escala mensual en territorio continental argentino.

Summers se preguntó si "una escala mensual en Argentina es un precio demasiado caro para pagar por un vuelo directo a San Pablo, el más grande centro de conexión aérea de Sudamérica".

El político isleño explicó que de acuerdo a las tratativas en marcha entre Londres y la Argentina, el gobierno de Mauricio Macri "indicó que a cambio de pedirle al gobierno brasileño que no objete el vuelo, a ellos les gustaría que ese vuelo haga una escala una vez al mes" en territorio continental argentino.

Summers defendió el avance de las negociaciones en ese sentido y advirtió que lo único que se requiere es "un acuerdo explícito con la Argentina para no obstruir el vuelo" a San Pablo ya que "volar alrededor del espacio aéreo argentino, como algunos sugirieron, no es probable".

El dirigente advirtió que los isleños necesitan otro vuelo adicional al que conecta a las islas con Punta Arenas ya que "tenemos que llegar a los mercados".

"El puente aéreo (con Gran Bretaña) está bien para Gran Bretaña en cantidades limitadas pero está claro que tendremos nuestra capacidad limitada", advirtió. Y señaló que "una alternativa a través de un gran aeropuerto ha sido una necesidad desde hace tiempo" para los isleños.

"El potencial para el turismo es obvio, y la mayor conectividad para otros negocios genera actividad que en la actualidad está suprimida", enfatizó Summers.

Por otra parte, el funcionario advirtió que la continuidad de las sanciones de la Argentina a empresas que operen en las islas "no está en el interés" de los isleños e "inhibe la necesidad de crecimiento económico que asegure nuestro futuro". "La vida al límite provee una clara y regular evidencia de que los isleños quieren progresar y continuar fortaleciendo su economía", advirtió Summers, al plantear que se avance en el levantamiento de las sanciones por parte de la Argentina.

"Mientras haya una oportunidad para hacer más debemos avanzar y tomar la oportunidad para crecer y expandirnos para las futuras generaciones", señaló.

El comunicado conjunto firmado por la canciller Susana Malcorra y un representante británico el 13 de septiembre pasado plantea "adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos".

"En este contexto acordaron el establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección. Los detalles específicos serán definidos", añadió el comunicado.

Vuelve la tensión con Londres por ejercicios con misiles en Malvinas

Por Mariano De Vedia - LA NACION
La Cancillería protestó y le pidió explicaciones al embajador británico Kent, quien argumentó que se trata de actividades de rutina; el Gobierno intimó al Reino Unido a abstenerse de realizar las prácticas
La base militar británica en las Islas Malvinas. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
El gobierno de Mauricio Macri enfrentó ayer el primer conflicto internacional con Gran Bretaña por la cuestión Malvinas , al citar al embajador Mark Kent y pedirle explicaciones por los ejercicios militares y el lanzamiento de misiles que la administración de Theresa May tiene previsto realizar a partir del miércoles en el archipiélago.

El jefe de la misión británica, que llegó al país hace tres meses, debió concurrir al despacho del vicecanciller Carlos Foradori, quien le entregó una nota de protesta formal, en la que la Argentina le exige al Reino Unido que se "abstenga de realizar" los ejercicios militares. El encuentro se prolongó unos 20 minutos y el funcionario argentino le adelantó a Kent que transmitirá el reclamo a las Naciones Unidas. Se reactivó, así, la tensión entre ambos países por las islas.

El embajador argumentó que los ejercicios militares, que incluyen el lanzamiento de misiles Rapier, de corto alcance, son operaciones de rutina y fueron programados hace varios meses para realizarlos entre el 19 y el 28 de este mes. Si bien sólo tomó nota del reclamo, admitió que es muy difícil que se pueda volver atrás.
La base militar británica en las Islas Malvinas. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
La base militar británica en las Islas Malvinas. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi

"La Argentina rechaza la realización de estos ejercicios en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido, los que desconocen las resoluciones de las Naciones Unidas (ONU) y de otros organismos internacionales", declaró la Cancillería en un comunicado.

La operación militar con la inclusión de misiles fue revelada por el Ministerio de Defensa, a través del Servicio Hidrografía Naval, que alertó a los buques de navegación civil para que eviten circular por la zona cercana al archipiélago durante los días en que se realizarán los ejercicios.

Mientras la Cancillería llevó el conflicto a un punto extremo, al citar al embajador, en el Ministerio de Defensa recordaron a LA NACION que el uso de misiles en entrenamientos militares en Malvinas ya fue denunciado en años anteriores por el gobierno argentino. "Se realizan periódicamente desde 2006", dijo una fuente cercana al ministro Julio Martínez, en un intento inicial por relativizar el impacto de las maniobras británicas.

"El accionar del Reino Unido se contradice con el principio de solución pacífica de las controversias, apoyado unánimemente por los países de la región y que se refleja en el rechazo a dichas acciones militares, puesto de manifiesto en declaraciones de los países del Mercosur y la Unasur", dijo la Cancillería.

Antecedentes

Protestas similares a las que ayer transmitió Foradori -la canciller Susana Malcorra se encuentra en Roma con el presidente Macri- se transmitieron al Reino Unido en ocasión de otros ejercicios, como los realizados en octubre de 2012, en abril de 2013 y el mismo mes de 2014.

Fuentes castrenses interpretaron la ofensiva británica como una decisión de "querer marcar la cancha", tras las idas y venidas en torno de una eventual discusión de la soberanía sobre las islas generadas el mes pasado, en ocasión del fugaz saludo que Macri y la premier May, la nueva líder del Partido Conservador británico, tuvieron en la ONU.
Batería de misiles rapier
La Cancillería protestó y le pidió explicaciones al embajador británico Kent, quien argumentó que se trata de actividades de rutina; el Gobierno intimó al Reino Unido a abstenerse de realizar las prácticas. Foto: Royal Navy

En esa ocasión, Macri había revelado que Londres estaba dispuesto a hablar de la soberanía de las Malvinas, lo que después corrigió Malcorra, al aclarar que "en ningún momento de esa charla informal se dialogó de la posibilidad de debatir el tema de la soberanía en Malvinas". Más distancia puso entonces la representante británica ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Margaret Purdasy, al añadir que "no puede haber diálogo sobre soberanía, a menos que los isleños lo deseen". 

Dicha controversia se suscitó luego del comunicado conjunto en el que la Argentina y Gran Bretaña acordaron trabajar en la posible reanudación de vuelos directos al continente y la explotación conjunta de pesca e hidrocarburos. Incluso está previsto que en noviembre se reúna en Ginebra una comisión con delegados de ambos países y de la Cruz Roja para trabajar en el reconocimiento de soldados argentinos enterrados sin nombre en el cementerio de Darwin.

En los últimos años, mientras crecía la tensión con el gobierno de Cristina Kirchner, Gran Bretaña reforzó la base militar de Mount Pleasant, a 60 kilómetros de Puerto Argentino. Allí trabajan unos 3000 soldados, muchos considerados de elite, con experiencia en Afganistán y en Irak.

La decisión de Gran Bretaña y la protesta de la Cancillería repercutieron con fuerza en el Parlamento e incluso dentro del interbloque Cambiemos.

El diputado Mario Negri, jefe del bloque de la UCR, anunció que presentará un proyecto de declaración para que "todo el Congreso se exprese en contra de estas reiteradas maniobras del Reino Unido, manifiestamente violatorias de las disposiciones de Naciones Unidas".

En tanto, la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, dijo que el Reino Unido actuó "con mala fe, pocos días después de haber emitido un comunicado conjunto con la Argentina, en el que bregaba por el diálogo y la integración".

Un artefacto letal, utilizado en la guerra

Batería de misiles rapier

Es un misil tierra-aire, de corto alcance, equipado con radares de búsqueda cercana. Se lo utiliza como última defensa frente a blancos cercanos. Son muy efectivos y letales y lo suelen emplear las fuerzas militares de Estados Unidos y de los países de la NATO. Gran Bretaña utilizó misiles similares en la Guerra de Malvinas, en 1982, ocasión en que derribó aviones argentinos de la Fuerza Aérea y de la Armada

Una relación marcada por desencuentros

21/1 - En Davos: Macri se reunió con el premier inglés David Cameron, en uno de los encuentros más importantes de su visita al Foro Económico. El Gobierno reactivó la relación y reafirmó su postura sobre Malvinas

2/4 - Encuentro informal: Los mandatarios se cruzaron en la cumbre de energía nuclear en Washington. Hubo un "buen clima" en el diálogo, pero no abordaron el tema más espinoso, la soberanía de las islas

13/9 - Cooperación: La canciller Malcorra suscribió con el vicecanciller británico Alan Duncan un acuerdo que contempla el reestablecimiento de la cooperación en materia comercial, de defensa, seguridad, inversiones

20/9 - Soberanía: En Nueva York, Macri dijo a la prensa que la primera ministra británica May le había dicho que estaba "lista" para "comenzar un diálogo que incluya el tema soberanía de Malvinas"

21/9 - Desmentida: El Foreing Office negó que May y el presidente argentino hayan dialogado del reclamo de soberanía. Macri debió rectificarse y admitió que no habían abortado en la charla informal el tema de la soberanía

4/10 - Veto británico: El Consejo de Seguridad de la ONU echó por tierra las aspiraciones de Malcorra de convertirse en secretaria general del organismo. Según trascendió, Gran Bretaña la habría vetado

La base militar de Mount Pleasant

Es la estructura que montó Gran Bretaña tras la guerra de 1982
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...