Mostrando entradas con la etiqueta Infraestructura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Infraestructura. Mostrar todas las entradas

jueves, 2 de noviembre de 2017

Avanzan las obras para ampliar el Puerto de Buenos Aires

(La Nación) - La inversión del Gobierno ronda los 180 millones de pesos; las obras incluyen una nueva escollera y el cerramiento de Dársena F.
Las obras en la Dársena F
En el Puerto de Buenos Aires se está construyendo una escollera al norte del sexto espigón que permitirá crear un nuevo espacio para uso portuario y gestionar así los picos de demanda que producen los arribos de buques de mayor tamaño.

La transformación del Puerto de Buenos Aires también incluye el cerramiento de la Dársena F, a la altura de la calle 14 en Puerto Nuevo. Así se logrará extender el terreno de la terminal y aumentar las zonas operativas en más de 8 hectáreas. Estas obras se articulan con la construcción de accesos viales y ferroviarios en la zona que agilizarán el movimiento de logística de las operaciones de carga.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, recorrió ayer las obras, que permitirán ampliar la infraestructura y extender las zonas operativas del puerto. La inversión del Gobierno Nacional en las obras ronda los 180 millones de pesos y se generarán 150 nuevos puestos de trabajo.

"Con una visión a largo plazo de políticas públicas claras y transparentes, estamos planificando un Puerto Buenos Aires moderno, desarrollador y más competitivo, con vistas a los próximos 50 años, articulando en paralelo con todos los sectores portuarios", aseguró Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación.

Avanzan las obras en el Puerto Buenos Aires

Durante la visita también se recorrió el nuevo centro de monitoreo del Puerto Buenos Aires que, con 140 cámaras y un móvil autónomo que transmite en vivo desde cualquier parte del Puerto, este centro busca prevenir siniestros, detectar posibles derrames de cargas, controlar el ingreso y egreso de camiones desde y hacia las terminales y visualizar la zona de maniobras durante el ingreso de buques al Canal de Pasaje para una mayor protección de trabajadores y visitantes.

"Estamos siendo protagonistas de uno de los mayores cambios que configurarán el futuro de nuestro puerto a largo plazo. Los cambios ya comenzaron y mediante las nuevas políticas que adoptamos, por ejemplo esta temporada esperamos un incremento del 20% en la temporada de cruceros", señaló Gonzalo Mórtola, interventor del Puerto Buenos Aires.

La temporada de cruceros 2017/2018 se inauguró el sábado con el arribo del primer buque al Puerto de Buenos Aires y se prevé un incremento de visitas del 20 por ciento en comparación con la temporada anterior, con un 13 por ciento de aumento en cantidad de cruceros.

Para lograr este desarrollo, el Ministerio de Transporte de la Nación implementó medidas durante el 2016 y 2017, como la reducción de tarifas de migraciones y combustible, nuevos servicios para pasajeros e inversiones en infraestructura e innovaciones en movilidad sustentable que permitieron el incremento de buques y de pasajeros. La temporada de cruceros se extenderá hasta abril de 2018.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Vialidad Nacional recuperará 1.500 km de rutas concesionadas

Resultado de imagen para Vialidad Nacional recuperará 1.500 km de rutas concesionadas(El Constructor) - El presidente de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, dijo durante una visita a Mendoza la semana pasada que los 9.000 kilómetros de rutas nacionales concesionadas, 1.500 kilómetros pasarán a ser administrados por Vialidad.

El resto de las concesiones viales, la gran mayoría vencidas o a punto de vencer, serán licitadas bajo el nuevo sistema aprobado por el Congreso nacional: Participación Público-Privada, o por sus siglas PPP.

“Hay 9 mil kilómetros concesionados durante el gobierno de Menem y que continuaron así con los Kirchner. Estamos saliendo del sistema de concesiones al de PPP. Del total van a quedar en este sistema 7.500 kilómetros, los otros 1.500 los va administrar Vialidad Nacional con sus recursos”, aseguró Iguacel.

Luego explicó que por las concesiones realizadas, hay 50 casillas de peaje en todo el país, a las que se suman las tres casillas que tiene San Luis en la Ruta 7. “Durante las obras muchas de esas cabinas no van a operar, recién cuando termine la obra van a volver a cobrar peaje. No va a haber más cabinas que ahora. Pero van a estar en autopistas con alternativa, el que quiera viajar por la vieja ruta y el que quiera viajar por la autopista”, dijo Iguacel.

martes, 24 de octubre de 2017

Avanza la obra para extender el Camino del Buen Ayre y conectarlo con la Ruta 2

(Clarin.com) - Conformará el tercer anillo vial en el GBA.
Avanza la obra para extender el Camino del Buen Ayre y conectarlo con la Ruta 2
La Autopista del Buen Ayre sumará 83 kilómetros entre su cruce con el Acceso Oeste y la Autovía 2.

Retomar viejas obras inconclusas y llevarlas a término ha sido, en los casi dos años que este gobierno nacional lleva en el poder, una de sus banderas más flameante. Sobre todo, en lo que a trabajos de gran envergadura se refiere, como lo es la extensión del Camino del Buen Ayre, mediante una autopista que conectará el Norte y el Sur del GBA, y llegará hasta la Autovía 2 a la altura de La Plata sin pasar por Capital. Actualmente, se trabaja sobre tres tramos entre el Acceso Oeste y la ruta provincial 53.

Un viaje directo de San Martín al Partido de la Costa, de Hurlingham a Mar del Plata o de La Plata a Pilar en el sentido contrario. Las opciones de conexión que ofrecerá son múltiples y los distritos que atravesará serán doce: San Isidro, San Martín, Tres de Febrero, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, La Matanza, Ezeiza, San Vicente, Presidente Perón, Florencio Varela y Berazategui.

A su vez, unirá estas comunas con los ingresos a la Ciudad de Buenos Aires y La Plata, atravesará la Autopista Ezeiza-Cañuelas y va a facilitar el acceso al puerto platense y a los aeropuertos de Ezeiza, El Palomar y Morón.

Avanza la obra para extender el Camino del Buen Ayre y conectarlo con la Ruta 2
Avanza la obra para extender el Camino del Buen Ayre y conectarlo con la Ruta 2
La nueva autopista atravesará 12 distritos y ahorrará hasta una hora de viaje a sus usuarios.

En total, la Autopista Camino del Buen Ayre -denominación que reemplaza al de Autopista Presidente Perón que se le dio originalmente-, tendrá 83 kilómetros de extensión desde el Acceso Oeste hasta la Autovía 2. Cruzará localidades como Francisco Álvarez, Mariano Acosta, Pontevedra, 20 de Junio, Tristán Suárez y Oro Verde. Pero también, por largos tramos el paisaje es abierto, sin edificaciones y con mucho verde llano.

Por eso, con la llegada de un camino como este, se apunta a revalorizar la zona y atraer capitales. "El transporte es motor del desarrollo, doce municipios van a estar conectados a través de una autopista con todas las oportunidades que ello supone en la generación de nuevas oportunidades de inversiones, de empleo y de comercio", expresó el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

El nombre no fue lo único modificado del proyecto madre, ya que este continuaba la traza hasta la ciudad de La Plata propiamente dicha, corriendo en medio del Parque Pereyra Iraola. Pero el rechazo de grupos ambientalistas y vecinos de Villa Elisa frenó el avance sobre el úlitmo pulmón verde del conurbano sur, y obligó a Vialidad Nacional a cambiar el recorrido en el último tramo de la autopista. 

En tiempos, la ruta que se constituye como el tercer anillo de circunvalación del área metropolitana, luego del Camino de Cintura y de la Avenida General Paz, les ahorrará una hora de viaje promedio a los que se trasladen desde la capital bonaerense hasta Morón o Pilar. Y evitará tener que correrse hasta la Ruta 6, que une los puertos de Zárate-Campana con el de La Plata.

En este caso, más rápido es sinónimo de más barato. Es que quienes vayan a utilizarla de camino al mar, o a la ciudad de las diagonales, también tendrán menos peajes en su camino. Actualmente, desde el Oeste se deben abonar cuatro pases (Acceso Oeste, Autopista 25 de Mayo y dos en la Autopista Buenos Aires-La Plata), de los cuales ninguno correría tomando la nueva traza.

Similar es el caso de los automovilistas que arrancan su periplo en zona norte. Con todo ese flujo, se estima que será utilizada por unos 50 mil conductores al día, lo que supone un beneficio en cuanto a accesibilidad para 12 millones de personas.

Con fecha de inauguración prevista para 2019, la autopista demandará una inversión de más de $ 10.500 millones, y aportará unos 954 empleos directos y alrededor de 1.850 puestos indirectos. Contará con dos carriles por sentido, cruces elevados y distribuidores, colectoras, iluminación y nueva señalización inteligente.

viernes, 6 de octubre de 2017

Isolux se va del país y la Ciudad se hizo cargo de la concesión del Paseo del Bajo

Por  DAVID CAYÓN - Cronista.com
La empresa que había ganado la licitación del primer tramo puso en venta sus negocios en la Argentina. Mientras tanto, Ausa asumió la administración de la obra de forma directa
Isolux se va del país y la Ciudad se hizo cargo de la concesión del Paseo del Bajo
En un movimiento poco usual, y con la intención de mantener el ritmo de obra, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires decidió asumir la gestión de una parte de la obra del Paseo Bajo

La administración de Horacio Rodríguez Larreta, a través de la empresa estatal Autopista Urbanas (AUSA), tomó las riendas de la primera parte de la concesión de las obras del Paseo Bajo ya que Isolux Corsán, la empresa española que había ganado la licitación, presentó convocatoria y puso en venta su negocio en la Argentina. "Isolux España está en concurso de acreedores desde el 5 de julio y tiene en venta sus obras en Argentina. A fines de octubre se definirá qué empresa se hará cargo de las obras que tiene Isolux en el país y el Gobierno nacional podrá aceptar o rechazar esa propuesta.

Mientras esta situación se resuelve, AUSA asumió la administración del Tramo A del Paseo del Bajo de forma directa, a fin de "garantizar el avance de la obra y el cumplimiento de los plazos originalmente establecidos", explicaron desde la administración porteña a El Cronista.

Traducido a la cotidianidad, significa que AUSA asume la gestión de la obra como si fuera el contratista y transfiere los pagos directamente a sus subcontratistas, los supervisa y los inspecciona.

El proyecto Paseo del Bajo crea un corredor vial de unos 6 kilómetros, entre Alicia Moreau de Justo y las avenidas Huergo-Madero, con cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia. Bajo la marca Corsán-Corviam Construcción, la empresa se adjudicó el tramo A del viaducto por 94 millones de euros.

Respecto al futuro de la obra, la Ciudad está a la espera de los tiempos procesales de España para tomar una decisión. Aunque se especula en el mercado que Socma podría estar interesada en adquirir este contrato, las negociaciones hoy se resuelven en España.

En el marco de la convocatoria de acreedores la justicia ibérica dispuso la venta de los negocios de Isolux que en la Argentina significan trabajos que van desde la obra porteña a diferentes obras que le otorgó la Dirección Nacional de Vialidad en Chubut y Córdoba por 54 millones de euros; otro con la CNEA por una obra Llave en Mano en el Reactor CAREM 25 que supera los 105 millones de euros; y la Central Térmica Río Turbio, la usina a carbón en la provincia de Santa Cruz.

Esta situación judicial implicará un cambio de titular de los contratos en la Argentina por lo que, según explicaron desde la administración pública, se abren diferentes opciones. "Como hay muchos contratos nacionales, va a ser el gobierno de Mauricio Macri el que deberá definir si acepta al nuevo titular o no. El plazo establecido para esto es el 30 de octubre. Si no lo acepta, la opción es volver a hacer un nuevo llamado a licitación de todos los negocios".

En el caso de la obra porteña, la administración Larreta también estudia la posibilidad de que la concesión sea trasladada a las otras empresas que ganaron los otros tramos de la obra que cuenta con un presupuesto de u$s 100 millones, y un plazo de ejecución de 28 meses.

Los otros concesionarios que podrían quedarse con la obra que hoy está gestionando AUSA son, para el segundo tramo denominado "B" que es la trinchera semicubierta sur el consorcio creado por las empresas Green y CEOSA por $ 1600 millones y el tercer tramo que es el llamado "C" la trinchera semicubierta norte quedó en manos de las empresas IECSA Fontana Nicastro, en ese momento de Angelo Calcaterra, por $ 3100 millones.

Avanzan obras para la ampliación del camino del Buen Ayre

(Ambito.com) - El Gobierno avanza en la ampliación del camino del Buen Ayre para conectar el Acceso Oeste con la Autopista 2, en un tramo de 83 kilómetros que beneficiará a 12 millones de personas diariamente uniendo por primera vez 12 municipios entre sí y con los accesos a Buenos Aires y La Plata.
Se trata del tercer anillo de circunvalación del Área Metropolitana de Buenos Aires que permitirá ahorrar hasta una hora de viaje desde La Plata hasta Pilar o Morón y que demandará una inversión de más de 10.500 millones de pesos por parte del Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional. 

La autopista contará con dos carriles por sentido, pasos a desnivel y distribuidores. El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich recorrió hoy las obras donde ya se encuentran en ejecución tres tramos entre Acceso Oeste y la RP 53 y sostuvo que "esta monumental obra cambiará para siempre la conectividad del Área Metropolitana de Buenos Aires". 

"El transporte es motor del desarrollo; gracias a esta obra 12 municipios van a estar conectados a través de una autopista con todas las oportunidades que ello supone. No solo en el tiempo de viaje pero en la generación de nuevas oportunidades de inversiones, de empleo, de comercio". "Esta es una muestra más de que estamos pensando la Argentina del futuro, haciendo realidad las obras que van aprovechar nuestros hijos y nietos", señaló.
Resultado de imagen para ampliación del camino del Buen Ayre
La Autopista Camino del Buen Ayre (ex Autopista Perón) constituirá el tercer anillo de circunvalación del Área Metropolitana de Buenos Aires, luego del Camino de Cintura y de la Avenida General Paz. 

Con una Inversión de más de $10.500 millones unirá los municipios de San Isidro, San Martín, Tres de Febrero, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, La Matanza, Ezeiza, San Vicente, Presidente Perón, Florencio Varela, Berazategui. 

Se estima la transiten por día unos 50.000 vehículos. Las obras generarán unos 954 empleos directos y alrededor de 1.850 puestos indirectos. Una vez finalizadas permitirán un ahorro de hasta una hora de viaje para las personas que viajen desde La Plata hasta Pilar o Morón.

jueves, 5 de octubre de 2017

Oficializan creación de "Corredores Viales S.A.", para mantenimiento de rutas y autovías

(Ambito.com) -  Según el decreto 794/2017 del Ministerio de Transporte, publicado en el Boletín Oficial, el 51% de la nueva empresa quedará en poder de la cartera que conduce Guillermo Dietrich, mientras que la Dirección Nacional de Vialidad será tenedora del restante 49%.
Según el decreto 794/2017 del Ministerio de Transporte, publicado en el Boletín Oficial, el 51% de la nueva empresa quedará en poder de la cartera que conduce Guillermo Dietrich, mientras que la Dirección Nacional de Vialidad será tenedora del restante 49%.
El Gobierno nacional oficializó la creación de la empresa "Corredores Viales S.A", que tendrá por objetivo la construcción, la mejora y el mantenimiento, entre otras cosas, de todas las rutas, autovías y caminos de jurisdicción nacional.

Según el decreto 794/2017 del Ministerio de Transporte, publicado en el Boletín Oficial, el 51% de la nueva empresa quedará en poder de la cartera que conduce Guillermo Dietrich, mientras que la Dirección Nacional de Vialidad será tenedora del restante 49%.

No obstante, según se aclara en los considerandos, "en caso que el interés público lo requiera podrán participar de la sociedad personas de carácter privado a través de los procedimientos de selección correspondientes". 

Corredores Viales tendrá como objeto "la construcción, mejora, reparación, conservación, promoción, ampliación, remodelación, mantenimiento, operación, financiación, administración, explotación y prestación de servicios al usuario, en trazas, rutas, autopistas, accesos, corredores y cualquier otra red vial de jurisdicción nacional", detalla el decreto. Además ejercerá "los derechos y el cumplimiento de las obligaciones resultantes de toda concesión con cobro de peaje que se le confiera".

"El Gobierno Nacional considera prioritaria la construcción de obras de infraestructura vial y la consolidación de la red de caminos, rutas, autopistas y accesos que conecten a las distintas regiones del país de manera segura y previsible, permitiendo que la producción agrícola e industrial llegue a los puertos fluviales y marítimos, y de allí al mundo, con eficiencia y eficacia", se añade entre los considerandos.

martes, 3 de octubre de 2017

Está en obra otro puente que busca aliviar el tránsito para los que cruzan el Riachuelo (II)

(Clarin.com) - El puente Lacarra unirá Lanús con Villa Soldati. Servirá para sacarle circulación a los puentes Alsina y La Noria.  
Está en obra otro puente que busca aliviar el tránsito para los que cruzan el Riachuelo
El nuevo Puente Lacarra según una imagen que simula el proyecto.

La complicación de conectar la Ciudad con el GBA atravesando el Riachuelo la padecen miles de automovilistas y pasajeros de colectivos todos los días. La apertura del viaducto del Puente La Noria bajará los tiempos de viaje de quienes utilizan esa vía a diario, pero también se espera que mejore el tránsito en otros puentes. Es que por las demoras para unir el Camino Negro con la General Paz, muchos automovilistas elegían cruzar por el puente Alsina, e incluso por el Vélez Sarsfield o el Pueyrredón, todavía más alejados. El Bosch, también a la altura de Avellaneda, permanece cerrado por obras.

La apertura del viaducto del Puente La Noria resolverá parte del problema. Y para buscar un alivio mayor ya está en construcción otro cruce, que unirá Villa Soldati con Lanús y es un pedido de los vecinos de la zona que tiene más de 40 años.
Está en obra otro puente que busca aliviar el tránsito para los que cruzan el Riachuelo
La zona donde se construye el nuevo Puente Lacarra.

El Puente Lacarra está en obra y está proyectado terminarlo en 16 meses, antes de los Juegos Olímpicos de la Juventud, en octubre de 2018. Es que en la zona estarán ubicados el parque y la Villa Olímpica. Se espera que, una vez que este en uso, el puente beneficie a unos 300.000 vehículos. Muchos dejarán de usar otros cruces para acceder a la Ciudad o viajar hacia el GBA.

El enlace conectará la autopista Cámpora, del lado porteño, con las avenidas Coronel Osorio y Manuel Castro, en Provincia. Tendrá 60 metros de largo sobre el Riachuelo más 43,5 mts. sobre la Avenida 27 de Febrero y una distancia similar sobre la Avenida de la Ribera Sur, en Lanús.

La calzada contará con dos carriles por mano con un separador central y banquinas en ambos lados, más veredas para peatones y bicicletas. Además, habrá nuevos distribuidores y conectores en las dos márgenes.

Otro de los aspectos positivos del nuevo cruce será el tránsito pesado, que se conectará con la autopista Cámpora y agilizará el empalme con la Dellepiane, la 25 de Mayo y el resto de las autopistas porteñas. En la zona de Soldati también están el centro de logística de camiones y la terminal de micros Dellepiane, que por ahora casi no recibe servicios, pero tendrá un acceso rápido una vez que funcione en plenitud.

Esta obra demorará otro cruce sobre el Riachuelo que estaba en agenda: el puente Roca-Patricios, planeado para unir Barracas con Avellaneda, que se trabó por disputas judiciales y es un proyecto que continúa postergado.

domingo, 1 de octubre de 2017

Habilitan el tramo hacia Capital del nuevo Puente La Noria

(Clarin.com) - La conexión entre el Camino Negro y la General Paz será inaugurada mañana a las 9 por el presidente Mauricio Macri.
Habilitan el tramo hacia Capital del nuevo Puente La Noria
Vista aérea. Puente La Noria es una conexión clave entre Capital y Provincia. (Mario Quinteros)

Son tan sólo 800 metros, pero desde mañana representarán un ahorro de 40 minutos de viaje para miles de personas. Este lunes, después de más de tres años de obras, se inaugura la mano hacia Capital del Viaducto Puente La Noria. Su apertura conectará en forma directa el Camino Negro con la General Paz a través del Riachuelo. Así se eliminará el cuello de botella que se producía en el antiguo puente metálico por donde fue desviado el tránsito mientras duraron los trabajos. La mano hacia Provincia ya había sido habilitada el 26 de mayo pasado.

La inauguración oficial será a las 9, con la presencia del presidente Mauricio Macri, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. Un par de horas después del acto, el tramo quedará abierto al tránsito.

El viaducto, construido por Transporte a través de Vialidad Nacional, costó $ 1.371 millones. Consta de una calzada con dos carriles para cada mano, distribuidores, rampas de acceso y bajadas a colectoras.

Por Puente La Noria cada día circulan 75.000 vehículos y 21 líneas de colectivos que llevan 60.000 pasajeros. En ese punto se inicia el Camino Negro, que a lo largo de Lomas de Zamora recibe los nombres de Camino Presidente Perón y Avenida Juan XXIII. En 2005, el Gobierno nacional lo convirtió en una autopista. Y en 2008, el Gobierno porteño hizo dos cruces sobre el Riachuelo para reemplazar al viejo puente metálico.

Pero en el medio quedó la rotonda, donde se producían grandes embotellamientos. La situación empeoró aún más cuando, en 2010, el Gobierno bonaerense habilitó un casino y una terminal de ómnibus de media y larga distancia al costado del Camino. El tránsito colapsó.

En 2013 la Nación anunció la construcción del viaducto, pero recién la comenzó en febrero de 2014. Según Transporte, para diciembre de 2015 el avance era del 9%. La administración actual retomó la obra. Al mismo tiempo, los desvíos y cortes necesarios para los trabajos hicieron casi imposible circular por la zona, porque de cuatro carriles se pasaba a uno.

Finalmente, en mayo pasado se inauguró la mano hacia Provincia. Y el tiempo para hacer un tramo de ocho cuadras en la hora pico se redujo de 40 minutos a 90 segundos. Sin embargo, la entrada a la Ciudad siguió siendo lenta. Mientras terminaban los trabajos del otro empalme, el tránsito de la General Paz y la avenida 27 de Febrero fue desviado por el viejo puente metálico, donde se formaba un embudo.

"La mano a Provincia alivió enormemente el caos de tránsito que se forma en hora pico, en el regreso a casa. Y desde este lunes, quienes cruzan el puente todos los días para ir a trabajar a Capital también ahorrarán 40 minutos de viaje", afirmó Dietrich. “Con las dos manos habilitadas, estamos cumpliendo con los tiempos con los que nos comprometimos”, agregó Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Macri acelera la construcción de autopistas en las rutas 7 y 8, claves para la producción agrícola

LPO - Ordenó que las obras terminen antes del fin de su mandato. El plan de las 160 millones de toneladas.
Ni bien asumió en diciembre de 2015 el presidente Mauricio Macri puso en marcha un ambicioso plan de infraestructura que contempla la construcción de alrededor de 20.000 kilómetros de autopistas y caminos en todo el territorio nacional.

El presidente interpretó desde el inicio de su gestión que uno de los principales problemas de la red vial son los escasos kilómetros de autopistas que, no solo genera miles de muertos por año, sino también que resta competitividad al campo.

Según pudo saber LPO con fuentes oficiales, Macri ordenó al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que las obras para convertir las rutas 7 y 8 en autopistas culminen antes del final de su primer mandato en diciembre 2019. "No les puedo pedir que produzcan con tecnología del siglo 21 sobre una infraestructura del siglo 20", reconoció Macri en la última edición de La Rural de Palermo ante miles de productores agropecuarios que aplaudieron su discurso.

Pero, ¿por qué al presidente lo obsesionan estas dos obras?, fue lo que intentó averiguar este medio. En primer lugar, ambas rutas que conectan Pergamino y Junín con Capital Federal presentan un estado de deterioro notable que se acrecentó en los últimos años. Es que Buenos Aires, a pesar de ser la más poblada del país, es la provincia que registra el mayor déficit en infraestructura. "Son más de 30 las rutas que hoy tienen obras", dijo María Eugenia Vidal en la inauguración del primer tramo de la ruta 8 en San Miguel.

En este contexto, el punto más importante que destacan los especialistas es que si las rutas 7 y 8 no se convierten rápidamente en autopistas será imposible para la Argentina afrontar el aumento de la producción agrícola previsto para los próximos años. "Como país debemos asistir de manera urgente a una reforma integral en infraestructura que nos permita estar a la altura de los desafíos productivos", remarcó a LPO, Diego Cifarelli, presidente de la Federación de la Industria Molinera (FAIM).

"Estas obras harán ganar en competitividad al conjunto de la producción", indicó Cifarelli, quien dirigió durante varios años un importante molino en Junín. "Por suerte hoy vemos que a la altura de Chacabuco y Junín están trabajando fuertemente", agregó.

Para tener una idea de lo que está significando el aumento de la producción agrícola, durante la campaña 2016/17 se cosecharon un total de 137 millones de toneladas, una cifra 12 millones de toneladas superior a la campaña anterior. Esas 12 millones de toneladas adicionales generaron unos 400 mil viajes más de camiones, al tiempo que el plan oficial es alcanzar las 160 millones de toneladas en la próxima década a partir de los mejores rendimientos en trigo, maíz y girasol.

Por su parte, Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria bonaerense, comentó a LPO que "las obras en las rutas 7, 8 y 9 son muy importantes porque por allí se traslada buena parte de la cosecha gruesa entre los meses de febrero y junio".

"Apuntamos a agilizar el tránsito de camiones en todo lo que es el norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe donde se transporta la mayor parte de los productos primarios hacia los puertos y plantas de acopio", sostuvo el funcionario de Vidal.

En tanto, Jorge Solmi, dirigente de Federación Agraria (FAA) y oriundo de la localidad de Pergamino afirmó que "todo lo que sea autopistas es bienvenido para el campo porque tenemos un atraso de siglos respecto al resto del mundo".

En este sentido, en la Casa Rosada están convencidos que si se concreta el plan de autopistas previsto para los próximos años se logrará reducir considerablemente el costo de los fletes que se llevan una parte significativa de la renta del productor. "Actualmente en la Argentina los fletes cuestan un 76% más que en Brasil y un 70% más que en Estados Unidos", manifestó Raúl Robín, presidente del área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"En lo que se refiere a transporte terrestre hoy estamos más atrasados que hace 70 años", remarcó Robín. "Si no contamos con rutas y caminos modernos quedaremos fuera de partido porque nos será imposible competir", advirtió. 

martes, 26 de septiembre de 2017

La costosa modificación de la autopista Illia

(La Nación) - El proyecto del gobierno porteño podría costar unos 150 millones de dólares, que deberán solventar los contribuyentes y que no parece justificarse
El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ha decidido desplazar el trazado de la autopista Illia en el tramo comprendido entre la estación de peaje y la Avenida del Libertador. La obra consiste en la construcción de 2100 metros de autopista, que, a diferencia de la actual, transcurrirá a nivel del terreno en un área de playas ferroviarias. El tramo que se reemplaza de la actual autopista Illia será convertido en un parque lineal recreativo, que algún urbanista en un exceso imaginativo ha comparado con el High Line de Nueva York. El puente que permite el cruce sobre el nivel de la Avenida del Libertador dejaría de ser utilizado para el tránsito y pasaría a formar parte de ese parque.

El ingreso del tráfico al centro de la ciudad se resolverá con cruces semaforizados de la Avenida del Libertador en las calles Cerrito, Libertad, Rodríguez Peña y Callao. El ingreso desde la ciudad hacia la dirección norte de la autopista se realizará, semáforos mediante, por Carlos Pellegrini y desde la Avenida del Libertador. Se perderá la continuidad entre la autopista y la avenida 9 de Julio, que no sólo constituye hoy una importante ventaja para el tráfico, sino también un destacado rasgo urbanístico. El costo de esta obra podría llegar a los 150 millones de dólares.

Entre las 7 y las 11 de los días hábiles acceden por esta autopista unos 50.000 vehículos, que, a pesar de gozar de tiempos predominantes en los cruces semaforizados de Arroyo y las calles siguientes, acumulan colas de hasta dos kilómetros. En esas mismas horas, la Avenida del Libertador en dirección al centro, cuyos semáforos se programan con preferencia, también se congestiona. La supresión del puente que actualmente salva a distinto nivel el cruce de estas dos vías principales afectará la capacidad de ambas para evacuar sus intensos tráficos y agravará la congestión. Lo mismo ocurrirá por las tardes con Libertador en dirección norte y con la calle Carlos Pellegrini.

Surge la pregunta de cuáles son el motivo y la justificación de esta inversión. Según el secretario de Integración Social y Urbana porteño, Diego Fernández, "el proyecto de ley se motiva ante la necesidad de readecuar urbanísticamente el sector comprendido por los barrios 31 y 31 bis, contemplando una solución que brinde a sus habitantes una mayor cantidad de espacios públicos y por ende una mejora sustancial en sus condiciones de vida". Y además el mismo funcionario afirmaba que la actual traza de la autopista "se presenta como una barrera física que divide los barrios 31 y 31 bis, separándolos del entramado urbano del resto de la ciudad y generando una situación de constante inseguridad para los vecinos que viven linderos" y por debajo de aquélla.

No obstante, algunas agrupaciones villeras que militan en la oposición han rechazado el proyecto. Resulta claro que la razón oficial de ejecutarlo se apoya en un sentimiento percibido en las relaciones humanas y sociales de los habitantes de la villa 31. Asistentes sociales, sacerdotes y funcionarios que han trabajado en loable ayuda a sus habitantes con el tiempo han hecho de ese ámbito un universo excluyente. Así, esos sentimientos adquirieron valores absolutos y, por su carácter, no pudieron ser considerados por los gobernantes de la ciudad en un contexto más amplio y razonable. Pero para el resto de los ciudadanos resulta difícil comprender que exista un disgusto social tan intenso por una alegada falta de integración entre quienes habitan la villa de uno y otro lado de la autopista. En su tramo elevado se evidencia por debajo del viaducto una continuidad de las edificaciones y las calles de la villa. Muy pocos podrían responder cómo se distinguen las villas 31 y 31 bis. No debe desconocerse, además, que gran parte de quienes con sacrificio y esforzado ahorro han logrado su vivienda propia y pagan todos los impuestos y servicios consideren injusto que otros no lo hagan y que hayan intrusado terrenos sin penalidad y más bien con premio.

El costo del traslado de la autopista Illia será afrontado por los contribuyentes de la ciudad, que ya han sido fuertemente exigidos con incrementos en sus impuestos. Además, los usuarios de esa vía verán agravadas sus demoras, sus costos y su paciencia. El exceso de gasto público es uno de los principales problemas que debe resolver nuestro presidente, cuyo partido gobierna también la ciudad. Hace falta una explicación. Y si fuera como realmente parece, debería abandonarse este proyecto.

Un gasto inútil...

sábado, 16 de septiembre de 2017

Para agilizar el tránsito, construyen un tercer carril de cada mano para el Acceso Tigre

Por Javier Drovetto - LA NACION
En una primera etapa se ampliarán los primeros 1800 metros, entre las avenidas Tomkinson y Uruguay; los ocho kilómetros restantes están en etapa de proyecto

Hace una década que el Acceso Tigre quedó angosto y tanto en las horas pico como los fines de semana se ve desbordado, a tal punto que transitar los ocho kilómetros que unen Tigre con la Panamericana, a la altura de San Isidro, puede llevar una hora, seis veces más que en condiciones normales. Justamente ese escenario es el que busca cambiar el Ministerio de Transporte de la Nación con la reanudación de las obras para trazar un tercer carril por mano.
Para fines de enero próximo estarían concluidos los trabajos en este tramo de la Panamericana
Para fines de enero próximo estarían concluidos los trabajos en este tramo de la Panamericana. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Los trabajos que están en marcha consisten en sumar un carril a los dos que existen por cada sentido de circulación. En una primera etapa, que debe estar lista a fines de enero próximo, se hará a lo largo de los primeros 1800 metros del acceso, entre la bajada de Tomkinson, justo después del peaje del ramal, y la bajada de la avenida Uruguay, límite entre los partidos de San Isidro y San Fernando. Mientras que la ampliación del resto del acceso por ahora está en etapa de proyecto.

La obra actual está en manos de la empresa Coarco SA. Requiere una inversión de $ 199 millones y se financia con recursos de afectación específicos (RAE), un fondo que la concesionaria Autopistas del Sol debe constituir con un porcentaje de lo recaudado en los peajes y que el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, debe destinar a obras en los accesos.

La noticia era muy esperada por San Isidro, San Fernando y Tigre, los tres municipios que atraviesa el acceso, y por los 89.500 automovilistas que en promedio usan este camino todos los días. Ocurre que la materialización del tercer carril acumula casi diez años de obras intermitentes. El primer trabajo preparatorio fue en 2008, cuando se ensanchó uno de los ocho puentes que permiten elevar el acceso para atravesar las avenidas transversales. Luego hubo que esperar seis años para que se completara la obra en el resto de los puentes, etapa en la que el ensanche se había detenido hasta ahora.

Foto: LA NACION

"El acceso, así como está, es intransitable. Un día del fin de semana a la tarde, cuando todos vuelven de pasear por Tigre, podés tardar casi una hora en llegar a la Panamericana. Y en las horas pico, los días de semana, 30 minutos", consideró Oscar Vilela, presidente de la Cámara de Agencias de Remís de San Isidro y dueño de una remisería sobre Tomkinson, a 600 metros del acceso.

Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación, remarcó que la ampliación de este ramal fue "largamente esperada". Desde su cartera explicaron que el ensanche comenzó en ese tramo porque es el comienzo del acceso. Desde la intendencia de San Isidro agregaron que haber comenzado por ahí fue un acierto. "A la salida del peaje la calzada es ancha, pero se angosta rápidamente a dos carriles, lo que produce un embotellamiento que recién se despeja dos puentes más adelante, en Uruguay", consideró Walter Pérez, subsecretario general de Inspecciones, Registros Urbanos y Tránsito de San Isidro.

Los trabajos llevarán la calzada, que hoy es de 9,80 metros, a 14 metros por mano. Además, se incorporarán luces LED y se construirán rotondas en las intersecciones de las bajadas del acceso con Tomkinson, Uruguay y José Ingenieros. Por las obras, el ministerio promete no interrumpir el tránsito, pero sí reducir como máximo uno de los dos carriles por mano.

Más allá de destacar la buena noticia que implica la reanudación de la obra, en Tigre se mostraron expectantes en torno del compromiso de que el tercer carril se ejecute hasta el final del acceso, a la altura de la avenida Liniers.

"Es una obra que Tigre viene pidiendo desde hace mucho y esperemos que continúe hasta Tigre Centro. Sin dudas, traerá mejoras en los horarios pico de la semana y los días del fin de semana", consideró Daniel Gambino, secretario de Obras Públicas de Tigre.

En ese sentido, voceros del Ministerio de Transporte nacional señalaron que la segunda etapa, que llevaría el ensanche hasta Tigre, "está en proceso de aprobación de proyecto" y afirmaron que "contempla el resto del ramal, completando su totalidad de ocho kilómetros de extensión". Aunque aclararon que "aún no se han definido plazos de inicio de obra ni de duración de los trabajos".

Extraoficialmente, varios funcionarios reconocen que históricamente la obra del tercer carril del Acceso Tigre estuvo atravesada por la política. Fue el actual diputado nacional Sergio Massa quien anunció el ensanche en 2007, cuando era director de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) y estaba en campaña para disputarle la intendencia al vecinalista Ernesto Casaretto.

Una vez elegido, la obra se inició con el ensanche de los puentes. Sin embargo, cuando Massa se apartó del kirchnerismo formalmente, en las elecciones de 2013, y creó el Frente Renovador, se completó el ensanche de los puentes que faltaban, pero no avanzó el trazado del tercer carril, una decisión que se mantuvo durante los últimos dos años del segundo mandato de Cristina Kirchner, cuando la obra representaba una mejora de infraestructura en tres municipios gobernados por intendentes opositores al kirchnerismo: Massa, en Tigre; el radical Gustavo Posse, en San Isidro, y el massista Luis Andreotti, en San Fernando. Ahora, la gestión de Cambiemos, que tiene a Posse como jefe comunal aliado, reanuda la obra y garantiza el tercer carril en el tramo de San Isidro, con la promesa de completar el tramo que atraviesa San Fernando y llega hasta Tigre, distritos que siguen gobernados por el massismo.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Infraestructura: El listado más importante (II)

Resultado de imagen para El listado más importante + La NaciónPor Diego Cabot - LA NACION
En un país con serias fallas en sus servicios básicos, el Gobierno decidió jugar fuerte con proyectos que implican una alta inversión y un fuerte impacto en el interior; inundaciones, cloacas, transporte y energía, en el eje de la estrategia.

1. Sistema Matanza Riachuelo
Inversión: 1200 millones de dólares
Impacto: cuando esté terminada la obra, habrá alrededor de 4,3 millones de habitantes con acceso a cloacas, un servicio con el que hoy no cuentan
Fecha de finalización: según lo proyectado, la obra debería estar concluida el primer trimestre de 2021

2. Acueducto del Chaco
Inversión: aún falta un desembolso aproximado de 2000 millones de pesos.
Impacto: en el inicio, 380.000 habitantes; 417.000 en 2020
Descripción: Es una obra que se anunció varias veces y estuvo paralizada dos años. Llevará agua potable a poblaciones del Norte de Chaco

3. Centrales Kirchner y Cepernic
Inversión: más allá de las reformas que tuvo el proyecto, se estiman en US$ 4500 millones
Proyecto: las polémicas centrales hidroeléctricas sobre el Río Santa Cruz son más pequeñas que las que licitó el gobierno de Cristina Kirchner. Es la obra pública más importante del país y esta financiada por China

4. Belgrano Cargas
Inversión: todo el plan tiene una proyección de 15.000 millones de pesos, pero todo se hará en etapas
La obra: se prevé la renovación de 17.000 kilómetros de vías, de las cuales 7500 se rehabilitarán y el resto, se cambiará. Ya llegaron 150 vagones y se recibieron 20 locomotoras para el ramal

5. Cloacas en Córdoba
Inversión: 4600 millones de pesos, con aportes de la provincia y de la Nación
Impacto: Córdoba es la segunda ciudad del país, pero sólo tiene cobertura de cloacas en un 25 por ciento de la población. Macri pretende llevar la cobertura de agua al 100% de la población, y la de cloacas, al 75%

6. Mil kilómetros de autopistas
Inversión: entre 2016, 2017 y 2018, Vialidad invertirá en rutas 240.000 millones de pesos
Proyecto: El Gobierno quiere completar su promesa de duplicar la cantidad de autopistas (actualmente de 2800 kilómetros) en cuatro años; además, se construirán rutas seguras

7. Soterramiento del Sarmiento
Inversión: 3000 millones de dólares.
Adjudicación: la polémica en torno al ramal más populoso del sistema ferroviario estuvo siempre. Primero, por la necesidad o no de hacer esta megaobra; después, por el papel de Odebrecht y de Iecsa como adjudicatarios; el Gobierno decidió ponerla en marcha

8. Canal San Antonio
Inversión: se proyectan 771,2 millones de pesos.
Ubicación: La obra está situada en el límite de Santa Fe y Córdoba.
Impacto: se sanearán alrededor de 600.000 hectáreas que se inundan, además de favorecer a 168.000 habitantes de la zona. Tiene un plazo de ejecución de 20 meses.

9. Renovación de aeropuertos
Inversión: hasta 2019 se invertirán 23.000 millones de pesos
Proyecto: El plan de obras contempla 18.970 millones de pesos para remodelar estaciones, otros 2340 millones de pesos para aparatos nuevos en los servicios de aeronavegación, y otros 1700 millones para mejorar la aviación civil

10. Plantas depuradoras de agua
Inversión: sólo en la planta de Hurlingham se invertirán 714 millones de pesos.
Impacto: esta obra llevará beneficios a 300.000 habitantes. En el Gran Buenos Aires están programadas y en proceso de licitación varias plantas que mejorarán la calidad del agua y llevarán agua potable a millones de habitantes

Apuesta por la infraestructura: las diez obras más relevantes

Por Diego Cabot - LA NACION
En un país con serias fallas en sus servicios básicos, el Gobierno decidió jugar fuerte con proyectos que implican una alta inversión y un fuerte impacto en el interior; inundaciones, cloacas, transporte y energía, en el eje de la estrategia

Mauricio Macri es ingeniero. Además, es presidente de un país que tiene un enorme déficit en infraestructura. Está convencido de que las grandes obras tienen un fuerte impacto en la vida de los ciudadanos. También sabe que la obra pública es uno de los grandes anabólicos de la economía a la hora de tomar impulso. El combo es perfecto para apuntar a la infraestructura como uno de los pilares de la esperada recuperación y, de paso, como basamento de la política de Cambiemos.
Ahora bien, ¿cuáles son esas obras silenciosas cuyo impacto ya se ve en algunos indicadores y que de a poco podrán ser más que un obrador?

Foto: LA NACION

El caso de Santiago Maldonado terminó por ganar los titulares después de que el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, estuvo el miércoles pasado en el Senado. Pero en el discurso, la infraestructura ocupó un lugar central, casi tanto como el que ocupa en la gestión.

"Estamos ejecutando un plan de infraestructura ambicioso, federal y transparente. Estamos construyendo caminos, puertos y aeropuertos, recuperando líneas ferroviarias. Estamos actualizando y ampliando la infraestructura energética de nuestro país. Estamos ampliando la red de agua potable y cloacas para cumplir nuestra promesa electoral de darle agua al 100% y cloacas al 75% de los habitantes urbanos del país", dijo Peña entonces.

Más aún, destacó las formas que tienen las licitaciones. Dijo que ahora los sobres se cuelgan en Internet y que en licitaciones donde antes se presentaban cinco empresas, y que eran las mismas de siempre, ahora se presentan 20. "Esta transparencia y la ausencia de corrupción, nos permite aprovechar mucho mejor el presupuesto", aclaró.

Según sus palabras, entre 2011 y 2015, por ejemplo, cada kilómetro de ruta le costaba al Estado alrededor de 2 millones de dólares. "En 2016 pagamos 1,3 millones de dólares, un 35% menos", informó el jefe de Gabinete.

Dentro de ese universo enorme llamado infraestructura conviven cuatro grandes rubros, según lo ha denominado el Gobierno: transporte, energía, hídricos y resto, donde se encuentran vivienda, hábitat, Fondo Federal Solidario y educación.

El plan de infraestructura se inicia con un método. Todos los pedidos de los ministerios destinados a inversiones se hicieron exclusivamente a través del Banco de Proyectos de Inversión Pública (Bapin).

Allí llegaron 5615 proyectos de todas las jurisdicciones que suman un requerimiento de inversión alrededor de 600.000 millones de pesos. "Se está terminando de definir la selección de los proyectos específicos que se incluirán en el proyecto de presupuesto que se presentará la semana próxima", dijo Peña.

Además, los ministros del Interior, Transporte y Energía, Rogelio Frigerio, Guillermo Dietrich y Juan José Aranguren, trabajaron con los gobernadores con otras iniciativas. En paralelo, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, se encargó de buscar financiamiento para algunas de las obras grandes. Ese es el esquema.

En los primeros lugares de importancia en cuanto al impacto que generará, habitacional y político, está el sistema Matanza Riachuelo. "Es una obra para darle cloacas a más de cuatro millones de personas del área metropolitana. Es la obra más grande de agua que está financiando el Banco Mundial en el planeta", contaron desde la Secretaría de Recursos Hídricos. La obra permitirá escurrir 27 metros cúbicos por segundo y se proyectan 46 kilómetros de túneles. Con una inversión de 1200 millones de dólares, se prevé que esté terminada el 2021. Entonces, cuando el obrador se cierre, el proyecto habrá tenido impacto en 4,3 millones de habitantes.

Otra de las obras lejanas a los ojos porteños de vital importancia en el interior es el "Segundo Acueducto para el Interior de Chaco". El proyecto, que está en ejecución, tendrá un impacto para 380.000 personas inicialmente y se llegará a los 417.000 habitantes en 2020. La ex presidenta Cristina Kirchner inauguró varias veces la obra que, finalmente, estuvo parada dos años. Ahora se revitalizó. Tiene previsto tomar agua del Paraná, y de allí, cruda y sin tratar, llegar a Barranqueras. En ese lugar se potabilizará para partir con un acueducto de 175 kilómetros a la localidad de Luis Saenz Peña, en Chaco, desde donde se ramificará a poblaciones de la zona.

Los cordobeses también tienen una de las obras más importantes. Córdoba es la segunda ciudad del país y una de las más ricas, pero solo el 25% de la ciudad tiene cloacas. La obra consta de 45 kilómetros de cañería y una planta depuradora, empezó en 2016 y cuenta con aportes del gobierno provincial y del nacional.

En Santiago del Estero, sobre el río Salado, hay un proyecto que queda en medio de la desolación y que garantizará agua potable y para riego a todo el norte de la provincia. La obra es de esas que no suman votos a corto plazo, pero beneficia a localidades, parajes y zonas de pueblos originarios con pocos habitantes. Y va a permitir el desarrollo de una zona que hoy toma agua del Canal de Dios, un curso artificial que se alimenta del caudal del Salado. Pero no siempre llega agua a esa zona y esta obra, a la que se destinarán 1100 millones de pesos, promete terminar con la falta de agua.

Hay otras que podrían listarse. La planta de tratamiento y el colector para Bariloche, que va a permitir sanear el lago Nahuel Huapi. Tiene un presupuesto de 625 millones de pesos y tendrá impacto directo en 190.000 habitantes, además del ecológico por dejar de verter en el lago.

Hay una más de este área que vale la pena agregar. La construcción del Canal San Antonio, en el límite entre Córdoba y Santa Fe. "Son más de 160 kilómetros de canal y no se hace inversión significativa ahí hace como 80 años. Va a sanear 600.000 hectáreas de una de las zonas más productivas del país. La obra arranca antes del 20 de septiembre y esta semana salió la adjudicación en el Boletín Oficial", contaron desde el Ministerio del Interior.

Las más conocidas

Entre las obras mas relevantes desde el punto de vista de la inversión se cuentan dos polémicas. La primera es hidroeléctrica. Se trata de las centrales Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, ambas sobre el cause del río Santa Cruz. Hace poco más de un mes se aprobó el estudio de impacto ambiental y, si bien el proyecto cambió desde que lo adjudicó el kirchnerismo, el Gobierno decidió terminarlo a cambio de una inversión de 4500 millones de dólares, con lo que la convierte en la obra pública más grande de la Argentina.

La otra polémica estuvo en la reanudación del soterramiento del Sarmiento. Desde hace más de un año se decidió terminar el proyecto ferroviario más importante del país, al menos si lo que se cuenta es la inversión. El ramal que irá bajo tierra tiene previsto un desembolso de 3000 millones de dólares y tendrá impacto en 200.000 pasajeros. El tiempo de espera entre un tren y otro se reduciría de 10 a 3 minutos. Además, el tiempo de viaje disminuiría 20%, con lo que se pasaría de 37 minutos a menos de 30 para llegar de Once a Haedo.

No es la única obra ferroviaria de gran importancia. El Belgrano Cargas es una de las grandes apuestas En la Argentina, el 95% de la carga se transporta en camión. Mientras, el ramal permite ir a 14 kilómetros por hora. Un ejemplo: en 1984 la velocidad era de 50 kilómetros. La inversión para el ferrocarril de cargas llegará a US$ 15.000 millones, con 17.500 kilómetros de vías rehabilitadas: para 6600 habrá una renovación total y 10.900 tendrán mantenimiento pesado. Dietrich también motoriza la construcción de 1000 kilómetros de autopistas con una inversión proyectada de US$ 12.000 millones hasta 2019. Además, hay varias obras de renovación de aeropuertos, con fuerte impacto en el interior del país.

Así es el tablero de control de la infraestructura del primer presidente que a su vez, es ingeniero.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Se invertirán u$s 1100 M para terminar toda la obra de la cuenca del Río Salado

Por  BERNARDO VÁZQUEZ - Cronista.com
Tendrá, en su mayoría, financiamiento del Banco Mundial y se espera que finalice en cuatro o cinco años. Nación aportó $ 1600 millones para el inicio de los trabajos
Se invertirán u$s 1100 M para terminar toda la obra de la cuenca del Río Salado
En dos semanas, el miércoles 20, el gobierno bonaerense inaugurará el primer tramo de la fase final de las obras en la Cuenca del Río Salado para fortalecer la protección contra las inundaciones. Será uno de los primeros actos de campaña de María Eugenia Vidal con vistas a las elecciones, que comenzará con una inversión inicial de $ 1600 millones, fondos destinados por Nación, pero que continuará con otras dos etapas, que empezarán el año próximo y que demandará una inversión global de u$s 1100 millones, la mayoría proveniente de financiamiento externo.

La expectativa del ejecutivo provincial es terminar toda la obra entre 2021 y 2022, en la segunda parte de un eventual segundo período de Vidal como gobernadora. Sin embargo, el tramo de 37 kilómetros que unirá la laguna de Las Flores y Lobos y que comenzará este mes, se terminará en 2019, sobre el final del actual mandato.

Resultado de imagen para obra de la cuenca del Río SaladoEl denominado Plan Maestro comprende la ampliación en la etapa 4 del cauce del Salado a lo largo de 200 kilómetros, en los partidos de Bragado, Alberti, Chivilcoy, 25 de Mayo, Navarro, Roque Pérez, Lobos y San Miguel del Monte. En 2018 dará comienzo la segunda parte de esta obra, entre Lobos y Roque Pérez, que se extenderá hasta 2021 y demandará un desembolso de u$s 250 millones, que ya fue otorgado por el Banco Mundial a través de un crédito.

El tramo final es el más complejo, por recorrido y por la erogación de fondos que implica: 135 kilómetros y u$s 750 millones, que buscarán conseguir con financiamiento externo motorizado tanto desde Provincia como de Nación. El año que viene, aseguran, lo lograrán, para poder encarar la última etapa, que prevé una culminación estimada para dentro de cuatro o cinco años.

"La Provincia no tenía la plata suficiente para afrontar semejante obra", detallan fuentes oficiales, que recuerdan que los trabajos en la Cuenca del Salado debieron haberse terminado en 2011 por el gobierno provincial anterior. En el gobierno bonaerense admiten que, aun con las obras en marcha, "seguirá habiendo inundaciones" hasta que se complete todo el trabajo.

En el gobierno, no obstante, reconocen que hubo avances durante la gestión de Vidal en las medidas de recaudo para actuar frente a inundaciones. Destacan, en ese sentido, la compra de 60.000 colchones, numerosos botes y un acuerdo firmado con Defensa Civil para recibir asistencia total frente a emergencias hídricas. Y manifestaron que de las 263 obras proyectadas en la Provincia, 199 se están haciendo y las restantes 124 ya se terminaron.

Vidal estuvo ayer en General Villegas, distrito del noroeste bonaerense que padece inundaciones desde hace 20 meses, junto a su ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, y del subsecretario de Infraestructura Hidráulica, Rodrigo Silvosa. La gobernadora supervisó los trabajos que se realizaban sobre la Ruta Nacional 188, ejecutados por el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos provincial.

En los últimos 20 meses, el agua afectó casi el 80% de las 725.000 hectáreas que posee el distrito, destruyó la extensa red vial de caminos rurales y obligó al cierre de más de una veintena de tambos. además de ocasionar pérdidas agroganaderas valuadas en $ 5000 millones.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Retiro: ponen a la venta terrenos por US$ 165 millones

Por Pablo Fernández Blanco - LA NACION
El Gobierno subastará un área de 91.337 m2 lindante con Puerto Madero. La subasta de los cuatros lotes que suman 91.000 m2 se realizará el 26 de octubre y los fondos que se obtengan se destinarán a la construcción del Paseo del Bajo; el 26 de octubre, la primera operación

La administración de Mauricio Macri comenzó a agudizar el ingenio para llevar a cabo obras de infraestructura sin tomar más deuda ni engrosar el déficit fiscal. Uno de esos mecanismos gira en torno de los activos que posee la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE, la ex Onabe), que acaba de poner a la venta un conjunto de terrenos a partir de los cuales el Gobierno espera recaudar al menos US$S 165 millones.

Esa suma será utilizada para financiar aproximadamente el 25% de los gastos que insumirá la construcción del Paseo del Bajo, la obra de infraestructura más importante que se desarrollará en la Ciudad de Buenos Aires en los próximos años. Otro 25% provendrá de la subasta de más terrenos en 2018. Y la otra mitad se afrontará con un crédito del Banco de Desarrollo de América latina (la ex Corporación Andina de Fomento, CAF).
El lote que salió a la venta es un terreno ferroportuario subutilizado, en la zona de Retiro contigua al puerto. Tiene 91.337 metros cuadrados (mM2) y está delimitado por las avenidas Eduardo Madero y Antártida Argentina y las calles Cecilia Grierson y San Martín, siguiendo el recorrido de las vías del viejo ferrocarril portuario entre el cruce de la avenida Córdoba y el final de Madero). Es parte del proyecto denominado Catalinas Norte II, que tiene un total de siete parcelas para ser urbanizadas, de las cuales cuatro saldrán a la venta en esta etapa.

La administración de Macri espera cosechar una buena cantidad de dólares debido a las características del predio, que está sobre la costa, con proximidad a Catalinas Norte y colindante con Puerto Madero. Su cercanía a la estación ferroviaria de Retiro lo convierte en una de las fracciones con mayor potencial de desarrollo dentro de la Ciudad.

Los desarrolladores interesados también prometen entablar una disputa por esos predios. La semana pasada, Eduardo Costantini, creador de Nordelta y presidente de Consultatio, reconoció en la Expo Real Estate 2017 que estaba interesado en que se abriera la venta de esas parcelas.

Las subastas comenzarán el 26 de octubre próximo en la sala Néstor Kirchner de la sede de la AABE y terminarán en diciembre de este año.

El mes próximo se subastarán dos lotes por un valor base de 40 millones de dólares cada uno, aunque el organismo espera que esa cifra se estire hasta los US$ 60 millones. Pero la tajada más grande saldrá a la calle en el último mes del año. Se trata de un lote de US$ 40 millones y otro de US$ 45 millones, con una particularidad: la AABE intentará primero venderlos en bloque, porque entiende que en la zona faltan plantas de superficies más grandes. Por esa vía, pedirá US$ 125 millones por el conjunto.

Otros tres terrenos se venderán el año próximo. "Nuestra proyección es que en total vamos a ingresar más de US$ 300 millones para financiar el Paseo del Bajo", explicó Ramón Lanús, presidente de la AABE, ante la consulta de LA NACION. Y completó: "Es una obra muy importante, que va a generar más espacio verde en la zona, el equivalente a 2,5 veces el parque Lezama. Y por cada peso que inviertan los desarrolladores, otros tres repercutirán en términos de actividad. Esperamos 1200 millones de dólares de inversión total, entre la tierra y las obras".

Base sustentable

La AABE apuesta a que los terrenos se usen para la construcción de una nueva generación de oficinas y departamentos con bajo criterios de urbanismo sustentable en un lapso relativamente corto. "A la ciudad le faltan oficinas de calidad. Y estipulamos un tiempo para las obras: tienen que empezar en un máximo de tres años y terminar en seis. Si no, hay multas", explicó Lanús.

El Paseo del Bajo modificará el perfil de la avenida Madero, dado que el tránsito de carga pasará por otro nivel. En diciembre del año pasado, la Legislatura porteña aprobó la rezonificación de estos terrenos ferroviarios para destinarlos a proyectos integrales de urbanización e inmobiliarios, cuyas rentas generadas servirán al financiamiento del Paseo del Bajo.

Ese emprendimiento es un proyecto a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, ejecutado por la empresa estatal AUSA (la dueña de las autopistas porteñas) y la Corporación Puerto Madero, que conectará las autopistas Buenos Aires-La Plata e Illia y debería estar terminado en 2019. Se trata de una vía de 7,1 kilómetros que incluirá una autopista y carriles rápidos, con más cruces peatonales, para solucionar el problema de tránsito.

El camino se extenderá desde la Autopista Buenos Aires-La Plata sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y el eje Huergo-Madero, y luego por las avenidas Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo hasta su empalme en el norte con la autopista Illia. Tendrá 12 carriles, de los cuales cuatro serán exclusivos para camiones y ómnibus de larga distancia, que tendrán acceso directo a la terminal de Retiro. Los ocho restantes serán de uso exclusivo para autos y colectivos de corta distancia (cuatro en sentido Norte y cuatro en sentido Sur).

viernes, 1 de septiembre de 2017

La importancia de la Ruta Nacional 8

(Editorial de La Nación) - El Gobierno deberá empeñar todos sus esfuerzos para concluir este camino vital, largamente desatendido durante más de una década de negocios corruptos

La ruta 8 fue pavimentada en 1940 en atención al movimiento de vehículos que se desplazaban en dirección al noroeste de la provincia de Buenos Aires, y aun más allá. Antes del trazado moderno de la ruta 7, la 8 era la vía natural más directa para acceder a San Luis y Mendoza desde la Capital. Pero hace 40 años, por lo menos, que una de las mayores polémicas sobre el gravísimo déficit caminero de la Argentina refiere a las razones por las cuales se ha mantenido en condiciones tan precarias como peligrosas, con una sola mano, un recorrido de tan vital importancia. Atraviesa cuatro provincias: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Luis, y se ha ganado, con creces, la merecida mala fama de ser una de las más riesgosas por la cantidad de accidentes y muertes que se producen en su traza.
Resultado de imagen para la ruta 8
Una vía clave, la ruta 8 es una de las más peligrosas del país. Foto: LA NACION

Recientemente, hubo una señal más sobre esa condición a raíz del gravísimo accidente registrado en las proximidades de Pergamino. Hay motivos, sin embargo, para confiar que en no más de dos o tres años se cerrará parcialmente un ciclo penoso en relación con esta arteria vital de nuestro sistema caminero. La intensidad de las obras que se realizan desde el año último, a cargo de distintos contratistas, a fin de convertirla en autopista en el trazado que une Pilar con Pergamino, está a la vista de quienes se desplazan por ella. 

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, supervisó días atrás la marcha de las realizaciones y anunció que el tramo Pilar-Solís, localidad situada a 100 kilómetros de Buenos Aires, quedará concluido antes de fines de año. Los intendentes de los partidos por los que pasa la ruta 8 habían concertado en los años postreros del siglo XX presionar sobre el gobierno para que la autopista soñada fuera una realidad como continuación del Acceso Norte. 

El presidente Kirchner anunció en 2005, con el aspaviento que se le conocía, que asumía como propios tales requerimientos, pues había que terminar con las características de una ruta que ocasionaba tantas muertes. Con escándalos como éste nunca investigados, incluida la apertura presurosa en el kilómetro 66 de la estación de peaje que cobró de manera anticipada a los conductores de automotores una elevadísima tasa durante mucho tiempo por obras que no habían comenzado, los tres períodos presidenciales del kirchnerismo se dilapidaron sin haberse hecho más que un par de kilómetros de ensanchamiento. Prácticamente nada, porque el segmento entre el encuentro de la 8 y la 39, de acceso a Capilla del Señor, y Parada Robles, se convirtió, a raíz de la lentitud de los trabajos y paralización de obras por dos años, en un trayecto invadido por la desidia y los obstáculos imprevistos, convertido en un espacio más peligroso que nunca.

De los 180 km comprometidos, sólo 12 se habían hecho cuando las obras se paralizaron. A la rescisión de un contrato por cientos de millones de pesos con el consorcio Corredor Americano, liderado por el grupo Eurnekian, el Gobierno llegó llamativamente con un extraño "mutuo acuerdo", sin contemplar indemnización alguna para el Estado por obras incumplidas, como hubiera correspondido, premiando paradójicamente al mencionado grupo incumplidor con una millonaria indemnización. Se evitó que los funcionarios ejecutaran la garantía contractual que debía tener el consorcio e increíblemente éste cobró en forma indebida un resarcimiento de casi 150 millones además de lo que ya había cobrado con los ingresos por peajes. Un gigantesco negociado.

El ritmo de las obras, con 167 km en ejecución actualmente, ha animado, por primera vez en mucho tiempo, la esperanza de que en verdad la autopista quede finalizada en 2019. Han sido tantos los desfalcos y las desilusiones con este emprendimiento a lo largo de muchas décadas, y en particular entre 2005 y 2015, que el Gobierno deberá empeñar todos sus esfuerzos a fin de que no se defraude una vez más la palabra empeñada.

La ruta 8 es una vía clave en la articulación de la parte central del país por los más diversos motivos. Entre otros, por conectarlo con el Mercosur y abrir la salida de los productos de la zona núcleo agrícola y de economías regionales a mercados internos y del exterior. Su importancia se ha realzado todavía más con el anuncio del titular de Transporte de que su nueva traza procura completar, con las rutas 3, 5, 7, 9 y 205, un sistema radial de autopistas con cruces a distinto nivel, distribuidoras y cambios en la fisonomía de ciudades para evitar así la circulación de camiones en centros urbanos.

Lo que se plantea es dar un salto cualitativo de altísima significación a fin de remontar manifiestas insuficiencias de la infraestructura general y coadyuvar a la necesidad impostergable de modernizar el país.

jueves, 24 de agosto de 2017

Eliminarán la mitad de las cabinas de peaje en rutas nacionales

Por Diego Cabot - LA NACION
Hasta que se terminen las obras proyectadas en los corredores, dejarán de cobrar las que estén ubicadas en tramos que no tengan mejoras; pasarán de 50 a 26 estaciones
Eliminarán la mitad de las cabinas de peaje en rutas nacionales
Eliminarán la mitad de las cabinas de peaje en rutas nacionales. Foto: Archivo 
El Gobierno prepara un nuevo esquema para las rutas con peaje que trae una novedad. El proyecto prevé la eliminación de la mitad de las cabinas que hoy cobran el paso de cada vehículo. Pero a no entusiasmarse demasiado: la medida se aplicará hasta que se terminen las obras previstas en cada uno de los corredores.

De las 50 cabinas existentes en las rutas nacionales, quedarán entre 24 y 26. Para eliminar o dejar cada una se tomará el estado de la traza. Por caso, las que estén en caminos de doble mano y sin mejoras que justifiquen el canon de tránsito se eliminarán por un tiempo.

Según confiaron fuentes oficiales que conocen el proyecto, esta situación se va a mantener hasta que se termine la obra que, en todos los casos, contempla la construcción de rutas seguras, autopistas o autovías. Recién entonces se volverán a instalar las cabinas.

El boceto se verá dentro de poco más de un mes, cuando se abra una sala para que las empresas interesadas en revisar la propuesta de concesiones futuras puedan hacer las consultas y entregar las consideraciones que necesiten. Cerrado ese data room, se confeccionarán los pliegos de licitación. Los cambios no se limitan a las cabinas. En en el país hay alrededor de 9000 kilómetros de rutas con peajes divididos en nueve concesionarios. Según los planos preliminares, quedarán alrededor de 8000 cuando se hagan cargo las nuevas empresas concesionarias.

Otra de las modificaciones es que las obras se realizarán bajo el programa de Participación Público Privada (PPP), un esquema que está previsto en una ley que se aprobó el año pasado y que es una de las herramientas con las que el Gobierno piensa construir infraestructura.

Los consorcios que se presenten, seguramente, deberán estar integrados al menos por una constructora y un banco que financie la inversión. Presentarán su propuesta para realizar las obras en cada corredor a cambio de un pago.

Foto: LA NACION

Aquí empieza la cuestión original del proyecto. A diferencia del esquema que armó el kirchnerismo, donde el dinero lo ponía el fisco y la empresa concesionaria explotaba la vía y mantenía las cuestiones básicas, como el señalamiento y el corte del pasto en las banquinas, en el futuro proyecto el desembolso para la obra lo realizará el privado.

El repago se financiará por dos vías. Por un lado, el consorcio podrá cobrar los peajes que le habilite el Estado. Por el otro, recibirá una compensación que saldrá del Sisvial, un esquema de recaudación que se solventa con una tasa vial que se paga con el precio de cada litro de gasoil que se vende en la Argentina.

Justamente, el que ponga en su propuesta de PPP el número más bajo que requerirá del Sisvial, se quedará con el tramo de ruta nacional por el tiempo que el Organismo de Control de las Concesiones Viales (Occovi) determine.

Las obras en cada uno de los corredores estarán delimitadas en el pliego. Lo seguro es que toda la red de 8000 kilómetros concesionados se convertirá en autopistas, autovías o rutas seguras, una traza más ancha que tiene un tercer carril de sobrepaso para camiones y banquinas asfaltadas.

En la Argentina existen 182.000 kilómetros de rutas, 40.200 de los cuales forman parte de la red vial nacional. Según datos de Ministerio de Transporte, el 85% de los vehículos circulan por sólo 6000 kilómetros, que se centralizan en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Allí se concentrará la mayoría de la inversión futura.

Pasado el data room de septiembre, el Gobierno prevé llamar a licitación antes de fin de año, para terminar el proceso de licitación en abril, cuando vence el emparchado sistema actual. La Argentina tiene desde hace años un sistema de cobro por cabinas en las rutas nacionales que es fuertemente subsidiado y no tiene contratos a largo plazo. Las concesiones actuales, en rigor, no son tales, sino un contrato de obra pública con obligación de mantener la traza. La obra pública nunca se hizo y los peajes quedaron a la deriva. El gobierno de Macri prorrogó dos veces el esquema por un año cada vez y espera desarmar esta estructura precaria en abril próximo.

Hay una cuestión más: los empleados de las cabinas de peaje. Allí se vendrá una fuerte capacitación para que los que dejen de estar en la cabina pasen a prestar otros servicios en el nuevo servicio vial.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Anuncian que en 2019 las rutas 11 y 56 tendrán manos de dos carriles para llegar a la Costa

Anuncian que en 2019 las rutas 11 y 56 tendrán manos de dos carriles para llegar a la Costa(Clarin.com) - Esperan bajar así el índice de accidentes y el tiempo de viaje. Serán 158 kilómetros de nuevos trazados. 

Anuncian que en 2019 las rutas 11 y 56 tendrán manos de dos carriles para llegar a la Costa. La nueva obra bajará el número de accidentes y el tiempo en ruta.

En dos años, viajar a la Costa será mucho más placentero. También más rápido y más seguro. Es porque el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires puso en marcha la ampliación de tres tramos claves de las rutas 11 y 56. Estos estarán listos en diciembre de 2019 y beneficiará a los miles de turistas que todos los veranos pasan sus vacaciones en el Partido de la Costa, Pinamar o Villa Gesell.

Las obras forman parte del Plan de Vialidad impulsado por el Gobierno provincial anunciado a principio de año. Los trabajos ya arrancaron y mejorarán la calzada de los caminos conocidos como "Corredor del Atlántico", una promesa postergada por años.

Resultado de imagen para rutas 11 y 56En ambas rutas se está llevando a cabo la construcción de una segunda calzada, en un total de 158 kilómetros. La intervención impacta en los municipios General Madariaga, General Lavalle, Tordillo y la Costa. La inversión total de la obra será de 4.832 millones de pesos.

La ruta 11

Sobre la Ruta 11, entre General Conesa y San Clemente del Tuyú, se construirá una segunda calzada de dos carriles, de una longitud de 58 kilómetros.

Este tramo es el que presenta más problemas. "En esta parte tenemos que expropiar terrenos linderos porque no da el ancho. La ruta tiene una calzada indivisa de 7,3 metros de ancho, con una carril de circulación para un solo sentido. Para construir la segunda calzada de contramano hay que ganar metros para los costados", le dijo a Clarín el administrador general de la Dirección de Vialidad de la Provincia, Mariano Campos.

Además aclaró que hoy este trazo de la ruta 11 es uno de los más peligrosos, donde ocurren más accidentes. "Es un trazo antiguo que estaba pensado para otros vehículos y otra circulación. Con lo cual presenta curvas muy agudas que pueden generar siniestros".

Como solución, se corregirán todas las curvas a lo largo de la ruta para hacerlas más seguras. "Serán más amplias y anchas, como deben ser", agregó el funcionario.

Sobre la misma vía, entre San Clemente del Tuyú y Mar de Ajó, se realizarán las otras ampliaciones. Esta también incluye una segunda calzada que recorrerá un total de 37,5 kilómetros. También se hará la adecuación de los accesos existentes de los diferentes balnearios del partido de La Costa.

La ruta 56

La obra más larga se llevará a cabo sobre la ruta provincial 56, que va de General Conesa a General Madariaga. Contempla la construcción de una segunda ruta paralela a la existente, logrando dos carriles de circulación por sentido. Abarcará un total de 62 kilómetros, que permitirá aumentar la capacidad y otorgará la misma jerarquía que las rutas por las que se accede, como la Autovía 2 y la ruta provincial 63.

Todas las obras, los tres tramos, incluyen banquinas de concreto asfáltico, señalización vertical y horizontal, iluminación de los accesos y nuevas estaciones de servicio.

"Es la obra vial más importante que hemos hecho hasta ahora, que va mejorar no sólo la circulación para el turista sino que también le va brindar comodidad a los habitantes de esas municipalidades", aseguró a Clarín María Eugenia Vidal.

sábado, 19 de agosto de 2017

Comenzó la construcción de un nuevo puente sobre la ruta 7 cerca de la frontera con Chile

(Telam) - La estructura tendrá 70 metros de largo, una calzada de dos sentidos de circulación de 7,30 metros y banquinas de 2,50 metros y restablecerá el tránsito en el corredor de la ruta nacional 7.

Un nuevo puente sobre el Arroyo Seco en la provincia de Mendoza, cercano a la frontera con Chile, comenzó a ser construido con la financiación del Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, con una inversión prevista de 30 millones de pesos. El puente tendrá 70 metros de largo, una calzada de dos sentidos de circulación de 7,30 metros y banquinas de 2,50 metros y restablecerá el tránsito en el corredor de la ruta nacional 7 luego de que el antiguo puente fuera dañado a raíz de intensas precipitaciones y crecidas ocurridas en 2016, a la altura de la localidad de Potrerillos.

Desde aquel momento la circulación en sentido Chile-Argentina se realiza a través de un puente de emergencia provisorio, mientras que en la dirección contraria se realiza por un desvío de ripio.

Desde el Ministerio a cargo de Guillermo Dietrich señaló que la construcción de esta nueva y moderna estructura afianzará la vinculación entre Argentina y Chile, al dinamizar el comercio e intercambio entre ambos países.
Agregan que, además, incentivará el crecimiento de sectores como el turístico, al beneficiar especialmente a centros como Los Penitentes y Potrerillos, y al agrícola y en paralelo, mejorará significativamente las condiciones de seguridad vial, al reducir los tiempos de viaje y los costos logísticos del transporte de cargas y pasajeros.

jueves, 17 de agosto de 2017

Licitaron un nuevo tramo de la autopista RN40 San Juan – Mendoza

Licitaron un nuevo tramo de la autopista RN40 San Juan – Mendoza(San Juan 8) - El Ministerio de Transporte de la Nación realizó este miércoles la apertura de ofertas para la construcción de un trecho de 17 kilómetros entre el acceso al Aeropuerto Internacional de Mendoza hasta el cruce con la RP34.

Este miércoles se realizó la apertura de ofertas para la construcción de un tramo de 17 kilómetros de autopista sobre la RN40 entre el acceso al Aeropuerto Internacional de Mendoza "El Plumerillo" hasta el cruce con la RP34, en las afueras de la capital provincial. Se recibieron 8 ofertas por parte de 13 empresas. La mejor de ellas estuvo un 15 % por debajo del presupuesto oficial de más de $ 1.400 millones.

El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, ya lleva licitados 3 tramos de la AU RN 40 San Juan – Mendoza, corredor que afianzará la conectividad entre las principales provincias de Cuyo.

El mes pasado se recibieron 24 ofertas para la construcción de los dos tramos del corredor que se desarrollan en la provincia de San Juan, un número sin precedentes para obras de esta magnitud. Ambos segmentos recibieron propuestas por debajo del presupuesto oficial, siendo la del tramo Tres Esquinas-Acceso a Cochagual un 17 % menor y la del tramo Acceso Cochagual-Calle 8 un 10 % inferior al presupuesto oficial.

"Estamos cumpliendo el viejo sueño de mendocinos y sanjuaninos. La 40 se va a convertir en una autopista de nivel mundial mejorando enormemente la seguridad en toda la ruta. Gracias a esta obra vamos a tener una vía mucho más rápida, que bajará los costos logísticos y que va ayudar muchísimo la conectividad no sólo de la región sino del país, por lo que esta ruta significa para los argentinos." Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

En los próximos meses se lanzará el llamado a licitación del segundo tramo de la autopista en Mendoza. Son 16 kilómetros de la RN40, entre la RP34 y la localidad de Jocolí. El proyecto se completará con la construcción de 62 kilómetros de ruta segura entre Jocolí y Tres Esquinas, obra programada para 2018.

La futura Autopista entre San Juan y Mendoza fortalecerá la producción y el comercio de Cuyo, una región en crecimiento, con la mayor producción de vino de Sudamérica. Además, beneficiará a otros sectores como la ganadería, la minería y el turismo. Cuyo tiene grandes atractivos para el turismo, como los valles de Uspallata y Calingasta, el Puente del Inca o Las Cuevas en el límite con Chile, entre otros. El nuevo corredor facilitará el traslado de los viajeros al hacerlo más rápido, eficiente y seguro.

"Por tercera vez consecutiva hemos recibido ofertas por debajo del presupuesto oficial para la construcción de la Autopista San Juan-Mendoza. Esto representa un ahorro millonario, sin precedentes en la historia, que vamos a volcar en más obras para todos los cuyanos y los argentinos. Pero es también una demostración más de cómo administrando de manera transparente, profesional y de cara a la sociedad vamos por el buen camino". Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional. (Fuente: Ministerio de Transporte de la Nación)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...