Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones internacionales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones internacionales. Mostrar todas las entradas

domingo, 9 de julio de 2017

Mauricio Macri a fondo en el G20: hizo lobby con Donald Trump, trató con apatía a Theresa May, negoció con Emmanuel Macron y fustigó a Cristina Kirchner

Por Román Lejtman - Infobae.com
Mauricio Macri ya se mueve con soltura en el escenario internacional. Habla de gobernanza económica, ahora es cauto para comentar sus encuentros informales con Theresa May, acepta con diplomacia que Emmanuel Macron aún es un obstáculo para la firma del acuerdo Mercosur-Unión Europea y aprendió a usar su cercanía con Donald Trump en beneficio de las exportaciones argentinas a Estados Unidos.
(Presidencia)
Sólo durante tres minutos, en una charla de casi media hora, Macri se corrió de su análisis sobre política exterior para comentar sobre política doméstica. Y sin nombrar a Cristina Kirchner y su candidatura a senadora nacional, fue filoso y provocador ante los ejes de campaña que propone la ex presidente.

"Es muy importante que los argentinos ratifiquen que este es el rumbo que queremos. Acá no es una elección contra alguien, es una elección con nosotros mismos. Estamos convencidos de lo que estamos haciendo. ¿O queremos volver a un Indec que nos diga que somos los mejores del mundo?; lo que es mentira… Esto es lo que estamos discutiendo. Ni yo, ni mi gobierno. Es lo que queremos los argentinos", señaló Macri a Infobae y a otros medios nacionales que cubrieron la cumbre de Hamburgo.

May, Macron y Trump

El presidente se muestra entusiasmado con la organización del G20 en Buenos Aires, cree que es un avance la libertad del opositor venezolano Leopoldo López y criticó con dureza la batalla campal protagonizada por militantes antiglobalización y la policía alemana. Macri aseguró que la organización del G20 elevará la confianza internacional del país y consideró que su tarea será lograr los consensos entre las distintas miradas sobre los asuntos más complejos de la agenda mundial.

"Empieza un año de mucha responsabilidad para la Argentina. Les agradecí a todos (los jefes de Estado) la elección, claramente tiene que ver con el cambio que se produjo en la Argentina, y a la transformación que hemos emprendido", dijo Macri a los periodistas que llegaron hasta el hotel Meridien.

-¿Cómo será la agenda de la Argentina en el G20?
-El eje es la educación del siglo XXI. Cómo modernizar, cómo innovar y cómo lograr además sistemas de capacitación permanentes para esta revolución tecnológica que estamos viviendo en tiempo real.
(Presidencia)
-¿Respecto a la charla que tuvo con el presidente Macron, hubo avances sobre el acuerdo Unión Europea-Mercosur?
-Macron me ratificó, en las distintos contactos que tuve con él durante toda la cumbre del G20, que cree que el acuerdo de Mercosur con la Unión Europea es una gran oportunidad, que hay que avanzar.

-¿El énfasis puesto por Macron respecto al acuerdo Mercosur-Unión Europea, es similar al que usted escuchó durante sus distintas reuniones con los jefes de Estado de España, Alemania e Italia?
-Todos reconocen que el problema es el sector agrícola, y que el nudo que tenemos está en Francia. Por eso, lo abordé a Macron y él entendió que hay que encontrar una solución, porque es de mutuo beneficio avanzar en este acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

-Reconoce la importancia del acuerdo, pero hasta ahí llegó…
-No firmó un papel que dice que entre la carne y la leche argentina, brasileña, uruguaya y paraguaya… Pero bueno, creo que se ven las cosas con más optimismo que antes.

-¿Usted nota que Macron tiene una posición más cercana al acuerdo que en su momento expresaba François Hollande…?
-Sí, claro. Macron está a favor del multilateralismo.

-¿Es posible que se pueda anunciar a fin de año un acuerdo político entre el Mercosur y la Unión Europea?
-En este mundo, las relaciones internacionales son tan complejas… Cuando tenga el papelito firmado, lo anunciamos.
EFE
EFE
-¿Habló con la primera ministra Theresa May en el concierto que ofreció Merkel a los miembros del G20?
-Sí. Pero no me acuerdo específicamente de lo que hable, porque hablamos dos o tres veces en estos días del G20. Pero lo que quedamos (respecto a la audiencia que fue cancelada) es que lo dejamos para la próxima.

En este momento del reportaje, Macri fue cauteloso y diplomático. May pidió la audiencia con el presidente argentino y luego apareció una reunión con Trump, que se refugió en una mansión estatal ante la negativa de los hoteles de aceptar su alojamiento: temían que los militantes antiglobalización entraran y destruyeran todo a su paso.

El encuentro May-Trump se superponía con el horario que había fijado Macri para la reunión con la primera ministra. Y May, en lugar de sugerir un nueva instancia, canceló sin mayores esfuerzos diplomáticos. Es poco probable que May y Macri tengan este año una audiencia oficial, y si finalmente sucediera, el escenario sería la Asamblea Anual de Naciones Unidas.

-Entonces, ¿con Theresa May no hablaron de nada?-, insistió una colega que cubrió la cumbre de Hamburgo.
-No. No hablamos de nada. De generalidades, del lugar, del puerto, del comercio… No es la persona con la que más profundicé en las conversaciones.

-Desde el punto de vista de las relaciones exteriores, ¿cómo califica entonces esas conversaciones con Theresa May?
-Neutro. Ni frío, ni calor.

-¿Tuvieron algún contacto con Trump?
-Sí, varios.

-¿De qué hablaron?
-Le plantee que hay un poco de demora respecto a importaciones que no estaban habilitando, llámese los limones y la carne.

-¿Y?
-Tomó nota, y se la envió al secretario de Comercio Wilbur Ross.

Cada sesión de trabajo del G20, permitía la participación de un determinado número de jefes de Estado. Y esa participación tenía una duración exacta: tres minutos. Macri aprovechó su tiempo para defender el libre comercio e instar a encontrar una transición democrática que permita a Venezuela atravesar la tragedia que implica el régimen de Nicolás Maduro. Macri fue respaldado explícitamente por Peña Nieto, Temer y Rajoy.

-¿Cómo interpreta la libertad del preso político Leopoldo López, ocurrido cuando promediaba el G20?
-Muy bien, muy bien para López y su familia, pero no me distraigo del objetivo de que liberen a todos los presos políticos y que fijen una fecha para las elecciones. Es un paso adelante.

-¿Cree que hubo una vinculación entre su planteo respecto a la situación de Venezuela en el G20 con la decisión de liberar a López?
-No lo sé. No tengo la menor idea de cómo piensa Maduro. No hablo con el mismo pajarito, ése con el que habla él (risas).

Terminaba la conferencia de prensa cuando se plantearon las implicancias políticas de la candidatura a senadora nacional de Cristina Kirchner. Macri contestó sin nombrar a la ex presidente, pero es obvio que interpreta el resultado electoral en la provincia de Buenos Aires como un plebiscito a su propia gestión.

-¿Cuán importante sería para su proyecto político, que el gobierno gane en las elecciones de la provincia de Buenos Aires?
-Es muy importante que los argentinos ratifiquen que este es el rumbo que queremos. Acá no es una elección contra alguien, es una elección con nosotros mismos. Estamos convencidos de lo que estamos haciendo. ¿O queremos volver a un Indec que nos diga que somos los mejores del mundo?; y que es mentira… Esto es lo que estamos discutiendo. Ni yo, ni mi gobierno. Es lo que queremos los argentinos.

Macri ya se hizo cargo formalmente de la organización y el liderazgo del G20. Se trata de un desafío gigantesco, sin antecedentes en la historia institucional de la Argentina. La realización del G20 de Hamburgo fue opacada por la refriega entre militantes antiglobalización y la policía alemana. Esa batalla campal complicó la agenda de los líderes mundiales y le sacó foco a los objetivos esenciales de la cumbre: el cambio climático, el libre comercio, los refugiados y la lucha contra el terrorismo.

Macri y la Argentina buscarán estar a la altura de las circunstancias. A Merkel y Alemania, les costó.

sábado, 8 de julio de 2017

Theresa May canceló oficialmente su audiencia con Mauricio Macri en el G20

Por Román Lejtman - Infobae.com
Theresa May abordó anoche a Mauricio Macri en el Elbphiharmonie Concert Hall y cerró definitivamente la posibilidad de un encuentro oficial durante la cumbre del G20. Ambos jefes de Estado habían escuchado una ejecución maravillosa de la Novena Sinfonía de Beethoven y se aprestaban a participar de la cena de gala cuando May confirmó a Macri que "por problemas de agenda" cancelaba su reunión programada desde hace un mes.

Hasta ayer a la tarde, la diplomacia británica explicaba que sólo se trataba de "una suspensión", pero durante el concierto quedó explicitado que May no haría ningún esfuerzo protocolar para reunirse con Macri. Sin embargo, apelando a los usos y costumbres de la diplomacia mundial, quedaron en "hablarse" para planificar un nuevo encuentro.

El gobierno nacional aún no entiende la decisión de la administración inglesa. Primero solicitó la audiencia y luego forzó su cancelación alegando problemas de agenda y los inconvenientes de tránsito causados por la batalla campal que protagonizan militantes antiglobalización y la policía alemana.

A diferencia de Cristina Kirchner, que forzó su perspectiva sobre la Guerra de Malvinas para enfriar las relaciones con Londres, Macri propone abordar los contactos con el Reino Unido a través de un concepto más amplio y multilateral. Para el actual presidente, Malvinas es un asunto importante, pero no definitivo al momento de diseñar las relaciones con Downing Street 10.

Durante el breve chit-chat que mantuvieron en el concierto, Macri y May acordaron establecer la fecha de una nueva audiencia. Y la única posibilidad sería en la Asamblea General de Naciones Unidas, que se hace todos los años en Manhattan.

Pero el presidente argentino aún no decidió si viaja en septiembre a las Naciones Unidas, mientras que la estabilidad política de May es tan débil que quizás caiga en las próximas semanas. Macri aguardara que llamen de la oficina de la primera ministro, y si no lo hacen, postergara esa posible audiencia hasta que inicie la cumbre del G20 en Buenos Aires. Ciertos partidos, siempre es mejor jugarlos de local.

jueves, 6 de julio de 2017

La reunión entre Macri y la británica May será breve, pero a solas e informal

La reunión entre Macri y la británica May será breve, pero a solas e informalPor María Laura Avignolo (Clarin.com) - El Reino Unido quiere avanzar en la relación bilateral.

La reunión entre Macri y la británica May será breve, pero a solas e informal. El encuentro con Mauricio Macri será una reunión que no va a durar más de 20 minutos.

“Una conversación informal estructurada”. Así definen sus organizadores al próximo encuentro entre el presidente Mauricio Macri y la primera ministra conservadora británica Theresa May, que se concretará esta semana en el marco de la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania.

Las conversaciones para el encuentro bilateral se iniciaron dos meses atrás para revertir el enredo semántico de la reunión entre ambos de septiembre pasado, en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

“Un encuentro al pasar” o “brushing pass”-como les gusta decir a los británicos- que podría realizarse el sábado próximo a las 10 de la mañana, tras el final del G-20 en Hamburgo, aunque no se descarta que sea el viernes. No estará sentada delegación frente a delegación sino que será un diálogo a solas, como el del presidente Macri con el ex primer ministro conservador británico David Camero en Davos. La reunión entre Macri y la británica May será breve, pero a solas e informal

Cualquier discusión sobre el Atlántico Sur o disputa de soberanía sobre las islas Malvinas estará protegida por el “paraguas” o “umbrella” , que instalaron los acuerdos de Madrid de 1989. Argentina va a argumentar que está dispuesta a discutir el tema cuando quieran. No es necesario insistir. La posición se apoya en las resoluciones de Naciones Unidas, que exigen una negociación por las islas.

Pero los británicos prefieren positivizar la agenda y avanzar en la relación bilateral, en pleno proceso del Brexit. Aunque no lo digan ni puedan admitirlo públicamente, buscan acuerdos de libre comercio con Argentina y el Mercosur, que no pueden debatir hasta que el divorcio europeo no haya concluido.

El Reino Unido ha decidido apoyar a la Argentina en la presidencia del G20 y en la OCDE. Aunque consideran que el camino será largo, hasta que Argentina consiga los estándares necesarios para ser parte de este organismo de transparencia, con sede en París y del que el presidente Macri ha decidido ser parte.

Más que la agenda, lo que le preocupa a los británicos es “qué se comunica y cómo”, según una fuente consultada. Lo necesitan internamente, especialmente de cara a los isleños. No quieren exponerse, cuando la posición política de Theresa May es de extrema fragilidad en medio de las negociaciones del Brexit, que pueden perjudicar la situación económica de las islas por los beneficios que tenían como parte de la UE.

Los vuelos a las Malvinas van a ser un tema que los británicos quieren discutir con el presidente Macri porque lo están pidiendo los isleños. Macri debe estar bien preparado para una respuesta. El interés de los isleños por los vuelos es una cuestión que debe ser resuelta por el Parlamento argentino o el Gobierno decidirá si quiere usar la vía del decreto para acortar los tiempos.

Comercio, ciencia y tecnología,inversiones a través de los fondos de inversión serán parte de la agenda. Los británicos buscan “una reunión cordial, con énfasis en la declaración conjunta del 13 de septiembre”. Surgió naturalmente por el rol que Argentina va a tener en la presidencia del G20 y por el estado de la relación, que trata de avanzar en las cuestiones concretas y no en las diferencias.

Hubo interés británico en encontrarse con el presidente de la Argentina -el país será el próximo presidente del G20- cuando el reino ha iniciado su divorcio de la Unión Europea, aunque quiere permanecer en los otros organismos internacionales.

Los británicos técnicamente no pueden hablar del acuerdo de comercio pero si de la complementariedad de ambas economías y de fomentar, en ese sentido, las inversiones hacia Argentina y el Mercosur. Si antes no reemplaza a la primera ministra Theresa May en su cargo como premier “caretaker” , el Chancellor de las finanzas británico Philip Hammond estaría llegando a la Argentina el 1° de agosto para una visita de 48 horas.

Mauricio Macri viajó a Alemania por la cumbre del G-20

El presidente Mauricio Macri viajó a Hamburgo junto a su mujer Juliana Awada para participar de la cumbre de G-20(La Nación) - El Presidente arribará hoy a Hamburgo para participar del encuentro de líderes del mundo; se reunirá con Theresa May y Emmanuel Macron.

El presidente Mauricio Macri viajó a Hamburgo junto a su mujer Juliana Awada para participar de la cumbre de G-20. Foto: Archivo 

El presidente Mauricio Macri llegará hoy a Alemania para participar de la Cumbre de jefes de Estado del G-20 que sesionará viernes y sábado próximos en Hamburgo y donde mantendrá reuniones bilaterales con varios mandatarios.

Macri partió pasadas las 17 desde Ezeiza en un vuelo de la compañía Lufthansa acompañado por la primera dama Juliana Awada, mientras que en otro vuelo viajaba una reducida comitiva oficial integrada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el canciller Jorge Faurie; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo y el vocero Iván Pavlovsky.

En la Cumbre del G-20 que se desarrollará entre el viernes y el sábado en el predio ferial de Hamburgo, bajo el lema: "Forjar un mundo interconectado", Macri dispondrá de 3 minutos para intervenir en cada una de las 4 sesiones plenarias de la Cumbre de Líderes del G20 y en la última, el sábado, podrá explayarse 5 minutos sobre la agenda que planteará impulsar en la Cumbre del G-20 que tendrá a su cargo la Argentina en 2018 en Buenos Aires.

Según se confirmó oficialmente, Argentina asumirá formalmente la Presidencia Pro Témpore del G-20 "a partir del 1 de diciembre de este año", aunque en el círculo más cercano a Macri admitieron a la agencia DyN que "no se descarta que en la despedida de la Cumbre, el sábado, Angela Merkel la presidenta saliente del G-20, le pida informalmente que "la acompañe" en la organización del bloque durante los próximos meses para poder afrontar ella, la campaña electoral por su reelección.

El viernes comenzará la Cumbre del G-20 con una ceremonia oficial de bienvenida presidida por Merkel, continuará con una reunión "privada de Jefes de Estado de los países miembros" durante la cual se debatirá sobre los desafíos que plantea la lucha contra el terrorismo.

Posteriormente Macri participará de la primera sesión plenaria de la cumbre en la que se debatirá sobre Crecimiento Global y Comercio y más tarde, de la segunda sesión plenaria en la que se discutirá sobre Desarrollo Sostenible-Clima y Energía.

Por la noche, tras participar de una comida oficial ofrecida por la canciller de Alemania a los Jefes de Estado, Macri se trasladará al hotel Mövenpick Hamburg, donde a las 17.30 (hora argentina) tendrá una reunión bilateral con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El sábado a las 5:00 (hora Argentina), el Presidente mantendrá su primer reunión bilateral formal con la primer ministra de Reino Unido Theresa May, encuentro que se desarrollará en el mismo predio ferial donde se realiza la Cumbre del G-20 por el término de 15 minutos.

El presidente Mauricio Macri junto a la canciller alemana Angela Merkel, en una visita oficial a Alemania. Foto: Archivo

Según adelantaron fuentes cercanas a Macri, el Presidente apuesta a mantener una agenda que incluiría el conflicto por "la soberanía sobre las Islas Malvinas" y dialogar sobre el "intercambio comercial, transporte aéreo y explotación de petróleo y pesca" en áreas del Atlántico Sur.

El sábado a las 9,30 Macri continuará con audiencias con el primer ministro de Singapur, Lee Hsieng Loong; a las 11 hará lo propio con el primer ministro de la India, Narendra Modi. El Jefe del Estado tendría además, encuentros con los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para avanzar en la firma del acuerdo de libre comercio UE-MERCOSUR a fines de este año.

Posteriormente, Macri participará de la tercera sesión plenaria de la cumbre del G-20, que tiene como eje el tema de la "Asociación con Africa" con el objetivo de reforzar la cooperación y la ayuda internacional a ese continente.

En tanto, el domingo 9 de julio Macri encabezará la ceremonia oficial por el 201 Aniversario de la Declaración de la Independencia de Argentina con un acto a bordo de la Fragata Libertad que estará amarrada en el puerto de Hamburgo. (Con información de la agencia DyN)

martes, 4 de julio de 2017

Mauricio Macri se reunirá con Theresa May en la cumbre del G20

Por Martín Dinatale - Infobae.com - mdinatale @ infobae.com
La reunión la pidió la diplomacia británica. Hablarán a solas en una apartado de la cumbre que se hace en Alemania esta semana.

La diplomacia británica pidió una reunión de la primera ministra Theresa May con el presidente Mauricio Macri en la cumbre del G20 que se realizará el próximo viernes y sábado en Hamburgo, Alemania.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas de la diplomacia argentina, la reunión fue pedida por Londres con la clara intención de acercar posiciones entre la Argentina y Gran Bretaña a fin de avanzar en el comunicado conjunto que ambos países firmaron el año pasado. Ese documento contempla, entre otras cosas, la posibilidad de profundizar los lazos comerciales, los acuerdos de cooperación científica y tecnológica, el intercambio de información sensible para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo y también se prevé un capítulo destinado al caso de las Islas Malvinas, que incluye la restitución de los vuelos y eventuales acuerdos comerciales. Sin embargo, no toca el espinoso tema del reclamo argentino por la soberanía de las islas.

Desde la Casa Rosada confirmaron que Macri se reunirá con May en un apartado de la cumbre del G20, aunque no se definió aún la fecha y hora del encuentro. También el presidente argentino mantendrá una reunión bilateral con el primer ministro francés Emmanuel Macron. Hasta ahora, esas son las dos únicas bilaterales confirmadas. Se podría sumar un encuentro de Macri con el presidente de Singapur, Tony Tan Keng Yam, y un encuentro con el presidente de Sudafrica, Jacob Zuma, aunque ninguna de estas reuniones está cerrada aún.

La decisión de avanzar en una reunión bilateral de May y Macri empezó a gestarse hace 15 días cuando Infobae informó que el embajador británico en Buenos Aires, Mark Kent, se reunió en la Casa Rosada con el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Luego de esa reunión el canciller Jorge Faurie se reunió en el Palacio San Martín con Kent la semana pasada y terminaron de sellar la idea de una reunión entre ambos jefes de Estado.

Macri no se reunió aún formalmente con May, más allá de un cruce informal que se dio el año pasado en medio de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Las expresiones de Macri tras ese encuentro generaron un fuerte dolor de cabeza para la diplomacia argentina y un roce con Gran Bretaña. Es que Macri había dicho que durante la breve charla informal que había tenido con May hablaron de todo, incluida la posibilidad de dialogar sobre el tema de la soberanía de las Malvinas. El Foreign Office desmintió luego esa aseveración y el Gobierno tuvo que salir a aclarar que no era esa la interpretación que había hecho el Presidente.

Ahora en la Casa Rosada esperan que la reunión de May y Macri en Alemania puede implicar un restablecimiento genuino de las relaciones bilaterales para avanzar en el amplio listado de temas en común que quieren profundizar ambos gobiernos poniendo bajo un paraguas el conflicto por el Atlántico Sur.

sábado, 1 de julio de 2017

Lava Jato: Argentina rechaza la inmunidad de los arrepentidos

La Justicia allanó el hotel Waldorf, propiedad de un socio de Máximo KirchnerPor Hernán Cappiello - LA NACION
El juez Ramos le dijo a Brasil que no puede garantizar, como pidió, que los ejecutivos condenados no sean perseguidos penal o civilmente.

La Justicia allanó el hotel Waldorf, propiedad de un socio de Máximo Kirchner. Foto: Archivo 

La Argentina rechazó oficialmente ayer las condiciones que pretendía el Gobierno de Brasil de dar inmunidad penal y civil a ex ejecutivos de Petrobras, arrepentidos en el caso Lava Jato, a cambio de que colaboren en una investigación local por el supuesto pago de coimas al ex ministro Julio de Vido para direccionar la venta de la distribuidora eléctrica Transener, en beneficio de Electroingeniería, una empresa ligada al kirchnerismo.

Esta primera reacción puede repetirse en el resto de las investigaciones abiertas en Argentina por coimas confesadas en Brasil, que tienen a Odebrecht como caso principal.

El juez federal Sebastián Ramos envió -vía Cancillería- una nota al Ministerio de Justicia de Brasil en la que señala que las condiciones que impusieron los brasileños para que los condenados arrepentidos de Petrobras no tengan aquí causas penales, ni civiles ni actuaciones administrativas, son de imposible cumplimiento. Pero al mismo tiempo pidió "evaluar otras alternativas de cooperación". Brasil había pedido en marzo al juez Ramos y a la cancillería argentina que firmen un acta asumiendo el compromiso de inmunidad en representación del Estado argentino. La Cancillería dijo que el planteo de Brasil excedía los compromisos asumidos por la Argentina en los acuerdos internacionales.

Ramos respondió específicamente para el caso Transener. Sin embargo, el resto de los jueces que investigan el pago de sobornos de brasileños a funcionarios argentinos recibirán en estos días una carta similar a la que llegó a manos de Ramos donde el Gobierno de Brasil condiciona la entrega de la información a la garantía de inmunidad, lo que no se condice con lo que permite la ley argentina. Por eso es de esperar que los jueces que investigan a la constructora Odebrech, que confesó haber pagado 35 millones en coimas en Argentina, den respuestas similares. Marcelo Martínez de Giorgi tiene la causa por el pago de sobornos en la obra del soterramiento del Sarmiento; Sebastián Casanello investiga el supuesto pago de coimas para construir plantas potabilizadoras de AySA y Daniel Rafecas , la ampliación de gasoductos con sobreprecios.

Ramos, no obstante, le aseguró a Brasil que empleará la eventual información únicamente en su causa y que los arrepentidos brasileños no serán investigados por los mismos delitos por los cuales fueron condenados en Brasil. Esta garantía de la imposibilidad de doble imputación rige en los acuerdos binacionales.

Pero Ramos y el fiscal Gerarado Pollicitia ya cuentan con la declaración de los arrepentidos brasileños. Ambos avanzaron en la investigación para establecer si hubo sobornos, chequeando entradas y salidas del país, cuentas bancarias, pagos de almuerzos, cenas y reservas de hotel, entre otras medidas.

Las declaraciones que brindaron los arrepentidos brasileños se las envió a Ramos el fiscal de Investigaciones Administrativas Sergio Rodríguez que las recibió de los fiscales brasileños. El fiscal Pollicita convalidó su valor probatorio porque llegaron por canales oficiales y Ramos las puede usar como pruebas de cargo.

Fernando Soares, un operador de Petrobras en Brasil, y el entonces director de la petrolera, Nestor Cerveró, ya fueron condenados en Brasil. El juez Sergio Moro le impuso 16 años de prisión a Soares y otros 12 años a Cerveró. Ambos se acogieron al régimen de la delación premiada, entregaron documentación y confesaron. Soares y Cerveró contaron, entre otras operaciones delictivas en las que intervinieron, cómo fue la venta de Transener -que pertenecía a Petrobras- a Electroingeniería, con la ayuda de De Vido.

Primero la venta había sido acordada con el fondo americano Eton Park, pero luego Eletroingeniería se quedó con el negocio. Cervero dijo que cobró un sobornos de 300.000 dólares para direccionar la operación luego de que la Argentina rechazara a la empresa norteamericana como compradora.

Contó además que hubo varias reuniones en Brasil, pero también en Buenos Aires, entre Soares, Cerveró, los dueños de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta, De Vido y su entonces asesor, Roberto Dromi. El fiscal Pollicita amplió la imputación para investigarlos.

Según Moro, Cerveró cobró US$ 300.000 cuando Electroingeniería se quedó con Transener, la misma cifra que retuvo Soares. En su fallo, el juez Moro consignó que ese dinero que movió Soares sirvió para "el pago de propinas a diversos funcionarios públicos como resultado de tal negocio".Cerveró dijo que con esa plata se compró un inmueble en Brasil, y luego apuntó contra el ex ministro De Vido: "Ciertamente De Vido recibió más que eso como propina", afirmó.

lunes, 19 de junio de 2017

Entró en vigor el visado de diez años para chinos en la Argentina

(Telam) - El embajador argentino en China, Diego Guelar, anunció este lunes en Beijing la entrada en vigor de los visados de 10 años para los ciudadanos chinos que se desplacen a la Argentina por turismo o negocios, según lo acordado en la última visita del presidente Mauricio Macri al país asiático.

Desde Beijing, el embajador argentino Diego Guelar afirmó que espera que esta decisión “represente una importante contribución al desarrollo del turismo chino en la Argentina” y un “nuevo impulso al intercambio comercial y la llegada de inversiones al país”.

“El nuevo esquema de visados es producto del trabajo de más de un año, en el que fue necesario superar visiones erradas y anacrónicas respecto de la inmigración china a la Argentina; finalmente, en la reciente visita de Estado, y ante los presidentes Macri y Xi, fue posible firmar el acuerdo”, sostuvo Guelar.

Según el diplomático, “en 2015 y 2016 hubo más de 100 millones de turistas chinos recorriendo el mundo, pero la fracción de visitantes de este país que recibió la Argentina fue casi insignificante en términos relativos. La simplificación del procedimiento de visado es un primer paso, muy importante, orientado a revertir esta tendencia”.

Para acceder al cable de la noticia:https://cablera.telam.com.ar/cable/526332/entro-en-vigor-el-visado-de-10-anios-para-chinos-en-argentina

miércoles, 14 de junio de 2017

Gran Bretaña promueve una reunión entre Mauricio Macri y Theresa May en el G20

Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com
La diplomacia británica deslizó que Londres busca una "relación moderna" con la Argentina

El gobierno de Gran Bretaña deslizó a la Argentina que ve con "muy buena voluntad" la posibilidad de una reunión bilateral entre el presidente Mauricio Macri y la primer ministro Theresa May en la cumbre del G20 que se desarrollará en Hamburgo el 7 y 8 de julio próximos.

Según confiaron a a Infobae fuentes calificadas de la diplomacia británica, la intención del gobierno de May es mantener un encuentro con Macri en lo inmediato para avanzar hacia "una relación moderna" que trascienda las diferencias que existen entre ambos países en torno al conflicto de las islas Malvinas. De hecho, el nuevo canciller Jorge Faurie ya mantuvo contactos con el embajador británico en Buenos Aires Mark Kent y el embajador argentino en Londres Carlos Sersale Di Cerisano se comunicó en las últimas horas con la diplomacia británica tras los comicios donde el partido Conservador no tuvo una buena performance.

Luego del desastroso resultado electoral del partido conservador gobernante, la primer ministra británica ratificó hoy la continuidad de su canciller Boris Johnson y su vice Alan Duncan, con lo que para la diplomacia de Londres quedó sustentado también el rumbo de las relaciones bilaterales con la Argentina, que incluyen la firma de un ambicioso documento de entendimiento. "Luego de las elecciones del Reino Unido no habrá cambios en las relaciones de Londres con Buenos Aires", dijo una fuente del Foreign Office. De esta forma se buscará avanzar en el texto acordado que prevé, entre otras cosas, acuerdos a futuro en materia de comercio, inversiones, ciencia y tecnología al mismo tiempo que un eventual entendimiento con la Argentina para la restitución de los vuelos de Malvinas al continente.

La intención de la administración de May es reunirse con Macri en la inminente cumbre del G20 para avanzar en lo que la diplomacia británica califica como una "relación moderna". El último encuentro breve y casual de Macri con May se dio en septiembre del año pasado en medio de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York. Allí hubo una suerte de desentendimiento diplomático cuando Macri dijo que May estaba dispuesta a dialogar con la Argentina de todo, incluido el conflicto de la soberanía de las Malvinas. 

La diplomacia británica negó esto y luego el gobierno argentino habló de una lectura distorsionada que hizo la prensa de las palabras del Presidente. Para Gran Bretaña ese entredicho quedó superado y ahora pretende avanzar hacia un vínculo profundo con la Argentina más allá de las diferencias por Malvinas. Esto quedó graficado con la intención de un grupo de inversores ingleses de destinar unas 1000 millones de libras para proyectos de infraestructura en la Argentina al mismo tiempo que la búsqueda de una mayor profundización de los vínculos comerciales y científicos.

Por otra parte, se supo que el Reino Unido está manteniendo una "cooperación operacional" con la Argentina en materia de lucha contra el terrorismo. No se sabe exactamente en qué consiste esto pero se sabe que hay un intercambio de información sensible entre los servicios de inteligencia de ambos países. Además, la administración de May ofreció ayuda al gobierno de Macri para la organización del esquema de seguridad de la cumbre del G20 que se realizará en Buenos Aires el año que viene.

En relación al espinoso tema de Malvinas, la administración de May piensa seguir en la misma senda: ratificar su compromiso con los isleños que declararon la autodeterminación de los pueblos. De esta manera, en el Comité de Descolonización de la ONU la semana que viene hablarán los referentes isleños en lugar de los británicos para defender su postura y el único avance que hay en las relaciones bilaterales en torno a las Malvinas hoy estará dado por los trabajos que realiza la Cruz Roja en las islas para la identificación de los 123 soldados NN argentinos que yacen en el cementerio de Darwin. A su vez, Gran Bretaña reiteró a la diplomacia argentina que no existe ningún tipo de abastecimiento militar con el continente y, deslizó, que todos los vuelos que hubo de Malvinas a Brasil fue "por razones estrictamente humanitarias".

martes, 13 de junio de 2017

Mauricio Macri recibirá al primer ministro de Portugal

(Reuters)(Infobae.com) - El Presidente y Antonio Costa brindarán una declaración conjunta en Casa Rosada - (Reuters)
El presidente Mauricio Macri recibirá este martes en la Casa Rosada al Primer Ministro de Portugal, Antonio Costa, con quien tras en un encuentro bilateral brindará una declaración conjunta en el marco del relanzamiento de las relaciones bilaterales entre ambos países.

El jefe de Estado recibirá al jefe de Gobierno de Portugal a las 12:30 en una audiencia y posterior almuerzo previsto en el Salón de los Científicos. Luego, ambos mandatarios brindarán una "declaración conjunta" en un acto oficial a realizarse en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Según informó la Cancillería en un comunicado, el jefe de gobierno portugués estará acompañado por el Ministro de Asuntos Exteriores, el titular de la cartera de Economía y una importante comitiva empresarial.

El Gobierno calificó el encuentro como "un importante paso para los vínculos bilaterales, los cuales ofrecen numerosas oportunidades de acción conjunta" y destacó que Argentina y Portugal "han mantenido tradicionalmente una relación rica y de mutua colaboración en términos culturales, históricos, políticos y sociales". "El vínculo presenta gran potencial para ser ampliado y profundizado en todos sus ámbitos, siendo la visita que ocurre en esta etapa de la política exterior argentina una oportunidad para avanzar en los temas de interés común", manifestaron.

Costa iniciará el programa oficial con la tradicional ceremonia de ofrenda floral en el monumento al Libertador Gral. José de San Martín, luego se trasladará a la Casa Rosada donde lo recibirá Macri con todos los honores para abordar "los temas de la relación bilateral en todos los ámbitos de acción: aspectos políticos, económicos y de cooperación internacional, se intercambiarán opiniones sobre las posiciones comunes en el ámbito regional y global, y estrecharán esfuerzos para el trabajo conjunto en organismos y foros internacionales", se informó desde Cancillería argentina.

viernes, 9 de junio de 2017

Merkel le dio un fuerte apoyo a Macri y lo sumó a su agenda global

Por Santiago Dapelo - LA NACION
La canciller alemana reconoció los cambios realizados por Gobierno y respaldó su búsqueda de inversiones; hubo plena coincidencia en temas como libre mercado, cambio climático, el acuerdo UE-Mercosur y la agenda del G-20
Macri y Merkel parecieron encontrar una buena sintonía en los encuentros bilaterales
Macri y Merkel parecieron encontrar una buena sintonía en los encuentros bilaterales. Foto: DPA / Steffen Kugler

Las palabras de la canciller alemana, Angela Merkel , fueron más allá de lo que el Gobierno imaginó. Habló de confianza, transparencia y crecimiento. Fue por sobre todo un respaldo político, pero no quedó sólo en eso. Es que Merkel también destacó la política económica que lleva adelante el presidente Mauricio Macri y aseguró que es el camino para generar empleo, principal objetivo del jefe del Estado.

En la Casa Rosada celebraron las palabras de la líder alemana, a quien calificaron como una socia fundamental para la concreción de varios retos, como el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, el ingreso de la Argentina a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la organización de la reunión del G-20 , que se realizará el próximo año en nuestro país.

El Presidente agradeció el apoyo al "proyecto que ha empezado en la Argentina" y, en momentos de enorme volatilidad por la posición de Estados Unidos, se comprometió a "defender el libre comercio" junto con Alemania. Un gesto de Macri al liderazgo de la germana en Europa contra la postura de Donald Trump .
Macri recibe a su par alemana, Angela Merkel, en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Foto: Reuters / Marcos Brindicci
"Veo que la Argentina se ha abierto en varios sentidos y estoy profundamente convencida de que esto va a desembocar en un sendero de crecimiento que va a generar más empleo y más oportunidades para la gente", respondió la canciller de Alemania ante la pregunta de LA NACION en la conferencia de prensa que brindaron ambos mandatarios en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Merkel, que recién ayer visitó por primera vez la Argentina en 12 años al frente del gobierno alemán, destacó las "condiciones" que logró establecer el Gobierno para promover la llegada de inversiones, aunque aún no llegaron en un número suficiente para que la economía se reactive. "Son condiciones más confiables. Es la condición previa para que inviertan las grandes empresas, pero también las pequeñas y las medianas. Se redujeron las trabas burocráticas y hay transparencia en las licitaciones. Eso caracteriza a la Argentina hoy", declaró la canciller, que en septiembre buscará ser reelegida para un nuevo mandato.

En una visita exprés de sólo 26 horas, Merkel también instó a los empresarios alemanes que la acompañaron a invertir en la Argentina. "Las condiciones marco en la Argentina se han vuelto más confiables con la llegada del presidente Macri. Veo buenas posibilidades para una cooperación más estrecha de lo que lo hacemos hoy", justificó.

Hubo muchas coincidencias. Entre ellas, el jefe del Estado y Merkel manifestaron el compromiso de ampliar y fortalecer las relaciones entre ambas naciones y de estrechar los lazos de cooperación en el marco de la agenda del G-20, al tiempo que ratificaron la firme adhesión de ambos países al acuerdo de París sobre el cambio climático.

Antes de la conferencia, Macri y Merkel almorzaron en la Casa de Gobierno. En medio de la burrata con tomate, higo y pesto, un risotto de alcaucil y frutas fileteadas, de postre, Macri le expuso las "bondades" de Vaca Muerta y otros lugares de la Argentina para desarrollar emprendimientos de energía renovable. Según confiaron a LA NACION testigos de la escena, fue entonces cuando Merkel miró a los diez empresarios que la acompañaron y les pidió que avancen con los proyectos.
La canciller alemana Angela Merkel es recibida por el presidente Mauricio Macri en la Casa de Gobierno. Foto: Presidencia
En la agenda que trataron ambos mandatarios también se destacaron dos temas en los que la Argentina tiene y tendrá un rol protagónico: el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea y la organización de la reunión del G-20 en la Argentina, a fin del año que viene.

Macri contó que habló con Merkel del reto que implicará para nuestro país ser anfitriones de los líderes de las principales potencias del mundo. "Se trata de un reto logístico y de seguridad por la cantidad e importancia de los mandatarios que nos visitarán", dijo el Presidente, quien adelantó que se mantendrá parte de la agenda de trabajo que impulsa Alemania, hoy al frente de la presidencia del bloque.

El jefe del Estado además agregó que cuando la Argentina asuma el liderazgo del G-20, en julio, seguirá "el ejemplo de Alemania de focalizarse". Y añadió: "Tendremos una agenda más reducida".

Sobre el acuerdo entre los bloques regionales, que a fin de año podría firmarse el compromiso, el Presidente remarcó los logros que se fueron cumpliendo hasta ahora, lo que permitiría alcanzar la firma de un acuerdo.

"Eso va a generar una enorme posibilidad de desarrollo entre ambas regiones, donde el socio natural para América latina es Europa, y más allá de que construimos relaciones con el mundo entero, esperamos algo especial por parte de nuestros hermanos europeos en esta integración", sostuvo Macri.

En ese sentido, Merkel aseguró que Alemania, hoy el país más relevante de Europa, apoyará de "forma intensa" el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur. "Cuando hay la voluntad de cumplir un acuerdo es porque hay buenos motivos. Hay que aceptar los compromisos y las soluciones de compromiso", dijo la canciller. Pero también avisó que "se va a negociar duro y no se van a ver colmadas todas las expectativas de la Argentina. Pero esto va a redundar en beneficio de todos".

Merkel también desarrolló una parte de la agenda por fuera de la Casa Rosada, como la visita al Parque de la Memoria y a una sinagoga.

jueves, 8 de junio de 2017

Expectativa en el Gobierno por la llegada de Merkel para potenciar el vínculo bilateral

Por Santiago Dapelo - LA NACION
En la Casa Rosada consideran crucial la reunión de Macri con la canciller alemana; tratarán el traspaso del G-20, en julio, y habrá encuentros con empresarios y científicos
Macri y Merkel, el año pasado, en Berlín
Macri y Merkel, el año pasado, en Berlín. Foto: Archivo 

Por la centralidad que ocupa en Europa y su lugar de privilegio en el mundo, en el Gobierno hay una altísima expectativa por la visita que comenzará hoy la canciller alemana, Angela Merkel . En la Casa Rosada la comparan con la que el año pasado hizo el entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama: servirá para relanzar la relación bilateral e iniciar la transición de la presidencia del G-20, que a partir de julio quedará en manos del presidente Mauricio Macri.

Tal es la relevancia, que el Presidente instó a todos sus ministros a participar de las distintas actividades que realizará Merkel en las 24 horas que estará en nuestro país. "Es una visita de enorme importancia, es clave para nosotros", destacó ante LA NACION uno de los principales asesores del jefe del Estado.

Además de la organización del encuentro del G-20, que se realizará en la Argentina el próximo año, hablarán de la relación bilateral -durante 2016, las exportaciones argentinas hacia Alemania cayeron 5% respecto del año anterior, el nivel más bajo desde 2007- y el posible acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

Macri, según pudo saber LA NACION, además le pedirá a Merkel el respaldo para que nuestro país forme parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), club que elevaría la reputación de la Argentina en la comunidad internacional, paso importante para recibir inversiones. 

"La visita de Merkel envía una señal de confianza hacia lo que estamos haciendo en la Argentina y eso es muy importante. La visita forma parte de un diseño que tenemos desde el inicio de nuestra gestión de ir atando la integración a través de distintos mecanismos", dijo la canciller Susana Malcorra, que dejará su cargo el próximo lunes. Y añadió: "Es muy importante que el Presidente pueda conocer de la canciller en directo, cómo ha funcionado el contexto del G-7 y cómo se prepara la organización del G-20. La inserción con el mundo es la única manera de darle respuesta a la ciudadanía".

Con una agenda intensa, la canciller alemana llega a la región -después de la Argentina viajará a México- con el objetivo de cerrar acuerdos y encontrar aliados ante un mundo que se presenta más impredecible con la llegada de Donald Trump a la primera potencia mundial.

Ésta será la primera visita de Merkel a nuestro país, en su séptimo viaje a América latina. Pero será la segunda reunión que mantendrán los mandatarios, la anterior fue en junio último, en Berlín.

Merkel participará de un desayuno con miembros de la cámara de comercio argentina-alemana y representantes de 10 empresas, entre ellas Siemens, Voith y Banco Berenberg, entre otros que acompañan a la canciller. Después irá a la inauguración del órgano Walker de la sinagoga de la calle Libertad, restaurado recientemente con fondos de ese país europeo. Además, visitará el Parque de la Memoria, en homenaje a las víctimas de la dictadura militar, y el Polo Científico Tecnológico, en Palermo, donde pronunciará un discurso ante científicos y estudiantes y participará en un foro de debate.

"Somos un aliado importante para Alemania. La visita de Merkel es un gesto de acercamiento que sirve para relanzar la relación. Y además ratifica que para el mundo occidental la elección de Macri como presidente fue una muy grata noticia", sostuvo la diputada macrista Cornelia Schmidt Liermann, que estuvo en el comité organizador.

Desde la Casa Rosada también resaltaron el encuentro bilateral como un gesto más de la inserción de la Argentina en el mundo. En lo que va del año, Macri ya se reunió con 15 mandatarios, entre ellos Donald Trump (Estados Unidos); Xi Jinping (China); Michel Temer (Brasil); Michelle Bachelet (Chile); los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Con los derechos humanos como uno de los ejes de su viaje, la única incomodidad podría ser alguna mención de Merkel a la situación procesal de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala. Aunque desde el Gobierno aseguraron que ellos no tienen nada que aclarar, ya que es una decisión de la justicia jujeña.

En la agenda
A las 12: Los dos mandatarios se reunirán en la Casa Rosada
Por la tarde: Merkel visitará el Polo Tecnológico en Palermo y el Parque de la Memoria
A las 19: Se celebrará una cena de honor para la canciller en el CCK

miércoles, 7 de junio de 2017

“Hay que apuntar a que China sea nuestro gran aliado”

Por Juan Pablo Marino - Ambito.com
Empresario bodeguero de gran trayectoria, Carlos Spadone es actualmente el presidente de la Cámara Argentino-China. En una charla con Ámbito Biz evaluó la reciente gira de Mauricio Macri en Pekín. “Con los chinos no se hace todo de golpe, hay que tenerles paciencia”, remarcó.

Periodista: ¿Cómo evalúa la reciente gira del presidente Macri en China?

Carlos Spadone: De todas las giras presidenciales en China que he acompañado en los últimos 30 años, esta última fue la mejor teniendo en cuenta el recibimiento que propició el mandatario chino. Xi Jinping le brindó a Macri la posibilidad de estar con otros jefes de estado en el foro de la "Franja Económica de la Ruta de la Seda". Ese fue un gesto muy bueno para Argentina. Xi tiene una simpatía personal con Macri, posiblemente por Maradona y Messi, ya que le gusta mucho el fútbol. Más allá de todo esto, considero que tendríamos que haber hecho el viaje en otro momento y de otra manera.

P.: ¿Por qué y de qué forma?

C. S.: A los chinos hay que conocerlos, a las cosas le dan un tiempo distinto al que le damos nosotros. Con ellos no se hace todo de golpe, hay que tenerles paciencia. Macri tendría que haber esperado que los ecologistas estén de acuerdo con la instalación de las represas en Santa Cruz, y que la Corte Suprema diera el aval para reactivar las obras que los chinos habían acordado con el Gobierno kirchnerista. De todos modos, se han firmado algunos convenios importantes. Por ejemplo, vamos a poder exportar uvas de mesa de la próxima cosecha.

P.: Es decir, hay que construir una relación de confianza en el tiempo con los chinos...

C. S.: Cuando los chinos confían en una persona pueden llegar a hacer negocios que económicamente no son tan importante para ellos, es decir, para el amigo dan todo. En 2004, el presidente Kirchner visitó la Gran Muralla China junto al entonces mandatario Hu Jintao y le prometió que cuando viniera a Argentina, lo llevaría a conocer el Perito Moreno. Hu tomó esas palabras, y tiempo más tarde, ese mismo año, llegó al país mientras se llevaba a cabo el Congreso de la Lengua en Rosario. Kirchner decidió acompañar en ese evento al rey Juan Carlos I, el lobista número uno del mundo. Y dejó boyando al presidente chino. Ahí los argentinos nos hicimos la fama de que hablamos y no cumplimos. Luego el presidente chino siguió su gira por Chile. Hoy el país trasandino vende sus vinos a Pekín con 0% de aranceles, mientras que nosotros pagamos el 14% en botella y el 20% a granel.

P.: ¿Cree que aquel desplante tuvo que ver con este diferencial de tributos?

C. S.: No lo sé, pero creo que si Kirchner hubiese cumplido con su palabra, hoy estaríamos en otra posición en la relación bilateral. Creo que perdimos 10 años, para tener actualmente un lazo más cercano.

P.: En el marco de la reciente gira de Macri, le tocó participar de un foro de inversiones, ¿cuál es el principal interés que tienen los chinos en nuestro país?

C.S.: Están muy interesados en comprar campos y empresas argentinas. Muchos estudian la posibilidad de asociarse con productoras de alimentos. Buscan equiparlas para producir la cantidad que ellos necesitan. Si la relación comercial se empieza a construir nuevamente, estoy convencido de que van a venir inversiones este año, o a más tardar en 2018. Sólo por nombrar un caso, la semana pasada la bodega china Yantai, las más grande en el mundo, pagó u$s50 millones para adquirir el brazo bodeguero del grupo chileno Bethia que, a su vez, son dueños de la bodega neuquina Dos Andes.

P.: ¿Qué impulso le puede dar la plataforma de ventas online Alibaba a las pymes argentinas?

C. S.: La posibilidad que se abre con Alibaba para Argentina es muy grande, pero si no vamos a vender allá no vamos a vender nada. Hay que arriesgar e invertir. Si mandamos el producto desde acá tarda en llegar uno 60 días, el chino no puede esperar. La clave para vender en China es estar presente allá. Pero, por ejemplo, no puede ir una bodega sola a instalarse, deben ir al menos 20 juntas y tener contenedores de distintos vinos. Si no tenemos las botellas allá perdemos el negocio. Los chinos tienen una logística que te llevan "volando" el producto. Y además no es costosa, como aquí.

P.: ¿Qué atributos hay que tener para negociar con los chinos?

D. S.: Hay que conocer China, su cultura, ir a visitar al futuro socio chino, y darle su tiempo. Nosotros no tenemos gente que entienda lo que es China. Por ejemplo, llegás allá y tenés una entrevista con una empresa. Seguramente su dueño te quiera llevar a comer y tomar algo. Pero si uno está corto de tiempo y rechaza ese agasajo, el chino ya no tendrá interés en nosotros. Lo recomendable es estar dos o tres días con el empresario chino, y hasta te podés hacer amigo. Ellos quieren hacerse amigos. Un tema también importante es el traductor o intérprete que transmita realmente lo que uno dice y de qué manera.

P.: Además de soja, ¿qué otros productos podemos venderles?

C. S.: Alfalfa, ya que están desarrollando ganadería y no tienen sitio donde sembrar. Necesitan también comestibles de todo tipo, desde alimentos secos hasta enlatados. No hay en el mundo un mercado consumidor como el chino, con 360 millones de personas pudientes. Esta clase suma 45 millones de personas por año, es decir, una Argentina.

P.: ¿De qué forma podría ayudar el Gobierno para que las empresas locales sean más competitivas en China?

C. S.: Ofreciendo préstamos a tasas más razonables, para poder mandar un contenedor. Otros temas relevantes son la fuerte presión impositiva, el precio dólar, que está atrasado para los exportadores respecto a lo que han subido los costos internos, y la cuestión de la logística. Traer un producto de Salta a Buenos Aires es más costoso que llevarlo de Salta a Europa. Por último, debería haber una política en conjunto entre el estado y los exportadores para poder llevar los productos y promocionarlos.

P.: ¿Cómo imagina la relación Argentina-China en una década?

C.S.: Si hacemos las cosas bien, tendremos un país exportador de productos con mano de obra incorporada, muy necesarios en el mundo y sobre todo en China, que podría ser nuestro gran aliado, a eso tenemos que apuntar. Mientras tanto, en las tierras improductivas que tenemos en nuestro país deberíamos impulsar el arribo de una colonia china, quizás para ayudar a irrigar zonas vírgenes, por ejemplo en la Patagonia. Hay que poblar esa región si no en algún momento vamos a ser invadidos. Antes de que eso suceda abramos los ojos y empecemos a hacer asociaciones con los chinos.

Al Udeid, la vital base aérea para Estados Unidos puesta en la mira por la disputa diplomática con Qatar

Redacción BBC Mundo - La base de Al Udeid tiene capacidad para albergar más de un centenar de aviones. 
Avión F15
Es la base aérea más grande que tiene Estados Unidos en Medio Oriente. Con capacidad para albergar a más de 10.000 efectivos, Al Udeid juega un papel fundamental en las operaciones militares estadounidenses en la región, incluyendo la lucha contra el autodenominado Estado Islámico (EI).

Sin embargo, el futuro de esta instalación ubicada al suroeste de Doha, la capital de Qatar, podría verse comprometido por la disputa diplomática surgida esta semana entre este pequeño emirato y siete países árabes. Arabia Saudita, Egipto, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Maldivas y Libia han roto relaciones con Qatar, al que acusan de generar inestabilidad y de respaldar a grupos terroristas, incluyendo al autodenominado Estado Islámico (EI) y a Al Qaeda, algo que Doha niega rotundamente.

Las tensiones entre estos países se han cocinado a fuego lento durante varios años. La lista de agravios es extensa y variada: desde las relaciones cordiales de Qatar con Irán, hasta el papel de su cadena de televisión Al Jazeera en aupar las protestas antigubernamentales durante la Primavera Árabe, pasando por su apoyo a grupos considerados como "terroristas" como los palestinos de Hamás o los Hermanos Musulmanes de Egipto.
Resultado de imagen para Al Udeid
Hasta ahora, uno de los factores que había mantenido las tensiones bajo control había sido el interés del gobierno de Estados Unidos en alistar a todos estos países en su guerra global contra el terrorismo y concretamente en el combate a EI.

Ya no más. Con la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump aparentemente se han abierto unas grietas en ese muro de contención. Este martes, el mandatario estadounidense publicó en su cuenta de Twitter una serie de mensajes en los que parece atribuirse el crédito por la decisión tomada por Arabia Saudita y los demás países. "Durante mi viaje reciente a Medio Oriente declaré que no podía seguir habiendo financiamiento de ideologías radicales. Los líderes señalaron a Qatar. ¡Miren!", dijo. "Es tan bueno ver que la visita a Arabia Saudita con el rey y (otros) 50 países ya está dando resultados. Ellos dijeron que asumirían una línea dura sobre el financiamiento. Quizá esto será el principio del fin del horror del terrorismo", agregó en mensajes posteriores.

La implicación del mandatario en la disputa con Qatar podría generar dificultades para la permanencia de las tropas estadounidenses en ese país. Un funcionario del Departamento de Defensa dijo a The New York Times que antes de que se iniciara esta crisis diplomática, Qatar les había dado garantías de que Estados Unidos no sería expulsado de la base de Al Udeid. Eso, sin embargo, fue antes de que Trump decidiera tuitear sobre el tema. Pero, ¿por qué es tan importante Al Udeid?

Operaciones e inteligencia

Esta base aérea alberga a unos 10.000 efectivos estadounidenses y es el lugar desde donde se planean y ejecutan los ataques contra EI. Complejo desde donde se gestionan las operaciones militares estadounidenses en Al Udeid. Desde las instalaciones en la base de Al Udeid se planifican las operaciones de la coalición que lucha contra Estado Islámico.
Complejo desde donde se gestionan las operaciones militares estadounidenses en Al Udeid.
Allí está la sede del Centro de Operaciones Aéreas Conjuntas (CAOC, por sus siglas en inglés), desde el cual se realiza el comando y control de las operaciones aéreas en Irak, Siria, Afganistán y otros 17 países. Desde el norte de África, cruzando por todo Medio Oriente, su alcance se extiende hacia Asia Central y del Sur, según se informa en su página web. Este complejo acoge a oficiales de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, así como a miembros de la coalición internacional.

La construcción del CAOC se inició en 2002 y tuvo un costo de US$60 millones, lo que incluyó la instalación de 107 kilómetros de cables de fibra óptica de alta capacidad. Se trata del centro de operaciones más avanzado de la historia, según indica el propio CAOC. "Mantener estos sistemas funcionando requiere de centenares de personas trabajando en comunicaciones satelitales, análisis de imágenes, diseño de redes, programación de computadoras, sistemas de radio, sistemas de administración y muchos otros campos. Con miles de computadoras, decenas de servidores, equipos de video y grandes pantallas, la instalación parece el set de una película futurista", se describe en la página del CAOC.
Resultado de imagen para Al Udeid
Estas instalaciones resultan fundamentales para realizar bombardeos de precisión; labores de inteligencia, vigilancia y reconocimiento; transporte aéreo; proveer de combustible a los aviones en pleno vuelo; realizar evacuaciones médicas, entre otras. Esta base también es un importante centro de recolección de inteligencia para Estados Unidos en Medio Oriente.

La construcción del Centro de Operaciones Aéreas Conjuntas se realizó en 2002. Al Udeid es sede de una de las unidades más grandes de la Fuerza Aérea estadounidense con más de 100 aviones. Desde allí despegan bombarderos B-52, cazas F-16, así como aeronaves de reconocimiento y aviones para abastecimiento de combustible, entre otros. Es también el lugar donde se realiza la coordinación con Rusia para evitar conflictos accidentales entre los aviones que sobrevuelan el espacio aéreo de Siria e Irak.

Una instalación mil millonaria

La base aérea de Al Udeid cuenta con la pista de aterrizaje más grande de Medio Oriente con una longitud de unos 3.750 metros. 
Un bombardero B-52 en la base aérea de Al Udeid.
Los bombarderos B-52 usados en Irak y Siria despegan de la base aérea de Al Udeid. El gobierno de Qatar la construyó con fondos propios en la década de 1990 y tuvo un costo aproximado de unos US$1.000 millones. Su idea era construir una instalación lo suficientemente atractiva como para convencer a Estados Unidos de operar desde allí. Esa propuesta funcionó. En 2002, Washington comenzó a transferir equipos desde la base aérea Príncipe Sultán en Arabia Saudita hasta Al Udeid.

Mutua conveniencia

La presencia de fuerzas estadounidenses en Al Udeid ha sido hasta ahora una garantía de seguridad para Qatar. En este momento ese puede ser un factor de moderación de la reacción qatarí ante la implicación de Trump en la disputa.

En un análisis publicado la semana pasada que parecía anticipar esta crisis, la vicepresidenta de Análisis Global de la consultora Stratfor, Reva Goujon, señalaba que la reacción de Qatar a lo que se estaba gestando dependía en gran medida de cuán lejos llegara Estados Unidos en su apoyo a la jugada de Arabia Saudita y de los Emiratos Árabes Unidos.

"Doha no puede sobrevivir en este vecindario sin un agente externo que garantice su seguridad (…). Qatar no puede darse el lujo de sacrificar las garantías de seguridad estadounidenses", apuntaba.
Para Washington, sin embargo, la cooperación de Qatar y la posibilidad de disponer de la base de Al Udeid también es un elemento importante.
Resultado de imagen para Al Udeid
Jeff Davis, un portavoz del Pentágono, pareció intentar quitar importancia a la disputa después de la publicación de los tuits de Trump. "Considero que ellos son anfitriones de nuestra muy importante base en Al Udeid. No tenemos intenciones de alterar nuestras operaciones actuales en Qatar ni en cualquier otro lugar del Consejo de Cooperación del Golfo", dijo en declaraciones citadas por The New York Times.

Mientras tanto, más allá de Washington, la presión sigue acumulándose sobre Doha. Este martes, el gobierno de Jordania anunció que reduciría el nivel de su representación diplomática en el pequeño emirato. Qatar debe ahora decidir su próximo paso.

viernes, 2 de junio de 2017

Sigilosamente, Uruguay ultima los detalles para aprobar otra pastera

Por Guillermo Pellegrino - Clarin.com
Sería la tercera planta de celulosa de la empresa finlandesa UPM, y el plan es levantarla en el Río Negro, afluente del Uruguay.
Sigilosamente, Uruguay ultima los detalles para aprobar otra pastera
Vista general de la planta de la finlandesa UPM (antigua Botnia), hace tres años, durante una protesta. Foto: EFE

Las negociaciones entre el gobierno uruguayo y la plana mayor de la empresa UPM para instalar una tercera planta procesadora de pasta de celulosa avanzan a buen ritmo. Pero todavía falta ajustar algunos detalles, que han llevado a ambas partes a mantener el tema bajo un absoluto hermetismo. De no existir algún contratiempo de último momento, el anuncio de la concreción del proyecto podría llevarse a cabo en los próximos días.

Esta nueva pastera, la más grande del grupo finlandés, se ubicaría en medio del territorio oriental, a orillas del Rio Negro, que desemboca en el río Uruguay. Para su construcción y puesta en marcha se destinarán unos 6.000 millones de dólares. De esa cifra, el gobierno uruguayo invertiría unos 1.000 millones en mejoras de rutas, vías ferroviarias y en el puerto de Montevideo, por lo que debería buscar participación de públicos y privados.

Según informó El País, basándose en fuentes del Ejecutivo, Tabaré Vázquez está poniendo gran énfasis en el tema ambiental. Pretende que se activen todos los protocolos y controles de seguridad para evitar cuestionamientos, tanto del escenario político como de organizaciones ambientales.

Hasta el momento se llevan realizados varios estudios técnicos, que fueron analizados en el curso de las negociaciones entre la empresa y el gobierno oriental. “Fueron en realidad conversaciones demasiado específicas sobre tecnología, características de la fábrica, modelos de trabajo. Información puramente técnica que aportó la empresa y que también manejamos en el gobierno”, dijo al matutino montevideano una fuente cercana al Jefe de Estado.

La inversión para concretar esta nueva pastera superará con creces el dinero que requirió la construcción de las dos que funcionan en Uruguay en la actualidad: la de UPM (ex Botnia) en Fray Bentos demandó U$S 1.200 millones, en tanto que para la de Montes del Plata, cerca de la localidad de Conchillas, en el departamento de Colonia, se precisaron U$S 2.000.

De concretarse, el nuevo emprendimiento generaría unos 8 mil puestos de trabajo entre directos e indirectos, y produciría unas 2.600.000 toneladas de pasta de celulosa, el doble de que actualmente produce la fábrica de UPM en Fray Bentos, próxima a cumplir diez años de funcionamiento. Además, esta tercera pastera incidiría en un aumento de entre 2 y 2.5 puntos del Producto Bruto Interno uruguayo.

martes, 30 de mayo de 2017

Exclusivo: Los polémicos contratos de Dietrich con China para el San Martín Cargas

Por Mauricio Cantando (LPO) - La firma del convenio y un decreto posterior de Macri abre la puerta para el cobro de una "canasta de tasas" que sería ilegal.
Cano, Dietrich y el titular de Trenes Argentinos Cargas, Ezequiel Lemos, recibieron esta semana vagones de CRCC.
Mauricio Macri amplió el polémico pacto firmado por Cristina Kirchner con China y consiguió la promesa de financiamiento para la renovación del San Martín Cargas -uno de los brazos del Belgrano-, una obra que adjudicó de forma directa pero podría terminar pagando a tasas de mercado, lo que constituye un delito.

El problema es que el  "Acuerdo de cooperación en materia económica y de inversiones" sancionado por el Congreso en 2015 por la entonces mayoría kirchnerista, no permite adjudicar de manera directa obras con un financiamiento que termine utilizando tasas de mercado, es decir no subsidiadas.

Sin embargo, el acuerdo celebrado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y avalado por un decreto de Gabriela Michetti, deja abierta la puerta a esa posibilidad para financiar los 2.400 millones de dólares que demandará la única nueva inversión que dejó su visita a la potencia asiática.

En el punto 5 del Acuerdo que firmó Cristina y aprovecharon Macri y Dietrich, se permite la adjudicación directa de obras "siempre que estén sujetos a financiamiento concesional de la parte china y que la adjudicación se realice en condiciones ventajosas de calidad y precio".

El financiamiento concesional es un plan de China para financiar su despliegue geoestratégico, inundando de créditos los países en desarrollo, con un financiamiento de hasta el 100% de obras a tasa de interés baja.

Dietrich enmarcó en esas condiciones su acuerdo para la reparación del Ferrocarril San Martín Cargas, que cubre la franja central del país entre Buenos Aires y Mendoza  y permitiría agilizar y abaratar el flete de producción minera, agropecuaria y la industria. El acuerdo se firmó con la firma China Railway Construction Corporation Ltd (CRCC), cuyo presidente, Zhuang Shangbiao, estuvo reunido con Macri en Beijin.
Macri en la reunión que tuvo en Beijing con el titular de CRCC, Zhuang Shangbiao.
Se trata de una obra clave para empezar a recomponer los imposibles costos logísticos del país. Su reparación requiere 2400 millones de dólares y según el anuncio oficial será financiada en su totalidad por el Banco de Exportación e Importación de China (Eximbank), a un plazo de 20 años y 5 de gracia, una tasa del 3% anual con los gastos incluidos.

Sin embargo, mientras el ministro y Macri recorrían los alrededores de la Gran Muralla, Gabriela Michetti firmó el decreto 338 que en el inciso c del artículo 1 abre la puerta a sumar fuentes de financiamiento.

Tras exigir un descuento de tasa de al menos un 25% respecto a la pagada por los títulos públicos emitidos por Argentina en Wall Street, el decreto aclara que "en el supuesto que el financiamiento sea otorgado por más de una entidad, las condiciones anteriormente mencionadas deberán ser evaluadas con respecto al financiamiento otorgado considerado en su conjunto".

El decreto 338 firmado por Michetti, en una rebuscada redacción, abre la puerta para que se genere una canasta de tasas que está prohibida por ley para este tipo de adjudicaciones directas.
Y advierte que esto es "independientemente de si uno de los componentes del financiamiento no cumpliera por sí solo con las mismas, debiendo a tal efecto celebrarse un único contrato de préstamo sindicado y/o varios contratos vinculados entre sí".

La rebuscada ecuación no conformó a expertos de la Cancillería consultados por LPO, porque puede derivar en una clara alteración del acuerdo marco con China, que es en definitiva la ley que permite hacer una obra pública sin licitación internacional, una promesa de campaña de Macri que suele repetir como un mantra cada vez que le preguntan sobre alguno de los numerosos conflictos de interés de su administración.

"Lo que va a pasar es que Eximbank va a financiar una parte muy pequeña del proyecto y el resto se hará con otros Bancos. Y habrá una canasta de tasas de mercado a un costo incierto, pero que difícilmente sea muy por debajo del de mercado", advierten. 

Se trata de un riesgo similar al que enfrenta la otra gran obra que maneja Dietrich, el soterramiento del Sarmiento que inicialmente se adjudicó a Odebrecht porque traía el financiamiento del BNDES brasileño, luego de dijo que la financiaba el Estado y ahora como reveló LPO, los socios italianos de Ghella están buscando préstamos privados.

Como sea, siempre hábiles, los chinos lograron en este caso que el mismo decreto aclare que en todos los casos estos proyectos deben incluir "empresas adjudicatarias y/o por entidades financieras públicas y/o privadas de República Popular de China".

En Cancillería creen que será inevitable la incorporación de otras fuentes de financiamiento porque los créditos concesionales del Eximbank jamás superan los 400 millones dólares. Bolivia fue el país de la región que más aprovechó estos créditos concesionales y Argentina, pese a la ley lograda por Cristina, fracasó en todos los intentos porque los proyectos que acercaba Julio de Vido nunca conformaban a los chinos. Eran muy caros.

A Dietrich le pasó lo mismo pero le encontró la vuelta. "Esto un disparate total. Lo que hizo Macri con ese decreto es agravar el acuerdo con China, que se había firmado en el marco de las urgencias financieras de Argentina en 2014. Porque el punto 5 era claro de que el financiamiento debía estar contemplado para que sea una vía concesional", sostuvo ante LPO Claudio Lozano, ex diputado de Unidad Popular que rechazó aquella ley impuesta por la ex presidenta.

Consultado por LPO, los voceros de Dietrich desligaron el debate por las tasas de interés hacia el área que conduce el ministro Luis Caputo, presente en la gira por China. "Es tema del Ministerio de Finanzas", se desentendieron. 

La resistencia de la UIA

La UIA fue la que más se resistió a las relaciones carnales con China y para contenerlos Dietrich aclaró que el 72% de la participación de bienes y servicios utilizados en la obra del San Martín Cargas serán de origen argentino y sólo lo restante vendrá del gigante asiático.

Pero fuentes de la entidad confiaron a LPO que por más buena voluntad que ponga el ministro una vez en marcha el proyecto, no será fácil cumplir con ese requisito. "Los créditos concesionales fueron muy frecuentes en África, donde los chinos ponían todo el capital", recordó Lozano. Algo parecido piensa Paolo Rocca, presidente de Techint y líder del rechazo al desembarco de China en el continente.  

Un dato: según informa el propio Ministerio de Transporte, el proyecto más grande de la empresa CRCC fuera de China fue la modernización de la línea de ferrocarriles en Nigeria por USD 8.300 millones, que la convirtió en la segunda empresa de ingeniería más grande del mundo.

Macri y Cabrera junto a directivos de la UIA durante un breve encuentro en la gira por China.
Como explicó LPO, el anuncio del San Martín Cargas opacó el fracaso de la gira de Macri en China, donde no pudo avanzar en anuncios concretos porque le reclamaron detalles del informe ambiental exigido por la Corte Suprema para reactivar la construcción de las represas de Santa Cruz.

No los tenía y ni bien aterrizó a Buenos Aires le encomendó acelerar el trámite a sus ministros Juan José Aranguren y Sergio Bergman, pero se demorará al menos hasta agosto, no sin antes atravesar una ardua negociación con el Congreso, en pleno período electoral.

Diego Guelar, embajador argentino en China, le había recomendado a Macri conseguir la aprobación del informe antes de viajar a Beijin, pero no logró calmar su ansiedad. El embajador también le sugirió al ministro Dietrich tomarse un tiempo antes de firmar el acuerdo por el San Martín Cargas. Tampoco lo escucharon. 

China y la tensión automotriz con México, las razones de la caída de Malcorra

LPO - El fracaso de la visita de Macri y la bronca en México colmaron la paciencia de la cúpula del Gobierno.

La turbulenta gestión de Susana Malcorra tuvo dos episodios recientes que decretaron el fin de la estadía de la ex ONU en la Cancillería argentina.

Ganó Fulvio Pompeo: Renunció Malcorra y la reemplaza el vicecanciller de Ruckauf.
Malcorra acumuló una serie de fracasos que la colocaron en el primer lugar de la lista de espera para salir del gabinete. Su derrotero tuvo sus picos con la fallida y costosa campaña para encabezar la ONU y su papelón en las elecciones de Estados Unidos, en donde hizo jugar a Mauricio Macri abiertamente por la candidata que perdió, lo que le trajo problemas ulteriores al presidente con Donald Trump.

En agosto del año pasado LPO publicó que Malcorra analizaba irse a España para cuidar la salud de su marido, la única razón que esgrimió el Gobierno para explicar su renuncia. "En diplomacia, razones personales significa perder la interna", explicaron a LPO en el Gobierno.

Lo que determinó la salida de Malcorra fue la presión del sector ganador, encabezado por Fulvio Pompeo, quien logró imponer finalmente al Canciller amparado en los últimos fracasos de la ministra saliente.

Uno de ellos fue la malograda visita de Macri a China de dos semanas atrás. Como anticipó LPO, la gira no trajo los resultados esperados porque antes de avanzar en cualquier otra iniciativa, el gigante asiático esperaba detalles del informe ambiental de las represas de Santa Cruz. Ese informe lo exigió la Corte Suprema para reactivar las obras acordadas por Cristina Kirchner, que China impuso continuar a la actual administración, antes de avanzar en los otros acuerdos.

Como Macri no estaba al tanto del tema, el embajador en China, Diego Guelar, le había pedido que demorara su visita hasta septiembre, cuando se estima que los informes podrán estar terminados y aprobados.

Sin embargo, el pedido de Guelar no fue escuchado porque Macri quería participar del foro sobre conectividad internacional ("Una Franja y una Ruta para la Cooperación Internacional") y aprovechar para empalmar la visita de Estado prevista para este año, aunque no tuviera bien amarrados los convenios a tratar. Como resultado del apuro, los chinos sólo mostraron interés por la construcción de la planta de energía renovable Cuchari Solar, en Jujuy, un proyecto que el gobernador Gerardo Morales viene gestionando por su cuenta.

En el gabinete le achacaron a Malcorra, la interlocutora con los embajadores, que no haya avivado a Macri a tiempo de las advertencias de Guelar.

Desencuentro con México

A Malcorra también la cuestionaron por la meseta a la que arribó la relación de la administración de Macri con México. En el inicio del mandato de Macri, con Dilma Rousseff aún en la presidencia de Brasil, México asomaba como el principal aliado de Argentina en Latinoamérica.

El presidente azteca, Enrique Peña Nieto, fue uno de los más interesados en sumar a Argentina a la Alianza del Pacífico y se mostró dispuesto a negociar un Tratado de Libre Comercio con Macri.

Sin embargo, en México, que era la gran apuesta, ahora tienen reparos sobre las reales intenciones de Argentina de cumplir con sus compromisos bilaterales en relación al comercio automotriz.

Argentina y México tienen vigente un Acuerdo de Complementación Económica llamado ACE 55 por el que se acordó un cupo "creciente" de comercio de automóviles libre de aranceles, de hasta 637 millones de dólares en su punto más alto.

El objetivo de los mexicanos es que ese acuerdo parcial pase a ser un TLC. Así se lo hicieron saber en marzo de 2015 a la entonces ministra de Industria de Cristina, Débora Giorgi. Pero como Giorgi argumentó que un TLC en ese momento aplastaría la industria argentina, se extendió entonces el ACE 55 hasta mediados de 2018, con una cláusula para que luego de la fecha de vencimiento de ese acuerdo haya un TLC de manera automática.

Fuentes del sector automotriz aseguraron a LPO que los mexicanos tienen la certeza de que Argentina incumplirá nuevamente el compromiso de pasar a un TLC y por eso analizan presentar una demanda ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). A Malcorra la cuestionaron internamente por no haber anticipado esa crisis con la administración de Peña Nieto.

En el Gobierno argentino aseguraron a LPO que los mexicanos pueden tener argumentos para sostener esa teoría, pero que al día de hoy la denuncia no tendría cabida ya que el ACE 55 sigue vigente por un año más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...