Mostrando entradas con la etiqueta Turismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Turismo. Mostrar todas las entradas

domingo, 6 de agosto de 2017

Las Cataratas del Iguazú recibirán una inversión de alrededor de 100 millones de pesos para mejorar su infraestructura

Resultado de imagen para Las Cataratas del Iguazú recibirán una inversión de alrededor de 100 millones de pesos para mejorar su infraestructura(Telam) - Las Cataratas del Iguazú recibirán en los próximos dos meses una inversión de alrededor de 100 millones de pesos para contar con más y mejores miradores, con nuevos trenes y estaciones y con sanitarios y espacios más amplios, anunció hoy Iguazú Argentina, la empresa concesionaria de los servicios en el Parque Nacional Iguazú (PNI).

El titular de Iguazú Argentina, Roberto Enríquez, señaló que las obras de mejoras de la infraestructura turística del PNI, que en lo que va del año recibió más de 850.000 visitas, "comenzarán en dos meses y demandarán una inversión de alrededor de 100 millones de pesos".

Las obras incluirán la ampliación del balcón de la Garganta del Diablo hasta triplicar su actual capacidad, la creación de una doble vía para la circulación de los trenes hasta ese mirador, lo que mejoraría la capacidad de transporte y otorgaría más seguridad en el traslado, el aumento de las superficies de las estaciones y el mejoramiento de los sanitarios.

Además, se creará una nueva estación en el ex hotel Cataratas, lo que permitiría tener una parada para cada uno de los circuitos que recorren el PNI.

jueves, 13 de julio de 2017

Anuncian un gran corredor ecoturístico en el litoral argentino

(Infobae.com) - Con la firma del Acuerdo de la Naturaleza, el Gobierno dará el primer paso en cuatro provincias del litoral, Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa. El foco: fortalecer la conservación de estas áreas de naturaleza pura
Resultado de imagen para Ruta Jesuita, San Ignacio Miní, Misiones
Ruta Jesuita, San Ignacio Miní, Misiones

Iguazú, Moconá, Iberá, El Impenetrable y Bañado La Estrella tienen mucho en común: son lugares donde la naturaleza es pura, impresionante. Hay ríos, selvas, lagunas, paisajes que dejan sin aliento y, por supuesto, las megaestrellas: sus parques nacionales, una Maravilla Natural del Mundo y dos de los humedales más importantes del país. Destinos donde los turistas se acercan para conectarse con un costado distinto, lejos de las grandes ciudades.

La naturaleza llama. Y desde el Gobierno buscan darle un mayor lugar a esta potente oportunidad. El martes, los ministerios de Turismo y Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Parques Nacionales, el Consejo Federal de Inversiones y las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa firman el Acuerdo de la Naturaleza. Es el primer paso de un plan para que la región alcance el enorme potencial que tiene. Buscan, así, fortalecer y posicionar a nivel nacional e internacional un gran corredor con eje en las actividades ecoturísticas y el turismo sustentable.
Mapa del acuerdo
Mapa del acuerdo

Entre otras cosas, el acuerdo prevé preservar estas áreas, fortalecer la conectividad aérea y terrestre y crear una marca que nuclee este megacorredor. La inversión directa en infraestructura turística proyectada para la zona es de más de 350 millones de pesos. Con esto quieren crear oportunidades de desarrollo equitativo, hacer crecer la oferta turística, atraer inversiones privadas y generar empleo. Un dato no menor: el proyecto podría beneficiar a más de 380 mil personas en 36 localidades.

"El turismo eleva las condiciones de vida de las comunidades locales. Llega a donde otras actividades económicas no. Brinda herramientas para que se desarrollen emprendimientos exitosos y se impulse el uso sostenible del patrimonio natural y cultural de los territorios de nuestro país", cuenta el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.

Y en esta materia el Litoral ofrece mucho. Se trata de lugares imponentes, donde la naturaleza y la biodiversidad son los grandes atractivos y muestran un enorme potencial. Hace poco, se anunció la puesta en marcha del corredor fluvial de los ríos Paraná-Paraguay para fortalecer los cruceros con servicio a bordo, catamaranes y desarrollo costero. También está presente en la zona el proyecto de la ruta internacional jesuita, que abarca cinco provincias y cinco países, con opciones culturales, festividades y gastronomía.
Saltos del Mocona, Misiones
Saltos del Mocona, Misiones

"Queremos fortalecer el turismo en toda la región y posicionar el Corredor Ecoturístico del Litoral a nivel nacional e internacional. El desarrollo del turismo sustentable es el punto de partida que necesitamos para reafirmar la naturaleza como prioridad y fomentar una actividad que impacte de la mejor manera posible en el medioambiente", agrega el funcionario de Turismo.

Cómo son estos lugares únicos

Los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay, Bermejo y Pilcomayo, y las rutas nacionales 12 y 14 son las vías de comunicación que conectan los principales destinos y vinculan las diferentes actividades turísticas que se disfrutan en el corredor.

Iberá
Iberá, Corrientes
Iberá, Corrientes

Vida silvestre y atardeceres increíbles en el corazón de Corrientes. Con aproximadamente 13.000 km2, es el humedal dulce más importante y grande de Argentina. El área, centrada en la laguna Iberá, posee esteros, bañados y lagunas que dominan el paisaje. Habitan más de 4.000 especies de flora y fauna: el 30% de la biodiversidad de todo el país. Es Reserva Natural, Parque Provincial, Área de importancia para las aves (AICA) y Sitio Ramsar Internacional.

Iguazú
Cataratas del Iguazú
Cataratas del Iguazú

El increíble Parque Nacional es Patrimonio Mundial declarado por la UNESCO. Además, las Cataratas son también una de las nuevas Maravillas Naturales del Mundo. Por su parte, el Parque Provincial Moconá, con saltos únicos que corren de forma lateral al curso del río, actúa también como núcleo de la Reserva de Biosfera Yabotí y El Parque Provincial Esmeralda.

Bañado La Estrella
Bañado, La Estrella
Bañado, La Estrella

El tercer humedal más grande de Sudamérica, poco profundo, con vegetación abundante y numerosas especies de animales que se pueden avistar y disfrutar de viaje por la zona.

El Impenetrable
El impenetrable, Chaco
El impenetrable, Chaco.

La naturaleza inexplorada. Posee una altísima biodiversidad y un bosque nativo en excelente estado de conservación. Es un lugar único y de vital importancia para conservar la riqueza del monte chaqueño.

jueves, 29 de junio de 2017

Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono

Por Pablo Bizón (Clarin.com) - En Córdoba, Sierra de la Ventana, Mendoza y Mar del Sur, estos lujosos hoteles marcaron una época y encontraron un mismo final: ruinas y fantasmas.
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
El Club Hotel de la Ventana fue llamado "la maravilla del siglo", pero estuvo abierto sólo seis años (Foto: Horizonte Ferroviario).

Tienen mucho en común: marcaron una época, vinculada al surgimiento del turismo en la Argentina, entonces sólo para las clases altas y algunos extranjeros. En estos hoteles no se ahorraba en servicios e instalaciones; todo estaba pensado para la satisfacción del huésped, desde el tamaño de las habitaciones hasta la decoración, la cantidad de personal e incluso el transporte y el relax.

En Córdoba (La Falda y Miramar), Villavicencio (Mendoza), Villa Ventana y Mar del Sud (ambas en la provincia de Buenos Aires), estos cinco hoteles fueron todo un símbolo que terminó encontrando un mismo final: el abandono y el deterioro. De la mayoría hoy solo quedan ruinas... y las leyendas que marcaron su historia.

Eden Hotel, La Falda, Córdoba
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Una antigua postal promociona el Eden Hotel, en La Falda.

Seguramente el más famoso de los “hoteles fantasma”, visitado por cientos de turistas cada temporada y que incluso aloja algunos comercios y espectáculos en sus instalaciones.

Sin embargo, lejos está su época de gloria, que comenzó en 1891 cuando el viajero Roberto Bahlke decidió comprar tierras con la idea, justamente, de levantar un gran hotel. En 1892, con el apoyo del grupo Torquinst -el mismo que participó en la construcción del Club Hotel de Sierra de la Ventana-, adquirió 1.250 hectáreas, y un año más tarde comenzó la obra.

El Eden Hotel (originalmente así, sin tilde) inauguró a fines de 1899, con detalles de confort únicos para la época. En la primera década del siglo XX fue adquirido por empresarios alemanes, y vivió su esplendor de 1912 a 1945, cuando recibió a representantes de la nobleza europea y familias de la alta sociedad argentina. Entre sus huéspedes contó a Albert Einstein, el poeta nicaragüense Rubén Darío, el Príncipe de Gales, el Duque de Saboya y los presidentes Julio Argentino Roca y José Figueroa Alcorta, entre otras personalidades. Y del loteo de terrenos propios nació el pueblo de La Falda.
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Su edificio se mantiene en buenas condiciones, aunque sigue cerrado.

Tenía 100 habitaciones para hasta 250 pasajeros y 125 empleados: uno cada dos huéspedes. Como otros hoteles de su clase en la época, era prácticamente autosuficiente: usina, criaderos de animales, huertas, panadería, cámaras frigoríficas, banco, oficina de correos, telégrafo, taller mecánico, herrería, peluquería, sastrería, etc. Sumaba un campo de golf de 18 hoyos, canchas de tenis iluminadas, pileta y cancha de criquet. Además, organizaba cacerías de zorros y grandes conciertos en sus salones. En el pequeño teatro de su patio interno actuaron, entre otros, el cantante de tangos Hugo del Carril, la poeta Berta Singerman y el músico y actor René Cospito.

En 1939, apenas iniciada la Segunda Guerra Mundial, parte de la tripulación del acorazado Graf Spee, hundido por barcos británicos en el Río de la Plata, se alojó en el hotel. Pero para fines de la Guerra cerró sus puertas. Luego, lo típico: cambios de manos, deudas, remates y finalmente, en la década del ’60 el declive final.

En 1982 una empresa intentó reflotarlo, pero apenas funcionó un año. Hoy sigue habitado por los fantasmas del pasado.

Club Hotel de la Ventana, Villa Ventana (provincia de Buenos Aires)
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Al pie de las sierras, el entonces majestuoso Club Hotel de la Ventana (Horizonte Ferroviario).

Historia parecida a la del Edén. Fue llamado “la maravilla del siglo” y considerado el hotel más lujoso del continente, aunque sólo funcionó seis años. Hoy sólo se pueden admirar sólo sus ruinas, que invitan a imaginar aquella gloria pasada.

A principios del siglo XX, el médico Félix Muñoz pensó que el clima de la zona facilitaría la cura de enfermedades respiratorias y nerviosas. Con Manuel Láinez, dueño de tierras en la zona, interesaron a la compañía británica Ferrocarril del Sud, que administraba un exitoso ramal de ferrocarril y vio la oportunidad de incrementar el tráfico de pasajeros. 
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Los carteles indican qué había en cada zona del edificio hoy en ruinas (PB/Viajes).

En 1903 inauguró la estación de tren que luego correspondería al hotel, inicialmente llamada Sauce Grande (luego Sierra de la Ventana), y un año más tarde comenzó la construcción de un enorme edificio, con ladrillos especialmente fabricados por Ernesto Tornquist.

Sus dimensiones y detalles eran espectaculares: con una superficie cubierta de 6.400 m2, contaba con 136 habitaciones, 56 baños y cuatro suites de dos dormitorios, cocina, comedor y baño con griferías de oro y plata. Los muebles, de roble, llegaron de París, la ropa de cama era de hilo italiano y los colchones, de brin. También tenía galería solarium, restaurante estilo Luis XVI, jardín de invierno, salón de fiestas para 150 personas, tres salas de casino, un entrepiso-night club, dos peluquerías, torre mirador, sala de música para conciertos, biblioteca, sitio para deportes hípicos, canchas de golf y tenis, entre muchas otras instalaciones.

Un ramal de trocha angosta acercaba a los pasajeros desde la estación Sierra de la Ventana hasta la puerta misma del hotel. Y era lo más autosuficiente posible: panadería, granja y huertas propias, además de herrería, carpintería, sala de máquinas, usina, taller mecánico, sastrería y lavandería.
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Por la rampa ingresaban los alimentos y equipamiento a la "maravilla del siglo", como lo bautizó el ex presidente Julio A. Roca (PB/Viajes).

La gran fiesta de inauguración fue el 11 de noviembre de 1911, con invitados de la alta sociedad llegados en un tren especialmente fletado desde Buenos Aires. Uno de su huéspedes fue el ex presidente Julio Argentino Roca.

A partir de 1914 lo afectaron la depresión económica y la guerra mundial, y el golpe letal se lo dio la prohibición de los juegos de azar, en 1917: cerró tres años más tarde.

En 1924 se hizo cargo el gobierno de la Provincia de Buenos Aires para instalar una colonia de vacaciones, pero el proyecto nunca se hizo realidad. En 1939 vivió un breve resurgimiento cuando alojó a algunos de los marinos alemanes capturados en el acorazado Graf Spee, quienes trabajaron en la restauración de muchos sectores. Pero en 1946 se fueron, y ya nadie regresó.

La noche del 8 de julio de 1983, cuando se hablaba de restauración y reapertura, el legendario hotel fue devorado por un incendio. Los peritajes hablaron de un rayo en medio de una tormenta, pero nadie se pudo sacar de la cabeza la otra versión la del incendio intencional.

Hotel Boulevard Atlántico, Mar del Sud (provincia de Buenos Aires)
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Todo un lujo que dio origen a un balneario.

Un sofisticado balneario que nunca se hizo realidad, crisis económica, quiebras, ocupaciones, mafias... Esta historia truculenta comenzó hacia finales del siglo XIX, cuando Mar del Plata apuntaba a sofisticado reducto de las clases altas. Entonces, un grupo de empresarios argentinos pensó en un nuevo balneario y eligió el actual Mar del Sud (o Mar del Sur), 61 km al sur de Mar del Plata.

La primera obra del nuevo pueblo fue fastuosa: el imponente hotel Boulevard Atlántico, levantado entre médanos y pastizales como un anticipo del lujo que caracterizaría al balneario. Pero con la crisis económica de 1890 el grupo inversor quebró, y las obras se paralizaron. Años más tarde el hotel se remató, y finalmente abrió en 1904: los primeros turistas fueron principalmente empleados jerárquicos del ferrocarril y familias con campos en la zona. El lugar no era de fácil acceso, el clima era duro y las opciones para la diversión, pocas: algunos juegos de salón, cancha de bochas, cabalgatas, cacerías de perdices o caminatas por los médanos. También había “carpas”: casillas de madera construidas por el hotel en la playa para que los veraneantes se calzaran sus trajes de baño de lana y volvieran a vestirse “bien” para ingresar al hotel. Por la noche, la vestimenta era aún más formal.
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
La mole neoclásica se asemeja a un transatlántico naufragado y expulsado del mar (PB/Viajes).

Durante muchos años, el Boulevard Atlántico fue algo así como un “secreto” no para cualquiera. Y el balneario de Mar del Sud finalmente fue surgiendo a sus alrededores. En 4.500 m2 tenía 76 habitaciones -eso sí, sin baño privado- y contaba con dos canchas de tenis, una de bochas y otra de fútbol. Sus camas eran blancas, de hierro y tenía patios circundados de galerías de baranda enrejada y adornados con señoriales palmeras (algunas aún subsisten los embates del viento y los años).

En 1972, luego de pasar por varias manos, el concesionario pasó a ser el actor amateur Eduardo Gamba, quien en 1948 se había enamorado allí de una cantante francesa, con la que se casó y vivieron juntos en el hotel. Se dice que en 1982 lo compró, pero esa propiedad siempre fue discutida. En 1993 la mole neoclásica fue usurpada por un grupo de mafiosos, que la fueron desmantelando y vendiendo. Gamba recuperó el hotel en 1998, ya en decadencia, y se transformó en su único -casi fantasmal- habitante. Luego siguió el desguace, y finalmente la venta: un comprador, luego otro, prometieron reabrirlo, pero sólo fueron promesas. Hoy, como un enorme transatlántico naufragado, el gran hotel de la costa atlántica hotel es poco más que una carcasa vacía en riesgo de derrumbe.

Gran Hotel Termas de Villavicencio, Mendoza
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Una postal de época promociona las aguas termales y el paisaje cordillerano de Mendoza.

En 2013 tanto el hotel como los jardines que lo rodean y la capilla neocolonial de la zona fueron declarados “monumento histórico nacional”. Pero nada. El hotel sigue cerrado, como desde hace casi 40 años. El edificio histórico está en medio de 72 mil hectáreas de área protegida, de donde se extrae la famosa agua mineral que lleva, en su etiqueta, la imagen del hotel.

La historia antigua comenzó con el canario Joseph Villavicencio, uno de los capitanes que acompañó a Pedro del Castillo en la fundación de Mendoza, quien en 1680 se instaló en el lugar y encontró minas de oro y plata a 12 km de donde luego estaría el hotel.
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
El Gran Hotel Villavicencio lleva 39 años cerrado.

La otra historia, la moderna, data de 1923, cuando el ganadero Ángel Velaz adquirió estas tierras para iniciar el emprendimiento de termas, y construyó una planta de fraccionamiento y embotellado de agua. En 1934, un aluvión inhabilitó el Tren Trasandino y rehabilitó la ruta 7 a Chile, que entonces pasaba por Villavicencio justo antes de trepar los famosos “caracoles”, una complicada serie de 365 curvas que asciende la montaña. Velaz vio la oportunidad y construyó un gran hotel de lujo, destino a las clases altas.

El hotel inauguró en 1940 y funcionó hasta 1978. Comparado con otros hoteles de su época, era pequeño (30 habitaciones con baño privado y agua termal en cada una) y más bien rústico, acorde a la montaña: arañas hechas con ruedas de carretas, camas con respaldos de hierro y pisos de tablones de roble americano. En las paredes lucían acuarelas, óleos y grabados de artistas argentinos y extranjeros, y sonaba la música de piano y orquesta propia. Muchos turistas llegaban en tren de Retiro a Mendoza, y de la estación los llevaban directamente a Villavicencio.

Destacaban sus ambientes comunes, donde, además de los turistas, se encontraban los propios mendocinos que se ponían lo mejor del guardarropas para almorzar o tomar el té en sus salones. Algunos jugaban al ping pong o minigolf, y también había sala de juegos infantiles, cancha de tenis y bochas y, desde los 60, una piscina. Parte del lujo de sus épocas de esplendor aún puede verse, como esas arañas de madera que supieron iluminar grandes bailes y conciertos. En 1979 la zona fue adquirida por el Grupo Greco, que luego quebró, más tarde llegó la intervención del Estado, luego el Grupo Cartellone y finalmente, Aguas Danone de Argentina. Los proyectos de reapertura nunca se concretaron y hoy, el gran hotel estilo normando sigue custodiando la surgente de aguas minerales.

Gran Hotel Viena, Mar Chiquita, Córdoba
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
El Gran Hotel Viena contaba con tres edificios, baños termales y piscina de agua dulce y salada.

Miramar, Córdoba, 1945. El matrimonio alemán Palkhe inaugura el Gran Hotel Viena, y lo que con el tiempo será una colección de leyendas con más atractivo turístico que real: que se construyó con capitales nazis, que alojó a jerarcas del Tercer Reich e incluso al mismísimo Adolf Hitler, cuando en 1945, se dice, llegaron al hotel tres vehículos oficiales negros bajo total hermetismo, luego de que se diera licencia a todo el personal...

Lo cierto es que el hotel ayudó a convertir a la pequeña localidad de Miramar, a 200 km de Córdoba capital, en un centro turístico basado en las propiedades curativas del agua y el fango de la laguna de agua salada Mar Chiquita, esas propiedades que beneficiaron la salud de los Palkhe cuando llegaron al lugar por primera vez, en la década del '30.

El hotel contaba con tres edificios: en el I (Norte) había 26 habitaciones de dos camas y dos de tres, todas con baño privado, bañera, agua fría y caliente, gran placard y papeleros de madera de cedro lustrado. En cada piso, una cabina telefónica para pasar llamadas desde la gerencia.
Hoteles legendarios de la Argentina: del esplendor al abandono
Las ruinas de lo que fue el principal hotel de Miramar, a orillas de la laguna cordobesa de Mar Chiquita.

El Edificio II (Este) era sólo para solteros y tenía 30 habitaciones con baño privado, pero nunca llegó a inaugurarse. Sí el Edificio III, con dúplex de dos habitaciones y baño privado. Con el edificio II formaba una “U” con un patio interior arbolado con canteros y caminos de baldosas, y cerrando esa “U” estaba el edificio de baños termales con agua salada, fría y caliente, bombeada desde la laguna. Arriba, sala de lectura con 12 escritorios de roble con papel carta y sobres con logotipo del hotel: un águila bicéfala, escudo de Viena.

El pabellón termalizado contaba con enfermera, masajista y médico, sucursal bancaria, comedor para 200 personas, vajilla inglesa, copas de cristal, cubiertos de plata, arañas de bronce y cristal, salas con pisos de granito, paredes revestidas en mármol de Carrara y una gran pileta con sectores de agua dulce y agua salada. Era el único hotel del lugar con aire acondicionado central y sistema de calefacción, y tenía además dos salas dedicadas a la elaboración de alimentos, fábrica de hielo y criadero de cerdos y aves. En su bodega exhibía más de 10.000 botellas de vino y el depósito de conservas, se dice, guardaba alimentos como para 100 personas durante un mes.

Todo venía bien hasta que, en marzo de 1946, los Palkhe decidieron cerrar el hotel y trasladarse a Buenos Aires. Se dice que, tras el fin de la Segunda Guerra, el propio Perón le envió a Máximo –como a otros alemanes que vivían en el país– un telegrama en el que le pedía abandonar su puesto en la empresa alemana Mannesmann.

Luego de unos años, el hotel reabrió parcialmente en 1963, y en 1965 el Dr. Pahlke (Jr.) creó la Sociedad Waldorf y CIA S.A., propietaria hasta su cierre definitivo, en 1980. Un par de años antes lo había afectado la crecida de la laguna. Queda su esqueleto y sus renovadas leyendas, porque claro, no faltan quienes aseguran que está habitado por fantasmas. Es más, no hace tanto los productores del programa estadounidense Ghost Hunter International visitaron el lugar, y aseguraron que en el hotel detectaron "la mayor actividad paranormal" de Latinoamérica. ¿Será?

Un desperdicio... 
He caminado por dentro de algunos de ellos. En el caso del Hotel Villavicencio, es todavia recuperable...

martes, 20 de junio de 2017

Turismo: buscan impulsar los cruceros fluviales en el país

Turismo: buscan impulsar los cruceros fluviales en el paísPor  NURIA REBÓN - Cronista.com
El Ministerio de Turismo busca impulsar diversos atractivos del país para atraer más turistas. A las opciones de turismo enológico, de reuniones, de esquí, aventura, gastronómico, cultural, deportivo y de cruceros, entre muchos otros, apunta a sumar ahora también el náutico por los ríos argentinos.

Si bien llegan muchos cruceros por mar a Buenos Aires, Puerto Madryn o Ushuaia, no se ha desarrollado todavía la posibilidad de realizar travesías por río con atractivo turístico, con la salvedad de los paseos por el Delta de Tigre o algunas opciones lacustres en diferentes zonas del país. Ahora, el Ministerio de Turismo quiere impulsar los cruceros por los ríos Paraná y Paraguay, Uruguay y, en menor medida, también por el Bermejo.

"Estamos desarrollando los cruceros fluviales, por los ríos. Hay varios interesados en ofrecer estos servicios, que crecen mucho a nivel mundial. Muchas empresas que hacían viajes por el Nilo, en Egipto, se contactaron porque buscan otras opciones, por un tema de seguridad, y están interesados en venir a la Argentina", comentó Sebastián Slobayen, subsecretario de Coordinación del Ministerio de Turismo, en entrevista a El Cronista.

"Firmamos un convenio para desarrollar cinco terminales portuarias para pasajeros, en Santa Fe y Rosario (provincia de Santa Fe), en La Paz (Entre Ríos), la ciudad de Corrientes (Corrientes y Posadas (Misiones)", precisó Slobayen.

Contar con puertos preparados para recibir turistas permitiría, según el subsecretario, ofrecer corredores fluviales desde Buenos Aires hasta Puerto Iguazú por el río Paraná, con paradas intermedias; y llegar incluso hasta Asunción, en Paraguay. También prevén ofrecer viajes por el río Bermejo como opción complementaria. "Para poder sumar esta oferta, es necesario readecuar cinco terminales portuarias, para los cual se destinarán $ 20 millones, aportados por el Estado Nacional", precisó Slobayen.

Para avanzar en ese sentido, días atrás se firmó un acta de compromiso en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, que sería el primer paso dentro del Plan de Turismo Fluvial, para desarrollar el denominado Corredor Turístico Fluvial del Litoral.

De la firma participaron el Ministerio de Turismo de la Nación y los gobiernos de las provincias participantes: Corrientes, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe, junto al Consejo Federal de Inversiones, que financiará las obras portuarias.

En esta primera etapa, las obras están centradas en esos cinco puertos del río Paraná, pero el recorrido total prevé tres terminales fluviales más y se están abriendo otras líneas de financiamiento para inversión pública y privada.

Para la hidrovía Paraná-Paraguay, el plan incluye seis tramos de 2365 kilómetros de extensión y siete provincias; se sumará luego el río Bermejo.

Está diseñado en tres ejes: cruceros fluviales, catamaranes fluviales y desarrollo costero. Para estos dos últimos ejes, se relevaron ya más de 30 localidades en cinco provincias. Las obras (rampas, pasarelas, grupos sanitarios) permitirán captar unas 80.000 embarcaciones, ligadas a más de 350 clubes náuticos de toda la cuenca, informó Turismo.

martes, 13 de junio de 2017

El Gobierno multó a empresas de turismo

Resultado de imagen para El Gobierno multó a empresas de turismoPor Natalia Muscatelli - Clarin.com
Violaciones a la ley de lealtad comercial. Objetan imprecisiones en publicidad.

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor estableció 52 multas a 32 empresas de turismo por un total de $ 1.295.000 en los primeros 5 meses de 2017, por infracciones a las leyes de Lealtad Comercial y de Defensa del Consumidor.

Los principales motivos de reclamos de los consumidores fueron imprecisiones en la publicidad, tamaño de letra, incumplimientos en la oferta e información insuficiente a los consumidores.

Defensa del Consumidor, organismo dependiente de la subsecretaría de Comercio Interior de la Nación, ordenó que las agencias de viajes online Asatej (Almundo.com) y Avantrip.com modifiquen la información que publicaban en sus sitios web, luego de iniciar actuaciones de oficio por presuntas infracciones al deber de informar con claridad a los consumidores y por no cumplir con las ofertas publicitadas.

En el caso de Asatej/Almundo, Defensa del Consumidor detectó que la empresa inducía a error a los consumidores al ofrecer vuelos a pagar en cuotas sin interés. Al finalizar la operación la empresa eliminaba una bonificación que terminaba encareciendo el precio final.

Con respecto a Avantrip, los consumidores se veían obligados a manifestarse por la negativa ante un seguro de asistencia al viajero que nunca habían solicitado y que generaba cargos automáticos al no desactivar la selección. Se trata de una conducta expresamente prohibida por la ley de Defensa del Consumidor.

Por otra parte, en operaciones en cuotas de 18 pagos sin interés, Avantrip informaba con posterioridad que se trataba de una opción sólo en vuelos seleccionados, lo que inducía a error a los consumidores.

Además de estos dos casos, Defensa del Consumidor abrió una investigación contra la firma Trivago por presuntos incumplimientos relacionados al suministro de información a los consumidores.

Entre enero y junio de 2017 el sistema Consumo Protegido de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor recibió 347 reclamos en el rubro “Hotelería y Turismo”, lo que representa el 2,34% del total de denuncias.

Dentro de ese rubro, Asatej lidera el ranking de empresas reclamadas con 59 denuncias (17%), seguida por Booking com argentina con 26 (7%) y Avantrip con 14 reclamos.

viernes, 27 de enero de 2017

Gustavo Santos: "Las aerolíneas low cost están dispuestas a aceptar las condiciones actuales"

Por Sofía Terrile - LA NACION
El ministro de Turismo dijo que, sin embargo, "en algún momento la tarifa mínima de los pasajes va a desaparecer" y que "es clave tener mejores aeropuertos".
Mini bio:
Cargo: Ministro de Turismo de la Nación
Profesión: Licenciado y profesor en Letras (Universidad Nacional de Córdoba)
Pasos previos: fue presidente de la Agencia Córdoba Turismo

MADRID.- "Tenemos todo para crecer." Ésa es la frase de cabecera del ministro de Turismo, Gustavo Santos , quien apuesta a seducir a los mercados lejanos -especialmente a los europeos y a los chinos- para llegar a su objetivo de 2019: pasar de los seis millones de turistas extranjeros actuales a más de nueve millones.

En diálogo con LA NACION y en el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) -que se desarrolló en Madrid hasta hoy y en la que el país participó como socio- el funcionario afirmó que, además, busca incrementar las estadías y el gasto promedio por persona de 730 a unos 900 dólares.

Entre las claves del crecimiento deseado, subrayó la importancia de facilitar la conectividad interna. Para eso, mencionó el valor de dar paso a las aerolíneas low cost y, durante la feria, encabezó una firma de acuerdo entre Aerolíneas Argentinas y Air Europa para que la ruta que une Córdoba con Madrid sea comercializada por ambas empresas en modalidad código compartido. Y adelantó que se implementará una fuerte estrategia digital con la ayuda de datos que permitan conocer mejor a los visitantes de la Argentina.

-¿Tienen algún referente entre los países de América latina en cuanto a promoción turística?
-El único referente, pero no de destino sino de producto, puede ser Perú, con la gastronomía. Con el Plan CocinAR estamos siguiendo los pasos que dio ese país esta convertirse en lo que es hoy. Hace 15 años, el 90% de los turistas iba allí por Machu Picchu. Ahora, no solamente aumentó el número de turistas, sino que el 50% va por la gastronomía. En el resto de la región, ninguno se destaca.

-¿Qué tan importante es el desarrollo de la "marca" regional?
-Tenemos que crecer nosotros pero con los demás. Convocamos al conjunto de países a trabajar un poco la marca "América del Sur" para los mercados lejanos, porque salvo España o Italia, que por alguna cuestión familiar puede ir sólo a la Argentina, el resto visita Brasil, Chile, la Argentina y Perú. El mundo tiene registrado en 2015 unos 1200 millones de viajes y Sudamérica participó solamente del 2,6%. Tenemos todo para crecer. Si podemos consolidar nuestra estrategia de promoción, la Argentina será uno de los países modelo de la región.

-¿Cuáles son los nichos en los que la Argentina puede competir con mayores argumentos?
-El principal es la enogastronomía. Luego, el ecoturismo: tenemos parques naturales y reservas naturales, a los que les estamos agregando parques ecoturísticos, como en el caso de los Esteros del Iberá. Cuando avancemos, generarán mucha demanda. Somos líderes en el segmento LGBT y no hay que abandonarlo. La Argentina está considerada como el segundo país de la región más friendly y Buenos Aires la primera ciudad del continente.

-La Argentina es un destino costoso para los mercados lejanos, sobre todo en lo que se refiere a las conexiones internas. ¿De qué manera se está trabajando para convertirla en un país más atractivo?
-Tomamos algunas medidas. La primera de ellas fue haber instalado el reintegro del IVA en el alojamiento para el turismo extranjero. El costo del alojamiento a veces supera al del pasaje si las estadías son largas y que cueste un 21% menos es mucho. También creamos, junto con Aerolíneas Argentinas, la cuponera "Visite Argentina", que permite comprar entre tres y 12 viajes a precios económicos para vuelos de cabotaje, porque quienes vienen al país quieren conocer más de un destino. Vamos a relanzar el producto este año, porque tenemos expectativas en este plan para que el derrame del turista extranjero no se quede sólo en Buenos Aires.

-¿Cómo evalúa la posible llegada de aerolíneas low cost para mejorar la conectividad interna?
-El punto de partida es comprender dónde estábamos hace 15 años y dónde estamos hoy. En 2001, Brasil, la Argentina, Chile y Colombia tenían entre 18 y 20 pasajeros por cada 100 habitantes, y Perú tenía nueve cada 100. En 2016, la Argentina tiene 21 cada 100; Perú, 39 cada 100; Colombia y Brasil, más de 40 cada 100; y Chile, 56 cada 100. Más allá de que parezca una frustración, estos son los márgenes de oportunidad para la Argentina. Por eso se presentaron cinco empresas en la audiencia pública para las low cost y seguramente en la siguiente se presenten tres más. Con las distancias que tenemos, debemos tener mejores ofertas.

-Y en cuanto a los aeropuertos, ¿qué hace falta?
-Es imprescindible la mejora de los aeropuertos. El plan que presentó el Ministerio de Transporte es el más importante de la historia de la Argentina y nos vamos a quedar cortos, porque con la desregulación que estamos planteando para que haya más inversiones en el mercado aerocomercial, es clave tener mejores aeropuertos. Seguramente vamos a tener un crecimiento similar al de otros países y yo tomo como espejo a Sudáfrica. Cuando empezó a desregular, pasó de tener nueve millones de pasajeros anuales a 29 millones en diez años. Es lo que yo creo que va a pasar en la Argentina.

-¿Cómo siguen los planes para quitar la tarifa mínima en los pasajes de avión?
-Eso finalmente va a tener que suceder. Es una cuestión de oportunidad política, de equilibrio de distintos sectores, porque elegimos una estrategia de gradualismo, pero tenemos muy claro nuestro norte. En algún momento va a desaparecer, aunque no tengo clara la fecha. Los que están metidos en el mercado aerocomercial dicen que los precios de los pasajes van a tender a cero, porque el negocio estará en llevar gente a los aeropuertos y el negocio colateral que esto genera.

-¿Es la tarifa mínima el principal obstáculo para las empresas low cost?
-Todos quisieran pagar menos, pero, en principio, las aerolíneas de bajo costo están dispuestas a aceptar las condiciones actuales. Igual, creo que el costo argentino tiene que ir disminuyendo para que cada vez seamos más competitivos. En la medida en que haya empresas que quieran invertir, no hay más obstáculos.

-¿Se conocen cifras recientes sobre la llegada de dólares al país de la mano de turistas extranjeros?
-No, porque recién ahora se empieza a normalizar. Estaba todo muy distorsionado por el cepo: muchas divisas quedaban en el circuito marginal. Además, el Banco Central tomó la determinación a partir de este año de dar autoridad a agencias de viaje, hoteles y restaurantes para que puedan convertirse en agentes de cambio, porque si bien en 2016 ya había un mercado de cambio unificado y la gente no tenía la necesidad de cambiar en las "cuevas", por comodidad se iba al "arbolito". Queremos transparentar esto y que pueda cambiar cualquiera oficialmente.

viernes, 13 de enero de 2017

El PAMI refaccionará parte del complejo de Chapadmalal con una obra por $ 48 millones

Por Maia Jastreblansky - LA NACION 
Es uno de los hoteles estatales y se destinará al turismo para jubilados; se presentó una empresa, pero fue rechazada.
El complejo hotelero estará sujeto a un reacondicionamiento edilicio
El complejo hotelero estará sujeto a un reacondicionamiento edilicio. Foto: Archivo 

El PAMI remodelará parte del complejo Chapadmalal, la unidad turística que depende del Gobierno y que está a 23 kilómetros de Mar del Plata. Para realizar la refacción, la obra social de los jubilados lanzó una licitación por $ 48 millones para acondicionar uno de los pabellones, con el objetivo de realizar actividades con los afiliados. El proceso de contratación de la obra se complejizó, ya que se presentó una sola empresa oferente, con un presupuesto mucho más elevado.

Las obras se realizarán en una de las unidades hoteleras que están al lado de la quinta presidencial destinada al veraneo de los mandatarios, donde tuvo lugar el "retiro" del gabinete de Mauricio Macri. El complejo Chapadmalal está bajo la órbita del Ministerio de Turismo. Con las instalaciones en un alto grado de deterioro, esa cartera dará en comodato el hotel N° 4 al PAMI para que financie los arreglos. Según informaron fuentes oficiales a LA NACION, el objetivo es acondicionar el lugar para destinarlo al turismo social con jubilados.

La licitación

Si bien el convenio con Turismo aún no se firmó, el PAMI comenzó el proceso de contratación para realizar la obra. A mediados de diciembre, en el Boletín Oficial se publicó la licitación pública 091/2016, que convocó a empresas para la "reestructuración, remodelación y reacondicionamiento edilicio de las instalaciones del hotel 4 de la Unidad Turística Chapadmalal".

La obra se tramita en momentos en los que los números del PAMI están bajo la lupa pública, luego de que se conociera que el organismo revisará los criterios con los cuales otorga el subsidio social para medicamentos, tal como reveló LA NACION. De los 1,6 millones de beneficiarios que hoy reciben remedios gratis, unos 300.000 casos podrían ser revisados, ya que se trata de personas que, por su situación económica, no deberían ser subsidiadas. En el PAMI aclararon que "no se trata de un recorte en medicamentos", sino de un control sobre el destino del dinero público.

De todos modos, la contratación generó algunas dificultades. A la licitación se presentó una única empresa oferente, la Constructora Premart SRL, que ofreció hacer el trabajo por $ 57.332.332, un 20% mayor al presupuesto original. Según pudo conocer este medio, dentro de la obra social de los jubilados, algunos cuestionaron la posibilidad de adjudicar la obra a esta empresa, que ofrecía un monto superior al estipulado sin una compulsa de precios que garantice el menor costo.

Luego de la consulta de LA NACION sobre posibles irregularidades, fuentes oficiales del PAMI aclararon que "la comisión evaluadora decidió declarar fracasada la licitación debido a que la empresa no tenía capacidad técnica para afrontar la obra". Se espera que esa decisión sea publicada en las próximas obras en el Boletín Oficial, por lo que se abriría un nuevo concurso.

Un lugar deteriorado

Las unidades hoteleras del complejo Chapadmalal están en un alto grado de abandono. Contiguo a la quinta presidencial veraniega que tiene muelle, pileta, canchas de tenis y helipuerto, los complejos destinados al turismo social sufren décadas de desinversión. En los últimos años, los gastos para sostener toda la infraestructura no superaron el millón de pesos anuales. Cuando llegó a la gestión, Cambiemos hizo un inventario del lugar para decidir qué hacer con las instalaciones.

Los hoteles estatales de Chapadmalal fueron construidos para las vacaciones de niños, jubilados y sectores de la población económicamente débiles. Un informe de la AGN de 2010 había registrado varias fallas en el complejo Chapadmalal. Entre otras: "hoteles 1 y 2 sin baños para discapacitados", "inexistencia de ascensores", "hotel N° 6 cerrado" y "con el 60% de las habitaciones completamente deterioradas", "hotel N° 7 sin calefacción", "hotel N° 8 ocupado por Prefectura Naval sin encontrarse formalizada esta relación".

Ahora, el Ministerio de Turismo decidió dar en comodato el hotel N° 4 al PAMI para que sea ese organismo el que se encargue de las refacciones. En la obra social de los jubilados informaron que "se repararán todas las áreas que están en mal estado sin tocar la fachada por ser un edificio patrimoniado". Además "se incorporan ascensores camilleros, se renovará la instalación eléctrica y el sistema de generación de agua caliente, se refaccionarán los baños". Las tareas también contemplan reacondicionar un teatro y un bowling, que estaban abandonados en el complejo.

"El hotel tendrá 376 camas y podrá recibir afiliados durante todo el año, incluso en temporada alta", agregaron en el PAMI.

Obras en el Hotel Estatal

  • Los hoteles estatales de Chapadmalal dependen del Ministerio de Turismo. Esa cartera dará en comodato un pabellón al PAMI para que financie la refacción.
  • La obra fue presupuestada en $ 48 millones. Se presentó una sola empresa a licitación por un monto superior, pero luego fue rechazada.
  • El propósito es destinar el hotel N° 4 al turismo de los jubilados durante todo el año.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Gobierno rescatará los hoteles de Embalse y Chapadmalal

Mauricio MacriPor Liliana Franco - Ambito.com
Tras el retiro del macrismo en el área presidencial del complejo en Mar del Plata, se iniciarán obras para relanzar el turismo social.


Este viernes, el presidente Mauricio Macri junto con todos sus ministros y principales colaboradores llevarán a cabo un retiro de trabajo en Chapadmalal. Si bien el alojamiento será en la zona presidencial -que a juicio de la secretaria general de la Presidencia "está bastante bien mantenida"-, el resto del complejo deja mucho que desear. De hecho, el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, hace varios meses viene trabajando para rescatar este emblemático complejo vacacional.

La intención oficial es ambiciosa ya que esperan que este verano los jubilados y beneficiarios de planes sociales puedan disfrutar unas vacaciones tanto en Chapadmalal como en Unidad Turística Embalse. Estos dos complejos turísticos destinados a personas con escasos recursos, un emblema del peronismo, sin embargo arrastran más de 30 años de abandono. 
Resultado de imagen para chapadmalal turismo social
De esos complejos que en su momento fueron un orgullo, hoy la nobleza de su construcción permite aún verlos erguidos en el paisaje marítimo o de las sierras. "Duele ver cómo los argentinos abandonamos tanto nuestro patrimonio", confiesan funcionarios del área de la Secretaría General de la Presidencia.

A fines de los años 40 el complejo de Chapadmalal era considerado "un lujo" a pesar de que siempre se concibió como hoteles para los sectores de menores recursos. Sin embargo, años de desidia, de abandono y de dejar a la buena de Dios esos inmuebles llevaron a que unos "vivos" hicieran su agosto a costa de los sectores que menos tienen como asimismo se convirtieran en prebendas para la política.

En este escenario no sorprende que de los 9 hoteles que tiene el complejo de Chapadmalal sólo 2 estén habitables; un panorama similar se registra en Embalse, donde también sólo 2 se podrán poner en funcionamiento en tanto los 5 restantes deben ser acondicionados.
Resultado de imagen para Unidad Turística Embalse
"Se caen a pedazos, con riesgo incluso para las personas", grafican al tiempo que comentan que hasta el año pasado 7 de ellos aún continuaban utilizándose.

Antes los dos complejos dependían directamente de Turismo y desde 1974 el área de Turismo Social manejaba los complejos prácticamente en soledad. Desde 1983 fueron otorgados a dos concesionarios, quienes regenteaban los complejos. La metodología era que Turismo le pagaba unos 160 pesos por día y por pasajero al concesionario para que diera alojamiento con pensión completa. Esta cifra debía incluir también mantenimiento. Obviamente con este monto "no se cubría ni siquiera las comidas", comentan en la Rosada. Estos montos tan bajos daban lugar a pequeños negocios particulares. "El verano pasado se vendían paquetes de turismo en el mar o en las sierras, con traslado incluido, por montos superiores a los 3.000 pesos" para sectores de menores recursos. De más esta aclarar que tanto el servicio como las instalaciones dejaban mucho que desear, señalan. "Lucraban con los que menos tienen", comentan en el Gobierno no sin asombro y agregan: "Quienes terminaban hospedándose eran los que tenían relaciones políticas (el intendente conseguía el alojamiento, conseguía el micro, cobraba a los turistas la pensión completa)".

Rescate 

Los dos complejos son rescatados por el Gobierno no sólo por su ubicación sino también por su capacidad. "En Chapadmalal pueden dormir 4.000 personas por día. No existen en la Argentina hoteles con tal capacidad y frente al mar", resaltan. En el caso de Chapadmalal hubo algunas reparaciones en 1994, cuando se llevaron a cabo los Juegos Panamericanos época en que se construyó un polideportivo que hoy también está en ruinas. En tanto, la casa presidencial del complejo está en bastante buenas condiciones.

Ya comenzaron desde el Ministerio de Turismo a licitar servicios de limpieza y gastronomía para preparar los 4 hoteles tanto en Embalse como en la costa para que estén listos esta temporada. Una vez acondicionados podrán acceder a vacacionar en estos establecimientos los beneficiarios de planes sociales y jubilados y pensionados, que se deberán inscribir online. La intención oficial es que el acceso a disfrutar de unas vacaciones en estos complejos sea lo más transparente posible y no una "prebenda política" como lo fue en el pasado. El resto de los hoteles serán entregados por unidad a: Turismo, provincia de Buenos Aires y de Córdoba; Ministerio de Educación y Deportes y sindicatos (probablemente hoteleros).

A cambio deberán acondicionarlos con una inversión que se estima no será inferior a 100 millones de pesos. Para que no vuelvan a caer en deterioros y no se alejen de su rol social habrá un consejo multidisciplinario de administración.

Para dar una idea de la envergadura de las refacciones cabe señalar que Chapadmalal cuenta con más de 100 hectáreas donde hay un baño cada 25 habitaciones y las instalaciones eléctricas, de cañerías, cocinas, etc. están casi inutilizables. Embalse, con unas 1.000 hectáreas, tiene un escenario similar de abandono. Ambos complejos, si se los hubiera mantenido, hoy continuarán siendo un símbolo de una muy buena política social. Fue la propia política -curiosamente mayoritariamente peronista- la que se ocupó de denigrarla.

sábado, 29 de octubre de 2016

El nuevo bus híbrido que recorrerá las calles porteñas

Clarín - El bus híbrido empezará a recorrer la Ciudad en noviembre. Tiene dos motores, uno eléctrico y otro diesel, y reduce las emisiones contaminantes. Se suma a la flota del buses turísticos.
El bus híbrido empezará a recorrer la Ciudad en noviembre.
El bus turístico de la Ciudad suma un colectivo híbrido a su flota. Es una unidad de dos motores -uno eléctrico y otro diesel-, que reduce la emisión de dióxido de carbono en una cantidad equivalente a la que absorben 500 árboles.

El bus de Volvo funciona con un motor Diesel y otro eléctrico, permitiendo así ahorrar hasta un 35% de combusible y generar, en consecuencia, menos emisiones contaminantes. Se sumará la flota de vehículos turísticos de la Ciudad de Buenos Aires. Funciona con motor eléctrico hasta que llega a los 20 kilómetros por hora y, cada vez que se detiene, recarga su batería. "Responde a la necesidad de desarrollar experiencias que convivan en armonía con el espacio público y generen menor contaminación en el aire”, dijo el ministro de Modernización, Innovación y Tecnología de la Ciudad, Andy Freire, quien ayer participó de un recorrido inaugural.

El bus se incorporará a los paseos en noviembre y su llegada forma parte de una serie de cambios: en septiembre se estiraron los recorridos hasta llegar a las 35 paradas, los paseos se acortaron de tres horas a una y ahora hay tres líneas (roja, azul y verde) que suman viajes por la zona de Puerto Madero, las costaneras del Río de la Plata y Palermo.

El colectivo turístico empezó a funcionar en mayo de 2009 y sus pasajeros son en su mayoría turistas extranjeros. La caída en visitas internacionales a Buenos Aires que se registró desde 2011 hasta fines del año pasado también influyó en una merma en el servicio. Aunque desde agosto la tendencia se revirtió y hoy son más los que lo utilizan.

"Buscamos que el bus sea la columna vertebral del turismo en Buenos Aires y que cada parada pueda conectar con experiencias como visitas guiadas, recorridas a pie, en bicicleta o con autos o monopatines eléctricos", dijo Alfredo Fragueiro, director de Desarrollo y Competitividad de la Oferta de Turismo, a Clarín. Así, por ejemplo, el bus se detiene en Palermo para que los interesados puedan hacer tours en bicicletas; en Recoleta para que visiten el Cementerio; o en Puerto Madero para que hagan un paseo en remo por el Río de la Plata.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Cómo es el plan para reactivar el turismo en el norte del país

Por Gabriela Origlia - LA NACION
Más infraestructura y más circuitos son parte del proyecto; el desafío de atraer las inversiones
Resultado de imagen para turismo en el norte del país
CÓRDOBA.- El noroeste y noreste argentinos acumulan años de atraso en el desarrollo. Ahora, el Gobierno apuesta al plan Belgrano para impulsar estas zonas. Y en un trabajo conjunto entre Nación, provincias y municipios, se busca avanzar en acciones concretas.

Entre este año y 2019 el Ministerio de Turismo prevé inversiones directas en la actividad para todo el país por $ 4312 millones, a los que se sumarán $ 4245 millones de financiamiento internacional y $ 3500 millones provenientes de las provincias. En total, habría inversiones por $ 12.000 millones. "El foco está puesto en el norte grande", dice a LA NACION el ministro de Turismo, Gustavo Santos, que agrega que la región está "diez veces menos desarrollada que el resto". Según el funcionario, los proyectos apuntan a posicionar la "marca Argentina" en el mundo, con el objetivo de sumar 3 millones más de visitantes extranjeros hasta 2019 (la meta implica un crecimiento del 50%) y elevar un 90% su gasto promedio, para alcanzar los US$ 900 por estadía, en promedio. Así, habría US$ 3800 millones adicionales.

La meta para el turismo interno es que, hasta 2019, crezca 18 puntos porcentuales, para que al menos el 65% de la población haga un viaje al año. Esto permitiría sumar $ 62.400 millones al gasto, con un crecimiento del 58% respecto de la cifra actual (que ronda los $ 107.000 millones).

El economista Federico Muñoz admite que al turismo se lo suele subestimar como impulsor del desarrollo. Apunta que tiene una importancia "estratégica" y un "enorme potencial" para la mejorar la dinámica regional. Es un sector que permite generar empleo formal y no precario en lugares remotos y "sin muchas otras alternativas".

El sector hoy ocupa a 1,1 millones de personas, el 5,4% del empleo total. Pero en ninguna de las provincias incluidas en el proyecto del norte se llega a esa media: en todas, la participación es de entre 2,5 y 4,7% de los puestos de trabajo. Santos apunta que en los hoteles boutiques y de alta gama hay, en promedio, 7 empleados por habitación. Y entiende que, en total, hasta 2019 podrían sumarse 300.000 puestos.
Resultado de imagen para Iguazú
Entre los interesados hay grupos internacionales como Awasi, que desembarcó en Misiones con una inversión hotelera de US$ 7 millones, la primera que realiza en el país y a la que podría sumarse una en la puna. En un predio de 600 hectáreas en Iguazú, construirá 14 lodges de bajo impacto ambiental.

También hay emprendimientos como los de Porfirio Aquino, que en Corrientes rediseña casonas antiguas para convertirlas en alojamiento. "La Alondra", por ejemplo, ya figura en las recomendaciones de las guías internacionales.

Muñoz advierte que el listado de desafíos para convertir al turismo en motor de crecimiento incluye desde la mejora de la conectividad a la reducción de cargas tributarias. Además, dice que la Argentina está "cara y no es competitiva" y no sólo por un retraso cambiario "inocultable", sino por los sobrecostos que se pagan en la formación de precios y que "nos sacan del mercado".

El plan oficial pretende generar en el noreste el corredor eco turístico más importante de América latina, que abarque a Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa. Desde el ministerio plantean que hay que cambiar el concepto de quedarse sólo con las Cataratas del Iguazú.
Resultado de imagen para Moconá
En toda la zona la inversión integral prevista (caminos, energía, museos, hoteles) es de $ 1000 millones e incluye los parques provincial Moconá en Misiones; el Iberá en Corrientes de 700.000 hectáreas (150.000 donadas por la Fundación Tompkins); El Impenetrable en el Chaco (proyecto demorado por una controversia judicial sobre las tierras) y el Bañado La Estrella en Formosa (el menos avanzado de todos). Hay recursos previstos para crear un circuito de cruceros fluviales en la zona.
Resultado de imagen para Iberá
En el noroeste, la marca "Puna" involucra al norte catamarqueño, Salta, Jujuy, sur de Bolivia (Uyuni y Potosí) y norte de Chile (Atacama). El gobernador jujeño Gerardo Morales se sumó con la iniciativa de un tren que recorra la provincia desde Volcán a Humahuaca para conectar con el de las Nubes, que llega a San Antonio de los Cobres. Tanto trenes como ómnibus irán parando en las poblaciones.
Resultado de imagen para tren de las nubes
El intendente de La Quiaca, Miguel Tito, confirmó que junto a sus colegas de la puna tienen una propuesta distinta: quieren extender las vías del Belgrano y cubrir 110 kilómetros entre las localidades de Tres Cruces y La Quiaca, para poner en marcha el Tren Andino.

Entre los actores posibles para concretar los desarrollos está la compañía que prestará el servicio de tren de lujo entre Cusco y el lago Titicaca, y que ya explota las vías que acercan a los turistas al Machu Picchu. Santos intenta seducir a esa firma y traerla a la puna argentina.

La vieja formula: si disminuye la producción deben incrementarse los servicios...
Esperemos que se acuerden del ferrocarril "turístico", además del Belgrano Cargas.

miércoles, 27 de julio de 2016

El Gobierno analiza un plan para llevar turistas a la Antártida

Ceballos analiza en su despacho las variantes para un proyecto ambiciosoPor Mariano De Vedia - LA NACION
En el Ministerio de Defensa evalúan alternativas para ofrecer vuelos a partir de enero de 2018; el objetivo es concientizar a la gente sobre la preservación del ambiente


Ceballos analiza en su despacho las variantes para un proyecto ambicioso. Foto: Marcelo Gómez.

Con el reconocimiento internacional para que el aeródromo de la Base Marambio sea considerado apto para la aviación civil, el Gobierno dio el primer paso para un proyecto ambicioso, que ya tiene fecha: turismo en la Antártida.

En el Ministerio de Defensa ya trabajan para que en enero de 2018 arriben los primeros turistas, que podrían pasar una semana junto a los 40 militares y 100 científicos que en el verano trabajan en esa base del continente blanco. "Serán grupos reducidos, que no podrán superar el 10% de la población de la base", anticipó a LA NACION el secretario de Logística, Cooperación en Emergencias y Gestión Cultural, Walter Ceballos, que analiza en el piso 11 del Ministerio de Defensa las variables aún pendientes para concretar la inicitiva.

"Es una propuesta de turismo ambiental, no de turismo aventura. Los que vayan tendrán que someterse a las condiciones de seguridad y de convivencia de las bases antárticas", explicó el ingeniero Ceballos, de larga trayectoria en el radicalismo y estrecho colaborador del ministro de Defensa, Julio Martínez. Se trata de una experiencia que ya practican otros países, como Chile. Pero será inédita para la Argentina.

Los costos no son un tema menor y en el Ministerio de Defensa ya hacen cuentas. Una posibilidad es ofrecer un vuelo de la empresa LADE, que hoy es una dependencia de la Fuerza Aérea y el Gobierno aspira a trasladar al área que conduce Ceballos.

A la posibilidad de que LADE e, incluso, la Fuerza Aérea incorporen aviones nuevos, se suma la posibilidad de que el Ministerio de Defensa lance una licitación para el sistema de pago por horas de vuelo. El Gobierno analiza, así, contratar 1000 horas de vuelo por año (no sólo para el plan de la Antártida, sino también para otros programas en el norte del país), que luego se podrían extender a 1500 horas/vuelo. Un costo que llegaría a $ 50 millones por año.

Actualmente llegan a la Antártida aviones Twin Otter, de la Fuerza Aérea, de origen canadiense y con capacidad para 12 personas, además de helicópteros MI 17 (rusos) y Bell 412. Si bien la iniciativa apunta a llevar turistas a Marambio, no se descarta extender la experiencia a otras bases, como Esperanza (viven 40 personas), Carlini (60) y Petrel (14), entre diciembre y marzo.

La experiencia de turismo en la Antártida podría derivar en otras alternativas, como el aprovechamiento de los cruceros que llegan a Ushuaia. "Tal vez se pueda ofrecer un vuelo para pasar un día en la Base Marambio", estimó Ceballos. Aunque no abundó en detalles, esa modalidad generaría divisas. Hoy poner en vuelo un Hércules cuesta US$ 10.000 por hora. Un viaje a la Antártida -tres horas de ida y otras tres de vuelta- costaría US$ 60.000. "Esto no tiene un fin de renta, pero tiene que cubrir los costos", resumió.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) ya dio el visto bueno para que el aeródromo de la Base Marambio reciba vuelos civiles. Ceballos explicó que para ello ya comenzaron a mejorarse las señalizaciones de la cabecera de la pista, mediante los sistemas de radioayuda ILS y TLS. "Eso permitirá el aterrizaje por instrumentos", aseguró el funcionario. A ello seguirá la colocación de un radar de mediano alcance para asistir a la aeronavegabilidad y la navegación marítima. Estos trabajos demandarán unos $ 70 millones.

"En la Antártida se practica la convivencia solidaria. No hay servicios, todos, sean científicos, jefes de base o meteorólogos, se sirven la comida, levantan la mesa, mantienen la limpieza. Ése es el espíritu del turismo ambiental", alertó Ceballos.

martes, 28 de junio de 2016

Habrá rebaja de tarifas aéreas y beneficios para el turismo

Por Gabriela Origlia - LA NACION
El ministro de Turismo anticipó que quienes visiten el país no pagarán el IVA en la hotelería; el mercado se prepara para las aerolíneas de bajo costo.


CÓRDOBA.- En las próximas semanas comenzará el reintegro del IVA que pagan los turistas extranjeros por alojarse en la Argentina. El costo fiscal de la medida es de 1400 millones de pesos anuales, aunque en el Ministerio de Turismo estiman que se reducirá a 600 millones como consecuencia de la mayor actividad que generará.

El anuncio lo realizó el ministro Gustavo Santos durante el almuerzo mensual de la Fundación Mediterránea en esta ciudad, oportunidad en la que también adelantó que "trabajará incansablemente" para la eliminación del piso de las tarifas aéreas, de manera que haya "competencia plena" entre las diferentes empresas.

Santos incluyó esas medidas entre otras que abarca su plan para aumentar la competitividad del sector turístico, en el que, aseguró, ya hay inversiones en marcha por 26.000 millones de pesos (12.000 millones del Estado, y el resto, de privados). Apuesta a que se generen 600.000 nuevos empleos en los próximos cuatro años. Rodrigo Oliver, economista asesor de Santos, explicó a LA NACION que la ley de IVA incluye el reintegro del impuesto por alojamiento al turismo receptivo, "pero nunca se reglamentó; lo que hacemos ahora es instrumentar lo que ya estaba previsto".

"De esta manera se mejora la competitividad de las tarifas de los hoteles, por lo que esperamos una mejora en la cantidad de visitantes, que, además, gastan en otros rubros. De esa manera, hay una compensación en el costo fiscal de la medida que terminará rondando los 600 millones de pesos anuales", describió.

Según sus estimaciones, el mayor movimiento impulsaría la creación de unos 6000 puestos en el mediano plazo.

Para Santos, la medida no implica una discriminación hacia los argentinos, porque se trata "de quitarle una carga a una exportación. Son dos cuestiones diferentes que merecen un abordaje distinto".

Los economistas del Ieral, de la Fundación Mediterránea, aprovecharon la oportunidad para entregarle una propuesta que amplía el beneficio a los argentinos: impulsan la devolución del IVA a todos cuando usen medios de pago electrónicos. De esa manera, subrayan, se fomenta el turismo interno y también el blanqueo de los establecimientos hoteleros y comercios.

En su diagnóstico, Santos señaló que el turismo interno, en términos de viajes, registra niveles menores que en 2012, mientras que el receptivo está por debajo de 2011: "El sector está fuertemente sesgado a mercados de turistas de bajos gastos por estadía; los visitantes están poco diversificados y hay una alta dependencia de las fluctuaciones del tipo de cambio".

Más competencia

Después del desembarco de la colombiana Avianca, con la compa de MacAir, y del anuncio de Ryanair de que operará en el país, el mercado aéreo argentino se prepara para la llegada de más compañías low cost. En ese contexto, Santos insistió ante los empresarios en que se eliminará el piso de las tarifas aéreas, así como el precio diferencial para extranjeros.

Ante la consulta de LA NACION, prefirió no entrar en detalles, pero sostuvo que es una decisión analizada y que seguramente en un año puede estar instrumentada. Una de las condiciones antes de ponerla en marcha es que Aerolíneas Argentinas termine de reorganizarse y supere su déficit.

Según pudo chequear LA NACION, la decisión por ahora es no autorizar subas en las tarifas base, de manera que la inflación las vaya licuando. Después, en función de cómo evolucione el mercado, se tomaría la resolución final. Santos es partidario de que todas las empresas compitan entre ellas, incluso con las low cost, de manera de beneficiar el movimiento de pasajeros en el país.

En los planes del ministro figura aumentar, hasta 2019, el 50 por ciento la cantidad de visitantes extranjeros, lo que implicaría pasar de 5,7 millones anuales a nueve millones. Para ese objetivo, apuntan a un crecimiento en la cantidad de estadounidenses y chinos que llegan al país. En el caso de China, proyectan eliminar el visado cuando cuenten con visa de entrada en Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Brasil o Chile.

lunes, 30 de mayo de 2016

Industria sin chimeneas, pero con divisas: el turismo despega con nuevos jugadores e inversiones por US$ 22.000 millones

Por Ignacio Federico - LA NACION
Cadenas de hoteles y aerolíneas internacionales impulsan el crecimiento en el país; el sector prepara su estrategia para captar a los viajeros provenientes de América del Norte y Asia


Foto: Javier Joaquín

En la estrategia para el despegue económico de la Argentina hay una ingrediente clave, en el cual el Gobierno tiene puestas más de una ficha. Se trata del turismo, una industria que mueve $ 139.100 millones por año (el último dato oficial es de 2014), que, para darse una idea, es 4,3 veces más caudaloso que el gasto en shoppings del Gran Buenos Aires y apenas menor que las ventas en supermercados ($ 180.837 millones), según datos del Ministerio de Turismo. Además, el sector emplea a más de un millón de personas (el 5,4% del total en el país) y representa entre el 3% y 7% del PBI, según las actividades que se incorporen. Sin embargo, la balanza turística es deficitaria en US$ 1300 millones, a diciembre de 2015.

En esta línea, se prevé un despegue para el sector, en el que jugará un rol importante tanto la inversión pública como la privada. Así, entre este año y 2019 se espera un desembolso de $ 11.544 millones, que aportarán el Ministerio de Turismo de la Nación, los gobiernos provinciales y el financiamiento internacional. A esta cifra hay que sumarles otros $ 10.719 millones que aportará el mundo de las empresas, sobre todo del rubro hotelería (con 89 nuevos hoteles en construcción por $ 4780 millones) y transporte de larga distancia (con más de $ 2000 millones). Pero también se destacan los desembolsos en complejos termales (unos $ 1500 millones) y los centros de esquí ($ 1200 millones) de los que son fanáticos los brasileños. El turismo corporativo también juega un rol relevante: habrá $ 1116 millones que se invertirán en centros de convenciones.

Por eso, ya son varios los jugadores que anunciaron su desembarco o que sondean a las autoridades locales para hacerlo pronto. En hotelería, el grueso estará puesto en el segmento medio, conocido en la industria como selective services, más algo en alta gama, coinciden expertos del sector. Por caso, el Grupo IHG (InterContinental) busca invertir en el país, para expandir sobre todo su marca Holiday Inn tanto en Buenos Aires como en el interior.

Por su parte, Hyatt también busca apostar a su marca Place, mientas que Marriott, que en julio próximo concretará su fusión con Starwood, quiere volver con marcas propias, tras haber dejado el Plaza en 2013, en manos de la familia Sutton -dueña del Llao-Llao y el Alvear- por $ 280 millones. Otra que mira atenta el repunte local es Hilton, que quiere desarrollar su marca Garden Inn, en el segmento medio, y Conrad, en el de lujo. También evalúa abrir otro Hilton para Buenos Aires en el mediano plazo.

En la lista de empresas que ya confirmaron su decisión de incrementar sus inversiones en el mercado local hay que incluir al grupo español Iberostar. Su dueño, Miguel Fluxà, estuvo reunido hace unas semanas en el Ministerio de Turismo para avanzar con la llegada de su cadena hotelera. En el mismo sentido progresa otra española, Globalia, que cuenta con la cadena hotelera Be Live y la línea aérea Air Europa. "También hay cadenas chinas que quieren venir y nos interesan mucho, porque son fundamentales para fidelizar a los turistas asiáticos. Estamos haciendo presión sobre varios grupos chinos", dice Gustavo Santos, ministro de Turismo de la Nación. Según el funcionario, hay más cadenas, como NH y Amerian, interesadas en crecer en la Argentina con nuevos hoteles.

"Va a venir un empuje de inversiones hoteleras. La Argentina genera interés como no lo hacía hace años. Los inversores ven que cambió el clima de negocios y va a ser 'el' mercado de la región: en ocho años, el país duplicará la cantidad de turistas, a 12 millones, y el negocio, a US$ 15.000 millones anuales", asegura Arturo García Rosa, presidente de la consultora RHC Latin America y de la South American Hotel & Tourism Investment Conference (Sahic). Advierte, sin embargo, que "hasta 2017 no se va a concretar nada".

En el mundo aéreo hay que distinguir dos vertientes, según explica el especialista Santiago García Rúa: por un lado, las líneas aéreas que quieren venir al país a hacer cabotaje y, por otro, la llegada de vuelos de firmas internacionales. En el primer grupo se anotan Avianca, la colombiana que compró MacAir y está dispuesta a competir con Aerolíneas Argentinas y Lan. La firma también hizo averiguaciones por las operaciones que dejó Sol. Lo mismo que la low cost irlandesa Ryanair, que ya tiene algunas marcas en la región, como VivaColombia y VivaAerobus (México). Sin embargo, en la Argentina encuentra dos obstáculos: no quieren empleados agremiados y buscan que el Gobierno elimine la tarifa mínima que todavía rige en los vuelos de cabotaje (en febrero último suprimió la franja máxima de la banda tarifaria), para lo cual se reunieron con Guillermo Dietrich, titular de la cartera de Transporte. "Se fueron un poco decepcionados", dijo una fuente que conoce de cerca las negociaciones.

"El cabotaje se está poniendo interesante, porque era un mercado cerrado y ahora se abre. Quizás alguna compañía más aparezca, además de Ryanair y Avianca", analiza García Rúa, quien también es editor de Aviación News. "En transporte aerocomercial y terrestre estamos a la mitad de Colombia, Chile y Perú en cantidad de pasajeros, y son países con menor población", compara Santos.

"Los planes de la actual gestión de duplicar el número de pasajeros aerocomerciales en cinco años son muy positivos para las líneas aéreas, el país y las distintas comunidades en las que operan", dice Felipe Baravalle, director ejecutivo de Jurca, la cámara de líneas aéreas en la Argentina.

En el segundo grupo, el de las compañías internacionales que llegan al país, se destaca la chilena Sky Airline, que ya anunció que expandirá sus destinos en la Argentina: tenía un vuelo a Buenos Aires y desde junio sumará otro Córdoba y, en diciembre, otro a Mendoza. En la lista siguen Bariloche e Iguazú. También se incorpora el vuelo Córdoba-Asunción-Madrid de Air Europa, que arranca el 2 de julio, con cuatro frecuencias semanales, y en vistas de incorporar rápidamente una quinta. Y desde el 1° de julio, LAN volverá a volar a su hub de Lima desde Rosario (ya lo hace desde Buenos Aires y Córdoba), cuatro veces por semana; luego sumaría Salta, desde el 16 de junio, tres veces por semana; y Mendoza, desde febrero próximo, cuatro veces por semana. También es conocido el interés de American Airlines por la ruta Córdoba-Miami, sobre todo desde que Aerolíneas Argentinas mudó a Buenos Aires las dos frecuencias que cubrían ese corredor, pero aún no hay definiciones.

Desde más lejos, Air New Zealand une Buenos Aires con Auckland desde diciembre, lo que ya provocó que el primer trimestre del año creciera 55% el turismo proveniente de Oceanía.

Otro mercado en expansión es el asiático, que los tres primeros meses del año avanzó 16%. China crece al 25% anual hace algunos años. Hace cinco, "no existía" y en 2015 llegaron 30.000 chinos al país; el objetivo es multiplicarlo de cinco a diez veces. "Queremos que todos los ciudadanos chinos con visa a los Estados Unidos o de la Comunidad Europea no necesiten visa para entrar a la Argentina. El objetivo es que los millonarios de aquél país que viajan por el mundo puedan venir libremente", dice Santos, que busca una mayor conectividad con el gigante asiático.


Foto: Javier Joaquin

Una posibilidad, dice, es ajustar el horario del vuelo de Aerolíneas Argentinas a Nueva York para conectar con código compartido con China Eastern (ambas están en el grupo Sky Team), o también unir Shanghai y Buenos Aires vía Madrid con Iberia. China Eastern también vuela a Madrid y ahí podría conectar con Aerolíneas Argentinas y Air Europa.

De la mano de la nueva conducción de Isela Costantini, Aerolíneas aumentó este año la capacidad de asientos en cabotaje en un 20%, agregando más frecuencias sin pasar por Buenos Aires. La estrategia es potenciar a Córdoba y Rosario. Con el mismo objetivo, también se incrementarán los vuelos para unir el norte y el sur del país, mientras que a nivel internacional, se sumaron dos frecuencias semanales diurnas non-stop a Miami, llegando a un total de 16 por semana, y se aumentaron los vuelos a Roma, Barcelona, Cancún y Punta Cana.

En tanto, Air China ya llega a San Pablo y se busca que también baje a Buenos Aires, como lo hacen Turkish y Emirates. "Hay que pensar por dónde vienen los chinos. Vamos a trabajar con Emirates para ver todos los enlaces asiáticos que hay para traerlos y también con el hub de Dubai; con los de Qatar lo mismo. Y con la gente de Turkish me voy a juntar en Estambul para coordinar una red de inserción con Asia a través de ese hub y para que en 2017 haya un vuelo directo desde esa ciudad a Buenos Aires y que se mantenga el que ahora llega vía San Pablo; hay un acuerdo bastante avanzado", explica Santos.

Margen para crecer

Todo esto busca potenciar un sector cuya foto dista mucho de ser la ideal. El país ocupa el puesto 46 en el ranking global y es el segundo en Sudamérica, detrás de Brasil, con 5,7 millones de turistas que llegaron desde el exterior en 2015 (si se toman en cuenta todas las vías de acceso), unos 200.000 menos que el año anterior. Y la meta aspiracional del Ministerio de Turismo para 2019 es sumar tres millones nuevos visitantes, para alcanzar, con viento a favor, un total de nueve millones.

El mercado norteamericano tiene "gran potencial", dice Santos. La estadía per cápita bajó de US$ 1500 a US$ 1300, y hoy los procedentes de los Estados Unidos y Canadá no llegan a 300.000. "Queremos casi duplicarlo", se entusiasma el titular de Turismo, quien justifica con cifras su optimismo: el turismo emisivo de los Estados Unidos creció 11,1% y la Argentina no recibió nada de ese incremento.

En esta línea, en el sector creen que las decisiones económicas del gobierno de Mauricio Macri fueron un incentivo en sí mismo: el mercado norteamericano creció 8,5 puntos durante el primer trimestre de este año. La visita de Barak Obama tuvo condimentos extra: tomó mate, bailó tango y viajó con su familia a la Patagonia. Los empresarios locales apuestan a que el presidente norteamericano se convierta en la mejor publicidad para la Argentina.

Las apuestas para crecer - Cómo hará la industria para consolidar su expansión

Hoteles para todos - El país sumará 89 hoteles nuevos con una inversión de $ 4780 millones. Marriott, Hilton, NH, Hyatt e Iberostar son algunas de las cadenas con planes para el mercado local.

Ezeiza recargada - Avianca acaba de concretar la compra de MacAir y Ryanair confirmó su aterrizaje. Sky, Air Europa , LAN y Air New Zealand planean sumar nuevas frecuencias.

Asia bienvenida - Aerolíneas Argentinas negocia un código compartido con China Eastern y Air China. También se espera que Turkish y Emirates incorporen más vuelos a Buenos Aires.

Mirando al Norte - El Gobierno busca duplicar el número de visitantes provenientes de Estados Unidos y Canadá, que hoy suman 300.000 turistas al año, con un gasto per capita por estadía de US$ 1300.

jueves, 11 de febrero de 2016

Chapadmalal: el contraste entre la villa presidencial y los hoteles de futuro incierto

Por Maia Jastreblansky - LA NACION
Mientras la quinta se mantiene, el complejo estatal destinado al turismo social muestra un marcado deterioro; en los últimos años se registró una notable falta de inversión
La quinta presidencial de Chapadmalal y los hoteles destinados al turismo social.
Frente al mar, a 23 kilómetros de Mar del Plata, la Unidad Turística Chapadmalal es un lugar de contrastes. Un complejo de chalets con muelle, mirador, pileta, canchas de tenis y helipuerto está destinado a los presidentes de turno. Contiguos, nueve unidades hoteleras destinadas al turismo social sufren décadas de desinversión y abandono. En el último tiempo, los gastos para sostener toda la infraestructura no superaron el millón de pesos por año. La gestión de Mauricio Macri hizo un inventario del lugar, pero todavía no tomó una decisión sobre las instalaciones.

Inaugurado por Juan Domingo Perón en 1947, el complejo fue ideado con dos objetivos. Por un lado, la creación de una "villa presidencial" para el veraneo de los jefes de Estado. Una suerte de "quinta de Olivos playera", rodeada de muros y vegetación para impedir la mirada de los curiosos. Por otro lado, se construyeron hoteles para las vacaciones de niños, jubilados y sectores de la población económicamente débiles. Durante la presidencia de Cristina Kirchner, casi 500.000 personas al año se alojaron en ese lugar. El mantenimiento es solventado con dinero del Estado y depende del ministerio de Turismo.
Las instalaciones de los hoteles, con marcado deterioro. Foto: LA NACION
De acuerdo a datos a los que accedió LA NACION tras un pedido de información pública cursado al ministerio de Turismo el año pasado, los gastos de la Unidad Turística Chapadmalal fueron, en 2013 de $821.000 y en 2014 de $977.000. Esto incluyó refacciones a la quinta presidencial, pago de internet y TV para todo el complejo, recarga de matafuegos y gastos de luz, gas y teléfono. Nada se informó de reparaciones a los hoteles destinados al turismo social.

Según imágenes recientes, las unidades hoteleras están en un marcado estado de deterioro. Hay escombros en varios salones, paredes venidas abajo, baños abandonados de imposible uso, ventanas sin vidrio, telarañas, moho y polvo por doquier. Inclusive, una combi Mercedes Benz de los años 50 permanece estacionada adentro del complejo.
El retiro presidencial integra el predio de la Unidad Turística Chapadmalal, un complejo con nueve unidades hoteleras destinadas al turismo social. Foto: LA NACION
Un informe de la AGN del 2010 al que accedió este registró varias fallas en el mantenimiento del complejo Chapadmalal. Entre otras: "hoteles 1 y 2 sin baños para discapacitados", "inexistencia de ascensores", "hotel N°6 cerrado" y "con el 60% de las habitaciones completamente deterioradas", "hotel N°7 sin calefacción", "hotel N° 8 ocupado por Prefectura Naval sin encontrarse formalizada esta relación".

Respecto a la distribución de la inversión entre la villa presidencial y los hoteles, el informe de la AGN: "El mantenimiento y las mejoras de la villa presidencial son soportadas por el ministerio de Turismo con cargo al programa auditado, afectándose fondos de su actividad específica [es decir, el turismo social]".
Las instalaciones de los hoteles, con marcado deterioro. Foto: LA NACION
Ahora, el complejo está totalmente descuidado y es imposible de habitar. Foto: LA NACION

"Nos encontramos con una situación muy crítica. Por ahora no se tomó una decisión de qué hacer con el complejo", señalaron desde Casa Rosada. El presupuesto para 2016 contempla "la adecuación de las instalaciones hoteleras de acuerdo al Decreto N° 784/13, por el cual la Unidad Turística Chapadmalal fue declarada Monumentos Históricos Nacionales como pioneras en el origen del turismo social en el país". Están contemplados $113 millones para brindarle prestaciones turísticas a distintos sectores sociales.

La quinta, con impronta de los presidentes

Del otro lado de los muros, la quinta de veraneo presidencial tuvo variado uso, dependiendo del mandatario de turno. En los últimos años los hoteles mostraron falta de inversión

Desde el retorno de la democracia, Raúl Alfonsín la visitó en varias oportunidades. Al igual que en Olivos, Carlos Menem la remodeló a su medida: ordenó que se construyera un muelle para pescar, amplió la pileta y mandó a construir una capilla en el medio del jardín. Fernando de la Rúa eligió el lugar para posar para las revistas. El 30 de diciembre de 2001, como presidente, Adolfo Rodríguez Saá convocó a los 14 gobernadores peronistas a una reunión, pero sólo acudieron cinco. La cumbre frustrada precipitó su renuncia.
Las instalaciones de los hoteles, con marcado deterioro. Foto: LA NACION
Durante el kirchnerismo la quinta tuvo escasa utilidad. Florencia y Máximo Kirchner hicieron algunas visitas secretas. El verano de 2015 fue quizás el momento de mayor movimiento, con operativos que alteraron la rutina de los vecinos del pequeño pueblo ubicado a la vera de la ruta 11. Primero fue el turno de la hija presidencial, que asistió a comienzos de enero con un grupo de amigas. En febrero, Máximo Kirchner eligió este enorme predio para celebrar sus 38 años con un costillar asado. Días después llegó el momento de la ex presidenta Cristina Kirchner , que se resguardó para esperar su cumpleaños en momentos en donde se replicaban las marchas de repudio por la muerte del fiscal Alberto Nisman.
Las instalaciones de los hoteles, con marcado deterioro. Foto: LA NACION
Según el testimonio de trabajadores del lugar, a pesar del poco uso, la villa presidencial contó con personal los 365 días del año, tanto de seguridad como de mantenimiento.
Con la colaboración de Romina Colman
@maiajastre - mjastreblansky@lanacion.com.ar

Si hubo personal de mantenimiento, me pregunto quien es el o los responsables del estado de las instalaciones. Pobre patría mía...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...