Mostrando entradas con la etiqueta Vivienda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vivienda. Mostrar todas las entradas

sábado, 22 de abril de 2017

El Gobierno lanzará una licitación internacional para construir viviendas sociales

Por Pablo Fernández Blanco - LA NACION
Buscará financiamiento externo para unas 7000 unidades, parte de las 15.000 que espera iniciar en 2018; las empresas chinas, grandes candidatas

El Gobierno apura el paso para lanzar antes de fin de año una iniciativa inédita en el mercado local de la construcción: convocará a una licitación internacional para construir viviendas sociales en la Argentina, algo que según los funcionarios de la administración actual no se hizo nunca antes en la historia del país.

Si bien la compulsa estará abierta a compañías de todo el mundo, por los requerimientos oficiales y las actuales alternativas disponibles a nivel constructivo, se estima que las compañías chinas correrán con ventaja por encima del resto.

Así lo confirmaron ayer Ricardo Delgado, subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, e Iván Kerr, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda y presidente del Procrear en diálogo con periodistas.
La planta de casas prefabricadas de Sany, una de las firmas chinas interesadas foto: Archivo
La planta de casas prefabricadas de Sany, una de las firmas chinas interesadas. Foto: Archivo.

El Gobierno estima que el primer tramo del financiamiento proveniente del país asiático (en caso de ganar) será de US$ 500 millones, que permitirán construir 7000 viviendas a partir del año próximo sobre terrenos que el AABE, el organismo que administra los inmuebles del Estado, le cedió al Procrear, el programa con el que se subsidia la construcción y venta de viviendas sociales. Luego, el Gobierno podría tomar otros tramos.

Las viviendas que se construirán a partir de la licitación internacional forman parte de un grupo de 15.000 unidades que el Gobierno espera iniciar el año próximo. Esos números utilizaron ambos funcionarios para argumentar que pese al ingreso de empresas extranjeras al negocio de las viviendas sociales, hay espacio para los jugadores locales.

Actualmente hay 23.000 viviendas en construcción en el marco del Procrear, de las cuales 10.000 se terminarán este año y 8000 serán entregadas a sus nuevos dueños.

En total, el Gobierno tiene previsto que se construyan 100.000 viviendas para la clase media con el objetivo de revitalizar la economía. Para eso firmó un acuerdo con los gremios y la Cámara de la Construcción.

Kerr estuvo entre el lunes y el miércoles pasados en China intentando llegar a un acuerdo con los bancos. Todavía afectado por la diferencia horaria, explicó los alcances de la propuesta: "En la Argentina se usa la construcción tradicional, pero el mundo tiene sistemas industrializados para hacer esos trabajos", sostuvo. Y mencionó entre ellos a los paneles de madera o de hormigón, entre otras modalidades.

Trabajo argentino

El objetivo oficial es que la nueva línea de crédito proveniente de China, algo que se sólo se concretará si empresas de ese país ganan la licitación, sumen fondos adicionales a los que ya cuenta el Procrear, que superan los $ 20.000 millones para este año.

Según el diagnóstico oficial, en la Argentina faltan unas 160.000 soluciones de vivienda al año, entre construcción de nuevas unidades y reacondicionamiento de las existentes.

Diversos sectores critican el acercamiento del Gobierno al país asiático. Delgado se refirió a algunos de los puntos polémicos. Descartó taxativamente que las casas chinas entren "por la Aduana", sino que eventualmente las empresas ganadoras deberán instalar plantas en el país para producir las placas de hormigón que se utilicen en la construcción de viviendas. Insistió en que "todo el trabajo debe ser argentino. No se va a reemplazar trabajo local con empleados de otra nacionalidad", aunque las empresas extranjeras tendrán la posibilidad de traer personal de alta especialización técnica.

Además, el gobierno argentino pondrá por escrito como requisito que al menos la mitad de los insumos tiene que ser de fabricación local, y las compañías extranjeras deberán tener un socio local con el que deberán conformar una Unión Transitoria de Empresas. Los proyectos finales los definirá el Gobierno.

Según Delgado y Kerr, el financiamiento externo a la construcción de viviendas permite atender la emergencia habitacional en el país sin ensanchar el déficit fiscal porque los créditos (la administración de Macri pedirá dos años de gracia) se pagan con las cuotas que abonen los adjudicatarios del Procrear. El Gobierno espera que el costo financiero no supere el 5% en dólares.

Reactivación demorada

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió ayer que el primer trimestre "arrancó un poco peor" de lo que el Gobierno esperaba, pero aseguró que terminó "en línea con la recuperación" económica que auguraba la administración de Mauricio Macri.

En declaraciones radiales, el funcionario también resaltó las nuevas líneas de créditos hipotecarios lanzadas en los últimos meses para el acceso a la vivienda, al asegurar que "van a empezar a bajar el déficit habitacional, que en los últimos años no hizo más crecer y llegó a alcanzar a casi 4 millones de familias argentinas".

jueves, 20 de abril de 2017

En la villa 31-31 bis, los vecinos disfrutan de las primeras casas refaccionadas

Por Valeria Musse - LA NACION
La Ciudad mejoró 79 unidades, entre viviendas y comercios; los trabajos incluyen redistribución del espacio, iluminación, ventilación, reemplazo de escaleras y terminaciones
 En la manzana G1 es evidente el contraste entre las unidades arregladas y las pendientes
Mirtha Cáceres se asomó a la ventana de la habitación que comparte con su hermana Emilia. "Entra más aire y luz", afirmó la joven, mientras movía sus manos a modo de acompañamiento de la brisa que ingresaba desde el nuevo pulmón. Antes no había espacio divisorio suficiente con el inmueble contiguo y la humedad se aprovechaba de eso, recordó. La casa de las mujeres, en la villa 31-31 bis, es una de las primeras viviendas mejoradas, tanto en su interior como en la fachada, en lo que constituye el puntapié inicial de la integración del barrio al tejido urbano.

Parte del proceso de urbanización de esta villa de Retiro comprende el reacondicionamiento de la mayor cantidad de inmuebles existentes para mejorar la calidad de vida de sus ocupantes, su acceso a los servicios públicos y la seguridad. De las 9900 viviendas y comercios que hay en la villa, unas 8500 requerirán algún grado de intervención, según estimó el secretario de Integración Social y Urbana porteño, Diego Fernández, en diálogo con LA NACION.

Las primeras refacciones empezaron en la manzana G1, frente al playón que da a la curva de la autopista Illia. Se mejoraron 79 casas y locales, lo que alcanzó a 169 personas (102 adultos y 67 niños). Como consecuencia de esas tareas, la vivienda de las hermanas Cáceres ya no tiene un único ambiente; además, el baño y la cocina estrenaron accesorios y nuevas instalaciones. A Mirtha le agrada que el inmueble, que está en un segundo piso, tenga ahora mejor iluminación y un pequeño balcón enrejado.

Una vez que finalicen las obras de infraestructura y de espacio público, el gobierno porteño intermediará con las empresas de servicios públicos para que se formalicen las conexiones a las redes de electricidad, gas y agua potable. De esta manera, los vecinos del barrio 31 deberán abonar las facturas.

Uno de los problemas estructurales son las endebles escaleras que utilizan los habitantes para acceder a sus hogares. Por eso empezaron a ser reemplazadas por otras con barandas para evitar caídas.

Algunas viviendas requieren el refuerzo de paredes y losas; otras, como el inmueble donde Ana María Salinas Quispe atiende su peluquería, sólo mejorar la ventilación y establecer una división clara entre el local comercial y el hogar.

"Había mucha humedad en mi casa. Para airearla tuve que sacar un caño cruzado hacia la calle", recordó la mujer ante LA NACION. Eso ya forma parte del pasado: con la intervención realizada, la peluquería tiene más espacio y luce más vívida. "Es un gran cambio", agregó Mary, apodo con el que la conocen en la villa 31-31 bis.

"Es un sueño que de a poco empieza a hacerse realidad", expresó el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, al destacar que "son los primeros vecinos del barrio que tienen su casa [refaccionada]".

Para que los arreglos de viviendas se concreten, los vecinos deben estar de acuerdo. Si dan el sí, los arquitectos realizan un relevamiento técnico sociohabitacional en cada unidad funcional y establecen qué grado de intervención corresponde en función de los problemas estructurales. El proceso de reacondicionamiento incluye la redistribución interna del espacio, tareas de iluminación, ventilación, tendido de red eléctrica, accesibilidad y terminaciones (como el revoque e impermeabilización de ciertas paredes).
Ana María Salinas Quispe celebra la remodelación de su peluquería
Ana María Salinas Quispe celebra la remodelación de su peluquería. Foto: Ricardo Pristupluk
En esta etapa, los trabajos son costeados por el Estado. Cuando al final del plan de integración de la villa, los vecinos escrituren sus casas, deberán pagar los terrenos y también estos gastos.

María Manuel vive en la planta baja de la casa N° 18 de la manzana G1. Comentó a LA NACION que, en los próximos días, le quitarán la escalera caracol instalada dentro de la propiedad para reubicarla afuera. "Voy a ganar espacio", aseguró la mujer, y se mostró conforme con la urbanización del barrio.

Las unidades que fueron renovadas cuentan con una terraza concebida como un espacio común para los vecinos de todas las plantas del inmueble.

Fernández sostuvo que para diciembre de 2018, "el 100% de las calles del barrio 31 serán como las del resto de la ciudad". En cuanto a la remodelación de las viviendas, se prevé -dijo- que "estarán completas a fines de 2019". El ritmo de trabajo aumentará cuando, en agosto próximo, termine de cerrarse con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un préstamo por 150 millones de dólares, 50 de los cuales serán destinados a la refacción de unidades funcionales en la villa 31-31 bis.

La vivienda de Rosa Ruiz aún está en obra. Pero las habitaciones del primer piso ya son más amplias y el inmueble tiene una nueva escalera. Falta poco para que el segundo piso también quede listo. Dijo a LA NACION: "Una de mis hijas vivirá ahí con mis nietos".

El arquitecto Guillermo Tella, especialista en villas, aprobó los avances. "Es primordial revisar la seguridad estructural de las viviendas, ocuparse de la iluminación y ventilación, incorporando espacios urbanos y pulmones que dejen lugar para más oxígeno", consideró. Desde la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el codirector Sebastián Pilo dijo: "Valoramos estas intervenciones públicas. Pero desconocemos el plan integral y cómo estas obras garantizan el proceso de integración".

En 2016, el gobierno porteño presentó el plan para el asentamiento de Retiro, que incluye no sólo la mejora de las viviendas existentes, sino la construcción de unas 1200 nuevas para reubicar a los vecinos que actualmente residen bajo la autopista. Parte de la financiación depende de un préstamo del Banco Mundial. Actualmente hay unas 20 obras simultáneas; entre ellas, las de conexión de servicios y de desagüe en la calle Perette, que atravesará el barrio de Norte a Sur.

martes, 18 de abril de 2017

El Gobierno negocia con China la compra de casas prefabricadas

El Gobierno negocia con China la compra de casas prefabricadasPor Pablo Maradei - Clarin.com
Una delegación de funcionarios se encuentra en Beijing. Es para viviendas sociales. Y por un monto equivalente a US$ 1.000 millones.

Las viviendas prefabricadas de hormigón de la compañía china Sany.

El Gobierno avanza en un acuerdo con China para importar miles de casas prefabricadas que serán destinadas a viviendas sociales y para gente de bajos recursos y por hasta 1.000 millones de dólares. La negociación, que incluye los plazos de financiación, se da ahora en ese país de oriente y a un mes de la visita de Estado que hará Mauricio Macri al presidente Xi Jinping. De este lado del planeta, ya hay preocupación en el sector.

La propuesta nació del país asiático en diciembre y en estos momentos una comitiva de avanzada en cabeza del subsecretario de Vivienda y Urbanismo y titular del Procrear, Iván Kerr, le está dando continuidad. Por lo que pudo saber este diario de parte del Gobierno "en esta segunda etapa de relación bilateral el eje será el tema de la vivienda" aunque aclararon que no se llegará a firmar el acuerdo entre los presidentes para la visita de mayo.
Resultado de imagen para Sany house
Las mismas fuentes subrayaron que "no serán casas que salen de un contenedor y se instalan" sino que "tendrán entre un 50 y un 60 por ciento de componente local y 100 por ciento mano de obra argentina". Refieren, como ejemplo, a que el cemento y los hierros que van entre los bloques prefabricados serán de industria nacional. Además, aseguraron que "los modelos que se pidan construir serán en base a las necesidades argentinas". Por su parte, los chinos brindarán el gerenciamiento y la financiación. Se prevé la instalación de una empresa en el país que podría ser Sany ya que tiene presencia en América Latina.

Justamente el empresariado local hace cuentas y habla del financiamiento: "Es real que hay un déficit habitacional y avanzar con esto traería soluciones rápidas a costa de la producción nacional y de tener casas de muy mala calidad". Se preguntan: "¿Con qué carga impositiva llegarán esas prefabricadas? ¿Con el 52% de impuestos que tenemos nosotros localmente? Además, consideran que "si pagaran ese porcentaje por derechos aduaneros tampoco podríamos competir porque no tenemos capacidad para financiarlo".
Resultado de imagen para Sany house
A propósito de costos: desde el Gobierno informan que una vivienda social cuesta $ 1.300.000; es decir algo más que 82.000 dólares. Otro empresario local consultado consideró que la construcción artesanal tiene un valor estimado de 1.200 dólares el metro cuadrado mientras que en las prefabricadas locales "sale 780 dólares" a la par que consideró que "las chinas saldrían lo mismo pero tendrán muy mala calidad".

Ambos consideraron que la mano de obra no se vería afectada porque se puede emplear a la misma cantidad de gente ya que sólo cambiaría la cantidad producida: "Con un millón de trabajadores hacemos 100.000 casas artesanales y con el mismo personal hacemos 200.000 casas industriales".

Sin embargo, no comparte esa visión Víctor Grosi, titular del SITRAIC, sindicato de constructores de izquierda: "No compartimos esta medida que el Gobierno usará electoralmente para dar soluciones habitacionales de dudosa calidad afectando la mano de obra local".

Gerardo Martínez, líder de la UOCRA, también se mostró crítico ante Clarín, aunque desde el Gobierno aseguraron tener conversado este tema con él: "Provocará un impacto negativo en la generación de puestos de trabajo ya que la construcción es lo que más mano de obra intensiva genera". Agregó que sus "trabajadores están altamente calificados para este tipo de construcciones" y Consideró al plan del Gobierno "incongruente con el anuncio de construir 100.000 viviendas".

El Gobierno les quitará a las provincias el manejo de los fondos para vivienda

Por Pablo Fernández Blanco - LA NACION
Los gobernadores seguirán definiendo los proyectos junto con Interior, pero Nación les pagará directamente a los contratistas; el cambio se hará después de las elecciones
El Gobierno prepara un cambio fundamental en la forma de pago de las viviendas sociales en las provincias
El Gobierno prepara un cambio fundamental en la forma de pago de las viviendas sociales en las provincias

El Gobierno prepara un cambio fundamental en la forma de pago de las viviendas sociales en las provincias, una de las mayores apuestas de la administración de Mauricio Macri para dinamizar la economía y conseguir la adhesión de los sectores más populares.

Fuentes oficiales revelaron a LA NACION que el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, a cargo de Rogelio Frigerio, pondrá en marcha en los próximos meses un mecanismo que contempla la cancelación de pagos a los contratistas de las obras de manera directa por parte del Estado, sin la necesidad de pasar por las provincias. De este modo, la Casa Rosada dio un fuerte golpe de timón, no sólo en términos económicos, sino también políticos, ya que dejará a los gobernadores sin el control de uno de los presupuestos más jugosos del Tesoro, que este año rondará los $ 19.000 millones.

Precisamente, para amortiguar ese impacto, el cambio se haría después de las elecciones de octubre.

Hasta ahora, los institutos provinciales de la vivienda, bajo el control de las gobernaciones, definen junto con el Ministerio del Interior los proyectos a realizar en cada uno de los distritos. En algunos casos también tienen una participación importante los municipios. Es lo que ocurrió en el último tramo de la gestión de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires.

Por la desconfianza que le tenía la entonces presidenta, Cristina Kirchner , el Estado giraba los fondos a los jefes comunales.

Los cambios que espera concretar el Gobierno mantienen un rol importante para las provincias en la definición de las obras, pero no en el manejo del dinero.

Una vez que los fondos para pagar obras entran a las arcas provinciales, los gobernadores tienen un alto grado de discrecionalidad para definir el destino de ese dinero. Si bien hay controles de la Nación, es habitual que una provincia que enfrenta una emergencia económica o financiera use los recursos que le giró la Nación para pagar gastos corrientes antes que para cancelar una porción de las cuotas por el avance de las obras.

Hace tres semanas una comitiva de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) se reunió con colaboradores de Frigerio y les extendió una propuesta informal, sin membrete de la entidad. El documento está bajo estudio, si bien la decisión política de avanzar en esa línea ya había sido tomada.

Una fuente empresaria que suele visitar la Casa de Gobierno justificó la decisión desde la mirada oficial: "Esto les da mayor seguridad de que las obras se ejecuten", resumió.

Para los empresarios también es un avance importante, ya que no sólo acorta los tiempos entre que se extiende un certificado de avance de obra y la constructora recibe el dinero, sino que también evita gestiones con las provincias para allanar el cobro.

La urgencia de las provincias es antagónica con los intereses de la Casa Rosada. Cada vez que eso ocurre, la constructora demora el avance de las obras, por lo que no se cumplen los plazos originales previstos.

Mayores costos

Además de incumplir las metas a las que el Gobierno se comprometió por escrito, por ejemplo, a través de la ley de presupuesto, la ralentización de los pagos lleva a que el Estado deba pagar mayores costos por el mismo paquete de viviendas.

Es algo que en diversas reuniones hizo notar el propio Mauricio Macri, con experiencia en el mundo de la construcción tras su paso por Iecsa y Sideco, las empresas familiares que se convirtieron en unas de las más grandes del rubro en el país. Más aún: como la compañía constructora descuenta desde el principio que el Estado (nacional o provincial) se demorará en los pagos, puede preferir ensanchar su presupuesto original para cubrir esa morosidad.

La modalidad de pago directo del Estado a las empresas tiene otros beneficios para la Casa Rosada, según la mirada de quienes trabajan en la iniciativa. Un funcionario que suele sentarse con frecuencia a la mesa chica del Presidente lo puso en los términos que suelen usar los economistas: como el dinero es fungible, es muy difícil rastrear su destino (la denominada trazabilidad) una vez que sale de la contabilidad del Estado e ingresa en las arcas provinciales.

Algunas gobernaciones hicieron un culto de esas dificultades. Aunque el año pasado la Secretaría de Vivienda y Hábitat cambió la norma, regía un mecanismo por el cual las transferencias nacionales de diversos rubros, desde el pago por un complejo de viviendas hasta la construcción de un puente o la cancelación de otra clase de deudas a los distritos provinciales, caían en la misma cuenta bancaria. Eso hacía casi imposible corroborar el destino de los fondos.

El Gobierno avanzará con la medida en los próximos meses, pero no la aplicará antes de las elecciones, posiblemente para evitar un choque adicional con los gobernadores antes de ir a las urnas.

Tanto las empresas como los funcionarios nacionales comenzaron a afinar un discurso para usar de escudo ante eventuales críticas: el mecanismo de pago sin intermediación de las provincias ya funciona en el caso de las obras hídricas.

Después de las dificultades del año pasado (la construcción fue el sector donde se destruyó el mayor número de empleos), las empresas y el Gobierno parecen haber encauzado su relación hasta un punto sin fisuras.

Hace dos semanas, la administración de Macri lanzó un plan para invertir $ 100.000 millones en los próximos cuatro años con vistas a construir 120.000 nuevas viviendas sociales, reurbanizar las 505 comunidades más vulnerables del país y con subsidio para construir o mejorar otras 456.000 unidades.

Los objetivos en vivienda social

19.000 Millones de pesos - Es el presupuesto para vivienda dispuesto por el Gobierno para este año.

100.000 Millones de pesos - Son los fondos para vivienda que contempla el plan oficial para los próximos 4 años

120.000 Viviendas - Es la cantidad de unidades de tipo social que se espera construir en ese plan.

domingo, 2 de abril de 2017

Bienes del Estado, a manos privadas: un debate que crece

Por Mauricio Giambartolomei - LA NACION
Ante el decreto presidencial que avalará una subasta de terrenos públicos en Palermo y Puerto Madero, arquitectos y urbanistas se mostraron a favor o en contra

Hace 15 meses, el Gobierno contabilizaba 19.000 inmuebles en su órbita en todo el país, entre terrenos, casas, predios, galpones y más. El número se elevó a 46.000 como consecuencia de un reordenamiento de esas propiedades que incluye la subasta de aquellas subutilizadas o en desuso. En los próximos días, a través de un decreto presidencial, el Estado autorizará una nueva venta de locaciones de distintas zonas de la ciudad de Buenos Aires, con una característica en común: todas poseen un elevado potencial inmobiliario.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) podrá vender, con la habilitación del Gobierno, los predios donde funcionan hipermercados, estacionamientos, la sastrería militar y otras dependencias castrenses cerca del hipódromo de Palermo y del Campo Argentino de Polo, con un valor del metro cuadrado de entre 3000 y 5000 dólares.
Báez y Dorrego, donde funcionaba la sastrería militar; el predio será vendido Emiliano Lasalvia
Báez y Dorrego, donde funcionaba la sastrería militar; el predio será vendido. Foto: Emiliano Lasalvia

Serán, en total, 39 inmuebles en la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Salta. Se sumarán así a los diferentes lotes de propiedades subastadas entre 2016 y lo que va del año, y aquellos proyectos que esperan definiciones, como el de la Isla Demarchi, dónde el frustrado Polo Audiovisual le dará paso a otros desarrollos urbanos.

El nuevo decreto abre un eje de debate entre urbanistas y arquitectos que se muestran a favor y en contra del traspaso de tierras nacionales a manos privadas, y pone en discusión el impacto que tienen esos movimientos en la futura configuración de la ciudad.

"Habría que analizar si hay tierras que se pueden alquilar para tratar de darle mayor rentabilidad. La única salida de una tierra pública no es venderla. Es una cuestión de racionalidad", planteó el director del área de Derechos Económicos, Sociales y Culturales e Inclusión Social del CELS, Eduardo Reese.

"Si la regla general es vender las tierras para hacer negocios inmobiliarios, la política es un desastre. Además es peligroso seguir haciéndolo porque puede faltar disponibilidad de espacios cuando sean necesarios, por ejemplo, para hacer una reserva", agregó Reese.

Cinco de los inmuebles que saldrán a la venta se encuentran en dos de las zonas más caras de la ciudad. Uno está en Puerto Madero, donde se paga 5193 dólares por metro cuadrado, de acuerdo con el último informe de Reporte Inmobiliario. Dos se ubican sobre la avenida Dorrego (con valores de 3137 y 3446 US$/m2, respectivamente), uno al lado del Campo Argentino de Polo (3354 US$/m2) y el restante en la avenida Bullrich, dónde funciona un supermercado Jumbo y una tienda Easy (3137 y 3446 US$/m2, respectivamente).

Ante la consulta de LA NACION, voceros de dichas empresas dijeron que aún no harán declaraciones sobre el tema, pero desde la AABE aseguraron que ese predio seguirá siendo explotado con un fin comercial y que Jumbo e Easy podrían comprar el predio que actualmente tienen concesionado. Indicaron, por su parte, que en otros de los terrenos sí podrían construirse torres de acuerdo con la zonificación de cada manzana. Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano aclararon que los proyectos demandaría una nueva rezonificación en el barrio.

"Si son inmuebles que están vacíos, sin explotar, es bueno que pasen a manos privadas para generar nuevos polos inmobiliarios, ya sean de vivienda o de oficinas; todo eso genera movimiento de puestos de trabajo y de la economía", opinó el arquitecto Ariel Wasserman.

"No considero que sea un riesgo vender todo los espacios posibles si el Estado no tiene pensando darle una utilidad pública. Hacen falta más viviendas y desarrollos nuevos porque sigue habiendo demanda de gente que necesita o quiere vivir en determinadas zonas", acotó Wasserman, uno de los directores de la desarrolladora de BW Group.

Parte de los terrenos más cotizados que saldrán a la venta son predios del Ejército Argentino y no están siendo utilizados, según informaron voceros del Ministerio de Defensa de la Nación. En la cartera se mostraron a favor de la reutilización de esos espacios.

"El 70% de lo recaudado en la futura subasta de esos inmuebles se destinará a la refuncionalización del Ejercito. Como ocurre cuando se vende un terreno ferroviario, parte de lo recaudado se asigna al ferrocarril", explicó el presidente de AABE, Ramón Lanús. Por el contrario, y a pesar de ser inmuebles ubicados en la ciudad, la administración porteña no recibirá un solo peso.

A tono con esta iniciativa oficial de reorientación de los usos de los inmuebles y la venta de algunos de ellos opinó el arquitecto y urbanista Emiliano Espasandin, profesor de la FADU y la Universidad de Palermo, aunque marcando ciertos límites. "Lo que se puede hacer en esos lotes debería estar consensuado con el barrio y el Estado tendría que regular las normas del negocio inmobibiliario para que no sea descontrolado. Además de hacer una buena venta, debería haber algún beneficio para el barrio", dijo. Y agregó: "Buenos Aires tiene mucho espacio para crecer, no es muy densa ni tampoco tiene toda su capacidad de población resuelta".

Además de los 39 inmuebles mencionados, la AABE rematará otros 19 en la ciudad, entre casas, terrenos baldíos y un depósito. "Cuando salga el decreto iremos a la Justicia para evitar que se avance con la venta de espacios del Estado", advirtió Jonatan Baldiviezo, del Observatorio del Derecho de la Ciudad. "El uso del suelo es uno de los principales recursos para regular el mercado inmobiliario. El Estado se vuelve más débil ante el mercado si vende sus tierras", argumentó.

martes, 28 de marzo de 2017

La Ciudad avanza con la urbanización de dos asentamientos

Por Diego Castells - LA NACION - Se trata de la villa Rodrigo Bueno y el Playón de Chacarita

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó dos leyes que permitirán avanzar en el proceso de urbanización de la villa Rodrigo Bueno, lindera a la Reserva Ecológica de Costanera Sur, y del asentamiento Fraga, también conocido como el Playón de Chacarita.
Resultado de imagen para villa Rodrigo Bueno
Estos trabajos se sumarán así a los ya realizados en las villas 31-31 bis, el complejo Luzuriaga en Barracas y el barrio Papa Francisco en la villa 20, que incluyeron veredas y calles de hormigón, tendidos eléctricos, pluviales y cloacales, además de nuevas viviendas.

Los proyectos fueron despachados por las comisiones de Vivienda, de Presupuesto y de Planeamiento Urbano y obtuvieron aprobación definitiva por unanimidad. Anteriormente, se hicieron las respectivas audiencias públicas, en las que participaron funcionarios, urbanistas y vecinos. En ambos barrios, los vecinos se reunieron con arquitectos para determinar las prioridades de cada lugar.

En la villa Rodrigo Bueno, el gobierno propone la urbanización de cinco hectáreas en Puerto Madero, donde se mejorarán 500 casas y se construirán 300 nuevas. Además, se realizarán trabajos para la apertura de nueve calles, redes de agua potable, desagües cloacales, desagües pluviales, el entierro de la red de distribución de energía eléctrica para consumo habitacional y gas natural, la pavimentación, construcción de veredas, alumbrado público, parquización y forestación.
Resultado de imagen para Playón de Chacarita
En Chacarita, el proyecto establece la integración social, cultural, ambiental y urbana del barrio a los fines de que más de 1000 familias puedan ejercer efectivamente el derecho humano fundamental a una vivienda digna y un hábitat adecuado.

De esta manera, el gobierno porteño sigue adelante con el proyecto de urbanización de las villas de la ciudad, una de las apuestas más fuertes del equipo liderado por Horacio Rodríguez Larreta. Entre los nuevos compromisos asumidos por el jefe de gobierno de cara a 2019 figura la integración de 80.000 vecinos que hoy viven en barrios vulnerables a la red de infraestructura urbana y servicios públicos de los que goza el resto de la ciudadanía: calles asfaltadas, red de agua y luz, cloacas, y nuevos espacios públicos y verdes.

Según el último relevamiento de la ONG Techo, el número de personas que viven en asentamientos precarios en la ciudad asciende a 379.890, lo que representa un 12% de la población porteña. Además, en los últimos tres años se sumaron 30 personas por día a las villas porteñas.

Frente a estas cifras preocupantes, el gobierno diseñó un plan de inclusión y reurbanización que, en su primera etapa, alcanza las villas 31, 20, 15, Lamadrid, Rodrigo Bueno y Fraga.

Esta última es conocida también como el Playón de Chacarita y se encuentra entre las avenidas Elcano y Lacroze, y entre la calle Fraga y la avenida Triunvirato. Como en el caso de varios otros asentamientos, las viviendas informales se construyeron sobre terrenos ferroviarios.

domingo, 26 de marzo de 2017

Microdepartamentos: el sueño de la casa propia desde u$s 50.000

Microdepartamentos: el sueño de la casa propia desde u$s 50.000(Cronista.com) - Modificado - La novedad en el mercado son los departamentos que rondan los 20 metros cuadrados. Cómo es esta tendencia, que ofrece unidades amuebladas para aprovechar al máximo cada espacio.

Departamentos que rondan los 20 metros cuadrados, denominados "microdepartamentos", son la última novedad incorporada al mercado inmobiliario argentino y están destinados a un público joven, al que se le dificulta el acceso a una vivienda tradicional, o a inversores que toman posiciones en ladrillos para destinar los inmuebles para renta.

"Ya están a la venta y en su gran mayoría vendidos. Con un precio que parte de los $ 800.000, el producto está pensado para un público joven al que se le dificulta el acceso a una vivienda tradicional o para inversores que lo rentarán a jóvenes estudiantes o trabajadores que buscan cercanía a sus actividades" explicó a Télam Pablo Brodsky, operador del mercado, desarrollador de este tipo de inmuebles y director de la compañía Predial.

"El atractivo de estas unidades es que por menor costo de inversión al de una unidad tradicional a estrenar, el precio del alquiler es similar al de una unidad de 35 metros cuadrados, mejorando así la rentabilidad de su inversión", explicó el operador.

Este tipo de inmuebles comenzó a desarrollarse en Japón hace unos 50 años y fue adoptado en todo el mundo, y el primer desarrollo en Argentina estuvo a cargo de la inmobiliaria Predial, junto a la constructora Induplack que, además, fabrica los muebles.

"Son microdepartamentos con diseño", explica Brodsky. "La teoría es menos metros pero mejores metros. Las unidades parten de los 18 hasta los 30 metros cuadrados. Sus valores parten desde los $ 800.000, equivalentes a unos u$s 50.000", continuó Brodsky quien trajo la idea de Canadá donde conoció las unidades y patentó el concepto de microdepartamento como marca propia.
Resultado de imagen para Microdepartamentos
Los primeros proyectos, unos 10 edificios distribuidos entre Capital Federal, el conurbano bonarense y en Neuquén Capital, comenzarán a ser entregados a fin de año y ya existen cinco proyectos más en cartera que serán financiados con un fondo de inversión cerrado vinculado al blanqueo, con el que obtuvieron un founding de u$s 10 millones.

El metro cuadrado parte de los u$s 2.200 en Liniers y llega a los u$s 2.500 en Saavedra y en una franja intermedia se ubicaron los valores de las unidades vendidas en Monserrat. Brodsky reconoce que el valor del metro cuadrado excede al del departamento tradicional, pero justifica la diferencia en que está amueblado, el diseño y los servicios.
Resultado de imagen para micro departamentos planos
Los precios están levemente por debajo del relevamiento del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Argentina de la Empresa que señaló que el metro cuadrado de una vivienda a estrenar en Ciudad de Buenos Aires, se ubicó en u$s 2.715 dólares en diciembre, mientras que para los usados se ubicó en u$s 2.237.

Una idea similar, que apunta también al público estudiantil, es el desarrollo de residencias en los campus universitarios donde se destaca el caso de la Universidad Austral en Pilar que cuenta con habitaciones, residencias y departamentos.

lunes, 13 de febrero de 2017

Los desarrolladores tienen en la mira a Vaca Muerta

Por Victoria Aranda - LA NACION
El gobierno local diseñó un masterplán que contempla la construcción de una ciudad de 30.000 habitantes en 2030; los emprendimientos en oferta
Los edificios de Altos de Añelo están terminados y permiten invertir a través del crownfunding
Los edificios de Altos de Añelo están terminados y permiten invertir a través del crownfunding

El inmobiliario es, ante todo, un negocio de expectativas. Y así lo expresan los desarrolladores que trabajan en la zona de Añelo, en Neuquén, más conocida como Vaca Muerta. Hoy, después de un año prácticamente en suspenso para la industria petrolera a escala local y con un mercado difícil a nivel internacional, las perspectivas de mejoras en el sector están latentes y los proyectos en la zona, dicen, han comenzado a recobrar impulso.

En enero, el presidente Mauricio Macri anunció el plan de explotación de Vaca Muerta, que incluye al gobierno provincial del Movimiento Popular Neuquino, a los gremios petroleros y a las empresas del sector. Macri planteó un compromiso de inversiones por US$ 5000 millones para este primer año y aseguró que el acuerdo generará "una verdadera revolución del trabajo".

La noticia generó una ola de confianza sobre el potencial de los ladrillos en la zona. El empresario Damián Lopo es director de Crowdium, la empresa de crowdfunding inmobiliario que tiene en su cartera de inversiones a Altos de Añelo 1. Uno de los cuatro edificios terminados que conforman el proyecto. La compañía invirtió $ 20 millones en la edificación que cuenta con 15 unidades. "Es uno de los primeros desarrollos terminados en la localidad", destaca el ejecutivo que en dos semanas cierra el proceso de inversión. "Fue tanta la demanda que planeamos el lanzamiento de Altos de Añelo 2, otro de los edificios terminados", agrega. En este último caso planea reunir alrededor de $ 35 millones. Lopo desembarcó en el área antes de los anuncios presidenciales que involucraron al sector energético. Las perspectivas de la zona anticipan un futuro que se intuye auspicioso. "En los negocios financieros al igual que en el mercado inmobiliario, si el inversor quiere un buen upside de su inversión tiene que comprar con el rumor y vender con la noticia, como dice el dicho", afirma Lopo y profundiza: 

"Hoy el petróleo se encuentra en el mínimo histórico, lo cual presupone una menor demanda, y nos permitió con negociar mejores condiciones de compra. Paralelamente y para mitigar el riesgo, mientras el mercado del petróleo se reacomoda, logramos negociar un contrato de alquiler por dos años a US$ 25/m2, un precio superior a lo que se paga en Puerto Madero por algunas oficinas". Es decir, quien participa del crownfunding ingresa al negocio con renta desde el comienzo porque las unidades ya están colocadas. Además para que el inversor no afronte los riesgos constructivos, la estrategia de Lopo fue comprar un complejo de departamentos, terminados, y amoblados. "Hay demanda de viviendas tanto para operarios como para ejecutivos por la cantidad de empresas instaladas", agrega.

Otro dato, el valor de venta del m2 ronda los US$ 2300. "En nuestro caso como compramos por mayor pagamos US$ 1825/m2, con un descuento del 15 por ciento sobre el precio de lista con un contrato de alquiler en dólares asegurado", aclara el ejecutivo.

El directivo anticipa que en los próximos dos años los valores en torno al petróleo van a fluctuar: "En el momento en que veamos que el precio levanta y la demanda crezca, podemos pensar en vender en un valor superior al actual, motivo por el cual creemos que es altamente probable que hagamos un gran negocio en la salida, también".

Lopo confía en la forma que está estructurado su producto, en un "mercado prácticamente sin oferta y con una demanda creciente y a punto de explotar".

El crownfunding da la posibilidad que quien no tenga el ciento por ciento del capital de lo que vale una unidad, pueda participar. "Es una buena alternativa en un mercado en el que menos del uno por ciento de la población tiene más de US$ 150.000 para invertir en inmuebles", relata y estima que los compradores están invirtiendo un promedio de $ 500.000. Aunque pueden ingresar desde $ 25.000. 

"El sistema está controlado por una fiduciaria regulada por la Comisión Nacional de Valores", aclara. En la empresa subrayan que se trata de una inversión "dólar linked" donde el escenario de una cotización de esta divisa a $ 23 en dos años "es bastante probable, por lo que se espera una revalorización del activo, que calculan entre el 25 y 35 por ciento". Además, enfatiza, se trata de un producto que no está sujeto a las fluctuaciones financieras de un mundo globalizado. 

"En el contexto actual, el inversor obtiene una renta de 15 por ciento anual en dólares, pero si el precio del petróleo dentro de los próximos años volviera a subir a niveles lógicos, la explosión en la demanda y la baja oferta que hay en Vaca Muerta, generaría ganancias extraordinarias", detalla. Vaca Muerta es la cuarta reserva de petróleo y gas del mundo, motivo por el cual su población creció el mil por ciento en los últimos años y lo seguirá haciendo.

El futuro promete

A través del mismo sistema, otra compañía ha apostado a la localidad neuquina. Se trata de Crowdfunding Inmobiliario Argentino, la empresa que posee el emprendimiento Las Rosas con una oferta de dúplex de 70 m2 que se entregan llave en mano. "Durante 2016, el proyecto estuvo sin grandes movimientos y un poco retraído, pero luego de los anuncios realizados por las autoridades provinciales, nacionales y el sindicato de petróleo se están comenzando a reactivar los pedidos de nuevos dúplex y los contratos de alquiler con petroleros, lo que auspicia un buen 2017", coinciden Miguel Ángel Alesandro, CEO de y Gustavo González, martillero de Habitar Inmobiliaria.

Consultados por la rentabilidad del negocio, los entrevistados afirman que "si bien los valores relativos a los alquileres respecto a lo invertido en ladrillos sufrieron una baja porcentual. Añelo aun sigue siendo muy beneficioso respecto a otras zonas del país". ¿El target del inversor? "Todo ahorrista dispuesto a invertir, una de las metodologías que se ofrece es la administración de la renta sobre los dúplex por lo cual la oportunidad es doblemente tentadora", afirman, destacando que la inversión no se enfoque sólo en el público local.

Un dato no menor es que la intendencia de Añelo, diseñó un masterplán con un objetivo de máxima prioridad: construir una ciudad de 30.000 habitantes en 2030, para lo cual deberá ampliar de forma significativa la oferta de servicios de salud, educación y vivienda, así como fomentar la radicación de industrias en la región. Desde el canal de ventas, Marcelo Viñas, titular de la inmobiliaria homónima apunta que el mercado inmobiliario en Añelo registró el "parate" de la industria petrolera durante el año que pasó. 

Al mismo tiempo, reconoce que se estuvo produciendo un reacomodamiento en los valores de los alquileres, estimados en relación a los sueldos que cobraban los ejecutivos del sector y que, según los acuerdos homologados hace unos pocos días, sufrieron reacomodamientos. Así y todo, señala quien además es titular del colegio de martilleros local, las oportunidades en toda Neuquén son grandes: "Hay un déficit de 60.000 viviendas a nivel provincial, por lo que siempre habrá demanda", puntualiza Viñas, destacando que entre el 60 y 65 por ciento de la población neuquina tiene menos de 30 años, lo que convierte a la provincia en una plaza pujante. "Si bien se habló mucho de Vaca Muerta, hay otras localidades que vivieron un boom. Tal es el caso de Plottier y Centenario -a 15 km de la ciudad capital- cuyas poblaciones se incrementaron un 100 por ciento en los últimos años", finaliza.

jueves, 26 de enero de 2017

Lanzan créditos a 20 años para construir viviendas

Resultado de imagen para créditos a 20 años para construir viviendas
(La Nación) - La línea, del Banco Nación, será para los que tengan terreno propio; tasa fija por tres años.


El Banco Nación, que aún aguarda la designación formal del nuevo presidente, Javier González Fraga, lanzó una nueva línea de crédito para la construcción de vivienda. Está destinada únicamente para construcciones sobre terrenos propios y que no excedan el plazo de un año. Contempla también el acceso con el fin de ampliar, refaccionar y terminar la vivienda. Los créditos serán en pesos, a un plazo de 20 años y con tasa fija durante los primeros tres.

A su vez, se detalló que durante el período de construcción, el interés no podrá superar el 18%. Una vez concluida la obra, será del 14% durante los primeros 36 meses, contabilizando desde el primer desembolso. Posteriormente, las tasas serán recalculadas anualmente y dicho ajuste no podrá estar por encima del alza de salarios, determinado a partir del Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

La nueva línea de créditos será aplicable a propiedades de no más de $ 2.868.000, el Nación podrá financiar hasta el 80% del valor y permitirá a los titulares o cotitulares (matrimonios o cónyuges) incluir a familiares (padres, hijos o hermanos) como codeudores.

Por ejemplo, en el caso de la construcción de una propiedad cuyo valor total es de $ 1.000.000, considerando el valor del terreno en $ 150.000, el BNA financiará hasta el 80% del valor a construir, en este caso, $ 680.000.

miércoles, 25 de enero de 2017

Cómo son los nuevos balnearios que quieren instalar la Costa argentina como destino más allá del verano

Por Victoria Aranda - LA NACION
Desarrolladores invierten millones para dinamizar la llegada de turistas para vacaciones y vivienda permanente; cómo son las construcciones más elegidas
Pinamar Norte y el barrio Náyades.
Pinamar Norte y el barrio Náyades.

Algo está cambiando en la costa. Las modificaciones en los hábitos turísticos está mutando la demanda de real estate en el mar argentino. Los players trabajan en dejar atrás el concepto de "la playa solo en verano". Generan proyectos y posicionan a la costa como un destino que ofrece servicios de vacaciones y también de vivienda permanente. De hecho, una de las novedades de la temporada fue el lanzamiento de Northbeach que promete convertirse en un nuevo destino. Es un pueblo de mar ubicado sobre 278 hectáreas en el kilómetro 378 de la ruta interbalnearia 11.

"Es mucho más que un proyecto, será un nuevo destino en la costa Argentina", afirma Enrique Kilmurry, gerente del área responsable de la comercialización de Northbeach. El desarrollo se emprendió bajo un nuevo concepto de barrio cerrado de edificios con todos los servicios inclusive un centro comercial. La premisa es satisfacer todas las necesidades dentro del mismo destino. "Une los beneficios de los barrios cerrados con la comodidad y el bajo mantenimiento del departamento, y le suma un entorno de servicios como el open mall, con oferta gastronómica, cines y mercados. Además del área deportiva con canchas de futbol, tenis, rugby, polo y una cancha de golf de nueve hoyos. "Al ser un emprendimiento que busca ser un destino en si mismo, tenemos tipologías para todo tipo de cliente", agrega.

Tiene unidades de uno, dos y tres dormitorios, y penthouses de cinco dormitorios con precios que parten desde los US$ 200.000 hasta US$ 1,1 millones con un valor promedio de entre US$ 1800/m2 y los US$ 2500/m2. "Está pensado en la forma de como se veranea en el mundo. Todas las unidades cuentan con el servicio opcional de limpieza y servicio de playa", detalla Toribio Achával, presidente de la inmobiliaria homónima que comercializa el proyecto desarrollado por el Grupo Cioffi. La mayoría de los compradores son ex dueños de casas que buscan una opción con más contención. La primera etapa que incluye las seis primeras villas al mar, el centro comercial, los caminos, la seguridad, el área deportiva y la cancha de golf se entrega en marzo de 2018.

Northbeach es un pueblo de mar sobre 278 hectáreas en la ruta 11.
Northbeach es un pueblo de mar sobre 278 hectáreas en la ruta 11.

"Pinamar es un destino en crecimiento y con mucho potencial, planificada para que se siga expandiendo", afirma Enrique Shaw, vicepresidente de la desarrolladora Pinamar SA. Se refiere en concreto a un fenómeno que crece: el de la población flotante. Es decir personas que se instalan en el verano y luego van alternando durante el año. "En Pinamar, los residentes permanentes aumentan a un ritmo de 7 por ciento anual. El padrón electoral creció 80 por ciento en los últimos diez años mientras que en el país el incremento fue de 10 por ciento en el mismo período", cuantifica Shaw quien afirma que la apuesta en la costa tiene un doble beneficio, porque se usa, y al mismo tiempo puede obtener una renta.

En su proyecto Pinamar Norte, el desarrollador ofrece lotes unifamiliares de entre 900 y 1.300 m2 con precios que oscilan entre los $1,2 millones y los $ 2 millones. Mientras que en el área del golf tiene lotes internos desde los 850 m2 hasta los 1.200 m2, con un costo que varía entre $ 900.000 y $ 1,5 millones. "Además tenemos una manzana inserta en la cancha de golf con lotes de 909 a 1.966 m2, con valores que parten en $1,5 millones y llegan a $3,4 millones. Shaw anticipa que Pinamar Norte y el barrio Náyades ubicado cerca del centro -con incidencias de tierra de US$300/m2 --son las áreas con mayor potencial. El empresario también trabaja en otro loteo sobre la avenida Bunge destinado a desarrollistas para la construcción de edificios.
Los desarrolladores buscan instalar a la costa atlántica como destino para todo el año.
Los desarrolladores buscan instalar a la costa atlántica como destino para todo el año.

A la hora de hablar de precios, en el centro el valor del m2 oscila entre los US$ 2000 y los US$ 3000. Uno de los proyectos más ambiciosos es el que levanta el grupo KWZ. Se trata de B Twins, de US$ 20 millones de inversión. Es un complejo de dos torres con amenities con un precio promedio de US$ 3250/m2.

Otro de los lanzamientos es Dunas de Pinamar, un desarrollo que se llevará a cabo sobre 177 hectáreas de médanos y bosques con 40 sólo de dunas. Según explica Leonardo Binetti, director comercial del emprendimiento. La iniciativa constará de cuatro etapas. "Cada una es un village y está integrado por 200 lotes unifamiliares", describe, enfatizando que la primera entrega está prevista para 2019 y que el precio promedio del lote ronda los US$ 40.000, monto que varía, por ejemplo, de acuerdo con la forestación del lugar. "Serán ocho edificios de tres pisos, con unidades de dos y tres ambientes con un valor de US$ 2000/m2", detalla Binetti y agrega que también habrá chacras con terrenos de entre 5000 y 10.000 m2.

El proyecto contempla un club hípico y otro vacacional con el que buscan que Pinamar sea el lugar a visitar durante todo el año. Almar es un complejo residencial de 100 unidades en Náyades. "El valor del m2 ronda los $ 32.000", explica Javier Ortega, socio del emprendimiento que invirtió US$ 2,5 millones en la tierra. Ofrece una financiación a 36 meses durante la obra; y otra modular de 100 cuotas, con un anticipo de 30 por ciento y cuotas que parten del orden de $ 16.000 ajustables por CAC . "Se ha diseñado de modo que, a partir de la entrega de la unidad, se paga con la renta turística", finaliza el ejecutivo.

martes, 17 de enero de 2017

En Chile construyen cuatro casas por día utilizando robots

Por Paula Baldo - Clarin.com - Un sistema alemán de prefabricación de piezas de hormigón permite armar viviendas como si fuera un juego de chicos.
En Chile construyen cuatro casas por día utilizando robots
PREFABRICAR. Montaje de los paneles mediante unión húmeda.

Al combinar tecnología de punta con un sistema constructivo que tiene un material conocido, el hormigón, una empresa chilena apuesta por una fuerte innovación en el modo de producir viviendas. Esta iniciativa abre una variante a la búsqueda de eficiencia y velocidad que ensaya la tendencia de “impresión” de viviendas en 3D, actividad que lideran los constructores chinos.

La firma BauMax montó una planta robotizada con equipos de tecnología alemana que puede fabricar paneles de hormigón de alta calidad en tiempo récord. En un día, el sistema termina las piezas necesarias para armar cuatro casas de 140 metros cuadrados como si fuera un juego de chicos.

La iniciativa forma parte del Programa Estratégico Nacional en Productividad y Construcción Sustentable Construye 2025, presentado por la Presidenta Michelle Bachelet, que busca mejorar la productividad y eficiencia de la construcción en Chile en 20 años.

El objetivo del plan es transformar la forma de construir en Chile para mejorar la productividad de la industria de construcción en toda su cadena de valor y generar un cambio cultural en torno a la sustentabilidad. Uno de los canales en que se desarrolla esta iniciativa es la prefabricación e industrialización de partes, o de la totalidad de una vivienda.
Resultado de imagen para BauMax + chile
El panel de hormigón incluye las instalaciones.

Las casas de paneles de hormigón se fabrican en tres pasos, incluyendo los elementos para las conexiones eléctricas y sanitarias, las que luego se ensamblan en el sitio:

1) Diseño. El sistema permite una completa integración entre el software BIM (Modelo de información del edificio) y el que comanda los robots. De ese modo se pueden diseñar y producir elementos de corte precisos con sus detalles e incluso las instalaciones eléctricas y sanitarias. Como los proyectos se hacen una por vez, es posible cambiar el diseño de la vivienda cada vez que la línea de producción termina una.

2) Producción. En una planta de tipo carrusel, las mesas se mueven por las distintas estaciones controladas por un programa y con un proceso flexible que permite responder a los requerimientos arquitectónicos.

3) Montaje. Se realiza in el lugar a través de uniones húmedas cuyo diseño está testeado estructuralmente.
Según los datos que aporta la empresa, el proceso robotizado reduce los tiempos de construcción en un 30% en comparación a los trabajos de albañilería. Y la mano de obra, en un 50%, lo que genera certeza en los plazos de entrega. Además, el proceso se lleva a cabo en un ambiente controlado (diseño, construcción y operación de proyectos en línea a través de modelos 3D) y gestionado por personal capacitado, lo que asegura la calidad del producto.

jueves, 5 de enero de 2017

Mezcla de familias trabajadoras con bandas de delicuentes

Por Nahuel Gallotta - Clarin.com
Cuando las habitaciones del Padelai que habían sido construídas para los niños sin familias se ocuparon por completo, lo primero que hicieron los nuevos e ilegales inquilinos fue "levantar casillas" en los patios y pasillos del lugar, como es común que se haga en cualquier terreno usurpado del Conurbano. La diferencia es que el sitio que acababan de tomar estaba-está-a cinco minutos del Obelisco.
Mezcla de familias trabajadoras con bandas de delicuentes
El edificio del ex Padelai ocupa una manzana, en una de las zonas más turísticas de la Ciudad. Foto: Mario Quinteros

Fue en la década del 90, y durante muchos años, según los vecinos, la zona de la ex Padelai (en San Juan y Defensa) fue la zona más conflictiva de San Telmo. Allí adentro funcionaban distintos bunkers de drogas, en un territorio en el que se mezclaban familias trabajadoras provenientes del Norte del país y bandas de delincuentes. Una época en la que no se veían turistas y cada conventillo del barrio era representado por una o más bandas que se disputaban los negocios ilícitos con las restantes.

Ayer el lugar fue desalojado por segunda vez. Sebastián Alanis, abogado de las familias desalojadas, cerca de las 19 horas, comentó que adentro solo quedaban algunos muebles. Y que hoy por la mañana podrían desatarse algunos conflictos: "Treinta y cinco familias se fueron a Entre Ríos y Pavón con la promesa del Gobierno de la Ciudad de recibir allí un subsidio habitacional. Pero al llegar se encontraron con que el dinero no estaba, y que podrían tener que esperar hasta el lunes para cobrarlo viviendo en situación de calle", dijo.

El subsidio habitacional consiste en un monto que oscila entre los 4 mil y 8 mil pesos, según lo numerosa que sea cada familia. Siempre según la versión del abogado, otras treinta familias lo cobraron o se retiraron habiendo iniciado el trámite para ser beneficiado con un crédito blanco.

Durante la negociación contaron con la presencia de la Defensoría del pueblo, que se comprometió a controlar el pago de los subsidios y cumplimiento de los créditos. "Convoco a que los funcionarios se comprometan a cumplir", pidió el doctor Alanis. "Primero con las familias que quedaron en situación de calle por confiar en la palabra del Gobierno. Y después con las que arreglaron un subsidio 'mayor' a recibir a los 45 o 60 días. Tienen miedo de cobrar sola una cuota y no recibir un peso más, como suele ocurrir en otros desalojos".

Las familias denunciaron que se les descontarían del subsidio unos1500 pesos en concepto de flete. Y 250 por día por el depósito en el que quedaran sus cosas hasta que logren asentarse en hoteles o casas de familiares. El abogado concluyó hablando del futuro legal: "El desalojo es la ejecución de una medida cautelar de entrega precaria del Gobierno de la ciudad; no es una entrega definitiva. Estimamos que en los próximos seis meses llegará el juicio por usurpación. Y en caso de ganarlo, el predio podría ser restituído a las familias desalojadas".

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Con un proyecto inmobiliario, la Ciudad vuelve su mirada al Sur

(La Nación) - La desarrolladora TGLT anuncia el lanzamiento de Astor San Telmo, ubicado en una de las cuadras más icónicas del barrio
TGLT llega a la Avenida Caseros con un nuevo emprendimiento.
Arquitectura, gastronomía, accesibilidad, vanguardia e historia se combinan a una cuadra del parque Lezama, sobre el boulevard de la Avenida Caseros, para dar vida a un nuevo edificio diseñado por el estudio Aisenson.

Astor San Telmo posee un diseño de arquitectura contemporánea que no busca destacarse o invadir, sino integrarse al entorno europeo de la cuadra, en la búsqueda por ofrecer las comodidades de los edificios modernos mientras ayuda a la reconstrucción de la trama urbana. Allí donde antes había un galpón logístico, habrá ahora un espacio de viviendas de primer nivel, espacios verdes y comercios varios que se sumarán al día a día de los vecinos.
Su planta baja de gran altura permite la expansión de locales comerciales.
"Nos propusimos reinterpretar la arquitectura del barrio, pero desde un lugar que nos represente, elaborando una propuesta contemporánea. Para ello buscamos conjugar un espíritu clásico, característico de San Telmo, con todos los requerimientos que se esperan de un edificio moderno en términos constructivos, funcionales y de habitabilidad", explicó María Hojman, Socia del estudio Aisenson y responsable del diseño del nuevo proyecto.

"Diseñamos en una precisa relación de llenos y vacíos, en la que el volumen construido busca integrarse amablemente al entorno enrasando alturas existentes acompañando el paisaje urbano. En ese sentido, este gran conjunto se organiza en torno a dos grandes patios que son el corazón del proyecto, que actúan como plazas interiores adentro de la manzana", concluyó la arquitecta.

Astor San Telmo se desarrolla en una cuadra de frente sobre la avenida. Su planta baja de gran altura permite la expansión de locales comerciales y el ensanchamiento de las veredas generará más vitalidad y dinamismo a un sector de la ciudad cada vez más inquieto.
Se organizará en torno a dos patios internos, con cinco halls independientes con 3 ascensores.
El emprendimiento ofrece desde Studios a departamentos de 3 dormitorios. Tendrá ocho pisos de alto y un noveno retirado. Se organizará en torno a dos patios internos, con cinco halls independientes con 3 ascensores cada uno, y contará con estacionamiento para todas las unidades en los subsuelos. Además, dispondrá de amplios espacios recreativos, de servicios generales y amenities (piscinas para adultos y para niños, amplio solario, bar de piscina y sectores de parrillas), constituyéndose como una opción de vivienda de categoría, moderna e innovadora.

De esta manera, TGLT llega a San Telmo con su reconocida marca Astor para que en él y a través de él, se sigan sumando historias al barrio en el que conviven el pasado y el futuro.

martes, 8 de noviembre de 2016

El Gobierno comenzó a auditar con drones la construcción de viviendas sociales

El barrio La Perla, en Moreno, a la vista de un dron enviado por la Secretaría de ViviendaPor Pablo Fernández Blanco - LA NACION
La Secretaría de Vivienda le encargó a una empresa privada que fiscalice obras en varias provincias; detectaron pagos por trabajos que no se hicieron en la gestión de José López.

Foto: El barrio La Perla, en Moreno, a la vista de un dron enviado por la Secretaría de Vivienda. 
La modernización del Estado, una de las banderas que levantó el presidente Mauricio Macri en la primera parte de su gestión, llegó al control de la obra pública, el sector que despertó las mayores polémicas en el último tiempo debido al manejo irregular que hizo de los recursos la gestión kirchnerista, que estuvo a cargo de José López, preso desde junio pasado tras intentar esconder bolsos con 9 millones de dólares en un convento.

La Secretaría de Vivienda, a cargo de Domingo Amaya, que hoy funciona en la órbita del Ministerio del Interior (la cartera que conduce Rogelio Frigerio), comenzó desde hace algunos meses a supervisar con drones el avance de la construcción de viviendas sociales en todo el país, según corroboró LA NACION con fuentes oficiales.

El servicio está tercerizado. Lo presta la compañía UAS View, que ya elaboró varios informes para la Secretaría de Vivienda. Cada documento cuenta con aproximadamente 22 páginas, aunque puede variar según el tamaño del proyecto auditado, que va acompañado de un video que muestra el trabajo del dron sobre las obras.

El 20 de junio pasado, por caso, se realizó el "Informe de seguimiento de obra pública con tecnologías VANT [vehículos aéreos no tripulados, como se conoce técnicamente a los drones]" sobre el Barrio La Perla, en Moreno, un partido del oeste del conurbano bonaerense.

El trabajo consta de cinco partes: la ficha de la obra, los antecedentes del relevamiento, el relevamiento hecho con el dron, un informe técnico, información complementaria y el registro del vuelo del aparato.

Las imágenes tomadas con el dispositivo muestran decenas de viviendas sin terminar. También hay fotos tomadas desde el nivel del suelo, que exhiben el deterioro de la construcción.

Según fuentes al tanto de la auditoría, que pidieron reserva de su nombre, eso se debe a que el kirchnerismo interrumpió la construcción de las viviendas antes de su finalización, por lo que quedaron expuestas a las inclemencias del clima y a eventuales hurtos.

El informe de la compañía sostiene, en el caso de La Perla, que "se observa un importante estado de abandono y vandalismo y/o hurto en más del 80 por ciento de las viviendas relevadas".

Eso fue favorecido porque el alambrado perimetral está incompleto y facilita el acceso desde el exterior, según constataron los auditores.

Además, asegura que, según las imágenes satelitales, en 2012 más del 70 por ciento ya tenían colocados techos y revestimientos internos, pero luego fueron hurtados. Entre 2014 y este año, en tanto, se registró "un avanzado grado de vandalismo". Por esa razón no se puede garantizar, según el informe, la integridad de las instalaciones de luz, agua y desagües, que están hechas en un 70 por ciento, algo que supondrá nuevos desembolsos para mejorar la infraestructura antes del estreno de las viviendas.

El informe también muestra que hay diferencias de cota (altura), por lo que recomienda la "consulta con [la] Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas de la provincia de Buenos Aires y/o a la empresa constructora -para conocer tareas de nivelación de terreno y topografía actualizada-, con el objetivo de obtener información precisa y actualizada sobre la factibilidad de inundaciones en la zona y la dinámica de escurrimiento superficial, considerando al menos un radio de 500 metros del área de proyecto".

Según registros oficiales de la Secretaría de Vivienda, en Moreno se planificaron 1196 casas sociales que costaron $ 77 millones. Según el cronograma original, debían estar terminadas para diciembre de 2007, algo que estuvo lejos de ocurrir, si bien el Estado cumplió con el 100% de los pagos.

La actual gestión intentó reactivar el proyecto mediante un acuerdo con la Cooperativa de Trabajo 20 de Diciembre para terminar 36 viviendas.

El Gobierno acudió a la tecnología tras encontrar diversas irregularidades en la administración de los fondos para vivienda social, que van desde inconsistencias en el ingreso de los datos y la falta de un registro unificado hasta el desvío de fondos hacia otras actividades y el pago completo de obras con escaso grado de avance. Además del caso de Moreno, ya se hicieron auditorías con drones en las provincias de Tucumán y Chubut, entre otras.

Ejemplo emblemático

Uno de los ejemplos más emblemáticos de ese desbarajuste está en Perugorría, una localidad correntina a la que se le pagaron $ 24 millones por viviendas que nunca se hicieron.

En los primeros meses del año, un grupo de auditores designado a instancias del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, determinó que López había desviado el año pasado $ 13.544 millones, que tenían como objetivo reducir el déficit habitacional, a trabajos que no tenían nada que ver con esa tarea.

La auditoría que ordenó Frigerio sostiene que todas esas provincias "recibieron fondos desde Nación muy por encima de sus necesidades en términos de déficit habitacional". Y como las viviendas se adjudicaron sin condiciones "claramente establecidas" y escaso seguimiento después de la entrega, les abrieron el paso a "transacciones informales de venta o alquileres".

Uno de los casos más resonantes tuvo lugar en Jujuy, donde la Tupac Amaru, la organización que dirige Milagro Sala, era la encargada de realizar dos obras para construir 500 viviendas por $ 183,32 millones. En octubre del año pasado la secretaría de López había completado los desembolsos, pero el Gobierno sólo tenía rendiciones de cuentas por el 80% de los montos.

Los números de la vivienda social

$ 100.000 Millones - Es el presupuesto que el Gobierno espera destinar a la construcción de viviendas y a la mejora del hábitat en el actual mandato presidencial

456.000 Casas - El Gobierno espera contruir o mejorar esa cantidad de viviendas hasta 2019

4 Millones de personas - Es la gente con problemas de vivienda o dificultades en el hábitat que se verán beneficiadas con las obras que planea el Gobierno; representan un tercio de la población en situación precaria

miércoles, 26 de octubre de 2016

Empezaron las obras de urbanización de la villa 20

Marzo 2014: unas 700 familias tomaron el predio de Pola y Fernández de la Cruz(La Nación) - Ayer comenzó la construcción de 552 viviendas nuevas en el aledaño predio Papa Francisco.
Marzo 2014: unas 700 familias tomaron el predio de Pola y Fernández de la Cruz. Foto: Archivo 

Donde hace dos años hubo casillas precarias de madera y nylon, ayer las maquinarias comenzaron a trabajar para edificar viviendas de cemento formales. En el predio Papa Francisco de Villa Lugano se lanzaron ayer las obras para la construcción de 552 unidades habitacionales, en lo que constituye el primer paso de la urbanización de la aledaña villa 20.

Los trabajos continuarán hasta un total superior a las 1600 viviendas proyectadas e incluyen además infraestructura básica de servicios, como cloacas, electricidad y agua potable.

A las viviendas a estrenar que tres empresas concretarán en las tierras de Papa Francisco, en Pola y Fernández de la Cruz, se irán mudando las familias de la villa 20 cuyas casas sean irrecuperables o resulten afectadas por la apertura de calles prevista en el plan de integración urbana y social del asentamiento.

"Es una fecha histórica, estamos empezando esta obra tan demorada y necesaria para el barrio", dijo el jefe de gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, al presentar ayer las obras.

En 2005, la ley local 1770 ordenó urbanizar la villa 20, donde -según datos oficiales- viven hoy 9100 familias. Nueve años después, a causa de las demoras del estado porteño en avanzar con las obras, 700 familias del asentamiento usurparon el predio aledaño. Fue en febrero de 2014. La toma fue bautizada como Barrio Papa Francisco.
Ayer: maquinarias trabajan en el lugar para edificar viviendas a estrenar
Ayer: maquinarias trabajan en el lugar para edificar viviendas a estrenar. Foto: GCBA
La ocupación duró seis meses y concluyó con un desalojo compulsivo. La jueza porteña Elena Liberatori, que ya dirigía un expediente relacionado con el incumplimiento de la ley 1770, ordenó también la urbanización de este terreno de 12 hectáreas.

El monto de la inversión para esta primera etapa -a cargo de las empresas Conorvial SA, Green SA y Riva SA- será de casi $ 630 millones. El predio se dividirá en 12 sectores y, en cada uno, se construirán módulos dobles de cuatro plantas.

El proceso de integración urbana de la villa 20, como de otros asentamientos porteños, avanza mediante mesas de conversaciones entre la Ciudad y los vecinos, en las que se logran consensos sobre los lineamientos de cada plan de urbanización. El proyecto para la villa 20 fue además respaldado por unanimidad por la Legislatura local.

Además de este lote de viviendas a estrenar en Papa Francisco, la iniciativa prevé la refacción de la mayoría de las viviendas del asentamiento, abrir calles y tender servicios públicos. Según datos oficiales, hoy sólo el 25% de los hogares tiene cloacas, el agua corriente llega al 25% y el tendido formal de luz, a apenas el 4 por ciento.

Cómo será el equipamiento

- Se construirán 1600 viviendas. La primera etapa, que comenzó ayer, abarca 552 unidades

- El predio se dividirá en 12 sectores; en cada uno se construirán módulos dobles agrupados en torno de un núcleo de circulación vertical

- Los módulos tendrán una planta baja y tres pisos, con acceso desde la vía pública o desde los senderos peatonales

jueves, 20 de octubre de 2016

Olivos, el paraíso de la construcción: en solo 15 cuadras se levantan 20 torres de lujo

Esquina a nuevo. Libertador y Corrientes, a una cuadra de la estación del tren y otra del Puerto, agrupa en una manzana cuatro edificios a estrenar. Foto: Juan Manuel FogliaPor Pablo Novillo - Clarin.com
Son todos edificios de categoría, entre Libertador y el río. Los precios ya alcanzan en promedio los US$ 3.600 el m2, el más alto de todo del Conurbano. A la par de se desarrolla un polo de oficinas y crece la oferta gastronómica y comercial.
Esquina a nuevo. Libertador y Corrientes, a una cuadra de la estación del tren y otra del Puerto, agrupa en una manzana cuatro edificios a estrenar. Foto: Juan Manuel Foglia.

El boom de construcción de torres en la zona norte no se detiene. En los alrededores del puerto de Olivos hay 20 emprendimientos en marcha, con precios que ya alcanzan los US$ 3.600 por metro cuadrado y que siguen en alza.

El dato corresponde a un relevamiento de la consultora Reporte Inmobiliario. Tomando como eje la Avenida del Libertador desde San Martín hasta Sáenz Peña, separados por unas 15 cuadras, hay cuatro emprendimientos terminados, 13 en construcción y otros tres que ya están siendo publicitados. La mayoría, entre Libertador y el Río de la Plata.

Se trata en todos los casos de edificios de categoría, con servicios como pileta , lavadero, salón de usos múltiples y otros. Todos tienen cocheras, que se cotizan entre los US$ 20.000 y US$ 40.000.

Los valores de las unidades a estrenar son los más altos del GBA, cada vez con mayor diferencia respecto de otras localidades. De acuerdo al relevamiento, ya promedian los US$ 3.605 por m2, un 17% más que el año pasado. En los edificios de mayor categoría incluso ya rondan los US$ 5.000. Los precios ya habían pegado un salto del 10,2%, y así recuperaron lo que habían perdido en 2013 y 2014. De hecho, ya están cerca de duplicar lo que se pedía hace una década, cuando empezaron a desarrollarse los primeros edificios en la zona.

Como sucede con construcciones de este tipo en otros lugares, los desarrolladores sólo aceptan que les paguen en dólares, o bien piden un anticipo de no menos del 40% y luego liquidan el saldo en cuotas en pesos pero ajustables por el índice de costo de la construcción que mide la Cámara Argentina de la Construcción. Este sistema de financiación hace que, a veces, las edificaciones se hagan a un ritmo un tanto lento, explicaron en el mercado.

¿Por qué se mantiene el interés por construir en este sector de Olivos? "El lugar es lo que vale, porque estás cerca del Río de la Plata, del tren y de los accesos a la Capital Federal", explicó Maximiliano Bravo, socio gerente de la inmobiliaria Tizado Zona Norte.

El público que elige estos emprendimientos es variado. Con una particularidad: a diferencia de la mayoría de los desarrollos en Capital Federal, que apuntan a unidades chicas, en Olivos se pueden encontrar departamentos nuevos de tres o cuatro ambientes. "Hay vecinos del barrio que ya no quieren vivir en casas, por inseguridad o porque buscan un departamento, y se mudan a estas propiedades. También gente de zona norte que pretende vivir más cerca de Capital. Y en los últimos años también aparecieron nuevos habitantes porque las empresas donde trabajan se mudaron a Vicente López", comentó Germán Gómez Picasso, de Reporte Inmobiliario.

Este último tema no es menor. El Municipio estuvo recibiendo en los últimos años a muchas empresas que se escaparon de la Capital, ya sea por los aumentos de los alquileres porteños o bien porque necesitaban sumar superficie. Tras ellas llegaron varios de sus empleados, que se mudaron al norte para no tener que viajar tanto diariamente. Otro informe, de la consultora Cushman and Wakefield, hoy en el corredor de Avenida del Libertador hay unos 100.000 m2 de oficinas, pero se estima que para 2020 habrá 250.000 m2, por la gran cantidad de emprendimientos en proyecto. El alquiler promedio de estas oficinas ronda los US$ 15 a US$ 25 por m2, aunque puede alcanzar los US$ 28 en los edificios de más nivel y más cercanía al río.

La llegada de más habitantes empezó a modificar también el panorama comercial. En los últimos meses abrieron en la zona un hipermercado, negocios a escala barrial destinados a los oficinistas y además se consolidó un polo gastronómico que incluye desde locales de comida rápida hasta restaurantes de cocineros famosos.

 Ahora, ¿podrá continuar esta tendencia? "Los terrenos cercanos al río ya se están terminando. Pero sí creemos que en otros sectores del Partido aún hay margen para el desarrollo de oficinas y viviendas, no tanto en las zonas que históricamente fueron muy residenciales sino hacia el oeste", aseguró Maximiliano Bravo.

Invertirán $ 9500 millones en viviendas en dos meses

Resultado de imagen para Invertirán $ 9500 millones en viviendasPor Pablo Fernández Blanco - LA NACION
El Estado usará en 60 días el monto asignado a cinco meses; construirán 25.000 unidades en Buenos Aires.

Algunos funcionarios del Ministerio del Interior hicieron en los últimos días una llamativa apuesta que involucra fondos por miles de millones de pesos. El desafío consiste en gastar en lo que resta del año los $ 9592, 1 millones que tiene disponibles la Secretaría de Vivienda y Hábitat, a cargo de Domingo Amaya.

Aunque el sueño de todo funcionario es contar con fondos abundantes para volcar a su tarea, no se trata de una tarea sencilla. Sucede que en la primera parte del año el gasto en viviendas y mejoramiento del hábitat, al igual que en otras áreas del Estado, quedó frenado por los avatares de la transición política. El objetivo para los próximos dos meses es agotar los recursos disponibles, que representan el 43 por ciento del presupuesto del área para este año.

En otros términos: la cartera de Amaya deberá volcar a la calle en poco más de dos meses y medio la misma cantidad que debería destinar en más de cinco meses si hiciera un uso cronológico de los recursos. Ese es el motivo por el que algunos funcionarios apostaron en contra.

En lo que resta del año el Gobierno destinará $ 6250,5 millones a la puesta en marcha y el avance de casas sociales, una tarea cuya gestión está a cargo de los institutos de la vivienda provinciales y, en algunos casos, de los municipios.

Otros $ 3341 millones los volcará a la mejora del hábitat, que apunta principalmente a instalar servicios básicos en villas y asentamientos precarios.

La provincia de Buenos Aires será uno de los territorios privilegiados de la inversión pública en viviendas. La semana próxima se anunciará, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, el lanzamiento de un plan para construir 25.000 nuevas casas en territorio bonaerense, y se les sumarán anuncios por otras 15.000 en las provincias.

Desde la mirada política, es lógico el apuro de Amaya por avanzar en la utilización de los fondos disponibles. El plan de Macri es concretar una inversión de $ 100.000 millones hasta el final de su mandato para construir 120.000 nuevas viviendas sociales, reurbanizar las 505 comunidades más vulnerables del país y otorgar créditos con parte del capital o tasas subsidiadas para construir o mejorar otras 456.000 casas.

Esos trabajos permitirían sacar de la crisis habitacional a unas cuatro millones de personas, una tercera parte de los 12 millones que viven en situación precaria. Si logra completar el plan, podrá decir que financió unas 30.000 viviendas por año, casi el doble de las 16.000 por año que hizo el kirchnerismo, pese a que había prometido hacer más del triple que la administración actual.

Desde el punto de vista político, se trataría de una carta ganadora de cara a los comicios presidenciales.

A través de diversos ajustes, los fondos destinados a viviendas y mejoramiento del hábitat se incrementaron en casi $ 190 millones en el año.

En la primera parte del año, Amaya firmó más de 20 convenios con gobernadores y 60 acuerdos específicos con provincias y municipios para establecer pautas concretas de la inversión pública en vivienda. Se fijaron plazos de ejecución, montos a desembolsar y la cantidad de habitantes que serán alcanzados por el proyecto.
foto: LA NACION

Foto: LA NACION
La indigestión presupuestaria de la cartera de vivienda se debe en parte a lo que ocurrió en el primer trimestre del año. Tras el cambio de Gobierno, las nuevas autoridades revisaron la contabilidad de sus antecesores y encontraron irregularidades. Luego iniciaron el pago de unos $ 7000 millones correspondientes al último año de Cristina Kirchner en el poder.

Aunque ese trabajo les llevó el primer trimestre, las erogaciones se contabilizarán en el ejercicio del año pasado.

Un funcionario de Interior que pidió reserva de su nombre sostuvo, en diálogo con LA NACION, que la utilización de todos los recursos disponibles es una orden del ministro Rogelio Frigerio, el titular de la cartera, que además de la relación con las provincias engloba el gasto en obra pública, la construcción de viviendas y el mejoramiento del hábitat.

En parte, se trata de una cuestión de sillas. Semanas atrás, un funcionario de trato frecuente con Frigerio le dijo a LA NACION: "Estamos acá para usar el presupuesto. Si estuviera en otra ministerio podría decirte lo contrario, pero estamos acá para gastar la plata", explicó en referencia tácita al titular de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, que tiene entre sus preocupaciones la marcha del déficit fiscal. Son intereses antagónicos: si el gasto aumenta y los ingresos del Estado no acompañan, se agranda el rojo del sector público.

De todas maneras, el propio titular de Hacienda cosecha las bondades del gasto público en otros indicadores. Hace dos semanas, en la convención de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Prat-Gay sostuvo: "Toda la economía dejó de caer en el tercer trimestre".

Cuando dejaba el lugar, amplió su afirmación ante la consulta de LA NACION. Y mencionó, a modo de ejemplo, los valores positivos que mostraron las ventas de asfalto y de cemento, ambos rubros vinculados con la construcción.

Al momento de mencionar a los responsables del cambio de tendencia, Prat-Gay nombró al campo y al propio Estado, que multiplicó el gasto en obras.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...