jueves, 21 de abril de 2011

Chile confirma que planea exportar energía eléctrica a la Argentina

Por Carlos Vergara - Corresponsal en Chile

Permitiría cubrir la fuerte demanda en el país, especialmente en verano; buenas relaciones
El gobierno de Sebastián Piñera confirmó ayer los avanzados planes para exportar electricidad a la Argentina a través de la central Salta, perteneciente a la filial TermoAndes de la empresa chilena Gener, con el fin de aliviar la crítica situación energética que suele vivir el país, específicamente durante las temporadas de verano.
Las negociaciones, enmarcadas en el convenio energético suscripto entre la Argentina y Chile durante la última reunión binacional de ministros, celebrada en Santiago en enero pasado, dan cuenta de un vuelco en la relación bilateral, luego de la compleja situación vivida durante los últimos inviernos de la década pasada, cuando Chile acusó a la Argentina de incumplir los tratados de suministro gasífero. Quien confirmó la información fue el embajador chileno en la Argentina, Adolfo Zaldívar, el mismo que ha llevado los diálogos en materia energética con la administración de Cristina Kirchner.

"Ha habido conversaciones y han sido al más alto nivel. Se ha hablado de interconexión y de que, en los períodos en que en la Argentina exista un peak [pico de consumo] y Chile tenga excedentes, los pueda traspasar", explicó Zaldívar. "Debe considerarse la integración energética con la Argentina. Si bien es cierto que en el pasado la parrilla energética chilena se basó en un gas argentino que no existía, hoy es perfectamente factible entregar energía por intermedio de gas natural licuado (GNL) o excedentes eléctricos", dijo a LA NACION el parlamentario oficialista y miembro de la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados, Mario Bertolino.

La producción de energía eléctrica en el Norte Grande chileno bordea los 4000 MW, con una demanda cercana a la mitad, y la próxima puesta en marcha de dos nuevas centrales térmicas, que generarán 300 MW adicionales. La central Salta, inaugurada en 1999, cuenta con una turbina de ciclo combinado a gas natural y una potencia de 642 MW. Hasta ahora, la energía que se genera en la central se transmite al Sistema Interconectado del Norte Grande chileno (SING) por una línea de transmisión dedicada de 345 kW, y al sistema eléctrico argentino por intermedio de cuatro líneas de 132 kW.

Fuentes del gobierno chileno también confirmaron a este diario las "excelentes" relaciones del último tiempo con la Argentina y destacaron que por disposición de la propia Cristina Kirchner se enviaron a Chile 400 MW por hora durante los días que siguieron a la alarma de tsunami tras el sismo de Japón.
No es todo. El propio Zaldívar afirmó a la prensa chilena que también se ha estudiado la posibilidad de enviar GNL a la Argentina desde las flamantes plantas de regasificación de Mejillones -ubicada a la altura de Jujuy- y Quintero, emplazada en las cercanías de Valparaíso. Ambas fueron construidas durante el último período de los gobiernos de la Concertación, con el fin de asegurar la independencia energética de Chile, después de que la Argentina redujera sensiblemente el suministro de gas. Asimismo, el diplomático reforzó la idea de la interconexión hidroeléctrica en el Sur. "Actualmente, [la Argentina] trabaja en la construcción de centrales hidroeléctricas en Santa Cruz, y hay interés de avanzar en interconexión con hidroeléctricas chilenas", agregó Zaldívar.

Esto, en referencia a las intenciones de la minera Xstrata Copper de instalar en territorio argentino unos 1300 kilómetros de líneas de transmisión de su proyecto Energía Austral, con el fin de disminuir sus costos.
El tendido ya cuenta con el interés manifiesto de Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA (Impsa), la brasileña Camargo Correa Construcciones Civiles SA y Corporación América SA, de Eduardo Eurnekian, las mismas que se adjudicaron las futuras represas Cóndor Cliff y La Barrancosa (1700 MW) en Santa Cruz, y sería utilizado para el traslado a la provincia de Buenos Aires de la electricidad generada.

4000 Megavatios: Es la producción de energía eléctrica en el Norte Grande chileno. Podría exportar cerca de la mitad.

1300 Kilómetros: Es la extensión de las líneas de transmisión eléctrica que quiere instalar la minera Xstrata en el país.

Fuente: Diario La Nación
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...