miércoles, 30 de noviembre de 2016

La trama opaca que rodea a la empresa aérea del accidente fatal

(Perfil.com) - La aerolínea LAMIA es propiedad de un hombre señalado como testaferro de un multimillonario chino detenido por un caso corrupción.
Aeronave LAMIA
LAMIA, la empresa de vuelos involucrada en el accidente donde hoy murieron 75 personas y en el cual viajaba plantel de fútbol de Chapecoense, se encuentra involucrada en una trama oscura que apunta a su dueño, Ricardo Alberto Albacete Vidal, sindicado como presunto testaferro de un multimillonario chino preso por corrupción.

Fundada en 2009, la aerolínea nació en Mérida (Venezuela) y debe su nombre a ese lugar: Línea Aérea Merideña Internacional de Aviación (LAMIA). Albacete Vidal recibió el apoyo inmediato del gobernador Marcos Díaz Orellana, que gestionó durante algunos años el permiso para que la empresa comenzará a operar, mientras el empresario continuaba con las curiosas promesas de la forma en que operaría su línea aérea: habría un "carnet de Afiliación" (los clientes serían considerados asociados a la empresa) en el cual se ofrecería una tarifa plana para todos sus boletos y la devolución del 100% del monto del pasaje si la persona no podía viajar.

Pero la línea aérea nunca llegó a despegar, el dueño entonces decidió mudar su proyecto y se lo ofreció al gobernador del estado insular de Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa, cuya joya turística es la isla de Margarita. La empresa mutó para convertirse en la Línea Aérea Margarita Internacional Aviación, y mantenía así la misma sigla.

"LAMIA es nuestra línea margariteña, neoespartana; al fin Margarita tendrá una empresa aérea propia y desde aquí vamos a ir a diferentes partes de Venezuela y del exterior, ya que cubrirá rutas nacionales e internacionales", sostenía el funcionario en noviembre de 2013, cuando recibió en el aeropuerto del lugar al jet British Aerospace BAE-RJ85 LAMIA, el único avión de la compañía. Con la crisis de ese país, la aerolínea no pudo prosperar.

Negocios en Europa. Albacete Vidal intentaba negocios en España, y fue en ese lugar donde lo señalaron como uno de los testaferros del empresario chino Sam pa, detenido en 2015 por delitos monetario y traición al Partido Comunista Chino por un multimillonario entramado de negocios con una petrolera, según consigna el medio Infobae.

El empresario decidió trasladar los tres aviones que había adquirido hasta ese momento a Bolivia. En noviembre de 2015, la flamante empresa (ahora) boliviana LAMIA Corporation SRL logró la autorización para comenzar a funcionar como "pequeño operador" aerocomercial. Los dueños pasaron a ser Marco Antonio Rocha y el piloto Miguel Quiroga, quien estaba al mando de la aeronave que cayó en Medellín y falleció en el accidente de este martes.

LAMIA operaba hace tiempo con un único avión, el matrícula LMI 2933 (dado que las otras dos aeronaves se encontraban en reparación en Cochabamba).Por ello fue el encargado de trasladar días atrás a la selección argentina a Belo Horizonte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...