martes, 10 de enero de 2017

El Gobierno puso en marcha la campaña antártica y reclamó explicaciones al kirchnerismo

Ceballos y Malcorra, en el Palacio San Martín
Por Mariano De Vedia - LA NACION

Malcorra visitará el jueves la base Carlini; el operativo tendrá este año un ahorro de $ 263 millones y ratifican una denuncia por sobreprecios.

La canciller Susana Malcorra anunció que mañana partirá rumbo a la Base Carlini, adonde llegará el jueves, para dar comienzo, en forma simbólica a la campaña antártica de verano, que el gobierno argentino realizará este año con medios propios.

Este año, la campaña que abastecerá a las trece bases antárticas tendrá un costo de $ 993 millones a lo largo del año, lo que producirá un ahorro de casi $ 263 millones, frente a los $ 1256 millones que se gastaron en la última campaña planificada por el gobierno kirchnerista.

Ceballos y Malcorra, en el Palacio San Martín. Foto: EFE

Así lo explicó, en el acto celebrado en el Palacio San Martín, el secretario de Logística del Ministerio de Defensa, Walter Ceballos, quien reiteró la denuncia por sobreprecios que radicó el Gobierno en la Justicia.

Apuntó, así, contra el último ministro de Defensa del kirchnerismo, Agustín Rossi, quien "debería rendir cuentas por sobreprecios millonarios", advirtió el funcionario, que integra el gabinete del actual ministro de Defensa, Julio Martínez.

"Somos continuadores de una tradición antártica que lleva más de 110 años", afirmó Malcorra, acompañada por Ceballos y por el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Ángel Tello. La canciller llegará el jueves a la base Carlini, previa escala en la base chilena Frei.

La denuncia judicial

Ceballos recordó que el ministro Martínez presentó en abril una demanda judicial luego de detectar sobreprecios en la compra de víveres para las bases argentinas de la Antártida. "Aún resta ver qué responsabilidad cabe al entonces ministro Agustín Rossi y al Mercado Central. Pero nosotros, comprando alrededor de 35% más de víveres y gastamos $ 69 millones, mientras que la última campaña antártica el kirchnerismo gastó $110 millones", explicó Ceballos.

Dijo, en ese sentido, que si se actualiza la cifra por el índice de inflación, en esta campaña se ahorraron $ 84,3 millones en la compra de víveres. Afirmó, además, que la campaña emprendida este año con buques propios de la Armada no contempla recortes de servicios ni de personal. Pese al ahorro, crecieron un 43% los proyectos científicos.

Malcorra defendió el Programa Antártico Argentino, al que definió como "uno de los más activos y relevantes del mundo". Lo puso como "ejemplo de una verdadera política de Estado, que se ha mantenido inalterada tras más de un siglo" y ponderó el "gran desafío de trabajo conjunto en el que la ciencia, la logística y la diplomacia trabajan por un objetivo prioritario: propugnar sus derechos e intereses en la Antártida".

Al desestimar el alquiler de un rompehielos extranjeros, el Ministerio de Defensa dispuso realizar este año la campaña antártica con medios propios, como los buques San Blas y Puerto Argentino. Durante el verano se movilizarán hacia y desde la Antártida unos 1500 científicos y militares, además del transporte de 200 toneladas de víveres y unas 10.000 toneladas de gasoil antártico.

Detalles del abastecimiento

$ 993 millones - Es el costo de la campaña anual, frente a los $ 1256 millones gastados en el último operativo kirchnerista

Plazos - La campaña antártica de verano se extenderá durante 130 días y reunirá en total a unos a 1800 hombres y mujeres. Por vía aérea se trasladarán unos 3250 tambores de gasoil antártico, 600 unidades de combustible JP1

Prolongación - El abastecimiento de las trece bases antárticas se prolongará durante todo el año, con el envío de cargas en buques de la Armada y helicópteros
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...