martes, 15 de mayo de 2018

Juego de espías: lo que Sergei Skripal ocultaba y por lo cual... ¿fue envenenado?

(Infobae.com) - ¿Sólo venganza? Qué pretendía el Kremlin con el envenenamiento del ex agente militar de inteligencia
Sergei Skripal, junto a su hija Yulia. Ambos fueron envenenados en Salisbury, Reino Unido, donde vivían desde que debieron abandonar Rusia
Sergei Skripal, junto a su hija Yulia. Ambos fueron envenenados en Salisbury, Reino Unido, donde vivían desde que debieron abandonar Rusia

Su vida -o su doble vida- siempre fue un misterio. Incluso para aquellos que alguna vez creyeron conocerlo a fondo. Sergei Skripal, el ex agente de espionaje ruso envenenado por sus ex camaradas de armas en el Reino Unido, al parecer continuaba con esa pasión por el secretismo. Jamás lo abandonó a pesar que para los registros oficiales se había retirado en 1999.

Skripal y su hija fueron interceptados por espías rusos y envenenado con un extraño agente nervioso, el temible Novichok. Ocurrió en Salisbury, hace dos meses y medio, más precisamente el 4 de marzo, cuando tanto él como su hija Yulia fueron hallados inconscientes en el banco de un parque público.

Tras comprobar la pócima que habitaba en sus cuerpos, de inmediato el gobierno británico apuntó sus acusaciones contra el Kremlin, con tantos antecedentes en la materia. Es que esa droga era típicamente utilizada durante los años de la ex Unión Soviética. Las consecuencias diplomáticas se expandieron al resto de Occidente, provocando uno de los cruces más duros desde el fin (¿fin?) de la Guerra Fría.

El Reino Unido cree que lo de Rusia fue un mensaje. Macabro, pero mensaje al fin. Dirigido a todo el mundo, pero sobre todo a quienes el Kremlin de Vladimir Putin considera "traidores". Nunca se olvidará de ellos. Jamás los perdonará. Skripal, un veterano agente de la inteligencia militar rusa (G.R.U.), fue el último blanco.

Pero, ¿estaba Skripal retirado del todo de sus actividades? Al parecer, no. El hombre que parecía un vecino más en la apacible Salisbury, viajaba por Europa ofreciendo informes de inteligencia sobre ex colegas y actuales a diferentes países, de acuerdo al diario The New York Times.

La República Checa y Estonia -una de la mejores contrainteligencias de Europa- fueron dos de los últimos países que visitó. Allí se entrevistó con espías locales, siempre tan interesados en conocer los movimientos del gigante ruso. Como contrapartida, Skripal tenía una vida cómoda en Inglaterra. Manejaba un BMW rojo, tenía su propia casa en un barrio residencial y era parte del Railway Social Club. Y, de acuerdo al periódico norteamericano, las autoridades británicas eran las que le garantizaban su seguridad y su bienestar.

Al parecer, también visitó España, donde en sus años de espía ruso trabajó como doble agente. Pero allí, los altos mandos de la inteligencia ibérica no confirmaron la cooperación de Skripal. Tampoco la negaron.
El espía ruso Sergei Skripal seguía en actividad vendiendo información a otras agencias de inteligencia de Europa enfrentadas con sus pares de Rusia (AP)
El espía ruso Sergei Skripal seguía en actividad vendiendo información a otras agencias de inteligencia de Europa enfrentadas con sus pares de Rusia (AP)

Este lunes Martin Stropnicky, ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa confirmó que el ruso estuvo en su país. Al parecer, allí dio información sobre métodos y agentes del G.R.U. en la región, y aunque esto no fue dado a conocer por el canciller quien sí afirmó que lo hizo enviado por el Reino Unido. Lo consideró parte de la "cooperación normal de los servicios" entre ambas naciones.

"Gran Bretaña es conocido como un país con servicios de información de alta calidad. Nunca esperaría que los británicos envíen algún hombre problemático. Había una razón para eso, probablemente", indicó Stropnicky en declaraciones dadas a Radio Free Europe.

La mayoría de los agentes con los que Skripal trabajó en los 90 todavía estaban activos cuando tuvo su reunión en Praga. Por lo que los datos aportados por el ruso fueron muy valiosos para sus colegas checos, siempre desconfiados de lo que llega desde Moscú. El vínculo no se cortó. Por el contrario, resultó tan útil que las siguientes reuniones fueron en el Reino Unido.

La ininterrumpida actividad de Skripal… ¿fue el motivo de la venganza de los rusos? Todo hace creer que sí. Pero también que es muy probable que el ex G.R.U. era parte de un engranaje en el cual continuaban reclutando espías.

El veterano oficial de inteligencia militar había sido sentenciado a 13 años de prisión en 2006 cuando una corte rusa lo halló culpable de vender información sobre otros camaradas pagado por el gobierno británico. Pero en 2010, en un extraño intercambio de espías al mejor estilo Guerra Fría, voló con su familia al Reino Unido.

Allí, en Salisbury, 8 años después, recibió una dosis de Novichok que casi termina con su vida y la de su hija. Sólo resta saber si continuará con sus visitas a Praga y Estonia. O si teme que el próximo macabro mensaje del Kremlin sea el último.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...