Mostrando entradas con la etiqueta Proyecto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Proyecto. Mostrar todas las entradas

domingo, 20 de agosto de 2017

Proyectan vender el mítico Luna Park para construir oficinas

Por Claudio Corsalini - Perfil.com
Un grupo inversor europeo está en negociaciones con el Arzobispado porteño, administrador del edificio de la calle Bouchard, por su compra. Al ser monumento histórico desde 2007, se mantendrían sus fachadas.
Emblema. Abrió en 1931 y fue escenario de grandes movidas deportivas, políticas y artísticas de la Ciudad. También marcó su historia.
Emblema. Abrió en 1931 y fue escenario de grandes movidas deportivas, políticas y artísticas de la Ciudad. También marcó su historia. Foto:cedoc 

Junto con el Obelisco y la avenida Corrientes, el Luna Park es una de las inconfundibles postales urbanas porteñas. Fue escenario de grandes movidas deportivas, políticas y artísticas desde que abrió sus puertas en 1931, de la mano de los empresarios Ismael Pace y José Lectoure. Pero su suerte puede cambiar, ya que el Arzobispado de Buenos Aires, administrador del mítico estadio de Corrientes y Bouchard, quiere venderlo. La decisión cobró fuerza en los últimos meses, luego de que un grupo inversor europeo entablara negociaciones con sus actuales dueños (ver aparte).

Según pudo averiguar este diario, el grupo inversor planea construir en el lugar un edificio de oficinas y el valor de venta podría llegar a los US$ 45 millones, calculados tomando el valor de incidencia de US$ 1.500 el metro cuadrado que rige en la zona del Bajo porteño. Si bien en otros momentos se evaluó vender el Luna Park para que siguiera funcionando como estadio, esta última idea es la que más se aproxima al proyecto que se analiza por estos días, tanto en las oficinas de la curia metropolitana como en Bouchard al 400. La operación va ligada a la venta de los últimos terrenos de Puerto Madero. Los desarrolladores aseguran que ésta será una nueva área de oficinas de la Ciudad, al estilo Catalinas.

El plan apunta a erigir en ese predio un edificio de 30 mil metros cuadrados que tendría entre 15 y 20 pisos de altura. La cantidad de pisos se relaciona con la altura del CCK, límite de la edificación en alto vigente para esa parte de la Ciudad. “La propuesta es fehaciente y las conversaciones avanzan a paso firme”, aseguraron fuentes cercanas a la operación.

Pero más allá del proyecto en cuestión, éste deberá ser autorizado por la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, que depende de la Secretaría de Cultura de la Nación. En 2007, el Luna Park fue declarado monumento histórico nacional, por lo que cualquier intervención o modificación en su estructura debe consensuarse con ese organismo.

Para sortear este escollo, los desarrolladores ya analizan dos alternativas a la hora de encarar su posible construcción. Una sería mantener en pie las cuatro fachadas del Luna Park, es decir, las de Corrientes, Bouchard, Lavalle y Madero, y levantar la torre en el centro. Algo similar a lo que se hizo con el edificio de Telefónica Argentina que está en Azopardo al 700.

La otra alternativa que se baraja, en tanto, apunta a erigir el inmueble sobre la estructura del estadio. Además de ese permiso, la operación deberá contar con el visto bueno del Vaticano, dado que el Luna Park forma parte del patrimonio edilicio del Arzobispado de Buenos Aires.

Razones para vender. Entre los motivos que llevarían a tomar esta decisión por parte de la Curia, el de mayor peso tiene que ver con la poca rentabilidad que se obtiene del clásico palacio de deportes. Esta situación obligaría al Arzobispado a desembolsar dinero para mantener su funcionamiento.

Otra razón tendría que ver con los espectáculos musicales masivos –en especial los de rock– que allí se desarrollan. Fuentes cercanas a la operación afirman que “la Iglesia no quiere correr riesgos con eventuales incidentes que pudieran producirse en algún recital”.

Desde fines de 2013, la Iglesia católica administra el 100% del paquete accionario del Luna Park. Ernestina Devecchi, tía de Tito Lectoure y dueña de las acciones, legó el 95% de éstas mediante su testamento a Cáritas Argentina y a la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco. Pocos meses después de la muerte de Ernestina, el Arzobispado de Buenos Aires adquirió el 5% restante, que estaba en manos de la familia de Juan Carlos “Tito” Lectoure, representado por su sobrino Esteban Livera. “Las opciones que teníamos eran dos. Desprendernos de esas acciones o entablar una batalla legal contra la Iglesia, que sabíamos que iba a ser casi imposible ganar”, afirmó el ex adscripto a la gerencia del Luna. Todo se resolvió luego de una serie de idas y vueltas entre los socios minoritarios y la Iglesia, en la que intervino hasta la Inspección General de Justicia. Ernestina no tenía descendientes y falleció el 9 de febrero de 2013, tras una larga enfermedad.

“No estoy al tanto del proyecto, pero no me llama la atención que la Iglesia quiera vender el Luna Park. No es una empresa que dé plata, al contrario. Imagino que muchas veces tuvieron que desembolsar dinero para mantener su funcionamiento”, asegura Esteban Livera, último referente de la familia Lectoure en trabajar en el tradicional estadio porteño. 

miércoles, 2 de agosto de 2017

Piden que se incluya en el presupuesto del Puente Paraná - Santa Fé un carril ferroviario

(Rieles.com) - Un proyecto de resolución presentado ante la Cámara de Diputados de Entre Ríos solicita al Ejecutivo que gestione ante el ministerio de Transporte la inclusión en los pliegos licitatorios de la obra del enlace vial Paraná-Santa Fe por razones “de imperativo interés público y de economía de recursos” ya que, fundamentaron, “es necesario admitir una visión política y estratégica de largo plazo que trascienda miradas circunscriptas a la inmediatez de dos ciudades”, supo AIM.
Resultado de imagen para Puente Paraná - Santa Fé
El texto consta de sólo dos artículos -uno es de forma- y pide al Ejecutivo provincial que solicite al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, las acciones necesarias para la inclusión en los pliegos de la obra, con relación al cálculo estructural del proyecto del puente, las cargas correspondientes al paso del ferrocarril por una de las cuatro vías del citado puente.

El diputado radical Alberto Rotman, autor de la iniciativa, en una extensa y detallada fundamentación, sostuvo que la necesidad de la inclusión de la vía ferroviaria responde “a razones de imperativo interés público y de economía de recursos”.

En términos generales, el legislador concordiense planteó la importancia de dotar al proyecto de una visión “política y estratégica de largo plazo”, que abarque una integración más amplia de la Región Centro con el resto del país y países limítrofes.

Por eso propuso que se incluya una vía más para el futuro transito de trenes, previendo en su estructura una adecuada dimensión de vigas y pilotes para soportar el peso de su tránsito, que se agregará al carretero y sugiere, “para no encarecer la obra del enlace vial en trámite” que “sólo en una segunda etapa, cuando la reactivación del Ferrocarril General Urquiza sea realidad merced a una política de transporte de realización imprescindible para la Argentina, deberá ser concretada la obra de los accesos ferroviarios al puente”.

“Ello permite jerarquizar la importancia de una conexión Atlántico-Pacífico a través de nuestro territorio provincial, que facilitaría por vía marítima el transporte de cargas con el resto del mundo. Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba, son beneficiarias de privilegiada situación geográfica, que las coloca en un eje transversal central de articulación del océano Atlántico con el Pacífico, en el cono Sur de América Latina”, señaló Rotman, aunque consideró que para el aprovechamiento de esa situación se requiere de “la profundización de un entramado de comunicaciones terrestres que coordine las viales de corta y media distancia con las ferroviarias (media y larga distancia), facilitando el transporte de personas y cargas por toda la región, el resto del país, países limítrofes, y –como se ha expresado- su conexión por transporte marítimo allende los mares con gran parte del mundo”.

“Dentro de ese marco trascendente -resaltó- debe ser considerada la nueva conexión Paraná-Santa Fe -que la hace necesariamente ferrovial- levantando la mirada por sobre una nueva unión carretera entre dos ciudades, de alcances más cortos”.

Para el ex secretario de Salud, justificó la demanda del cruce ferroviario del río Paraná en el marco de una apuesta a un nuevo proyecto de provincia, dado que, evaluó, “facilitará la ampliación geográfica del comercio de nuestra producción, que podrá trascender al ámbito interprovincial e internacional con una nueva proyección al área del Pacífico (…) porque ya disponemos de la conexión ferroviaria Concordia-Salto (Uruguay) y de allí hacia el puerto ultramarino de Montevideo. Resta la unión, desde Entre Ríos, con Chile y el Pacífico”.

“Es sabido que el Ferrocarril –después del transporte fluvial- ofrece ventajas incuestionables sobre el carretero por abaratamiento de costos, menor polución ambiental y de accidentología vial. Aparece así como factor logístico necesario para facilitar la comercialización de nuestros productos y manufacturas allende los ríos que enmarcan nuestra Provincia por el Este y por el Oeste”, destacó Rotman en otra parte de su argumentación.
Resultado de imagen para Puente Paraná - Santa Fé
Ventajas ambientales y económicas

Por otro lado, el diputado impulsor del proyecto, que cuenta con aval de los colegios de Arquitectos y de Ingenieros de Entre Ríos, mostró cifras comparativas respecto de las ventajas del transporte ferroviario en relación con el carretero.

Uno de los criterios es la necesidad de aportar a la reducción de la contaminación de la naturaleza como consecuencia, entre otros factores, de la quema de combustibles fósiles. “El Ferrocarril es imprescindible para ello porque el desplazamiento ferroviario es menos contaminante que el carretero”, afirmó y señaló que “la eficiencia de cargas del tren en medias y largas distancias -más de 300 kilómetros- frente al camión es notable”.

Entre otras comparaciones, Rotman mencionó que:

– Un tren de pasajeros con diez coches y tres furgones, remolcado por una locomotora de 1.300 HP puede transportar 512 personas, mientras que transportar en colectivo la misma cantidad de pasajeros requiere dieciséis vehículos con motores de alrededor de 260 caballos de fuerza (HP) cada uno, lo que sumado asciende a 4.160 HP. Ello implica la utilización por tales ómnibus de 3,2 veces más de potencia (los 16 motores, respecto de la unidad energética de la locomotora), con mayor gasto de combustible, más emisiones de gases de efecto invernadero con más contaminación ambiental. Todo sumado al mayor gasto de conservación de los caminos que soportan grandes cargas;

– Para el transporte de cargas, un tren con 36 vagones que trasladan 42 toneladas de carga cada uno equivale a 1.500 toneladas transportadas; el mismo volumen demanda la utilización de cincuenta camiones de 30 toneladas cada uno;

Pese a ello, mientras las naciones con gran superficie territorial transportan el grueso de cargas hacia los puertos por ferrocarril (China, 43 %; EEUU, 49 % y Rusia, 96 %), Argentina, después de haber contado con una de las redes ferroviarias más extensas del mundo, descendió a apenas 2,8 por ciento.

Con esos argumentos, y atendiendo también a razones de presupuesto, el legislador advirtió sobre la conveniencia de aprovechar la actual obra para incorporar una vía para el ferrocarril porque encarar después la obra de un puente destinado sólo a este medio de transporte “será una empresa mucho más difícil de materializar por sus elevados costos”.

Fuente: aimdigital

miércoles, 26 de julio de 2017

Chile construye su primer buque rompehielos (II)

Por Carolina Contreras/Diálogo - El Antártica 1 podrá desarrollar ciencia a nivel mundial, dar soporte logístico a bases nacionales e internacionales y realizar labores de búsqueda y rescate.
El astillero Astilleros y Maestranza de la Armada de Chile construirá el buque rompehielos, el Antártica 1, a partir del tercer trimestre de 2017. (Foto: ASMAR de la Armada de Chile).

La industria naval en Latinoamérica tiene un nuevo protagonista. La Armada de Chile construirá su primer buque rompehielos, el Antártica 1. Con una inversión total estimada en US$ 315 millones, el próximo mes de septiembre concluirá el diseño de la ingeniería básica y durante el tercer trimestre del año la empresa Astilleros y Maestranza de la Armada (ASMAR) iniciará la etapa de fabricación en su planta de Talcahuano, ubicada a 505 kilómetros de Santiago.

“Será el primer astillero de América Latina en construir este tipo de unidades, incorporando nueva tecnología y mejores procesos”, dijo a Diálogo Alejandro König, gerente de Construcción Naval de ASMAR Talcahuano. Según el cronograma, el buque polar tendrá una vida útil de 30 años y deberá estar operativo para la temporada de la Campaña Antártica Nacional, de 2022 a 2023.
Resultado de imagen para Chile construye su primer buque rompehielos
El Antártica 1 será un buque con características modernas que permitirá a Chile proyectar su presencia en el continente blanco, para apoyar el desarrollo de ciencia a nivel mundial, dar soporte logístico a las bases nacionales e internacionales y brindar las capacidades necesarias para cumplir con los requerimientos de labores de búsqueda y rescate. “La ciencia que se realiza en la península antártica seguirá consolidándose”, dijo a Diálogo José Retamales, director del Instituto Antártico Chileno (INACh). “Se podrán realizar estudios de oceanografía física, química y biología, con espacios dedicados para el uso específico de los científicos”, agregó.

Génesis del proyecto

El proyecto Antártica 1 surgió en 2011, cuando ya era evidente que el buque rompehielos AP-46 Almirante Óscar Viel terminaba su ciclo de vida y era necesario pensar en su reemplazo. La Dirección de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada y el departamento de Proyectos de Construcción Naval de ASMAR recogieron de manera conjunta los requerimientos de las diferentes entidades protagonistas del trabajo antártico nacional: el INACh, el Ejército, la Fuerza Aérea y, en especial, la Armada de Chile.

La ceremonia simbólica de corte de plancha tuvo lugar el 9 de mayo, en las instalaciones de ASMAR Talcahuano, para marcar el inicio oficial del proyecto. “Va a situar al país a la vanguardia de la protección y proyección al continente antártico y su área circundante”, dijo la presidente de Chile Michelle Bachelet en el acto solemne, donde estuvo acompañada por el Almirante Enrique Larragaña, comandante en jefe de la Armada de Chile, y el ministro de Defensa José Antonio Gómez.
Resultado de imagen para Chile construye su primer buque rompehielos
Capacidades técnicas y operativas

El Antártica 1 será un rompehielos de clase Ice Class (PC5), cuya ingeniería básica está en manos de la empresa canadiense Vard Marine. Tendrá 111 metros de eslora, 21 metros de manga y siete metros de calado. Podrá navegar a una velocidad constante de dos nudos en hielos de hasta un metro de espesor, cubierto con 30 centímetros de nieve. En condiciones normales de clima tendrá una velocidad máxima de 15 nudos.

La presidenta de Chile Michelle Bachelet, junto a altos mando de la Armada de Chile y autoridades civiles, encabezó la ceremonia del corte de plancha simbólico que oficializó la construcción del Antártica 1, el 9 de mayo. (Foto: ASMAR de la Armada de Chile).

Gracias a su casco podrá operar en ambientes de extremo frío, a menos 30 grados Celsius. Tendrá además una autonomía de 60 días sin reabastecerse, con una capacidad para 120 personas y podrá operar 250 días al año, a diferencia del AP-46 Almirante Óscar Viel, que sólo puede hacerlo durante los meses de verano.

En la actualidad, Chile cuenta con cuatro instalaciones que operan todo el año en ese continente, más ocho bases de verano y siete refugios repartidos por el archipiélago de las islas Shetland del Sur y la península antártica. Tanto las bases chilenas como las de otros países tendrán el apoyo logístico del nuevo buque. Para ello, el Antártica 1 contará con la capacidad para transportar hasta 910 metros cúbicos de carga y 400 metros cúbicos de combustible.

Además, tendrá una cubierta de vuelo y un hangar para dos helicópteros de transporte. También dispondrá de grúas de carga, cabrestantes y pescantes, mientras que en la popa podrán montarse equipos científicos de diez toneladas más un brazo mecánico de diez metros.

“El Antártica 1 tendrá mayores capacidades para apoyar el desarrollo de ciencia de alto nivel a bordo, lo que permitirá romper la estacionalidad del trabajo científico, acceder a datos en tiempo real y analizar los resultados obtenidos durante la navegación”, destacó Retamales. “Contará con modernos equipos hidro-acústicos, tales como ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión. Estará además provisto de laboratorios microbiológicos, macrobiológicos y químicos; y de medios para la recolección, almacenamiento y conservación de muestras del mar y del fondo marino, con la capacidad de modernas y amplias cámaras frigoríficas” agregó.

“También estará preparado para desarrollar labores de búsqueda y rescate ante eventuales siniestros marítimos, aéreos o terrestres en el continente antártico, con el apoyo de helicópteros embarcados, botes de rescate, y una enfermería con capacidades quirúrgicas”, dijo König. “Responderá con altos estándares de seguridad para resguardar la vida humana en el mar como establece el Código Polar, así como también velará por las normas medioambientales referidas al tratamiento de aguas, emisiones de gases y tratamiento de residuos”.

Aporte regional

La planta de ASMAR Talcahuano, la misma destruida por el terremoto de febrero de 2010, está remodelada por completo para sacar adelante el mayor desafío de construcción de la Armada chilena. Las capacidades de los procesos productivos de la planta fueron ampliadas y mejoradas, al igual que fue actualizada la capacitación y entrenamiento del personal.

Construir una embarcación de esta envergadura significará un beneficio para la zona donde se ubica ASMAR, ya que más de un tercio del proyecto será realizado con mano de obra local, para generar 480 puestos de trabajo durante los próximos cinco años. Cuando el Antártica 1 esté listo, está previsto a ser la llave que abra el interés internacional para fabricar navíos de esta envergadura y mayores. “El hecho de modernizar nuestras capacidades técnicas y productivas nos mantendrá a la vanguardia en la construcción naval”, finalizó König.

lunes, 24 de julio de 2017

El Carem480, la CNEA estudia una central nuclear cuatro veces más potente

(Telam) - La concreción del reactor Carem25, que podría estar funcionando en 2020 en la localidad bonaerense de Lima, es parte del camino hacia una central nuclear modular con una potencia cuatro veces mayor, el denominado proyecto Carem480, en cuyo diseño trabaja la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).
Resultado de imagen para Carem 480
La CNEA "viene trabajando en el diseño conceptual de una central con cuatro de estos módulos de 120 Megawats de electricidad (Mwe), es decir que sería una central nuclear de 480 Mwe", lo que se considera una central razonablemente grande y mayor, por ejemplo, a Atucha I, dijo a Télam una fuente del organismo en momentos en que se retoma la construcción del edificio para el Carem25.

En ese sentido, señaló que "esta proyección aún está en una etapa muy conceptual, ya que se necesita el prototipo para terminar de calificar los sistemas y otros componentes, pero se va avanzando en el diseño del -por ahora- llamado Carem480".

Esta idea de una central modular tiene varias ventajas, explicó la fuente al señalar que compartir instalaciones, algunos equipos y varios servicios permitirá bajar costos como por ejemplo la utilización de una pileta de combustibles cada dos reactores o una única sala de control.

jueves, 20 de julio de 2017

Argentina avanza en estudios para construir tres nuevas centrales hidroeléctricas a mediano plazo

(iProfesional.com) - El Ministerio de Energía y Minería avanzó en el asesoramiento a Corrientes y Mendoza para el desarrollo de los proyectos, mientras continúa el análisis de otros cuatro futuros aprovechamientos, en el marco del Programa de Estudios del Sector Eléctrico.

El Gobierno, a través del Ministerio de Energía y Minería, está trabajando junto a las provincias de Corrientes y Mendoza en el desarrollo de nuevos proyectos para la generación, que incluyen la construcción de plantas hidroeléctricas.

La asesoría para la gestión de proyectos hidroeléctricos abarca dos iniciativas programadas en Mendoza (Los Blancos, sobre el río Tunuyán, con una potencia prevista de 443 MW; y Portezuelo del Viento, sobre el río Grande, de 210 MW).

El tercer proyecto se proyecta sobre el río Paraná, 100 kilómetros aguas abajo de la Central Hidroeléctrica Yacyretá, y también es una iniciativa de carácter binacional denominado Itatí-Itá Corá, en Corrientes, que se planea construir en conjunto con Paraguay y cuya potencia planificada es de 2.000 MW. "Los trabajos se desarrollan a través de la empresa estatal Ebisa (Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A.)", señalaron fuentes de la cartera. Para Ana Cuá se prevé una inversión de 600 millones de dólares y plazo de ejecución de entre 3 y 4 años. 

En el caso de Los Blancos -obra que se había preadjudicado en 2012 pero que no se concretó ante las dificultades de financiación- por pedido de la provincia, Ebisa realiza una revisión crítica en la que se buscan subsanar debilidades del proyecto antes de su relanzamiento más adelante.

El mismo procedimiento técnico se aplica en Portezuelo del Viento y se espera consolidar el proyecto ejecutivo bajo la supervisión de la compañía estatal, mientras el gobierno mendocino se encargará luego de realizar los estudios ambientales, hasta ahora inexistentes.

Por otra parte, Ebisa (que depende orgánicamente del Ministerio de Energía y Minería) asesora a la Comisión Mixta Argentino-Paraguaya del Río Paraná, dada la posibilidad de plantear un nuevo aprovechamiento frente a la provincia de Corrientes. "Estamos empezando a efectuar los estudios básicos de corte ambiental, porque antes de proyectar tenemos que ver las condiciones y los límites de cada área", dijeron voceros de la empresa Ebisa. "Este proyecto -agregaron los funcionarios- favorecería la navegación y el turismo, además de recuperar tierras del lado paraguayo para la producción".

También a través de Ebisa se supervisan los estudios sobre un conjunto de proyectos hidroeléctricos que empezaron en gestiones anteriores, a través de una unidad ejecutora que funciona con fondos de un crédito que otorgó la CAF, el Banco de Desarrollo Latinoamericano.

Próximamente se prevé, en ese marco, completar los estudios de dos aprovechamientos en Mendoza: El Baqueano (sobre el río Diamante, de 190 MW) y Cordón de Plata (sobre el río Mendoza, de 1.125 MW). En este último caso se hicieron modificaciones al proyecto original, dada su complejidad: incluye obras en 5 escalones y túneles de 80 kilómetros.

La idea es concluir el estudio de una primera etapa, y continuar con los estudios de manera progresiva en la medida en que se logre financiación.

Ebisa también lleva adelante los análisis de factibilidad de dos futuras obras hidroeléctricas en el río Neuquén Medio, aguas arribas de Chihuido, que proporcionarían unos 1.170 MW de potencia instalada. Otra serie de aprovechamientos menores en el río Alto Neuquén, aguas arriba de Andacollo, podrían instalar unos 300 MW, según los trabajos de consultoría que supervisa la compañía estatal.

Buscan levantar cautelar para destrabar créditos chinos por u$s 20.000 millones (III)

Buscan levantar cautelar para destrabar créditos chinos por u$s 20.000 millonesPor  DAVID CAYÓN - Cronista.com
Se realiza hoy la audiencia pública por las represas en Santa Cruz, tras las cuales el Gobierno activará las conversaciones para el financiamiento de obras.

El Gobierno nacional confía en que el desarrollo de la audiencia pública que se realizará hoy en el Congreso para debatir la factibilidad ambiental de la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en Santa Cruz, será la previa al levantamiento de la medida cautelar dispuesta por la Corte Suprema y podrán comenzar con las obras.

El freno en el complejo santacruceño generó malestar en las autoridades chinas que ya aportaron u$s 800 millones sobre un total de u$s 4730 millones y aún no observan resultados ni avances en la construcción. Esto significó que las autoridades asiáticas que se lo hicieron saber a Macri en la gira de mayo pasado dejaron en stand by la posibilidad de aprobar créditos por más de u$s 20.000 millones para obras de infraestructura. Aunque lo único que se logró destrabar fue el acuerdo por u$s 12.500 millones para la construcción de las dos centrales nucleares, la intención de la administración nacional es ahora avanzar en los avales necesarios para poder acceder a líneas de financiamiento para grandes obras de infraestructura.

Entre los proyectos que están a la espera de fondos asiáticos está las hidroeléctricas multipropósitos El Tambolar en San Juan por u$s 900 millones, Potrero del Clavillo en Tucumán y Catamarca por u$s 1100 millones, Portezuelo del viento por u$s 800 millones y Los Blancos u$s 1400 millones en Mendoza.

En transporte se buscan fondos para la rehabilitación de los sistemas ferroviarios de la línea San Martín, Roca, Mitre en el caso de pasajeros y Urquiza y Belgrano para la carga.

A esto se le suman proyectos de inversión y financiamiento en lo que se refiere al reequipamiento del Belgrano Cargas, el San Martín Cargas. Otros u$s 1000 millones para acueductos en cuenca del río Salado, en Buenos Aires y zonas de riego en Chubut; el polo energético en Zárate con las centrales eléctricas alimentadas por gas CCPP y 15.000 viviendas sociales.

En lo que se refiere a las concreción de energías alternativas se espera lograr financiamiento por u$s 200 millones para la ampliación del Parque eólico Cerro Arauco en La Rioja y otros u$s 400 millones para la estación fotovoltaica Caucharí en Jujuy.

Los bancos alemanes comienzan a financiar infraestructura local

Los bancos alemanes comienzan a financiar infraestructura localPor  DAVID CAYON - Cronista.com
El consorcio ganador de la obra de la hidroeléctrica multipropósito Chihuido sentía que el tiempo se acababa. La financiación rusa ya se había caído y la posibilidad de obtener fondos chinos antes de fin de mes, plazo que le impuso el gobierno nacional para ofrecer una nueva propuesta de financiamiento estaba llegando a su fin. Sin embargo, llegó una posible salvación.

Ayer entraron en los despachos oficiales las cartas de intención de dos bancos alemanes y uno español para otorgar financiamiento por alrededor de u$s 3000 millones para la obra de la presa multipropósito ubicada sobre el río Neuquén adjudicada en 2014 y que se calcula que tendrá un valor estimado de u$s 2200 millones.

Según confirmaron fuentes del consorcio conformado por Helport, Panedile, Chediack, Eleprint e Hidroeléctrica Ameghino y la española Isolux Ingeniería, la documentación ya se encuentra en el despacho del titular de la subsecretaría de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua.

Esto no sólo significa la posibilidad de darle viabilidad a la presa multipropósito, sino que implica romper con la "chinodependencia" a la hora de financiar obras de infraestructura y, además, el primer resultado palpable de las visitas de Angela Merkel en la Argentina.
Resultado de imagen para Chihuido
Los bancos que estarían presentando interés son el Bayern LB, Ing Banck y un tercera entidad financiera española. A estos se le suma Euler Hermes, la entidad que genera las garantías crediticias para proyectos de empresas alemanas en el exterior.

En la propuesta presentada las entidades europeas establecen un modelo de repago de 15-18 años y una tasa de 6% en dólares y un poco menor si se toma en euros.

"El banco alemán sería el encargado de financiar la turbina que representan entre el 20% y el 25% del total del monto de la obra y que serán construidas por la compañía germana Voith, mientras que las otras entidades financieras, la infraestructura", detalló una fuente del consorcio.

"Aún nos resta saber qué tipo de garantía de cumplimiento de contrato están requiriendo las empresas alemanas, porque este es un proyecto llave en mano que empieza a recuperar la inversión con la generación de la energía, por lo que no se pueden tener dudas de la concreción del proyecto", detalló.

Respecto de este punto, una de las posibilidades es que la española Isolux deje su lugar en el consorcio. La empresa ibérica está con muchos problemas desde el punto de vista financiero desde que se declaró en concurso de acreedores en España y, además, está suspendida en el Registro de Obras Públicas de la Argentina, lo que podría generar una dificultad a la hora de rubricar el financiamiento.

Represas condicionan otro proyecto clave de Macri

Por Florencia Arbeleche - Ambito.com
ARRANCAN HOY EN EL CONGRESO LAS AUDIENCIAS POR IMPACTO AMBIENTAL - De acuerdo con los términos del contrato suscripto con China, si no avanzan las obras de las hidroeléctricas Kirchner y Cepernic, tampoco habrá financiamiento para el Belgrano Cargas.


Torniquete. Este diario anticipó, en abril de 2016, los términos de la carta que China giró recordando las condiciones del préstamo.
Torniquete. Este diario anticipó, en abril de 2016, los términos de la carta que China giró recordando las condiciones del préstamo.
El Gobierno espera retomar, cuanto antes, las obras de las represas patagónicas Néstor Kirchner y Carlos Cepernic, tras la audiencia pública que arranca hoy en el Congreso para debatir la factibilidad ambiental de los proyectos, tal como lo ordenó la Corte Suprema de Justicia.

El apuro tiene una explicación: si las obras no arrancan en el corto plazo, no sólo caerá el financiamiento del China Development Bank Corporation acordado en 2012 por Cristina de Kichner por u$s4.714 millones para las represas, sino que están en riesgo otros u$s2.099 millones para el proyecto del Belgrano Cargas, cuya puesta en marcha constituye uno de los emblemas de campaña del macrismo.

Ese torniquete surge de las condiciones interpuestas por China en el contrato original. Tal como reveló en exclusiva este diario hace más de un año, recién llegado al Ministerio de Economía, el exministro Alfonso Prat Gay se topó con una carta de los abogados orientales recordándole a la nueva administración los términos de los préstamos. 

La nota era clara: "Los proyectos para las represas Kirchner-Cepernic y el proyecto Belgrano (Belgrano Cargas), son proyectos mayores promovidos por el Partido (Comunista Chino) en un mismo período de tiempo político para Argentina y cada uno de los acuerdos de facilidades de pago de las represas junto con las del Belgrano contienen cláusulas de cross default", le dicen allí los chinos al Ministerio de Economía.

Esas cláusulas implican, por ejemplo, que si el proyecto Kirchner-Cepernic cae en default por encima de los u$s25 millones, se cae en cross default también el financiamiento del Belgrano Cargas. 

La misiva china reforzó el condicionamiento y sumó vértigo a la primera etapa de la administración de Macri y perfiló un "terreno minado" que coronó con la decisión de la Corte, en diciembre pasado, de frenar las obras y exigir que se cumpla con los estudios de impacto ambiental para garantizar la protección de los glaciares.

En el medio, el senador Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur) y el abogado Enrique Viale interpusieron una denuncia, en este caso dirigida al seno del Gobierno, contra el subsecretario de Energía Hidroeléctrica, Jorge Marcolini, por presunta incompatibilidad de sus funciones en el proceso de factibilidad, que fue desmentido por la cartera de Juan José Aranguren.

Una vez que finalice la audiencia ambiental que se inicia hoy y que por la cantidad de inscriptos podría extenderse hasta mañana, comisiones especializadas de Diputados y del Senado emitirán un informe en un plazo no mayor a los 30 días -tal como precisa la ley de Obras Hídricas- y, con ello, las autoridades nacionales solicitarán a la Justicia que le permita iniciar los trabajos suspendidos desde diciembre.

Aunque las exposiciones no son vinculantes, si hubiera algún factor ecológico que no pueda ser soslayado se revisará la factibilidad de las obras.

Enesa batalla se anotan por, por caso, organizaciones ecologistas como el Banco de Bosques, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Vida Silvestre, Aves Argentinas, y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia.

Los argumentos de los detractores sugieren por ejemplo que el impulso de estas represas para enfrentar el déficit energético del país "no sólo altera el flujo del río Santa Cruz, inundando miles de hectáreas de suelo y afectando el paisaje, sino también la generación de potencia alejada de los centros de consumo, concentradas e ineficiente desde el punto de vista de oferta y la inversión económica".

Las entidades ambientalistas propondrán al Gobierno, además, que se destine el mismo monto de inversión a "un mix variado de energías renovables, amigables con el medio ambiente, con fuentes diversificadas" como eólica, solar o biogas, entre otras.

"Argentina cuenta con uno de los recursos eólicos más ricos del planeta", sostienen los activistas y especialistas que participarán de las audiencias.

Sin embargo, tanto desde el Ministerio de Energía como desde el de Medio Ambiente afirmaron que la obra que pretenden iniciar "no tiene casi nada que ver con la proyectada inicialmente". Se achicó el tamaño de los embalses, tendrá una cota de un metro menor, habrá menos uso de maquinarias y, en las las represas, se pasó de once a ocho turbinas, en una de ellas, y en la otra, a sólo tres.

De acuerdo con el plan de trabajo, las represas deberían estar terminadas en 86 meses, empleando a alrededor de cinco mil trabajadores de Santa Cruz. De sortear el obstáculo judicial con éxito, las obras podrían arrancar en septiembre, dos meses antes de las elecciones generales.

martes, 18 de julio de 2017

Las represas de Santa Cruz no arrancaron, pero ya se pagaron US$ 100 millones

Por Lucia Salinas - Clarin.com
Es por gastos de personal y obras secundarias que el Estado le reconoció a la firma contratista, conformada por la nacional Electroingeniería y la china Gezhouba.

Esta semana será la audiencia pública que exigió la Corte Suprema de Justicia, para habilitar la construcción de las represas "Néstor Kirchner" y "Jorge Cepernic". El complejo hidroeléctrico en manos de Electroingeniería y la china Gezhouba, no arrancó en su fase principal, pero ya demandó desembolsos por 100 millones de dólares ente salarios del personal de la UTE, los gastos "improductivos" que reconoció el ministerio de Energía al consorcio, y las obras secundarias que se iniciaron.
Las represas de Santa Cruz no arrancaron, pero ya se pagaron US$ 100 millones
El río Santa Cruz, donde se levantarán las represas. Foto: Fernando de la Orden.

Es una de las obras heredades por el kirchnerismo que más avances y retrocesos tuvo durante la gestión del actual Gobierno. Al inicio, cuando Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada, señaló que no iba a retomar el proyecto. Pero en un giro radical, meses después, con modificaciones a la obra propuesta e impulsada por Cristina Kirchner, el Gobierno decidió avanzar con la obra considerándola necesaria para la autonomía energética del país. Este año, previo al viaje del presidente a China, Energía y Medio Ambiente habían asegurado que todo estaba cerrado para que el gigante asiático firme el financiamiento y se reactive la obra. Esto no fue así, y por el contrario prácticamente peligró el complejo hidroeléctrico santacruceño.

Los ministerios de Medio Ambiente y de Energía firmaron la documentación correspondiente para que el Congreso comience con el armado y llamada a una audiencia pública, para discutir sobre las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic que se levantarán sobre el río Santa Cruz. Ambas carteras dieron la factibilidad para la realización del complejo hidroeléctrico después de que se presentaron los "Estudios de Impacto Ambiental". La obra podría iniciar en septiembre con modificaciones a su proyecto original. La audiencia será este jueves.

​En el medio del debate ambiental, la cuestionada obra ya exigió sumas millonarias de fondos sin haber comenzado la obra principal. Tras la decisión del Gobierno de impulsar la obra, la Corte Suprema puso el primer límite: sólo se podrían realizar tareas secundarias en las villas donde se instalarán los trabajadores, pero la obra primaria.
Las represas de Santa Cruz no arrancaron, pero ya se pagaron US$ 100 millones
Las villas de las Represas Cepernic y Kirchner (Foto Represas Patagónicas)

Durante estos meses, Electroingeniería presentó ante el ministerio de Energía los reclamos correspondientes a los "Gastos improductivos" por no haber iniciado la obra y las erogaciones que igual corren correspondientes al personal. Los pagos por este ítem y desembolsos para las tareas secundarias ya exigieron unos 100 millones de dólares, según confirmaron a Clarín.

Según confirmaron a Clarín fuentes oficiales, se estima que a mediados de julio se realice el llamado para la audiencia pública y en septiembre, una vez transcurrida la veda invernal en Santa Cruz, se retomarán las obras principales de las represas hidroeléctricas a cargo del consorcio constituido por Electroingeniería y Gezhouba.

Los reclamos al Estado por parte del consorcio a cargo de la obra, fueron para "lograr mantener la estructura de trabajo", señalaron a Clarín. En el momento de pleno desarrollo de la obra se prometieron 5.000 puestos de trabajo. Ahora, en el predio se estima que hay unos 300 trabajadores.
Las represas de Santa Cruz no arrancaron, pero ya se pagaron US$ 100 millones
Vista del glaciar Perito Moreno, uno de los puntos que más discuten las organizaciones ambientalistas. Foto Archivo.

Además, en el Banco Central aún hay 300 millones de dólares que envió China durante el Gobierno de Cristina Kirchner, para la obra, que aún no fueron aplicados por los diferentes estudios y análisis a los que se sometió el proyecto original, al que se le realizaron importantes modificaciones.

Para que la obra se reactive, el Gobierno tuvo que realizar algunas modificaciones técnicas al proyecto original que licitó y adjudicó el extinto ministerio de Planificación Federal que dirigió durante doce años, Julio De Vido. Con un ahorro de 1.300 millones de dólares, la obra de 1.740 MW, se convirtió en un complejo de 1.290 MW. Para ello, se redujo la cantidad de turbinas de cada represa: la conocida como Néstor Kirchner tendrá cinco en vez de seis, y la represa Jorge Cepernic, bajó de cinco a tres. Esta nueva redistribución de la energía se complementará con una línea de alta tensión de 500 Kv.

El próximo paso, tras la audiencia pública de este jueves, será que la Corte Suprema levante la prohibición dictaminada para la realización de la obra y así, las empresas podrán iniciar las tareas principales en Santa Cruz.
Las represas de Santa Cruz no arrancaron, pero ya se pagaron US$ 100 millones
Las estancias donde se levantarán las represas de Santa Cruz. Fotos: Fernando de la Orden.

Detalles de las represas

La obra tiene un presupuesto de 4.700 millones de dólares que incluyen en el compromiso con China, 11.000 millones de dólares del swap con China, como "un mecanismo de contingencia para resguardar las inversiones en el país". Fueron los dólares que le sirvieron al Gobierno de Cristina Kirchner para fortalecer reservas, en medio del cepo cambiario.

"Era necesaria una revisión integral de diversos aspectos el proyecto con el fin de garantizar la viabilidad técnica, ambiental, económica, financiera y operativa de las obras, y verificar que los ajustes anteriores resulten consistentes con una gestión ambiental sustentable conforme a la norma legal vigente, durante la construcción y el período de operación y mantenimiento de las obras", detallaron fuentes oficiales al evaluar la factibilidad de la obra.

La obra promete 5.000 puestos de trabajo durante los años de ejecución del proyecto, que serían cinco en total. Es uno de los pedidos recurrentes de la gobernadora Alicia Kirchner para garantizar puestos de trabajo en una provincia paralizada y rodeada de conflictos. La obra promete además, regalías energética a Santa Cruz una vez que esté en funcionamiento.

viernes, 14 de julio de 2017

El grupo Techint construirá el reactor nuclear Carem de Zárate (II)

(Rio Negro) - La CNEA le quitó la segunda etapa de la obra a la estatal NASA. Desde la Subsecretaría de Energía Atómica defendieron la decisión y aseguraron que no quedará personal sin tareas.

Resultado de imagen para grupo Techint construirá el reactor nuclear Carem
La compañía insignia del empresario Paolo Rocca, Techint, resultó adjudicataria de la construcción de la segunda etapa del reactor nuclear de baja potencia denominado Carem 25 que se instalará en el partido de Zárate. La decisión, que implicará la desvinculación de Nucleoeléctrica Argentina (NASA) de las obras civiles, derivó en un reclamo del gremio de la constricción Uocra por los puestos de empleo.

“NASA funcionaba como contratista de obra, algo medio delirante. Cuando se hizo Atucha II se había creado una especie de empresa constructora dentro de NASA, con unos 800 empleados propios, más otros que llegaban vía contratistas. Después se siguieron renovando contratos, que llegaron a su fin”, dijo el subsecretario de Energía Atómica, Julián Gadano a “Río Negro Energía”.

La primera etapa de la obra, un reactor nuclear de baja potencia (25 MW) que se utilizará para generar energía, estuvo a cargo de la Unidad de Gestión Atucha II de NASA, pero la continuidad ahora será de Techint, que en un plazo de 25 meses debe entregar la obra.

Se trata de la construcción del edificio que contendrá al primer reactor de estas características en el país. Carem (siglas de Central Argentina de Elementos Modulares) es un tipo de central nuclear de baja potencia con múltiples usos, pero que en suelo nacional generará electricidad.

Con la adjudicación, vía la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), NASA dejará de trabajar con 11 subcontratistas lo que desató un conflicto el gremio de la construcción. Gadano explicó que Techint va a absorber parte de la mano de obra.

“Antes se sobre empleaba. Se empleaban unos 600 operarios y Techint va a absorber la mitad. A su vez, estamos iniciando el montaje de la obra no civil, que va a hacer otra empresa que puede absorber entre 100 y 150 personas más”, finalizó.

En números - u$s 70 millones - es la inversión destinada para terminar la segunda instancia de la central de baja potencia que se levanta en Zárate.

lunes, 10 de julio de 2017

La revisión de las hidroeléctricas permitió ahorrar us$ 1.500 millones

Resultado de imagen para La revisión de las hidroeléctricas permitió ahorrar us$ 1.500 millones
(Telam) - El ajuste del proyecto ejecutivo permitió además "una definición mucho más precisa de las estructuras y sus fundaciones”, y con ello "la eliminación de una gran cantidad de incertidumbres, originadas en el proyecto licitatorio". 



La revisión de los aspectos técnicos, ambientales, económicos, financieros y operativos de las dos centrales hidroeléctricas que se construirán en la provincia de Santa Cruz permitió reducir los costos en casi US$ 1.500 millones, reveló un documento que el Ministerio de Energía y Minería aportará a la audiencia pública programada para evaluar el estudio de impacto ambiental, el 20 de julio próximo, en el Senado nacional.

El texto, al que tuvo acceso Télam, puntualiza que "luego de su rediseño, el costo total del proyecto es de US$ 4.524 millones". Entre los principales cambios introducidos a los proyectos se destaca la disminución del número de unidades generadoras (de 6 a 5 en la central Néstor Kirchner y de 5 a 3 en la Jorge Cepernic).

domingo, 9 de julio de 2017

Se pone en marcha la obra más importante del gobierno de Macri

LPO - Serán 40 kilómetros de túneles para darle cloacas a 5 millones de habitantes. Se inaugura el viernes.
Frigerio y Bereciartua hablan con buzos que trabajan en la tuneladora de la nueva planta de Dock Sur.
Frigerio y Bereciartua hablan con buzos que trabajan en la tuneladora de la nueva planta de Dock 

El próximo viernes se pondrá en marcha el proyecto más importante del gobierno de Mauricio Macri. Se lo empezó a conocer como "Colector Margen Izquierda" y se trata de una megaobra de 40 kilómetros de túneles, más un emisor submarino de 12 kilómetros y una planta de tratamiento de agua de última generación, que permitirá darle cloacas a 5 millones de personas del área metropolitana.

Las autoridades trabajan para inaugurar la operación de la mega tuneladora en Dock Sud este viernes con la presencia del presidente Macri, pero todavía no está totalmente cerrada, anticiparon a LPO fuentes oficiales.

Con un presupuesto de 1.200 millones de dólares financiado en conjunto por el Estado nacional y el Banco Mundial, en el gobierno de Macri se jactan de que se trata de la inversión en infraestructura más grande de ese organismo en la Argentina.

Como explicaron a LPO, estas obras se enmarcan en un plan ambicioso que incluye como objetivo central que el 100 por ciento de los argentinos tenga agua potable y cloacas. Lo llevan adelante AYSA y la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación que dirige Pablo Bereciartua, uno de los cuadros técnicos que Macri repatrió del exterior -genio de las matemáticas, realizaba un programa en Yale-, agradecido por su trabajo durante los primeros años de su gestión en la Ciudad.

La continuidad de esta obra fue conversada en su momento entre el ministro Rogelio Frigerio -superior de Bereciartua- y Macri, que le dio luz verde para que tenga prioridad total y siga en manos de AySA.
Frigerio y Bereciartua hablan con buzos que trabajan en la tuneladora de la nueva planta de Dock Sur.
El plan implica hacer 40 kilómetros de túneles y tiene tres obras fundamentales. Primero, en Dock Sud, hay un pozo de 40 metros de profundidad en el que se excavará un conducto de 12 kilómetros bajo el Río de la Plata, pasando por debajo de los canales de navegación. A través de él, se busca adentrar en el río los efluentes cloacales tratados de la Ciudad y parte del GBA. Esa será una de las piezas clave del Sistema Riachuelo y se realizará con la tuneladora más grande que hasta ahora haya operado en el país. 

Las obras permitirán darles cloacas a más de 5 millones de personas y evitar que los desechos lleguen al Riachuelo a través de pluviales y arroyos.

En paralelo, se construye una planta de tratamiento de desechos -su ejecución forma parte de un segundo contrato y arrancó en junio de 2016- en la que desembocará el conducto. El objetivo es disminuir la contaminación del Riachuelo, para lograr -a largo plazo- su saneamiento definitivo. La descarga de aguas servidas sin tratamientos implica el 98 por ciento de la contaminación de los ríos Reconquista y Riachuelo. Así de importante es la obra.

En tercer lugar está la nueva cloaca de 11 kilómetros que es, en rigor, el Colector Margen Izquierdo (CMI), nombre con el que se empezó a dar a conocer la totalidad del proyecto. Las obras permitirán darles cloacas a más de 5 millones de personas -un avance importante en la ambiciosa meta de Macri de llegar al 100 por ciento de cloacas como tiene Chile- y evitar que los desechos lleguen al Riachuelo a través de pluviales y arroyos. 

Los funcionarios repiten que se trata de la megaobra de saneamiento más grande del mundo que se realiza en este momento. Cobra importancia crucial por el problema de contaminación del Riachuelo, que ningún gobierno pudo resolver. En el país, apenas un 20 por cientod e las aguas servidas son tratadas, mientras que en Chile se porcentaje alcanza el 85 por ciento y en Uruguay el 60 por ciento. 

El plan no arrancó durante la gestión de Cambiemos: empezó con el gobierno de Cristina Kirchner y Macri lo tomó como propio. Lo empezó a poner en marcha en 2016, ya que la ex presidenta demoró el inicio de la obra que debería concluir en el 2022. La posibilidad de que se continúe el plan pese al distinto signo partidario, da cuenta de que en la política sobre el agua existe un consenso entre las distintas fuerzas, a diferencia de otros casos como, por ejemplo, las represas de Santa Cruz que Macri terminó aceptando por imposición de China. 

Los impulsores de la obra recuerdan que es el primer sistema cloacal que se construye desde 1946. Argentina, tras la epidemia de la fiebre amarilla durante la presidencia de Sarmiento, contrató a un ingeniero inglés que hizo todo el sistema de cloacas y saneamiento de Buenos Aires. La ciudad tenía en ese entonces el sistema de saneamiento más moderno del mundo, con una cobertura total.

Desde entonces hasta ahora, vino el atraso. La comparación es abismal con países como Chile que tiene el 100 por ciento de cloacas y agua potable, mientras que al inicio de la presidencia de Eduardo Frei estaba peor que la Argentina. Hoy, el país está en un 46 por ciento de población con cloacas y hay un 10 por ciento de la población que no tiene acceso al agua potable.

Calculan que en 15 años, la Argentina estará en un 75 por ciento de cloacas. Por eso, el objetivo del Gobierno trasciende el mandato de Macri y la idea es que siga, como política de Estado. Pero la inversión necesaria es descomunal.

viernes, 7 de julio de 2017

Corredor del Sur: la versión ferroviaria del Canal de Panamá

Por Ana Belén Ehuletche - LA NACION
La iniciativa conecta 51 localidades entre Bahía Blanca (Argentina) y Talcahuano (Chile), con zonas francas en cada extremo, une el Atlántico con el Pacífico; se requiere una inversión de US$ 1000 millones

La ruta lógica que conecta 51 localidades entre Bahía Blanca (Argentina) y Talcahuano (Chile), con zonas francas en cada extremo, es la iniciativa para conectar el Atlántico con el Pacífico, con mayor aceptación a nivel internacional. El potencial comercial para el Eje del Sur es comparable al del Canal de Panamá, y sólo resta completar 20 por ciento del tendido ferroviario.

"Se trata de dar un nuevo impulso al tren trasandino del sur; esa línea férrea existe pero faltan aproximadamente 300 km y se calcula una inversión de 1000 millones de dólares para concretar un proyecto de enorme importancia estratégica", señaló el embajador de Chile en la Argentina, José Antonio Viera Gallo, al cierre de un Seminario que se realizó en la sede de la representación diplomática en Buenos Aires.

Tras destacar las ventajas del ferrocarril sobre el transporte carretero -"permite transportar mucha más cantidad de carga de manera más sustentable"-, aclaró que actualmente sólo existe conexión férrea de carga al norte, entre Salta y Antofagasta.

En el encuentro "Corredor Ferroviario Binacional" destinado a reflotar un proyecto centenario que promete beneficio para la producción del sur del continente, participaron los diputados provinciales neuquinos Carolina Rambeaud (PRO) y Alejandro Vidal (UCR), además de funcionarios y empresarios de ambos países. Además, se destacó la presencia de representantes de los gobiernos de China y Japón, vitales a la hora de buscar financiamiento.

La inversión se destinaría a la construcción de 276 kilómetros de vías férreas para complementar el trazado de 1300 kilómetros finales: 86 en la Argentina y 190 entre Lonquimay y Púa, en Chile.

El corredor bioceánico impulsaría el desarrollo de la Región Patagónica al vincular el puerto de Bahía Blanca, sobre el Atlántico, y el de Talcahuano, sobre el Pacífico, con centro en la provincia de Neuquén, un punto estratégico donde se planifica establecer un nodo logístico. "El puerto de Buenos Aires está saturado y obliga a buscar otros horizontes, pero no será la primera vez que desde el interior se despierta interés en las autoridades nacionales para generar la posibilidad de desarrollo concreto para la macro región de la Patagonia Norte", dijo Rolando Figueroa, vicegobernador de Neuquén.

En tanto el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, aseguró que "hay un fuerte compromiso del Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, instruido por el presidente Mauricio Macri, de potenciar con inversiones concretas el ramal ferroviario Bahía Blanca-Neuquén". Además contó que por ese ramal empiezan a fluir las arenas para fracking de Vaca Muerta: "Aspiramos a que sea un ida y vuelta ya que si se reactiva el proyecto de potasio del río Colorado permitirá sacar esa materia desde el sur de Mendoza hacia Brasil, por Bahía Blanca", aseguró.

Descentralizar el comercio

Uno de los problemas que comparten la Argentina y Chile, según opinó Gay, es el "centralismo" tanto de Buenos Aires como de Santiago de Chile, por eso consideró que esta iniciativa "es una oportunidad única para ambos países de tener un volumen de transporte y comercialización de alto nivel, sostenida en el tiempo, sin pasar por las ciudades capitales".

Además contó que desde el municipio bahiense se trabaja para potenciar el "enorme futuro del puerto de aguas profundas por excelencia de la Argentina". Hoy los buques salen con 50 pies de calado y gran parte de las exportaciones, de granos principalmente, provenientes de los puertos del Gran Rosario, se exportan hacia China desde Bahía Blanca.
"Queda muy poca inversión por realizar y se trata de un corredor estratégico para la región donde viven más de 6 millones de habitantes vinculados a través de la producción primaria como pesca, ganadería, frutas, minería y productos forestales", afirmó Figueroa.

Al mismo tiempo destacó la posibilidad de sumar la reexportación a través del aeropuerto neuquino de productos frescos provenientes de Chile, como así también habilitar el ingreso de insumos necesarios para el desarrollo de Vaca Muerta. "Esto representa -amplió- el gran desarrollo para la Argentina, ya que somos la segunda reserva de gas no convencional y la cuarta de petróleo no convencional del mundo."

El presidente de la Unión de Empresarios Neuquinos (UEN), Héctor Spinelli, pidió "más acuerdos entre los gobierno nacionales y provinciales para elaborar políticas que permitan que este potencial se concrete" y aseguró que desde hace años esperan el corredor bioceánico ya que "tiene un futuro que todavía no alcanzamos a medir en su total magnitud", confesó.

"Estamos ante una posibilidad magnifica -añadió- porque esta opción supera los corredores que hoy se conocen". Luego, Oscar Garretón Purcelli, titular de Fepasa, una de las principales operadoras ferroviarias de Chile (moviliza más de 9 millones de toneladas al año, entre la X y la XI región) coincidió al explicar que la conexión ferroviaria entre el sur de la Argentina y Chile "es la opción más viable".

El empresario explicó que aunque existen proyectos que "aparentemente tiene más glamour", son "carísimos" y tienden al largo plazo. Mientras, según analizó, la conexión vía Neuquén "se puede realizar de manera muy rápida porque estamos cerca y los trenes tienen la misma trocha".

Corredor productivo

La escalada en el sur de Vaca Muerta, la industria forestal y la pesca parecen ser esenciales para el desarrollo de la región, pero requieren otra calidad de conexión.

La explicación se da con datos. "Toda la gran minería del cobre de la zona central de Chile se lleva en ferrocarril hasta el puerto porque los volúmenes son tan altos que si Anglo American enviara su carga por carretera serían 140 camiones diarios de ida y vuelta. Eso hace la inversión imposible", explicó el titular de Fepasa.

Se apunta hacia la complementación a partir de la combinación en centros de transferencia de cargas. "En el caso de Valparaíso -agregó-, si ingresan más camiones, colapsa. Para que la llegada al puerto sea más eficiente se necesitan acuerdos de trabajo bimodales con todo el sector camionero. No hay ninguna actividad importante que realicemos en la que no tengamos algún acuerdo con camioneros."

Sobre el cierre, el embajador Viera Gallo aseguró que no existen obstáculos. "Se trata de una idea antigua que hay que adecuar al mundo actual y presentar a las fuentes de financiamiento porque es una salida importante de la Argentina hacia Asia y, al mismo tiempo es una gran oportunidad para Vaca Muerta para importar insumos".

No queda más que tentar a los primeros mandatarios para que instruyan a las carteras de Transporte de ambas naciones para que trabajen en un proyecto común que pueda ser presentado a las fuentes de financiamiento, tanto entidades privadas u organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF), y el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata).

martes, 4 de julio de 2017

El Gobierno confirmó la construcción del brazo Aña Cuá de la central Yacyretá (II)

Resultado de imagen para brazo Aña Cuá de la central Yacyretá
(Telam) - El presidente Mauricio Macri confirmó la próxima construcción del brazo Aña-Cuá de la hidroeléctrica Yacyretá y destacó la gestión del director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Humberto Schiavonni, quien además encabeza la lista de senadores nacionales por Cambiemos en el distrito Misiones.



El mandatario realizó declaraciones al canal estatal provincial 12 de Misiones y expresó la necesidad que tiene el país de aumentar su capacidad energética, ratificó que el Gobierno continuará desarrollando un amplio plan de obras de infraestructura y celebró el inicio de los denominados vuelos a bajo costo para la ruta Buenos Aires-Puerto Iguazú.

Al referirse al tema energético, destacó el acuerdo alcanzado con Paraguay para reestructurar la deuda de la represa hidroeléctrica binacional y el impulso a las nuevas inversiones, que incluyen la construcción del brazo de Aña Cuá de la presa Yacyretá, "que permitirá aumentar en casi un 25% la producción energética de la represa", afirmó.

Al hablar de la conectividad y de la industria del turismo, el Presidente señaló que "seguramente ustedes se habrán enterado que hay una nueva línea aérea que comienza a operar con Misiones y a bajas tarifas, con lo cual cada vez más gente va a poder viajar en forma más rápida y más segura".

En ese sentido expresó que "están llegando líneas aéreas de todo el mundo a las cuales les damos rutas y esto incluye Misiones, porque las maravillas que hay en Misiones son enormes y hay que facilitar que la gente pueda visitar la provincia", afirmó. Consideró que el turismo "es una gran fuente de trabajo y riqueza para todos, por eso estamos trabajando para que cada provincia pueda conectarse con el mundo".

lunes, 3 de julio de 2017

El Gobierno aprobó la factibilidad de las represas de Santa Cruz

(Infobae.com) - Era uno de los pasos exigidos por la Corte Suprema para avanzar con la obra.
Rio Santa Cruz
El gobierno nacional aprobó la factibilidad de la obra de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en Santa Cruz, a través de una resolución conjunta de los ministerios de Energía y de Ambiente, publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Para tomar esta decisión, la administración de Mauricio Macri realizó una serie de estudios para evaluar el impacto ambiental del proyecto, requisito que había sido ordenado por la Corte Suprema de Justicia, el año pasado, cuando hizo lugar a una medida cautelar impulsada por la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia y suspendió las obras.

El Poder Ejecutivo ya había fijado para el 20 de julio la audiencia pública en el Congreso -otra instancia exigida por el máximo tribunal- que permitirá destrabar la construcción de las represas, adjudicada por el kirchnerismo a una Unión Transitoria de Empresas (UTE) encabezada por Electroingeniería.

Los principales argumentos del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA):

Entre las cuestiones más relevantes relacionadas con la sustentabilidad ambiental el informe cita que aparece debidamente acreditado en el EsIA que el embalse de la presa "NÉSTOR KIRCHNER" no afecta los niveles naturales del Lago Argentino garantizándose, de tal manera, la no afectación de los glaciares que a él llegan.

También destaca que se ha comprometido la operación de la central "JORGE CEPERNIC" de forma tal de mantener, aguas abajo, el régimen natural del río, evitando así la potencial afectación del estuario del río Santa Cruz durante la vida útil de los aprovechamientos.

Que asimismo señala que se aumentó la capacidad de erogación de los descargadores de fondo, asegurando un adecuado y sustentable manejo de los hidrogramas para etapas críticas, así como del desvío del río y llenado de los embalses y otros múltiples aspectos identificados en el EsIA, previstos además en el Plan Director de Gestión Ambiental (PGA).
Que, de acuerdo con lo establecido, el PGA permitirá mediante monitoreos permanentes, el ajuste y profundización del conocimiento de los procesos naturales y evolución de la cuenca, indicando que este PGA se propone como un punto de partida para la interacción interinstitucional y la participación de actores clave (gubernamentales, de la sociedad civil, etc.), sostenible en el largo plazo.

Que tal como lo remarca el EsIA elaborado, con relación a los impactos negativos detectados, el informe subraya que se ha obtenido una profunda evaluación de las temáticas críticas (caudales para el llenado de los embalses, aspectos de migración de especies ictícolas y avifauna en peligro), respecto de las cuales debe asegurarse su sustentabilidad, a partir de ensamblar herramientas tecnológicas de avanzada en modelación numérica, concebidas para posibilitar en todo momento una gestión sensible y ajustada del recurso hídrico, permitiendo así mitigar totalmente los posibles impactos o, en su caso, en un porcentaje relevante.

Que además subraya que "el aspecto más crítico vinculado a la ictiofauna, está relacionado con la posible afectación del proceso de migración de peces tanto durante la etapa de desvío como las etapas de llenado y de operación de los embalses. Este impacto se mitigará con el diseño de estructuras (escalas, bypass, canales de derivación y corredores entre embalses). Estas estructuras serán diseñadas de acuerdo con los requerimientos de las especies que resultan de interés especial de conservación, como la lamprea por ser nativa y, la trucha Steelhead, de importancia como recurso pesquero local…".

Que también destaca lo señalado en el EsIA en cuanto que "…durante el evento crítico de llenado de los embalses, dicha gestión refinada del agua deberá asegurar tanto una duración como una distribución temporal de los caudales efluentes hacia la cuenca baja y el estuario, que no comprometan las condiciones hidrosedimentológicas, de balance de nutrientes y de intrusión salina, de manera de poder conservar dicho estuario como hábitat preferente de alimentación de especies emblemáticas o en peligro (como el Macá Tobiano, el Cauquén Colorado y la Gallineta Chica)…".

Que indica, además, con relación al desacople del embalse "NÉSTOR KIRCHNER" respecto del Lago Argentino que "A partir del descenso del nivel de dicho embalse en 2,4 m respecto de lo previsto en el Pliego Licitatorio, y mediante el desarrollo de estudios específicos, se confirmó el desacople desestimándose su potencial afectación. En parte, ello resulta consecuencia de las optimizaciones introducidas en el Proyecto Ejecutivo actual…".

Que en cuanto a la afectación del Estuario del Río Santa Cruz, señala que "El cambio de operación de la central "JORGE CEPERNIC" ha reducido significativamente la alteración del régimen del caudal aguas abajo de dicha presa, lo que se traduce en una disminución en la potencial afectación del estuario del río Santa Cruz. Debido a que esta área es de sumo interés para la conservación de especies faunísticas (como el Macá Tobiano) y de hábitats naturales ocupados por otras especies, su estudio se mantendrá durante las distintas etapas del proyecto para garantizar su sustentabilidad".Que asimismo informa que el PGA permitirá mediante monitoreos permanentes, el ajuste y profundización del conocimiento de los procesos naturales y evolución de la cuenca.

Que desde el punto de vista energético, la realización de estas obras reviste una gran importancia para revertir la situación de crisis energética actual y contribuir al desarrollo económico social del país.
Que estos aprovechamientos implican incorporar al parque de generación eléctrica del país 1.310 MW de capacidad hidroeléctrica, que representan aproximadamente un 5% de la capacidad disponible de generación existente.

Que la energía hidroeléctrica a producir se estima en un promedio de 5.171 GWh de energía firme, que representa un 5% de la demanda eléctrica del país, de carácter eminentemente renovable que, por definición, resulta energía producida a partir de un recurso que no se agota por su utilización.

Que desde el punto de vista de la matriz energética del país, las obras mencionadas contribuyen a la diversificación, reemplazando una parte de lo producido a partir de combustibles fósiles que, en la actualidad, representa el 87 % de la energía primaria consumida y contribuirán, además, a generar condiciones óptimas para incorporar al SADI otras fuentes de generación energéticas renovables, tales como la eólica, que requieren la existencia de fuentes de generación continua que otorgue estabilidad y confiabilidad al sistema, estimándose que los aprovechamientos sobre el Río Santa Cruz permitirán la incorporación de unos 2.200 GWh de energía media anual adicional de origen eólico, compensando su oferta, de carácter intermitente.

Que todo ello permitirá reducir la utilización de combustibles fósiles, por lo que se evitaría la emisión del orden de 2,5 millones de toneladas de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono equivalente).

domingo, 2 de julio de 2017

El Gobierno evalúa construir un acueducto de 90 kilómetros para controlar el desborde de La Picasa

(Telam) - El plan, todavía en boceto, busca llevar alivio una cuenca que abarca 5.346 kilómetros cuadrados en Santa Fe y Buenos Aires, y que aumentó 18 veces su territorio inundado en medio siglo.

Un proyecto para construir un acueducto de unos 90 kilómetros de largo, que vincule la laguna La Picasa con el río Paraná y regule el desborde de agua, que ya ocupa 45 mil hectáreas de Santa Fe y Buenos Aires, está en estudio en la subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, en un intento por dar una "respuesta estratégica" a una región que aumentó 18 veces su territorio inundado en medio siglo.

El plan, todavía en boceto, busca llevar alivio a las localidades de la cuenca de La Picasa, una superficie de 5.346 kilómetros cuadrados.
Resultado de imagen para desborde de La Picasa
Ocho ingenieros de la Dirección Nacional de Proyectos y Obras Hidráulicas, que depende de la subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, trabajan en el diseño de un sistema que entube el exceso de agua de La Picasa y lo traslade desde la localidad santafesina de Teodolina hasta el Arroyo Pavón, en la misma provincia.

La idea, impulsada por subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa, apunta a "regular excesos y faltantes de agua en una región estratégica, no sólo para dar solución al problema de las inundaciones sino también para afrontar épocas de sequía".

Toda esa zona, que en algunos sectores tiene hasta seis metros de profundidad de agua acumulada, cumple un rol clave en la producción agropecuaria del país, especialmente en el segmento lechero.
Resultado de imagen para desborde de La Picasa
Actualmente, la localidad santafesina de Aarón Castellanos tiene el 80 por ciento de su superficie inundada y la ruta nacional 7 volvió a quedar bajo el agua, en una situación similar a lo ocurrido en la década del ´90 cuando esa vía permaneció inutilizable durante 8 años, después del desborde de La Picasa.

El proyecto -que deberá ser evaluado y aprobado por el comité de cuenca de la laguna- contempla el aprovechamiento del canal Alternativa Norte como punto de toma del agua, que luego sería conducida por tubos bajo tierra y descargada el arroyo Pavón.

Bereciartúa, ingeniero civil, académico y consultor, detalló a Télam que por ahora están en estudio aspectos morfológicos y técnicos, la traza y los materiales necesarios para el emprendimiento. Explicó que, por tratarse de una cuenca endorreica, La Picasa tiene como "única salida posible" el desborde y si bien reseñó que se trata de un problema "histórico", señaló que en 51 años "aumentó 18 veces el territorio inundado".

En 1966 la superficie anegada fue de 2.164 hectáreas; en el 2012 el desborde cubrió 39.154 hectáreas; y en la actualidad ya supera las 45.000.

La Picasa cuenta con dos estaciones de bombeo que extraen 5 metros cúbicos por segundo, pero hasta ahora no lograron disminuir el tamaño de la laguna. "Es como intentar sacar agua con un balde en el medio del mar y arrojarla cinco metros más lejos; no sirve porque es todo agua", graficó el subsecretario. "Más allá de soluciones coyunturales hace falta pensar en infraestructura sostenible e inteligente; es necesario que las obras sean integrales, que incluyan la actividad productiva, los usos del suelo, las políticas de gestión de riesgos, la dimensión ambiental y especialmente los escenarios de mediano y largo plazo", reflexionó.

De materializarse el proyecto, podría regularse también el aporte de La Picasa a las lagunas Salada, Mar Chiquita, Gómez o El Carpincho, y enfrentar los futuros ciclos secos con "abastecimiento estratégico de agua dulce".
Resultado de imagen para desborde de La Picasa
La laguna La Picasa se extiende entre Santa Fe y una franja del territorio bonaerense, en General Pinto. Su cuenca ocupa 2.100 kilómetros cuadrados en tierras santafesinas; 900 en la provincia de Buenos Aires; y 2.500 en el sudeste de Córdoba, donde abundan lagunas y bañados.

Se calcula que hay unos 100 mil habitantes en toda la región, que incluye la ciudad de Rufino.

En el último tiempo, La Picasa alcanzó la cota de 105 metros y eso representa un altísimo riesgo frente a cualquier lluvia. Los pobladores temen que si se produce el rebalse natural resulten seriamente afectadas las localidades de Teodolina y Arenales. La situación se agrava además con la construcción de canales ilegales por parte de los dueños de las tierras, que direccionan esos excesos hídricos sobre la provincia de Buenos Aires.

Por eso, está en proceso de licitación la puesta en marcha de una serie de obras internas en la cuenca de la laguna, que regularán el embalse 3 de la Picasa, en el departamento de Roque Sáenz Peña.

Se trata de regular el escurrimiento y almacenamiento dentro de la cuenca para retener agua en niveles óptimos y, en caso de que lleguen nuevos caudales que superen esa marca, poder transferirlos hacia otros cuerpos o a la misma laguna Picasa. Además, está prevista también la construcción de seis nuevos embalses reguladores, con un presupuesto de 58 millones de pesos.

viernes, 23 de junio de 2017

Marina de Brasil inicia proceso de adquisición de nuevos buques de guerra

Por Andréa Barretto/Diálogo - A partir de 2019, las corbetas de clase Tamandaré se construirán en Brasil en colaboración con un astillero extranjero.
El proyecto de las corbetas de la clase Tamandaré prevé el aumento del potencial de sigilo con respecto a radares enemigos, además de ofrecer mayor comodidad a los tripulantes y mitigar el impacto ambiental. (Foto: Marina de Brasil)

El 10 de mayo, la Marina de Brasil concluyó la primera etapa del proceso que culminará con la construcción de cuatro corbetas de la clase Tamandaré. El punto de partida fue una convocatoria pública que invita a empresas y consorcios nacionales y extranjeros a participar en el futuro proceso de licitación, a través del cual se escogerá al responsable de fabricar los buques.

Los interesados debían demostrar su experiencia en la construcción de embarcaciones militares de gran complejidad tecnológica y con potencial de despliegue de más de 2.500 toneladas. En el transcurso de un mes, 21 empresas y consorcios de distintos países respondieron la licitación inicial de la Marina dirigida al mercado. El siguiente paso se dará en el segundo semestre de 2017, momento en el que se difundirá un documento con las especificaciones técnicas del proyecto de los buques.

La obtención de las corbetas es una de las prioridades de la Marina junto con el desarrollo de nuevos submarinos convencionales y nucleares, tal como lo afirmó el Contraalmirante Petronio Augusto Siqueira de Aguiar, jefe de la Dirección de Gestión de Programas de la Marina, en una entrevista con Diálogo.

En la misma explicó que la decisión sobre las embarcaciones de la clase Tamandaré se fundamenta en el objetivo global de ampliar y modernizar la capacidad operativa de la Marina de Brasil. Posteriormente, está prevista la adquisición de distintos medios de navegación superficial, que comprende no solamente corbetas, sino también fragatas, navíos de apoyo logístico y anfibios.

“La ventaja primordial de la incorporación de las corbetas de la clase Tamandaré está en la flexibilidad que ofrece este nuevo medio, el cual podrá desempeñar diversas tareas tales como la protección de las unidades navales, ataque de submarinos, patrullaje en aguas territoriales brasileñas para brindar protección a las actividades económicas e inclusive actuar en zonas que se encuentren bajo protección de organismos internacionales, en apoyo a la política exterior”, declaró el Contralmte. Petronio.
Resultado de imagen para clase Tamandaré
Seguridad y comodidad

La escuadra de la Marina cuenta con dos corbetas operativas, ambas fabricadas en el Arsenal de la Marina en Río de Janeiro y “empleadas en distintas misiones a lo largo del mar territorial brasileño [que abarca cerca de 22 kilómetros desde la costa] y en el exterior”, puntualizó el Contraalmirante Flávio Augusto Viana Rocha, director del Centro de Comunicación Social de la Marina.

La corbeta de la clase Barroso, utilizada en la misión de paz en el Líbano, no se desactivará con el arribo de las nuevas embarcaciones de la clase Tamandaré. (Foto: Marina de Brasil)
La primera que pasó a formar parte del cuerpo de buques de guerra brasileños fue la corbeta Inhaúma, incorporada en 1989. La corbeta Barroso, por su parte, se incorporó casi 20 años después, en 2008, y ha sido la protagonista de la misión de paz en el Líbano, en la cual ejerció la función de buque insignia hasta marzo. De acuerdo con el Contralmte. Rocha, las corbetas Inhaúma y Barroso continuarán en servicio incluso después de la incorporación de las corbetas de la clase Tamandaré.

El proyecto de las nuevas corbetas reviste distintos aspectos que apuntan a mejoras importantes con respecto a los medios navales que se encuentran en operación hoy en día. Entre estos aspectos está el ser más sigilosas, como resultado de la redefinición del diseño de las líneas del casco destinado a disminuir la visibilidad de la nave en las pantallas de los radares enemigos. “Ser sigiloso se relaciona con la indetectabilidad de las operaciones y la capacidad de ocultar el buque”, explicó el Contralmte. Petronio. De esta forma, “las corbetas podrán operar en zonas de interés de modo discreto y cumpliendo con el requisito del factor sorpresa en el desempeño de sus actividades en nuestro mar territorial”, señaló.

El proyecto de las corbetas de clase Tamandaré también expresa innovación en cuanto a aspectos de comodidad y seguridad militares, además de consideraciones medioambientales. Por consiguiente, la distribución interna del navío se orientó a ofrecer mejores condiciones para las personas que realizarán las actividades en su interior. Se prevé alojamiento para 136 personas, entre tripulación, buzos, infantes de marina, pilotos y mecánicos de una aeronave.

Con respecto a la seguridad de los militares, se busca aplicar mejores recursos para el monitoreo de las distintas zonas del buque e incorporar tecnologías que permitirán prescindir de mano de obra dedicada a los sistemas de protección contra inundaciones e incendios. Así mismo, algunas de las tecnologías que se emplearán en las corbetas disminuirán la emisión de gases contaminantes y mejorarán el tratamiento de aguas negras y líquidos aceitosos.

En cuanto a la configuración del sistema de combate de estos buques, conformado por armas, sensores, sistemas tácticos y de dirección para el disparo de armas, el Contralmte. Petronio afirmó que “contarán con los requisitos necesarios para lograr un desempeño óptimo en acciones superficiales, antiaéreas, de guerra electrónica y contra submarinos”.

Colaboración internacional

Se calcula que la inversión destinada a las cuatro corbetas de clase Tamandaré ascenderá a un total de US$ 1.800 millones. En el cronograma inicial del proyecto, el inicio de la construcción está programado para 2019, en tanto que las entregas deben ocurrir en el transcurso de un período de tres años, entre 2022 y 2025.

La construcción de las cuatro embarcaciones se realizará preferiblemente en Brasil, afirmó el Contralmte. Petronio, pero la Marina reconoce la necesidad de definir un astillero constructor extranjero con una trayectoria consolidada para la fabricación de este tipo de navío. De esta forma, se espera mitigar los riesgos en cuanto al desarrollo y el logro del rendimiento previsto de los navíos. “Mediante la participación de un astillero extranjero, los candidatos nacionales adquirirán las cualificaciones para la ejecución del proyecto, a través de la inevitable transferencia de tecnologías”, afirmó el Contralmte. Petronio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...